La Alianza: Fic Interactivo

Muestra aquí tus creaciones literarias: historias o relatos
Responder
Avatar de Usuario
repzero1
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 243
Registrado: Sab, 06 Ene 2007, 02:01
Ubicación: Entre Calle Locura y Avenida de la Insanidad :D

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por repzero1 » Dom, 11 Feb 2018, 02:39

Ora de continuar el ficco \o/

------------------------------------------------------------

El grupo viajaba con cautela, a pesar del silencio sepultante que los rodeaba, resultado de la presencia de cualquier otro objeto. Sin importar la direccion en que miraran, la nada parecia cubrirlo todo, de no ser por la aurora y su reflejo, la obscuridad seria absoluta.

En ocasiones, la aurora parecia acercarse creando la sensacion de aplastar al grupo de guerreros y causando en algunos de ellos una angustia agobiante, solo para despues ascender rapidamente, con su reflejo sobre el brillante suelo desaparecer y cambiando esa angustia por un deseo inmediato de actuar, de resolver esta situacion cuan pronto fuera posible.

Ninguno se atrevia a hablar, ocacionalmente Maury hacia un comentario y recibia respuestas de Blestang o de Titan, el primero intentando continuar con las risas y el segundo para que Maury no se distraera de cuidar la retaguardia, la maquinaria de Kazuma hacia un ligero eco y el silencio volvia a acompañar los pasos del grupo.

- No funcionara... - Una voz se escucho dentro de la cabeza de Blestang, quien volteo a ver a su derecha solo para encontrarse con la mirada de Freeze, impaciente por salir del limbo. Wolf noto que algo podria estar pasando con Blestang, e intento comunicarse con su amuleto sin exito alguno.

- Miren, la aurora - la voz de Jun se sobrepuso al click clack de los engranes de Kazuma, y el grupo al alzar vio como, por un breve instante, la aurora se paralizab un instante, solo para aumentar salvajemente su brillo y pasar por una serie de colores antes de volver a su tono ambar.
- Tal parece que el tiempo se nos esta acabando - Leon exclamo, sin ocultar la preocupacion que aquella vision le causaba.
- Seran las almas que se unen del cielo anterior? de los otros cielos? o incluso...
- del infierno? Blestang continuo con la pregunta que Jun formulaba, y comenzo a dudar si lo que habia oido no era una alucinacion como creia.
- Como de lugar, debemos encontrar ya el cuerpo del anciano - Shamsa exclamo y vio hacia todo el grupo dejando ver que habia algo mas que le preocupaba, algo que ella habia querido olvidar y que el anciano se lo hizo recordar, y solo se vio mas mortificada por la aurora sobre sus cabezas.
______________________________________

La espiral obscura se extendia hacia el infinito cielo, y viera hacia donde viera, infinitos escalones la forzaban a continuar ascendiendo, tan rapido como fuera necesario para escapar la nube oscura. Dentro, una mujer de ropas holgadas, chaleco traslucido y con dagas sangrientas en cada mano se acercaban a Shamsa, con el unico deseo de hacerla ver la oscuridad que ella siempre habria ocultado.

- Y quien dice que en verdad tú seas TÚ? - las palabras hacian eco una y otra vez, en su momento, para ella era una amenaza para dejar de intentar enmendar aquel error en su aldea natal, aceptar lo que hizo, y continuar ese camino para ayudar a Shao Kahn y quizas ganar su favor, en vez de futilmente luchar en su contra. Pero ese temor era menor al de perder a sus amigos, al de condenar a todos en los 6 reinos, al de no ser capaz de poder arreglar sus errores.

Pero esa fue la respuesta incorrecta, solamente habia ganado tiempo, y de nuevo la oscuridad volvia a resonar, cada vez que aquella aurora se alejo, Shamsa escuchaba esas palabras hacer eco entre sus pensamientos, si era cierto lo que el anciano habia dicho jamas podria volver a su hogar.

- No funcionara... - repetia la voz en la cabeza de Blestang, mientras las visiones de danza arabe evitaban que viera en lo profundo de los recuerdos de Shamsa, lo que habia visto en la ilusión de aquel demonio hace ya tanto tiempo y lo que la voz continuaba por decir: no fncionara tu influencia sobre ella...
______________________________________

La aurora mantuvo su brillo con movimientos ocasionales, luces y esferas yendo de un lado hacia otro, atravesando entre si sin interrumpirse, Freeze podria jurar que por un momento vio un grupo de esas luces en la misma formacion que el grupo tenia, pero dejo de prestar atencion cuando un objeto a la distancia resaltaba por interrumpir la blancura del suelo.

- Al fin lo encontramos!? - exclamo con cierta alegria, compartida con Shamsa por lo que podria ser su boleto de ida.
- Asi parece - decia Leon adelantandose de a poco, para tomar detalle de aquel hallazgo, una especie de cadaver momificado o un fosil milenario de una criatura vagamente humana, con un tronco de un largo mayor al de un humano o al de los angeles que habrian visto, 4 extremidades con una articulacion extra, una cabeza sin cuello y con una forma mas ovalada y dos largas piernas, tambien con una articulacion extra cada una. Era imposible determinar si de su espalda crecian ramas de algun arbol olvidado de alguno de los reinos, o era lo unico que de unas alas primordiales quedaba.

El tamaño del cuerpo era suficiente para que cualquiera de la alianza pudiera entrar por el torso, y como Maury comprobo era suficientemente resistente para soportar el peso de una persona, aunque no continuo poniendolo a prueba pues una sensacion extraña pasaba cada vez que ponia un pie sobre aquella cosa.
__________________________________

En un desierto cuyo fin era imposible de ver por las altas dunas de arena, como si el viento estuviera desenterrando maldiciones ocultas, una daga de empuñadura negra y hoja manchada de rojo se alzaba entre una daga de hoja azul y un guantelete oxidado. Todo este tiempo se estuvo alimentando, y ahora que la barrera entre lo vivo y lo muerto se ha quebrado, esta por revelarse y terminar lo que alguna vez empezo.

----------------------------------------------------------------

Ya que volvimos a continuar, quise escribir algo para cerrar todos los arcos de Shamsa antes que el fic termine, y que ella aun tenga cosas por resolver, sin quedar del todo relegada a "ya termino su arco, ora de dejarla de apoyo" :v ....

(Y estare revisando mis caps en caso de que dejara hilos abiertos o sin retomar ;-; )
Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Peter
Asesina
Asesina
Mensajes: 285
Registrado: Vie, 01 Ago 2008, 23:36
Ubicación: hmm como asi?

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por Peter » Mar, 27 Feb 2018, 01:36

-¡Muy buena esa enano! –Decía dando golpes con la palma de mi mano en la espalda de mi amigo, mientras el abdomen me dolía por las carcajadas. –Hasta que al fin aprendiste a jugar bien.

Era bueno siempre entre tanto problema agarrar momentos libres para pasar el rato. A la vez que perdíamos el tiempo jugando “¿Qué prefieres?”, a unos cuantos metros, en una esquina se observaban Olmark el kirin, junto a Jun sonriente acariciando el pelaje de su lomo a la vez que Wolf le contaba alguna historia. Y un poco más escondidos podíamos ver “conversar” a Freeze con Leon. Shamza, bajo un árbol, meditaba con los ojos cerrados al lado de Insigno que parecía hacer lo mismo levitando, pero en realidad la miraba fijamente. Los demás, no se encontraban a la vista.

-Ya dale badboy, te toca.
-Ok ok, hmmm… ¿Qué prefieres… Tragarte la mierda de Olmark, así como cápsulas o… Cogerte a Gulya mientras Maury los ve y se toca?
Mientras el enano y yo explotábamos de la risa y caíamos al suelo, a nuestro lado luego de unos brillantes haces y una llamarada, Arwy y Rock aparecían.
-¡Eso fue completamente repulsivo Cedric! Te he dicho que odio ese juego, ¡lo prohíbo! –Arwy negaba asqueada y trató de buscar apoyo en Rock, que solo se encogió de hombros y rascó su cabeza.
-Escojo… elijo… –Respondía Blest aun riendo mientras me incorporaba y lo agarraba por el brazo para que hiciera lo mismo. –Creo que elijo…

De pronto en un abrir y cerrar de ojos todo se volvió oscuro, nadie reía. Giré mi cabeza rápidamente y todos estaban muertos. Olmark, Freeze, Leon, Wolf, Shamsa, Jun, Insigno…
-¡Blestang! –Corrí y me hinqué al lado del cuerpo inerte de mi mejor amigo. Respirar se volvía una tarea casi imposible. –¡ROCK! ¡ARWY! –Grité sus nombres pues fueron las únicas que no vi tiradas en el suelo.
De repente una cortina de humo se forma y deja ver a… Arwy, con las manos cubriendo su rostro, llorando terriblemente. Su vestido ahora era negro, su cabello aún más oscuro.
-¡Arwy! ¿!Qué pa… qué pasó aquí? ¿Dónde está Rock? –Pregunté con un nudo en la garganta sin moverme de donde estaba.

Paraíso lloraba más intensamente, lloraba tan alto que me paralizaba verla así. Pero luego el tono cambió, el llanto se convertía en risa, una risa tan aguda y malévola que un pánico enorme empezó a correr por mi cuerpo. Se quitó las manos de la cara, que ahora era gris, y sus ojos, ahora rojos expresaban maldad.

Desperté sumamente agitado. Me senté sobre el borde de lo que parecía una cama y con mis manos masajeé mis sienes, sentía un fuerte dolor de cabeza. Alcé la mirada y frente a mí se encontraba mirándome el mismísimo dios de los vientos.
-Creepy… ¿desde cuando estás ahí parado? –Miré a mí alrededor y era una habitación aparentemente medieval, casi vacía.-
-No más de un minuto.
-Tengo ropa nueva, y me siento… limpio. – En realidad mi atuendo era idéntico, pero ahora se notaban impecables.
-Sentí que necesitabas un cambio.
-Wao ¿me viste desnudo? Que puto asco.
-No Cedric, no me encargo de esas cosas.
-Genial, mis amigos luchan para salvar los cielos y yo aquí en un spa, divino.
-Tampoco sería algo nuevo, cuando eras un infante y Raiden te traía para entrenar…
-No no, para. –Interrumpí. -No estoy interesado en tus historias de mi difunto padre y tú de cuando eran una pareja homosexual.

Fujin ignoró mi comentario, me llamó con un gesto de su mano y lo seguí a su lado mientras caminamos. El lugar seguía siendo igual de mágico, casi abstracto, pero bello. La ciudadela en donde nos encontrábamos era claramente celestial, con muchas áreas verdes y azules, por la gran cantidad de vegetación, montañas y agua en cascadas. Bajábamos unas largas escaleras para subir otras, dirigiéndonos a la estructura elevada donde se encontraba Arwy, algo parecida a un templo.

-¿Cómo sigue?
-Mucho mejor. Paraíso es fuerte Cedric, por algo fue la primera en ser creada entre los espíritus de los brazaletes. Y por lo mismo rompo tantas reglas trayéndolos a este lugar.
-Lugar que me imagino nunca me dirás. –Interrumpí.
-Nunca. Pero por algo lo hago, Paraíso y tú son indispensable para esta misión.
-Qué bonito pero… ¿podrías hablarme más de la criatura que atacó a Arwy? Ella y Rock nos dijeron que son demonios poderosos que lograron escapar a la destrucción del infierno, que su misión ni si quiera era matarlas, más bien corromperlas, a todos los espíritus de los brazaletes. –Callé al recordar a la Arwy oscura de mi pesadilla.
-Así es. No creo que sean muchos de ellos, pero su poder puede igualar al de los espíritus de los brazaletes. Al igual que ustedes tienen como meta llegar al último cielo y servir a su amo, Shinnok, el único Elder God que ha muerto y ahí habita. Es muy probable que el demonio sintió la poderosa presencia de Paraíso y Fuego juntas, son realmente fuertes y puedo imaginar que quiso corromperlas a la vez. Tenerlas del lado del mal sería una desgracia. Seguidos de Paraíso, Agua y Fuego fueron los siguientes espíritus creados.
-Ya van dos veces que hablas de” creación” de los espíritus. No entiendo nada. –Dije mientras miraba extrañado a quien me entrenó junto a Raiden en mi niñez.
Fujin me miró con mucha seriedad y siguió viendo al frente mientras hablaba y caminábamos hacia el templo que se encontraba cada vez más cerca.
-Cedric, no sé qué tan correcto sea decirte esto, pero han pasado tantas cosas que no veo la diferencia en que sepas. Los espíritus de los brazaletes fueron la primera Alianza…

Y así escuché la más loca de las historias hasta que llegamos a las puertas del templo. Kung Lao el grande murió dos veces, aunque la primera contra Goro fue falsa. Entonces el Grande junto a su mujer Anah y los brazaletes antes de ser brazaletes, formaron la primera Alianza. En algún momento sucedió una enorme cagada, todo fracasó y esto obligó a Anah a crear a los brazaletes, empezando con Arwy, luego Rock y Aqua, y seguido los demás. Y al parecer, nadie recordaba toda la historia, pues se les había semi borrado la memoria a los brazaletes. Mierda, es como una maldita telenovela.

-¿Entonces toda esa mierda de “tomen estos bonitos brazaletes, son un regalo de los dioses” fue una florinda mentira? Siempre supiste lo que estaba pasando en los cielos y solo querías utilizarnos para emendar el “gran error” que cometió la antigua Alianza. Error que por cierto todavía no me dices cual fue.
El silencio del dios del viento contestaba todo.
–Me das asco Fujin, al final eres peor que Raiden -Y acto seguido, entramos al enorme templo, ya sin hablar.
Cuando accedimos a la cámara donde se encontraba Arwy, prácticamente sentía su dolor. Cinco seres humanoides encapuchados, a lo que no se le podía ver el rostros, flotaban alrededor de ella. Producían sonidos extraños y se movían como telas rotando a la melodía de sus cantos. Lo que más me dolía era como su característica sonrisa había desaparecido, la tonalidad de su piel y ropas mermaba entre blanco brillante y gris apagado muy rápidamente, aunque estaba mejor que la última vez que la vi, de igual manera sus ojos cambiaban de color entre miel y rojos. Recordé mi pesadilla y tragué saliva.
Luego de unos minutos mientras veíamos este acto, Arwy se fue envolviendo en un haz de luz, se transformó en lo que parecía un ave resplandeciente, quizás una paloma, y simplemente desapareció. De inmediato alcé mi puño y noté que el brazalete brilló por un segundo. Apreté el puño contra mi pecho.
Las cinco figuras se colocaron frente a Fujin en formación de diamante, el dios les dijo “Gracias” y volaron hasta desaparecer.

-Paraíso está curada, pero débil aun. Quizás por eso aún no la escueces.
-Sí, créeme que no estaría muy callada que digamos si estuviera despierta.
-Cedric, debo ir al sexto cielo, siento que no me he involucrado lo suficiente en esta misión. Necesito que me acompañes para luego cruzar al séptimo cielo donde se encuentra Shinnok.
-¿Entonces ya todos están en el sexto?
-No exactamente, mientras dormías me enteré de su paradero, el cielo del infierno ya no existe, pero tranquilo, la Alianza está bien y en algún momento nos alcanzarán.
-Wao, realmente la edad te está haciendo perder la cabeza. ¿Ahora quieres que te llame “tío Fuji” y hagamos aventuras familiares? Mándame con mis amigos ahora.
-Cedric, no lo entiendes, tus amigos están en el limbo, un lugar peligroso, un lugar que un dios jamás debería tocar, no puedo hacer algo así.
-¿Dios? ¿Y quién te dijo que vinieras conmigo? ¡Mándame a mí, abre un maldito portal!–Ya estaba empezando a exaltarme.
-No estoy hablando de mí, eres un semidios Cedric, ¿acaso lo olvidas? Además el hecho de que portes a Paraíso aumenta más tu divinidad. Por el respeto que le tenía a tu padre, no puedo mandarte a ese lugar.
-Fujin. –Me acerqué y sé que mi rostro mostraba la molestia que sentía. –Abre el portal.

El dios de los vientos se mostró decepcionado, pero sin más que decir movió su mano y un portal se formó tras de él. Caminé y estuve a punto de entrar, pero antes escuché una voz en mi cabeza:
-¡Santo cielo, que modales! ¿Acaso creciste en la calle? –No pude evitar sonreír y sentir algo así como ganas de llorar. Diablos, esta aventura sí que me ha ablandado.
-“Hmm ¿será que te vuelves a desmayar y cierras el pico un rato más?” –Respondí mentalmente.

-Fujin… -Giré y lo miré. –Probablemente te has comportado como una rata y nos mentiste todo este tiempo con los brazaletes y quizás no has sido el mejor tío o padre homosexual, en verdad no entiendo bien tu papel…
-¡Cedric! –Escuché en mi cabeza.
-“Shh cállete, estoy haciendo esto por ti”
-Ehh bueno, lo que quiero decir Fujin, es… Gracias. –Pude notar una pequeña sonrisa en el dios de los vientos, una que no veía desde aquellas veces que me entrenaba con Raiden hace muchos años.

Entré al portal.


-Ok, siento que no será nada fácil encontrar a los demás en este lugar. –En verdad no entendí porque Fujin dijo que el Limbo no era lugar para los dioses, y no sé si era un efecto psicológico, pero realmente me siento extraño, una especia de angustia invade mi pecho, lo ignoré, preferí pensar en mis amigos.
¿Cómo estará el enano? debe estar súper aburrido. Espero que Freeze esté bien, ojala Tundra no haya intentado violarla o algo así…

-¡Que hermosos colores! –Arwy interrumpió mis pensamientos, y si estuviera frente a mí me la imagino uniendo sus manos y sonriendo. –Vaya, es curioso, por ser Paraíso, tengo mucha información de los cielos en mí, pero por alguna razón del Limbo solo tengo información limitada.
– ¿Y Podrías explicarme lo poco que sabes?
-Claro que sí, el Limbo es…
-Hmm que pereza, ¿sabes qué?, hace rato recibí una historia bastante loquilla de Fujin, y primero quisiera contártela. –Le dije todo acerca de Kung Lao el Grande, Anah y lo brazales mientras caminaba. Esperé un largo silencio mientras lo procesaba.
-Realmente no sé qué decir. Es cierto que tengo leves recuerdos, pero no en su totalidad. Me gustaría hablarlo con los demás espíritus mas adelante.

-Oye Arwy, y… ¿en serio te encuentras bien?
-¡Estas preocupado por mí!
-Agh, que insoportable…
-Pues sí, estoy mucho mejor, aun no me siento lo suficientemente fuerte como para materializarme, pero sé que en poco tiempo estaré al máximo.
-¿No hay posibilidades de una Evil Arwy ni nada por el estilo verdad?
-¿Qué dices?
-Ah no no, nada, olvídalo.
-Espera ¡¿Por qué hay una horrible imagen de mí en tus recuerdos?! ME VEO HORRENDA, MIRA MI CARA Y MI ROPA.
-WAO CALLATE, ESTAS GRITANDO
-TU TAMBIEN ESTAS GRITANDO.

Y no respondí, pues a unos kilómetros pude observar un punto, que podría ser cualquier cosa, pero en este lugar tan vacío, muy probablemente era alguno de mis amigos.
-Ay semidios, ¡corre! ¿Tanto te cuesta?
Negué con la cabeza y corrí lo más rápido posible. Llegué a un punto en el que estaba muy cerca de la figura, y tenía razón, era alguien conocido. Mi rostro de sorpresa debía ser muy obvio
-¿Insigno?
Imagen

Avatar de Usuario
The ST. Jimmy
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 2499
Registrado: Lun, 27 Abr 2009, 21:31
Ubicación: Lin Kuei

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por The ST. Jimmy » Mar, 27 Feb 2018, 03:06

Mis cuatro años semi-de-luto terminaron ahora que finalmente Arwy se mejoro (:cry)

Creo que no es noticia que en verdad me gusta tu estilo de escribir, asi que la verdad disfrute tanto los momentos graciosos del comienzo, como los momentos mas serios y emotivos. Hasta te volviste inclusivo y ahora tenemos el spinoff del padre homosexual luchon que intenta ganarse el cariño de su hijo que ya es joven adulto.

Pero bueno, es bueno tener a Cedric de vuelta, ya la Alianza se va reagrupando. A ver quien es el primero que la divide de vuelta (:whistle)

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por Error Macross » Dom, 04 Mar 2018, 22:06

Aquí va mi capitulin.


Hace un tiempo:
“Insigno, ¿cómo definirías un Cielo?”.
“No lo sé”, contestó Insigno, “nunca tuve pensamientos de ese tipo, pero para la religión creo que significa un lugar donde las almas descansan”.
“No estás tan errado, siempre dicen que los grandes guerreros reencarnan en Edenia y los malvados son encerrados en el Netherrealm al morir, dejando solo a aquellos que no entran en ninguna de esas condiciones en los Cielos. Pero no es tan exacto, los Cielos son un lugar de descanso para aquellos que ya no tienen un lugar en el mundo, mientras que Edenia y el Netherrealm son caminos para aquellos que deben permanecer por alguna razón aun cuando sus cuerpos mortales hayan perecido”.
“¿Eso significa que aquellos seres con maldad también pueden venir a los Cielos?”.
“Bueno, aun no has visto el cuarto cielo, eso responderá en parte tu pregunta. Lo importante que debes saber es que los Cielos son todo aquello que no debe permanecer en los reinos, desde antiguas bestias que han sido olvidadas, hasta ideas, no solo almas”.
“No sé si lo entiendo”.
“Nosotros tampoco lo entendemos completamente, y somos sus guardianes, pero solo tenemos un trabajo, de la misma forma que los Elder Gods tienen el suyo”.
“¿Y a qué viene todo esto?”.
“Bueno, Insigno, ya has encontrado tu brazalete, y debes volver con tus compañeros, pero ahora que tus sentimientos se han despertado y has descubierto la identidad de una de tus almas, debes preguntarte, ¿para todas ellas eres un Cielo de descanso, o un camino a seguir?”.

Ahora:

Jonh observaba a Insigno dentro suyo de la misma forma en que Cedric lo hacía en el exterior. El guerrero se encontraba sentado en el piso mientras en la realidad flotaba, mirando a la lejanía.
“El Sin nombre se ha ido, Insigno, pero deberías seguir adelante, no puedes encerrarte aquí”.
“Jonh, ¿sabes por qué eres el único que ha despertado?”.
“No, ¿podrías no ponerte críptico, por favor?”.
“Porque no eres como los demás, Olmark, Uriel y el Sin Nombre contribuyeron a eso, pero aunque ahora puedo sentir, aun no puedo despertar ninguna otra de mis almas”.
“Bueno, supongo que será solo cuestión de tiempo”.
“No, es porque soy débil, es porque no he logrado despertar aun a mi verdadero yo, si logro hacerlo, podre encontrar la manera de dirigir todas las partes que me conforman, de darles un verdadero camino y de que puedan descubrir cuál es su destino. Y con un cuerpo real, tal vez yo pueda encontrar mi destino también, no sé si con ella..., pero sé que algo me espera, y para eso debo volver a ser quien fui antes de convertirme en esto”.
“Bueno, pero no es algo que puedas hacer y ya”.
“Si, o tal vez si lo sea, y ahora que estoy en este lugar, puedo verlo”.
Una puerta dorada se encontraba en frente de ellos.
“¿Eso siempre ha estado ahí?”.
“Si, pero nunca lo habíamos notado, siento un poder muy grande que mana de mas allá, el objetivo para crearme no debe haber sido solo para convertirme en un arma, deben haber querido evitar que ese poder vuelva a surgir”.
La puerta se abrió, y una sombra negra salió de la misma, lentamente se fue formando y aunque nunca dejó de estar hecha de oscuridad, se convirtió en una especie de guerrero, un hombre sin remera que parecía vestir pantalones largos y una cinta en la frente, tenía el pelo largo y aunque ninguno de los rasgos se veía en su rostro, abrió los ojos, brillando de color amarillo.
“Jonh”, se levantó Insigno, “cuento contigo, tenemos que lograrlo”.
No llegaron a moverse ya que a una velocidad sorprendente la extraña sombra se propulsó en una patada enviando a Insigno lejos. Jonh no llegó a sorprenderse que el sujeto ya lo estaba golpeando y lo tiraba hacia atrás.
“Bueno, si esto va a ser así, démosle para adelante”, Jonh lanzó unas ráfagas de energía pero el misterioso ser las frenó con sus manos y lanzó unas mucho más poderosas, luego dio como un salto en medialuna pateándole el rostro terminando en un gancho que lo arrojó lejos.
Entonces de la nada salió flotando y se estrelló contra el piso con fuerza, una y otra vez, Insigno lo había agarrado con su telequinesis.
“Ya es suficiente”, pero el enemigo logro levantarse pese a la destrucción y salió propulsado mientras hacia una larga serie de patadas que embocaron en Insigno, como si fuera una bicicleta.
Un rayo de Jonh le impactó en la espalda y al instante el muchacho llegó empezando a intercambiar golpes con este, pero al instante se vio que estaba en desventaja y de un puñetazo en el estómago cargado en llamas su enemigo lo dobló en el suelo.
“Bueno, ya te has pasado”, gritó Jonh, y su aspecto cambio al que tenía cuando se había dejado llevar por el poder demoniaco.
“Jonh, detente, no caigas en eso de nuevo”.
“Me importa un comino si es tu alma principal, voy a destrozarla”, una gigantesca mano de sombras salió de su cuerpo agarrando a su enemigo. Un extraño canto fúnebre resonó en todas partes, las almas que formaban a Insigno estaban cantando en ese momento, mientras Jonh reía con malicia. Entonces todo explotó y Jonh salió volando, el guerrero sombra permanecía erguido como si nada hubiera pasado mientras las llamas que él había generado en la explosión aun cubrían su cuerpo, entonces algo comenzó a apretarlo, mientras se resistía con fuerza.
“Esto debe terminar”, gritó Insigno que usaba sus poderes telequineticos para esto. El esfuerzo era demasiado grande, Insigno sentía el dolor cubriendo todo su cuerpo. Entonces algo pasó que lo cambió todo.
La misteriosa sombra mutó de forma hasta convertirse en un terrible dragón, que lanzó una potente llamarada hacia Insigno, que tuvo que concentrar todo su poder para evitar que lo dañaran.
Quedó en el suelo agachado prácticamente sin posibilidad de levantarse, cuando entonces vio que el guerrero estaba enfrente de él y le tendía la mano. Insigno la tomó y logró levantarse.
“Supongo que no es el momento aún, ¿verdad?”.
La sombra hizo que no con la cabeza, pero entonces se señaló el pecho y luego señaló el pecho de Insigno.
“Ya veo, confías en que algún día lo lograre”, la sombra asintió, “igual es extraño”, la voz de Insigno sonaba triste, era la primera vez que se sentía de esa forma, “¿sin el Sin Nombre ni contigo que voy a poder hacer para ayudar a todos los que me componen? soy tan débil que ni siquiera puedo despertar mi alma principal”.
Sus ojos no estaban preparados para llorar, aunque era como si lo hiciera, era tan raro tener emociones. Al levantar el rostro vio que la sombra lo observaba extrañado, “¿Qué pasa?”, la sombra se señaló a sí misma y negó con la cabeza, “¿Tu..., tú no eres mi alma principal?”, la sombra volvió a negar, “¿pero entonces...?”.
La sombra señaló a una figura que flotaba con largos cabellos rubios cubriéndola, no podía vérsela completamente, “¿eso siempre ha estado ahí? que tonto he sido, es solo que tu alma es tan poderosa que estuve ciego ha...”, Insigno paró, la sombra negra se había marchado, y la puerta por la que había salido se cerró nuevamente, “gracias, guerrero, me asegurare de que algún día tú también seas libre, pero ahora debo cumplir esto”.
Insigno flotó hacia la misteriosa figura y entonces extendió la mano, haciendo contacto, se sentía tan cálido.
Jonh se despertó en ese momento, “¿qué significa esto?”.
“Esta es mi alma verdadera”, gritó Insigno, “Jonh, al fin...”.

Frente a los ojos de Cedric la forma de Insigno cambió y la figura de los largos rizos cayó ahí.
“Wow, el primer ángel que recuerdo haber visto desde que llegue a los cielos”.
Al instante el muchacho fue abrazado.
“Insigno, no, no hagas eso”, se escuchó la voz de Jonh dentro de su cabeza, pero no le importó.
“Cedric, tanto tiempo sin verte, sé que no nos hemos cruzado casi, pero es una alegría saber que un compañero mío se encuentre aquí”.
“No sé quién eres, preciosa, pero por mi sigue abrazándome si lo deseas”.
“¿Qué?”, Insigno se echó hacia atrás, justo a tiempo para notar que estaba teniendo problemas de equilibrio, y palpó su pecho, “¿qué significa esto?”.
“Insigno...”, volvió a hablarle Jonh, “eres mujer”.
“¿Qué?, no, no lo entiendo..., aunque tiene sentido, yo nunca...”, fue demasiado rápido, golpeó con fuerza, “¿Qué es esto?, ¿Ira, tristeza, alegría, dolor?, están en todas partes”.
“Oye, nena, ¿te encuentras bien?”, preguntó Cedric.
“Tu..., tan lascivo, no deberías sentirte así, está mal”.
“Yo...”, Cedric giró el rostro sonrojado, “perdona, soy un desubicado, es solo que cuando veo una mujer hermosa... especialmente después de tanto tiempo sin... ehh ya sabes..., tendría que buscarte algo de ropa..., espera un segundo, ¿por qué diablos te estoy diciendo esto?”.
“No, ira no, me daña”, gritó Insigno.
“Insigno, cámbiame el lugar ahora”, gritó Jonh.
Con dolor la chica lo hizo.
“¿Mejor?”, le preguntó Jonh.
“Si, no siento tanto aquí adentro, pero es todo tan diferente a como era antes, tantas cosas que chocan, no sé si alegrarme, si entristecerme o estar furioso..., digo furiosa, quisiera que estén todos aquí, los extraño tanto”.
“Tranquila, fíjate si puedes volver a transformarte en tu forma anterior, luego intentaremos entender que es lo que sucedió”.
“Hey, el que habla solo”, le grito Cedric, “¿quién eres tú y donde está el minon infernal? no me gusta que jodan con mi mente”.
“Tranquilo, me llamo Jonh, fui miembro de la Alianza”.
“¿Jonh? creo recordar algo de ti, ¿no estabas muerto o algo?”.
“Es complicado..., pero eso no importante, debes saber que soy una parte de Insigno, y también la chica que viste”.
“¿Y dónde está el?”.
“Esa pregunta en este momento es complicada...”.
“¿Así que debería creerte solo en base a lo que me estás diciendo?”.
“Yo...”.
“Jonh, haz que entre adentro, tal vez pueda explicárselo mejor”, habla Insigno, aún se la oye algo afectada, pero más calmada.
“Por ahora creo que sería mejor que no hagamos eso, no sabemos cómo podría afectarte”.
“¿Con quién hablas?”, interviene Cedric.
“Eh, no, con nadie, mira, no puedo intentar convencerte de ninguna forma”.
“Bueno, tienes su brazalete”, Jonh miró su brazo y noto que efectivamente se encontraba ahí, aunque recordaba que había explotado y sabía que el Sin Nombre ya no se encontraba dentro, si es que siquiera se encontraba en alguna parte, “no es mucho, pero bueno, te tendré vigilado”.
“De acuerdo, puedo vivir con eso, ¿y donde diablos se supone que estamos?”.
“Por lo que me dijo Fujin, el Limbo, los demás también están aquí”.
“Qué lugar extraño”.
“Y que lo digas”.
“No es el Limbo...”, habló Insigno.
“¿De qué hablas?”.
“O sea, puede que lo sea, pero no es lo que Titán recordaba, él estuvo aquí, perdió sus recuerdos pero después del tiempo que estuvimos conectados eso me ha quedado, León también estuvo en este lugar por lo que se. Si realmente es el Limbo, algo lo ha cambiado”.
“Bueno, ya veremos qué pasa”, contestó Jonh, entonces sintió como el poder demoniaco se expandía por su mano, y con gran esfuerzo logró contenerlo una vez más, “ya veremos qué pasa”.

“¿Ellos quieren venir aquí?, ¿por qué?, si lograron salir, no como nosotros”.
“¿Realmente recuerdas que ellos estuvieron aquí?”.
“Yo..., no lo sé, no recuerdo nada de mi vida, como nadie aquí, pero algo me hace pensar que ellos estuvieron aquí, que estaban hasta hace poco, y lograron irse, pero ahora quieren volver, ¿tú no deberías saber si estuvieron aquí?”.
“Solo soy el ángel guardián de este cielo, el sexto, pero incluso para mi este lugar es un misterio por momentos”.
“No lo entiendo, ¿por qué ellos pudieron salir y nosotros no?”.
“Hablas en plural”.
“Si, sé que aquí somos muchos, y que ninguno recuerda nada, pero me siento más cercano a algunos, sé que fuimos compañeros, es todo lo que puedo recordar”.
“Ya veo”.
“Es en serio, lo sé. Uno de su grupo se parece a mí, solo que cuando estaba acá con nosotros había algo diferente, su nombre era otro, su origen era diferente, pero cuando salió de aquí, cambió, y no es el único, no son lo que eran aquí. Pero si ellos pudieron salir, tal vez nosotros también podamos si los vencemos, aunque nuestras vidas sufran cambios en el proceso”.
“No sabría responderte eso”.
“Si, llamare a los demás, tienen que entenderlo, cuando ellos lleguen aquí los venceremos, y podremos volver. Tal vez ellos sean una Alianza, una verdadera Alianza, pero para ellos, nosotros seremos su PERDICIÓN”.



Por cierto, en un post de Marcial ya habia salido el limbo, pero me entere hace unas horas revisando otras cosas, ustedes definan si hubo un cambio de realidad, el limbo se altero, o no, o lo que sea.

viewtopic.php?f=9&t=19840&start=315
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The ST. Jimmy
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 2499
Registrado: Lun, 27 Abr 2009, 21:31
Ubicación: Lin Kuei

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por The ST. Jimmy » Lun, 05 Mar 2018, 01:28

Ay que lindo haber cambiado el orden de los turnos hahahahaha

No quiero ni imaginar cuanta investigacion hiciste para descubrir que Marcial ya habia usado el Limbo. Yo hace poco me relei parte del fic y me lo re pase por alto (cuanta atencion le puse, eh?).

Insigno tiene que ser el personaje con mas desarrollo de la Alianza. ¿O deberiamos llamarla Insigna ahora?
Creo que hay un par de referencias que no cache, eso si.

Avatar de Usuario
Scorpion-Max
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 242
Registrado: Lun, 07 Ene 2013, 04:58
Ubicación: Andromeda

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por Scorpion-Max » Lun, 05 Mar 2018, 01:44

The ST. Jimmy escribió:
Lun, 05 Mar 2018, 01:28
No quiero ni imaginar cuanta investigacion hiciste para descubrir que Marcial ya habia usado el Limbo. Yo hace poco me relei parte del fic y me lo re pase por alto (cuanta atencion le puse, eh?).
Una vez lo mencione en el grupo de Messenger, parece que nadie le presto atencion :'v
Lo que si, hasta cierto punto se respeto la apariencia que Marcial le dio en ese entonces, lo cual es bueno por Error el haber mencionado que algo habia cambiado. En fin, me estoy mareando yo solo.

Buenisimo el capitulo Error, ahora estoy algo confundido de como la voy a seguir, pero espero que de la forma mas trambolica para que Jimmy se cague (?)
Imagen
"Vengeance will be mine"
Imagen

Avatar de Usuario
The ST. Jimmy
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 2499
Registrado: Lun, 27 Abr 2009, 21:31
Ubicación: Lin Kuei

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por The ST. Jimmy » Lun, 05 Mar 2018, 03:02

Scorpion-Max escribió:
Lun, 05 Mar 2018, 01:44
Una vez lo mencione en el grupo de Messenger, parece que nadie le presto atencion :'v

[...]

Buenisimo el capitulo Error, ahora estoy algo confundido de como la voy a seguir, pero espero que de la forma mas trambolica para que Jimmy se cague (?)
Ay es que no tengo mucha memoria para esas cosas xD

No seas forro, yo ya vivi ir despues de Error, dejamela facil asi puedo hacer solo relleno (?)

Avatar de Usuario
Scorpion-Max
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 242
Registrado: Lun, 07 Ene 2013, 04:58
Ubicación: Andromeda

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por Scorpion-Max » Mié, 07 Mar 2018, 03:19

No me maten, recuerden que sigo después de Error, hice todo lo que pude :’v


-------------------------------------------------------------------------------------


-Esta cosa es grotesca –rezongaba Maury, mientras pateaba extrañado el cuerpo inerte que habían encontrado hace algunos momentos

-Bizarro en el sentido anglosajón de la palabra –ahora era Blestang quien hablaba, adelantándose un poco del resto del equipo, y cruzándose de brazos- completamente, P E R T U R B A D O R

Titan no soporto la vergüenza ajena, llevando su mano al rostro, en completa decepción. Poco a poco, la Alianza fue rodeando al extraño cadáver, observándolo atentamente, aun a sabiendas de que este no iba a moverse ni un centímetro. León se acerco un poco más al cuerpo, poniéndose de cuclillas ante él, y tocando una de las ramificaciones que se encontraban en la espalda del cuerpo, confirmando que se trataban de corteza similar a la de un árbol. Instantáneamente, le hizo un gesto a Shamsa, indicándole que se acerque.

-Sham, quiero que cortes esta parte –dijo señalando a la parte que podría identificarse como el “tronco”. Esta, sin chistar, saco una de sus dagas, y con un poco de dificultad, logro cortar el tallo. Al abrirse, una especie de sabia empezó a brotar de él, sacando la mueca del hechicero. León pensó unos segundos, y tras esto, tomo la parte cortada de la rama con su brazo derecho, intentando hacer equilibrio para que la menor cantidad de aquel líquido de color amarillento se vuelque.

Lentamente, logro llevarla hasta la boca abierta del yaciente cadáver, y finalmente logro introducir ese líquido en la boca del mismo. Si bien, nada pasó al instante, unos segundos después, el cuerpo empezó a emanar una luz ámbar en forma de pulsaciones, indiferentemente por todo el cuerpo. El ritmo de este brillo empezó a aumentar, al tiempo que el enorme cuerpo empezaba a transformarse. Se pudo notar como crecía varios centímetros, acercándose a los 2, 10 metros. A su vez, sus brazos se volvían muchísimo más anchos y estirados. Una especie de “cuello” salió desde nada más que la parte superior de su columna vertebral, siendo curvo y largo, finalmente conectando con su cabeza. Su rostro era extrañamente deforme; la parte en donde se encontraba su boca se cerro, y sus ojos eran extremadamente grandes, completamente negros, con dos pequeños puntos blancos en su centro que simulaban ser sus pupilas. No se apreciaba ni nariz, ni orejas, y apenas se veían algunos pelos en la parte superior de su cabeza. Su tono de piel empezó siendo completamente pálido, pero a medida que la luz invadía su cuerpo, su piel adoptaba el color ámbar de la misma. Poco a poco, se empezaba a levantar, haciendo que León retroceda, demostrando el gran tamaño que este tenía. Las ramas que estaban en su espalda empezaban a caer en forma de polvo al infinitamente oscuro suelo. Finalmente, se puso completamente de pie, no poseía ningún rasgo que lo identificara como un humano gigante, ni tampoco algún aparato que indicara su sexo. Extrañado, el ser miro ante el equipo que lo rodeaba, sin actuar aun, al igual que los miembros de la Alianza, que se encontraban perplejos.

-Eso fue… extraño –acertó a decir Freeze, mientras los engranajes de Kazuma resonaban a la par de su voz.

-Gracias por liberarme de la prisión de Morpheo –una voz triple salió del ente. La primera de carácter femenino, otra masculina, y una monstruosa, rasgada y aguda. “Observo” al equipo que los rodeaba, sin siquiera tener que mover su cuerpo, solo rotando su cabeza en su propio eje- Mi nombre es Rok’ Thal. Soy el guardián de Rizoh, amo y señor de este plano. Debido a que ustedes me liberaron de mi prisión, puedo concederles mi ayuda. Díganme, ¿Qué es lo que buscan?

El equipo quedo en completo silencio, algunos incluso boquiabiertos. La grotesca imagen que se les ponía en frente, parecía tener carácter amable. Titan, quien desde hace un tiempo se había estado comportando como el líder del equipo, tomo la delantera ante el resto de los guerreros, intentando responder a la pregunta del gigante ser. Sin embargo, antes de poder decir algo, Rok’ Thal estiro su alargado brazo, posando su mano en la cabeza del militar, haciendo que un pequeño brillo blanco resplandeciese de sus cabellos. Unos escasos segundos después, el ser retiro su mano de Titan, aparentemente teniendo las respuestas que solicitaba.

-Ya veo… Aquel anciano que vieron no es más que mi señor –una vez más, el ser sorprendía al equipo con sus palabras, ahora por descubrir que esa persona que vieron no era nada más que el ser por el cual debían salir- Lamento contradecirme, pero no puedo dejar que vean a Lord Rizoh. Nadie en esta dimensión puede tener el derecho de verlo bajo mi protección

-Por un demonio, lo que me faltaba –Blestang golpeaba ambas manos con su cintura, en señal de desaprobación
Rok’ Thal estiro su brazo derecho a ese lateral, y una luz oscura con bordes blancos empezó a emanar de su palma. Lentamente, fue alargándose, hasta tomas la forma de una lanza curva en su punta. Por otro lado, bajo su brazo izquierdo, y de la misma forma que en su diestra, una luz resplandeció, adoptando la forma de un látigo con 3 puntas. Instintivamente, el equipo adopto cada uno una pose de pelea, aunque el ser seguía ahí, inmóvil.


-------------------------------------------------------------------------------------


-¿Por qué sigues con ellos Hindra? –una grave voz, de claro carácter oscuro, resonaba en la mente del ninja café. Un ser sumamente similar a este, pero con unos ojos rojos de pura maldad era quien le hablaba, en lo que podía saber era su propio imaginario. Una casa tradicional japonesa, ese era el lugar que Tundra tomaba como su lugar, el hogar donde su padre había sido asesinado en esa fatídica noche. Ambos ninjas, exactamente iguales uno del otro, se encontraban sentados uno al frente del otro y de piernas cruzadas, en el salón de la misma. Tundra, con ambos ojos cerrados y de brazos cruzados, ignoraba lo que su contraparte, con las manos en las rodillas, estaba diciendo- Sabes perfectamente que no perteneces donde ellos, que sus causas no son por las que velas, y que si me dejas controlarte por solo 10 minutos, te veras liberado de esta misión. ¿Por qué sigues con ellos?

Una vez más, Tundra ignoro los comentarios del mismo, y simplemente siguió en su aparente estado de meditación, enfadando mas al contrario, quien cansado de estar se puso de pie para acercarse al otro, gritándole una y otra vez la misma pregunta.

-Perro que ladra no muerde, Tunbra. –el shinobi abrió sus ojos, e instantaneamente, el contrario volvió a su posición inicial, soltando un suspiro de enojo- Sabes bien que no puedes hacerme nada en este lugar, y mientras tenga aire en mis pulmones, seguirás atrapado aquí.

-Solo espera a perder el control una vez más… -si bien estas palabras molestaron a Tundra, sabía que tenía la razón. Hace un tiempo ya había tenido otro episodio de descontrol, haciendo que su contraparte se libere incontrolablemente. Pero con cada vez que este florecía en su ser, tenía más control sobre el mismo. Tundra tenía la esperanza de que podía controlarse, que podía lograr mantener a ese demonio interno atrapado, su fuerza de voluntad era increíble. Pero no se perdonaría que algo les pasase a sus compañeros, o a Freeze, el no dejaría que su equipo callera. A estos puntos, ya no sabía si lo hacía aun por su padre, o si era el afecto que el equipo se había ganado.

-Eres débil Hindra, te dejas manipular por ese oscuro ser… -esto llamó la atención de Tundra, quien lo miro con ambos ojos con una clara intriga en su rostro, aunque el resto de el se encontraba tapado por su mascara

-¿Oscuro ser? ¿De qué estas hablando? –Tunbra solo negó en forma de decepción con su cabeza mientras chasqueaba con su lengua, al mismo tiempo que llevaba un mirada fría a la cara de su par

-Eres un idiota, no eres tu el que cree eso, tu b… -el sádico no pudo terminar de pronunciar sus palabras, ya que repentinamente, toda la habitación se desplomo en la nada, y con el, la parte oscura de si mismo desapareció en la nada en forma de polvo, dejando a Tundra completamente solo en aquel infinito lugar imaginario.


-------------------------------------------------------------------------------------


Nadie pudo siquiera pestañar cuando el gigante ente empezó a atacar, en dirección donde se encontraban Jun y Wolf. Su látigo golpeo el infinitamente oscuro suelo, siendo esquivado por ambos kombatientes por los pelos. Al mismo tiempo que esquivaba, la joven desenvaino a Feng Zu, su espada, y con un rápido movimiento logro tajar la perna del enemigo, algo que demostraba su increíble habilidad con la misma al hacerlo en una milésima de segundo. Sin embargo, de poco y nada esto había funcionado. Algo similar a hilos, pero con el color de la piel del gigante, empezaron a emerger de la herida, conectando ambos extremos del tajo y uniéndolo finalmente para dejarlo exactamente igual a como este estaba antes. Ahora era la Alianza quien tomaba la delantera atacando al gigante, siendo Tundra y Maury quienes usaban la ofensiva. El ninja uso su habilidad con la roca, formando grandes puños en ambas manos de este material, y apuntando al rostro del ente, pero el látigo que este portaba lo detuvo, tomándolo por su brazo y arrojándolo lejos de su posición. Por otro lado, Maury intento lanzarle una bola de energía, pero esta fue “partida” al medio por la lanza, haciendo que el guerrero de ojos carmesí soltase un “Wooh”, demostrando que ni el mismo supiera que eso pudiese pasar.

Viéndose superado en número, el inteligente ser empezó a hacer algo grotesco. Un enorme bulto que parecía tener vida empezó a gestarse en su espalda, y lentamente un hueco, acompañado de unos extraños ruidos que se asemejaban a huesos rompiéndose, pudieron ser apreciados. 2 cuerpos similares salieron del mismo, uno poseía un tridente, y su cuerpo era mucho más delgado. El otro, se encontraba parado con su cabeza inclinada, y con una prominente joroba saliendo de su espalda. A su vez, unos colmillos que parecían salir de ningún lado, de al menos unos 20 centímetros de largo llegaba hasta su cuello para luego girar hacia su frente. Este no poseía ningún arma, pero si largas y afiladas garras.

-Okey, que carajos acabo de ver –Maury volvía a adoptar una pose de combate, ahora enfrentado ante el ser con rasgos animales, preparado para la batalla que parecía ser inminente.


-------------------------------------------------------------------------------------


Bueno, lo dejo hasta acá. No quise avanzarlo mucho para que tengan la oportunidad de explayarse más en el limbo que creo tiene un poco que dar todavía, así que le di una pequeña vuelta de tuerca a el asunto este del cuerpo. Mírale el lado bueno Jimmy, al menos solo tenes que hacer una pelea (?)
Imagen
"Vengeance will be mine"
Imagen

Avatar de Usuario
The ST. Jimmy
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 2499
Registrado: Lun, 27 Abr 2009, 21:31
Ubicación: Lin Kuei

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por The ST. Jimmy » Mié, 14 Mar 2018, 04:40

Me di cuenta que andaba re oxidado. No escribo nada desde el 2014, y ni me acordaba si solía escribir en primera o tercera persona, o en que tiempo verbal lo hacia. Un quilombo.





-Por un demonio, ¡lo que faltaba!-
-Rayos, ¡¿Primero dices que nos ayudaras y luego nos atacas?!- Grito con furia Maury -¡Estoy harto de esto!-
-Hey, ¿quiza es una especie de prueba? Como que si nos ayuda, pero no nos deja ver a Rizoh, hay que encontrar una paradoja en la cual nos ayude Y nos haga ver a Rizoh, o que nos ayude yendose lejos y no nos mate, ¡o algo así!- Intente proponer para variar, aunque sabia que era mas un intento de romper la tension que un comentario util a estas alturas.
-Blestang, seriedad, por favor- Y el comentario de Titan dejo en claro lo poco util que dicha propuesta fue.
-Es que la verdad, ¿Como es que, salvo los kirin, toda criatura en los cielos quiere estorbarnos?- Pregunte con fastidio. -Estaría bueno que Fujin nos ayudara, para variar un poco-

Antes de que se dijera otra palabra, todos nos hicimos a un lado de un salto para evitar el látigo de Rok'Thal.

-¿Y quien dice que nos ayudaría? No sabemos de que lado estará su lealtad, ¿Por que traicionaría a los Elder Gods?- Acoto Wolf.
-¿Y que hay del Angel de la Muerte? ¡A el no parecio importale la lealtad!-
-Eso es porque su lealtad es para con su trabajo, no con los Elder Gods.-
-¡Menos charla y mas acción! ¿O acaso se olvidan que tenemos tres abominaciones frente a nosotros?- Gritaba Leon, cortando la discucion mientras intentaba usar sus poderes para mantener en su lugar al que parecía un Quasimodo mas deforme todavía.

El tenia razón, este no es un foro de debate. Nuestra supervivencia...¡No! A estas alturas, ¡la supervivencia de toda la vida podría depender de esto!

-¡Leon! ¡Mantenlo así! Wolf, no te ofendas, ¡pero quiza sea mejor que no mires!- Apunte con mi brazo derecho hacia la horrible criatura- ¡Rock! ¡Hora de cocinar la cena!-

Pero nada paso.

-¡Blestang! ¿Que haces? ¡Deja de jugar!- Se podía notar el esfuerzo en la voz de Leon.
-¡Los brazaletes no tienen poder! ¡¿Ya lo olvidaste?!- Esta vez era la voz de Wolf la que se oía.

Deje salir un pequeño insulto antes de que el monstruo lograse soltarse del agarre de Leon e intentase atacarme con sus garras. Pero antes de que pudiese siquiera reaccionar, un hacha se incrusto con furia en su cráneo.

-Hey, ¡ese era mio!-
-Lo siento, vi la oportunidad y la tome- Me decía Wolf con una mezcla de regaño y presunción, mientras se agachaba a retirar su arma.

Pero antes de que pudiera hacerlo, y para asombro de ambos, la criatura gruño, mas por molestia que por dolor, y rápidamente se puso de pie, volviendo a atacar sin pensarlo dos veces. Maldición, para tener semejante joroba, ¡esta cosa era rápida! Moverse en el Limbo era extraño, pero ya tenia la suficiente experiencia como para poder esquivar por instinto, y teniendo a Wolf a mi lado la cosa se hacia mas fácil. Espere a que el chaman pudiese conectar una patada y, antes de que nuestro enemigo pudiese intentar nada, lo sujete por los grandes colmillos que tenia y aproveche para usarlos de impulso y golpear su cara con mi rodilla.

A pesar de que de nuevo no parecía sentir dolor, pude notar que el golpe había logrado aturdirlo un poco ¡Esta era nuestra oportunidad! Solo tenia que preparar mi ataque y...
Un escalofrío recorrió mi columna. Era instinto, ¡algo quería atacarme! Desvié mi atención a donde sentí venia la amenaza para esquivar y...

...¿Nada? Solo Wolf mirándome con sorpresa y confusión. Zero, zilch, nada.

-...¿Pero que...?-

Un terrible dolor recorrió la zona inferior de mis costillas. El roce de las garras del monstruo con mi carne era peor que muchas cosas que habia sufrido. Intente reagruparme pero, como si de una bala de cañón se tratase, la cosa salio disparada hacia mi y me golpeo con su joroba.

-¡Blestang!-

Wolf no había terminado de gritar y ya estaba saltando al combate. Con un ágil movimiento de brazo, logro retirar su hacha y estaba listo para contraatacar. Pero entonces algo extraño volvió a ocurrir, y en vez de blandir el hacha, el chaman solo hizo un gesto hacia el aire, como si estuviese defendiéndose de algo invisible. De mas esta decir que tuvo un resultado parecido al mio, y en cuestión de segundos ambos nos encontrábamos volando por los aires...err, si es que el Limbo tenia aire, para empezar.

-¡Los tengo!-

Pude escuchar a Freeze gritar antes de sentir que golpeábamos lo que parecía ser una suave pared de nieve, la cual se derritió rápidamente con el tacto, permitiéndonos caer con gracia al suelo y poder recomponernos un poco.

-¿Estas bien?- Pregunto al cyromancer.
-Si...si, gracias, Freeze-
-¿Que fue eso?- Pregunto Wolf, mientras se llevaba una mano a la cabeza.
-Yo...no lo se, ¡juro que sentí que algo me atacaba por el costado!-
-¡Yo también! ¡Pero no había nada!-
-Es verdad, no había nada.- Pudimos escuchar la voz de Titan acercándose a nosotros.- Para ustedes, eso es. Miren allí-

Nuestro compañero apuntaba hacia un costado, donde podíamos ver a Maury intentando mantener a raya al monstruo con el tridente, mientras Jun, quien parecía agitada y un poco golpeada, atendía a una Shamsa aturdida en el suelo. Un momento...¿Shamsa también...?

-No querrás decir...-
-Es lo primero que paso cuando llegamos a este lugar, ¿verdad? Cada uno comenzó a sentir la mente de los demás, algunas con conexiones mas fuertes que otras.- Titan rememoraba, intentando explicar- Si mal no recuerdo, tu compartías recuerdos con Shamza, ¿no es así, Blestang?-
-Si, pero...-
-Entiendo.- Ahora era Wolf quien hablaba- Blestang reacciono por instinto ya que su mente y la de Shamsa están de alguna manera conectada. Lo mismo hice yo con Jun... Nosotros no estábamos en peligro...¡pero si reaccionamos al peligro que acechaba la mente de los demás!-

Todos nos reagrupamos de lado opuesto a nuestros enemigos, quienes volvieron a ponerse en fila y al parecer aguardaban pacientemente nuestro siguiente ataque, ya fuese por arrogancia, por gratitud por haberlos liberado, o porque las cosas simplemente eran así en el Limbo. El reloj no estaba de nuestro lado...si seguíamos perdiendo el tiempo con estos sujetos...

-Estan haciendo tiempo- Comento Tundra, como leyendome la mente.
-Genial. Si luchamos, nuestras conexiones raras nos hacen perder. Si no luchamos, morimos y nos volvemos uno con este lugar.- Comenzó a quejarse Maury- El Limbo en verdad apesta, ¡preferiría estar en el Cielo del Infierno!-

Por alguna razón, el solo escuchar ese nombre me trajo malos recuerdos. O eso creía, porque por alguna razón no podía terminar de focalizar mis memorias. ¿Por que rayos sentía la necesidad de maldecir secretarias rusas? Si Cedric me escuchara, seguro me diría que estoy loco.

Cedric. ¡Arwy! Rayos, ellos se habían ido en aquel cielo, ¿Que les habría pasado? ¿Como estaría Arwy en estos momentos? ¿Sabrían como volver? Una parte de mi deseaba ver a mis amigos bien lo antes posible, pero otra parte de mi no, ya que eso significaría que ellos entrarían a este Limbo con nosotros, y nada nos garantizaba que lograríamos salir de aquí.

-Hey, ¿Blest? Se que extrañas a Cedric, pero ahora necesitamos menos pensamientos depresivos, ¡Y mas accion!-
-¡S-si! ¡Perdón Shamsa! Rayos, ya no solo son recuerdos, ¿sino que también pensamientos y sensaciones? Tenemos que salir de aquí ya.-

-Muy bien, este es el plan.- Comenzó Titan, dando un paso al frente pero sin dejar de ver a nuestros enemigos- Quiero que formen grupos de a dos entre los que comparten una conexión. Si cada uno luchase contra un enemigo diferente, el compartir dos combates en su mente solo seria una distracción, así que ambos lucharan contra el mismo enemigo, y compartirán los mismos pensamientos de batalla.-

Todos asentimos y nos pusimos en grupo. Wolf y Jun, Maury y Kazuma, Shamsa y yo. Y...

-Oye oye, aléjate de Freeze, hechicero-
-¿A quien le hablas asi, muertitio? Ella esta conmigo, ¡es claro que compartimos mentes!-
-Chicos...no de nuevo- La voz de Freeze expresaba cansancio y tensión a la vez.

Antes de que la discusión pudiese elevarse mas, Titan se paro al lado de la cyromancer.

-Creo que se olvidan que nadie eligió pareja esta vez, fue cosa del azar. Y no quería decirlo, pero me imagino que notaron que ninguno estuvo compartiendo recuerdos con Freeze, ¿eh? Eso es porque yo lo estoy haciendo. Así que...-Titan extendió ambos brazos, sujetando del hombro al hechicero y al espectro- Menos charla, y mas trabajo en equipo- Termino, haciendo fuerza y obligando a los dos a acercarse mas el uno al otro, para el disguste de ambos.

-Oigan, ¿que ustedes dos no se llevaban bien ya?-

Tanto Tundra como Leon se dirigieron una mirada que demostraba afecto y desdén al mismo tiempo, antes de unir fuerzas y comenzar el ataque.

Eramos cinco grupos de dos. Dos grupos mantenían el fuego contra dos criaturas diferentes, mientras que Titan, acompañado por Freeze, coordinaba a los el resto de los grupos para variar entre mantener ocupado a lo que creíamos el cuerpo principal de Rok'Thal y apoyar al grupo que necesitase sumar presión.

-Oigan...¡Esto podría funcionar!- Gritaba con alegría Shamsa, al tiempo en que ambos terminábamos un combo contra el monstruo del tridente, para que Maury y Kazuma rematasen con ataques de energía y fuego, antes de volver por pedido de Titan a asistir a Tundra y Leon.

-Ya veo. Ahora entiendo como lograron llegar a esta situación.-

Las tres voces de Rok'Thal se hicieron oír. Todos los cuerpos se detuvieron, sus heridas curándose en instantes, como si su cuerpo simplemente se expandiese, como si una aguja cosiera el corte en una prenda de vestir.

-¡Maldita cosa! ¿Que solo esta jugando con nosotros? ¡Eso me rompe las bolas!-

Con un rápido gesto, Maury lanzo con furia un grupo de bolas de energía con el fin de evitar que nuestros enemigos lograsen curarse del todo. Fue ahí cuando la cosa se puso un poco mas...turbia, por así decirlo. Al recibir el impacto, los tres cuerpos comenzaron a deformarse al punto de parecerse a una baba, y cayeron al suelo formando tres charcos de colores putrefactos.

-Este...¿Lo logro? Por favor díganme que ese ataque suicida de Maury era lo que necesitábamos- Dije casi suplicando, mientras me acercaba al charco mas cercano junto a Shamsa.

-No, no es eso...siento...¡a un lado!-

El grito de Leon nos llego justo a tiempo. El hecho de compartir mentes hizo las cosas un poco mas fáciles, pero en un abrir y cerrar de ojos, el charco volvió a forma una baba la cual se alzo en el aire, comenzando a lanzar proyectiles formados por ella misma, los cuales iban dirigidos a otra baba que hacia algunos minutos era el monstruo con el tridente, la cual repetía el mismo patrón.

-¡Nos tiene rodeados!-
-Era una trampa, ¡rayos!-

Cada "baba" se encontraba en un punto estratégico el cual hacia que al intercambiar proyectiles, como si de un triangulo se tratase, quedásemos todos nosotros en el medio del fuego cruzado. La velocidad de estos era tal que no nos daba tiempo a reaccionar.

-Justo cuando creí que lo teníamos...- Maldije entre dientes, mientras daba una voltereta para esquivar una bola de la extraña sustancia.
-Freeze, Tundra ¡levanten un muro de piedra y hielo entre el recorrido de los proyectiles! ¡Creenos una oportunidad para escapar y replantear nuestra estrategia!- Gritaba desesperado Titan.

Ambos hicieron caso y, poniéndose espalda contra espalda, lograron con esfuerzo crear barricadas que nos permitieran conseguir un respiro.

-Evitemos el centro del triangulo, ¡vamos detrás de una de las tres puntas!- Ordeno rápidamente Wolf.

Rok'Thal pareció entender que su estrategia ya no funcionaria, por lo que volvió a crear con cada "babas" a las formas que habíamos enfrentado originalmente, todas irguiéndose imponentes ante nosotros.

-Esto esta mal...-Pude oír decir a Jun.
-Nuestras chances de sobrevivir son del...- Comenzó a explicar Kazuma, antes de recibir un golpe que hizo que se callase.
-Si, ya las oí, y no creo que los demás quieran hacerlo, pedazo de chatarra- Le recrimino Maury.
-Este...¿algún otro plan? ¿O alguien tiene alguna técnica nueva que nunca uso que podría sernos útil?- Pregunte, lo ultimo con intención de romper un poco la tensión del momento.

Y entonces, una sensación indescriptible pero un poco familiar sacudió mi mente y ser, y todo se oscureció.

-----------------------------------------

-Con que aquí estaban, ¿eh? Para ser tan ruidosos, a veces pueden ser insectos bastante sigilosos.-

Todo el mundo dirigió su mirada hacia la misma persona, aunque fue un acto reflejo mas que por necesidad, ya que, para sorpresa de todos, la voz podía ser oída en cada mente del grupo.

-Si, eso podría servir-
-Debo admitir que me costo un poco mas de lo esperado ubicarlos- Comento una voz familiar pero que a la vez denotaba que algo andaba terriblemente mal.
-Shinnok.-
-Cuando dije que les dejaría esto a ustedes, creí que serian lo suficientemente capaces como para encargarse por su cuenta- El Dios no sonreía, pero se notaba cierto grado de diversión en su voz- Yo siempre creí que el humano era una raza que merecía ser dirigida debido a su incapacidad de guiarse de manera satisfactoria, pero fui catalogado como la oveja negra por eso. Y henos aquí-
-¿Que haces aquí y que quieres? ¿Y como es que puedes hablarme en mi mente también a mi?- Pregunto Titan, yendo al grano.
-¿Hace falta hacer esas preguntas? Creo que esta muy claro el futuro que les espera, y no están haciendo esto de forma rápida, exactamente. Las mentes de algunos empiezan a deteriorarse, y lo mismo para el cuerpo del resto, y dentro de poco serán todos un mismo ente en este plano. ¿Como crees, humano? Se les acaba el tiempo. ¿Y que quiero yo? Explotar su utilidad hasta la ultima gota, claro.-

Los tres monstruos se volvieron a hacer una masa y abruptamente se unieron, formando una entidad que representaba a Rok.

-Tu no deberías estar aquí-
-Ah, si, Rok'Thal. El guardián hipócrita del Limbo. Nunca me agradaste-

El cuerpo de Blestang hizo un rápido movimiento y lanzo una bola de energía contra el ser, el cual se volvió una baba ante el impacto, volviéndose a formar a los pocos segundos.

-Cierto. Actualmente no soy mas que un mero mortal. Que sensación... desagradable- Comento con decepción el Dios, mientras llevaba las manos del monje tras su espalda y daba media vuelta, para enfrentar al resto.- Me gustaría que dejen de perder el tiempo con ataques tan brutos y directos. Como ya vieron, seres de su nivel no son capaces de vencer por mera fuerza-
-¿Que paso? ¿Tu bolita de poder no sirvió como esperabas?- Grito Maury, aunque no parecía estar seguro si lo decía en forma de burla o repleto de ira, posiblemente siendo un poco de ambas.
-¿Y que brillante idea propone un Dios como tu?- Shamsa parecía igual de disgustada con la situación, aunque su pregunta era un poco mas útil que la de su compañero.

Shinnok rió, fue una risa que Blestang jamas hubiese sido capaz de vociferar por mucho que quisiera.

-No esperaba mas del grupo que para vencerme intento golpearme hasta morir. Los milagros no ocurren dos veces, muchacha. Oye, tu- El cuerpo de Blestang señalo a Leon.
-¿Que hay conmigo?-
-Tu controlas almas, ¿verdad?-
-¿Y eso que?-
-Por favor, esto es el Limbo, ¿nadie presto atención? Algunos de ustedes se están volviendo cuerpos sin alma, mientras que otros se vuelven almas sin cuerpo. ¿Que creen que es esta cosa?-
-No querrás decir que...-
-No es mas que un grupo aglomerado de almas que tomaron control de cuerpos, a los cuales forman y deforman a voluntad. Todos ellos se vuelven un mismo "plano", una mente colectiva. Encuentren al alma que lidera a todas las demás, hagan que el hechicero la arranque del cuerpo, y busquen la forma de salir de aquí. Su amigo esta empezando a molestar, así que creo que esa es mi señal de irme. Esta vez quiero que en verdad se encarguen de esto.-

Antes de que nadie pudiese decir siquiera algo, Shinnok abandono el Limbo. Pero por un segundo, por un escaso momento, el alma del monje y la entidad del Dios se vieron cara a cara.

--------------------------------

Abrí los ojos para encontrarme en un lugar completamente blanco.

-Debo admitir que me sorprende lo rápido que te estas acostumbrando a repeler mi presencia, monje.-

Di media vuelta y me encontrar cara a cara con Shinnok, el Elder God caído que al parecer simplemente no quería caerse muerto.

-Si, digamos que tener a un vejestorio tomando control de mi cuerpo no es una idea que me agrade mucho.-
-Me resulta intrigante tu mentalidad. El hecho de que creas que tienes elección aquí-
-Bueno, que yo recuerde, nunca pedí tenerte en mi cabeza-
-Ah, entonces quizá no deberías haberme matado-
-Se que suena contradictorio en un mundo donde espectros guerreros y almas en pena vagan como si nada, pero generalmente mato cosas como tu para que no vuelvan a causar mal en este mundo-

Shinnok rió, y mientras su risa se elevaba de tono, mas oscuro se volvía mi alrededor.

-¿Para que "cosas como yo no vuelvan a causar mal en este mundo"? Me intriga, ¿que no fueron los dioses quienes te enviaron a matarme? ¿Los mismos dioses que ahora abandonan a la humanidad y a los mortales, y los dejan a merced de un destino cruel? ¿Destino del cual están conscientes, y aun así no hacen nada para evitarlo?-

Esas palabras me tomaron por sorpresa. Hubiese retrocedido de no ser porque esto no era mas que una proyección de mi propia mente.

-No, chico. Tu forma infantil e idealista de ver el "bien" y el "mal" ya no tienen sentido. Sus Dioses los han abandonado a su suerte. No importa cuantos ángeles logren evadir, ni cuantos cielos crucen. Ellos los dejaron a morir, como perros. Ustedes y yo compartimos una misma meta: Sobrevivir.-
-Pero tu eres un Elder God, ¡¿como puedes siquiera pensar que esta en nuestra situación?!-
-El primer Elder God en morir. Y a manos de un humano, ni mas ni menos. Creo que es hora de que vayan abriendo sus mentes y dejen de ver el mundo de manera tan blanca y negra como lo han venido haciendo desde el que iniciaron esta aventura. Yo lo hice.- El dios hizo un pausa antes de seguir- Admítelo, monje, desde el comienzo no han hecho mas que jugar con ustedes. Nunca les dieron verdadera ayuda, nunca les dieron respuestas claras. Cuando el mundo empezó a destruirse, ellos ya lo sabían, y aun así los enviaron a los mismos Cielos, ¿a que? ¿A morir a manos de sus arcángeles? ¿A ser considerados anomalías que deben ser borradas?-

Me quede callado, meditando las palabras del Dios Caído. Por mucho que me dolía decirlo, era verdad. Muchas verdades nos habían sido ocultadas, y no importa que siguiésemos ordenes divinas, eramos atacados a donde fuese que vayamos. Incluso Tsung era una amenaza conocida, y que a fin de cuentas nunca represento peligro inminente. Y aun así nos habían enviado tras el.

-Ahhh, pequeño monje. Ansío volver a verte frente a frente cuando lleguen al séptimo cielo. Y cuando eso pase, y los Elder Gods mismos quieran eliminarlos, entonces quiero ver donde depositaran su "fe" y su concepto del "bien". Te esperare a ti...ah, y a ese otro impostor que aun da vueltas por los cielos-

-¿A quien...?-

Antes de que pudiese siquiera procesar otro pensamiento, una luz brillante me envolvió, y cuando abrí los ojos, volvía a estar en el Limbo, como si el tiempo no hubiese pasado.

-¿Estas bien, Blestang?-

Solo hice un gesto con la cabeza. A decir verdad, no sabia si reír o llorar. Pero todo eso no tenia sentido ahora, ya habría tiempo para preocuparme.

-Shinnok...el estuvo comunicandose con nosotros mediante ti de nuevo-
-Lo se...no se como explicarlo, pero sabia que estaba ocurriendo. Era casi como estar dormido, pero parte de mi estaba conciente.-
-¿Por que se habrá tomado las molestias de comunicarse así con nosotros...?-
-Es fácil- Dije, levantando la mirada.- El nos necesita para lo que viene después.-


--------------------------------------

Lejos de ahí, en otro plano de la existencia mas puro y cercano a los dioses, un bosque se alzaba donde en verdad no debería haber nada, y dentro de ese bosque una casa rustica, como salida de una mente pura y natural, resplandecía con fuerza a pesar de que no existía un fuente de luz la cual reflejara en ella sus rayos.

-¿El los esta guiando?-

Una entidad tomo un sorbo de te y, con sumo cuidado, dejo la taza en una mesa, las cuales instantáneamente desaparecieron.

-Efectivamente. Que triste, ver una figura celestial caer tan bajo como para necesitar la ayuda de sucios humanos- El ser decía esto mientras llevaba una mano a su sien, poniendo una mueca de dolor y con una voz angelical y en perfecta calma, pero en la cual aun así se podía notar el desprecio en ella.- Habra que lidiar con el también. Una pena.-

La figura lentamente se levanto y continuo hablando.

-El Limbo nunca los hubiese detenido. Siempre fue un lugar sucio y deplorable. Pero supongo que podrás darte el gusto de encargarte de ellos.- La figura se dio vuelta y miro al otro sujeto directamente a los ojos, extendiendo su mano. El otro sujeto la miro por un rato, meditativo, y luego respondió el gesto.

-Todo sea por la justicia.-




Fuaaa alto crap el capitulo. La verdad no se, la mitad lo borre y lo reescribi en la ultima hora, y como que lo hice siguiendo la corriente. No se, simplemente empece a escribir y salio lo que salio hahahhaa
Lamento si quedo medio choto, pero para el final me di cuenta que me estaba divertiendo escribiendolo y me deje llevar. Los quiero, no me maten <3

Avatar de Usuario
Peter
Asesina
Asesina
Mensajes: 285
Registrado: Vie, 01 Ago 2008, 23:36
Ubicación: hmm como asi?

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por Peter » Vie, 16 Mar 2018, 01:42

Muy buen capitulo! Obviamente diste mil avisos falsos de que era malo.

Pelea bien detallada, partes muy graciosas y buen trabajo en equipo. Lo que mas valoré: la interaccion entre Blest y Shinnok, gran dialogo y desarrollo de personaje.

Lo del final como que si no se xD.
Imagen

Avatar de Usuario
Scorpion-Max
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 242
Registrado: Lun, 07 Ene 2013, 04:58
Ubicación: Andromeda

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por Scorpion-Max » Vie, 16 Mar 2018, 05:20

The ST. Jimmy escribió:
Mié, 14 Mar 2018, 04:40
Si no luchamos, morimos y nos volvemos uno con este lugar.- Comenzó a quejarse Maury- El Limbo en verdad apesta, ¡preferiría estar en el Cielo del Infierno!-
Dat references :v


Buen cap Jimmy (ahre que ya lo habia leido), y si, opino lo mismo que Pet, no entiendo un choto el final de capitulo pero bueno, supongo que le daras un sentido en un futuro xD
Imagen
"Vengeance will be mine"
Imagen

Avatar de Usuario
The ST. Jimmy
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 2499
Registrado: Lun, 27 Abr 2009, 21:31
Ubicación: Lin Kuei

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por The ST. Jimmy » Vie, 16 Mar 2018, 14:43

Scorpion-Max escribió:
Vie, 16 Mar 2018, 05:20
Dat references :v


Buen cap Jimmy (ahre que ya lo habia leido), y si, opino lo mismo que Pet, no entiendo un choto el final de capitulo pero bueno, supongo que le daras un sentido en un futuro xD
Soy el Capi de las referencias xxdxd (?)


Little did they know, que Jimmy tampoco tenia mucha idea de que hizo al final heheee

Avatar de Usuario
jdmn
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 835
Registrado: Jue, 02 Oct 2008, 22:51
Ubicación: En los Bosques del Earthrealm

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por jdmn » Dom, 18 Mar 2018, 00:45

Ok, hay que darle vuelta al despelote de Jimmy.

---------------------------------------------------------------------------------------------------

La barrera se achicaba cada vez mas, con proyectiles que parecían nunca acabar. Nuestra pequeña base de hielo y tierra nos mantenía a salvo. Aunque las palabras del dios caído nos daba rabia, aceptábamos que esta fue una situación que se nos fue de las manos y requeríamos de ayuda para no morir.

-Podría hacer lo de las almas, pero quien se dejaría ir y llevar por las almas? -Preguntaba Leon, algo cansado de la situación actual.
-León, llévame a mi, se como moverme como alma, y capaz logre hacer esto mas rápido- Decia Titan, mientras con su cuerpo aguantaba la barrera.

Lo demás se quedaron viéndose para ver si alguien mas se ofrecía, pero no había mejor opción que él. Yo iba a pasar al frente, pero tengo dudas sobre si mi humanidad lo dejaría ser posible. Y aun así, dudaba si podía llegar a hacerlo.

-Ok..Blestang, sostén donde cubre Titan, cuida la zona y atento a proyectiles!- El monje aserto, aun como si no tuviera ganas de hablar tras ser usado otra vez por Shinnok, y cubría la barrera. Shamsa se puso lado para apoyarlo y siento que se susurraban algo, algún chiste compartido que recordaba de Cedric que le levanto y sonrojo la cara, al menos se sentía como una esperanza.

Cubría la zona de hielo con Jun, mientras observaba como Leon, Kazuma y Titan se preparaban para el proceso.

-De acuerdo, tu reposaras en el suelo, estaré manejando y cuidando tu cuerpo hasta que logre ver que estas “babas” se acaben o nos debilitemos, Kazuma estará atento de tu cuerpo, si siente que se esta muriendo rápidamente, te sacaremos.

-¿Cómo que si mi cuerpo muere?-Decia Titan, acostado y relajándose preparando para esto.
Prácticamente, al no tener alma, eres comida libre para este Limbo, supongo que por eso te lo cuido, pero no sabemos que tan lento puedo hacer el proceso, así que..solo no dures mucho o seras una baba o puro hueso como lo era este guardián.-Respondía el hechicero, frotándose la manos y con una expresión de seriedad y preocupación, como si poca veces logro hacer esto de forma exitosa.

Ok, pueden moverse de una vez? Se esta moviendo otra vez los triangulos!- Freeze respondió, observando como ahora hacia una forma ovalada, intentado romper la barrera por los costados.

-Ok..hazlo!-Grito Titan apresurado.

-León puso con fuerza sus manos sobre el pecho de Titan, mientras absorbía su alma, aunque esta no salía, preocupado, León empezó el proceso con mas energía, presionando mas fuerte el pecho, y frotando por el cuerpo esperando alguna reacción de su alma, pero solo se observaba la energía resbalando del pecho Titan, este compartiendo una cara de sorprendido, siendo visto por una cara enojada de Leon.

-Saben..lo que esta haciendo León me recuerda a una película mala que vi hace mucho tiempo..solo que ahora va a frotar mas hacia abajo, je. Indicaba Maury mientras mantenía una de las esquinas de la barrera.

-Porque no esta funcionando!?- Se levanto Titan algo alterado.

-Nosotros no servimos, Titan…-Refunfuñe hacia el – Nosotros aquí no tenemos alma o humanidad, solo servimos de cadáveres o alimento. Necesitamos a alguien con humanidad en su alma. Si no fuera por eso. Ya estuviera montado en ese sitio ahora mismo, mi habilidades no sirven mucho ahora mismo. Hable entre rabia. Mientras aun agarraba la barrera de Freeze mientras ella reposaba.

-Si, pero no puedo sacarme el alma a mi mismo, no sabría como cuidarlo. -Indico León.

Nuestras opciones son Blestang, Freeze, Jun y Maury.- Señalaba Shamsa, viendo a cada uno. Aunque aun así estamos limitados. Blestang tiene su alma o cuerpo conectado con Shinnok, si lo liberamos puede ser peor, Freeze es nuestra protección. Queda Jun y el chico con cara de mono.

-Notaba en mi una sensación de miedo, de escalofrió y temblaba. La idea parecía asustarle a Jun.

-Eso..es como morir no?. Hablaba con voz baja Jun hacia mí, ella entendía lo que pasaría. No..si tu alma sigue con nosotros, y conmigo, podrás hacer tu misión y volver a tu cuerpo..con tu alma pura y cuerpo intacto..no dejaría que algo le pasara a mi compañera..- Le abrace diciéndole eso en el oído calmándola.

~~ Sabes que se lo que sientes.. no.., tienes miedo..y aun así mucho cariño seco... ~~

Yo puedo sentir muchas cosas, pero demuestro lo que quiero..Jun.

-Tranquilos todos- se oía una voz rompiendo el silencio.- Yo estaré aquí para hacerlo, es decir, no me dejare pudrir acá y no le tengo miedo a ser gasparin, así que vamos.- Dijo Maury calentado y con ganas de acabar con esto, mientras se posicionaba cerca de León.

-Ok, aquí vamos.-León se preparaba otra vez.

Chicos, oyen esto?!-Grito Blestang preocupado por los tiros que recibía los costados de la barrera.

-Intentemos reforzar antes de seguir..---Indico Shamsa antes de ser atacada su barrera por una gran proyectil que rompió la zona.

La alianza se agrupo intentando cubrir el hueco, ahora se sentía como si cayeran morteros en la zona, destrozando todo. ¡Dispersense! Grite moviéndome del lugar. Cada uno se movía con su pareja a zonas aisladas, hasta que el fuego ceso. No localizábamos los enemigos, y se sentía como si todo se hubiera calmado, se notaban cráteres en la zona de batalla, cerca mio estaba Leon, Jun, Kazuma y yo. Notaba a lo lejos a los demás, con la gente agrupándose hacia Maury.

Rayos chico, si es momento que quieras hacer chingadas es ahora, despierta!- Decia Blestang moviendo a su compañero de un lado a otro. Titan lo agarro y tomo su pulso- Aun tiene pulso vitales, pero el chico cayo inconsciente del impacto, ¿Asi no nos podra ayudar?.

Kazuma no responde tampoco, no nos puede ayudar, se siente apagado y no reaciona- Indicaba a Leon. Jun se solto de mis manos, y con una determinación que se sentía de acero. Ok..¡Terminemos esto de una vez!- Indico Jun acercándose lentamente a Leon, calmando y dándome su espada a mi, no sin un beso en la frente temblando.

Te cuidare de todo..-Le dije rescontandola cerca de Leon, sentía miedo de que ella fuera la que tuviera que dar todo por nosotros, de que no volviera.
Ok..tu objetivo sera subir alli, buscar la alma del viejo, y disiparla, al hacerlo, caera en un estado fisico, cuando esten asi solo tendremos 10 minutos para atacarle y ver si eso nos ayuda a salir de aquí, para eso te formare una gema de hechizero en tu palma, solo lo usara en alma.

Leon al igual que con Titan, la acostó de forma calmada, y con la manos tocando el pecho, saco poco a poco el alma, esta vez con el efecto deseado, ella se notaba de una fuera de cuerpo, un gran aura azul brillante se levantaba, y se acercaba al cielo. Los otros de la alianza se fueron acercando hacia nosotros, cuando notamos que se levantaba del suelo una cantidad alta de cadáveres, tanto como esqueléticos, con armadura, descompuestos. Todos bañados de la sustancia verde que nos estaba atacando. Formando un gran aro al rededor de nosotros, empezaron a cargar a batalla.

Con movimiento de bloques de hielos, Freeze mantenia a raya, aunque sentía que estaba ya en sus ultimas fuerzas. Blestang cubría a Maury, con largas patadas giratorias, se cargaba a 5 enemigos, y impactaba a varios con estos que salían volando, Titan utilizo las tierra levantada de crateres y se la tiraba como proyectiles. Tundra bloqueaban y atacaban como equipo. Todos muy cerca de sus respectivos compañeros.

Leon..cuida a Jun, yo protegeré a ambos. Decía agarrando la espada de ella en mi mano, y hacha guardada en mi cintura, preparándome para todo.

Los cadáveres se acercaban, y con esta espada tan fuerte como la luz que se veía, cortaba hasta la armadura mas fuerte, movimientos frenéticos de mi parte cuando me rodeaban hacia girar entre patadas, espadas voladoras, y cortes de hacha no planeados, llegaba a defenderme bien, hasta que del cielo caía un pedazo de cadáver de gran tamaño con forma de bestia, León lo noto y levanto a Jun del lugar, empujándola sin querer hacia mi, antes de que el impacto lo separara, llenándolo a el de enemigos y terreno podrido.

Corriendo de batalla con Jun agarrada de mi brazos inconsciente, clave la espada en la espalda, la cargue en mis hombros y saque la espada para seguir defendiéndola, notaba como cada vez los cadáveres se amontonaba cerca mio, su objetivo era separarnos, y atacar a Jun, como si las almas supiera que ella estuviera separada de su alma. Saltando rápidamente se acercaron 5 bestias podridas. Con cortes rápidos atacaba, pero me hacían retroceder mas y mas a un crater cercano...Demonios!-- Con garras atacando mi brazo y mi pecho retrocedía de dolor, cada vez era mas y mas el grupo! Argh!-Con Cortes de Katana que nunca pense hacer, me sentia como si fuera un maestro de la espada, se que era recuerdos de Jun, pero cada corte era unico, tocando zonas vitales, que levantaba por los aires a las bestias, cortaba su rodillas y antebrazos, los empujaba y hacia espacio, pronto se hacian pocos. Hasta que gire para proteger a Jun de un golpe trasero.
Crack!. Sonaba mi brazo impactando con una maza de un no muerto, soltando la arma al suelo, sentía mi hueso, roto, sin poder mover mucho el brazo.

Con mi frente , hacha preparada aunque sin mucha fuerza en el brazo y patadas fuertes pero lentas, seguía defendiéndome, pronto me encerré mas, con todo mi cuerpo lleno de sangre y heridas..No puedo dejar que toquen a Jun! Si la pierdo...sera como todo lo que tengo..mi familia..mi clan...Vita...no puedo añadir a Jun o la alianza allí!.....GAARWH!!!!!

Mordiendo, cabezeando y golpeando aun con brazo roto, me di espacio de ellos, cayendo al cráter para cubrirme, pensado como iba a sacarla..

Cuando mi cuerpo ya no daba mas de si..una gran esfera de energía exploto cerca mio, explotando a todos estos como si granada explotara en un campo de carne..

MALDITOS! ESO LES PASA SI ME BORBARDEAN!- Oía a Maury tirando todo su poder.

Je..demonios..¿saben que estoy aquí?..Puedo..hacer un ultimo intento..no es así..espero que llegues a salvo..Sonata..te quiero poder ver.

-Agarrando mi sangre cortada de mi pecho, con mucho dolor en mi mano, la llegue a conectar con la mano de Jun, y agarrando la mano de esta, la coloque en mi pecho.

Empeze a meditar con ella, intentando unir mi mente con su cuerpo, pocos chamanes hacían esto, y menos con personas, ya que ligaba su vida a estas, siempre era mas comun ligarla a un lugar o templo, pero que mas da.

Con la fuerza de mi clan, de mi alianza y familia...yo declaro este pacto de sangre..dando mi espíritu guardián, al nombre de mi ama..¡ Jun de Seido!

Todo se cayo en negro..
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Me sentía como una bolsa ligera de aire, que flotaba con la mínima brisa, sentía a mi compañeros cuidando de mi en el campo, no podía fallarle a ninguno, y menos en este lugar maldito sin esperanza! Rápidamente me acercaba a la corriente de almas. Se veía como un claro mas hermoso que cualquier cielo de paraíso, un aire mas fresco que cualquier montaña, los segundos eran minutos en este lugar, pero toda esta paz era mermada por aquella corriente de almas sollozando y gritando.

Morir, alma, morir..-Se oía en eco en estas, otras eran mas calmadas y ni se movían, como si ningún propósito tuvieran ya. Pero a lo lejos notaba una gran alma alta que resplandecía que todo lo demás, era igual al demonio guardián. Atado como de hilo dorado fuera, se veía el viejo guardia que nos recibio al llegar. Un hombre tan alto como 4 metros, un cabello liso que se mantenía flotando como si en agua estuviera, una musculatura tan fuerte que haría ver en pena a los fisico culturitas que suelen vagar en el desierto de Sahara. Mi objetivo era el, pero no sabria como bajarlo de estas nubes. Cada vez que me acercaba mas, el aire se hacia cada vez mas pesado, el aire se convertía en paredes que me encerraban, cuando me faltaba ya poco metros, todas las almas se pararon, y esta se voltio a verme. ¡Aquí no seras bienvenida, pequeña niña, tu cuerpo se deberia estar muriendo con todos tus compañeros abajo!

¿¡Parece que te lo ponemos difícil..eh guardián?!, ya pronto volveras a la forma original tuya y no podras lograr nada!

Cerca de este estaba el alma de una criatura que daba apariencia de un oso, y una mujer calmada pero hermosa.

Nuestro cuerpo se ha dividido en todo lo muerto que acompaña estas tierras, no podrán hacerme frente y ganar sin que tu compañeros mueran! Y ustedes y sus pequeñas almas pasara a ser parte mias! El ángel se acerco hacia mi arrebatado todas las almas que se encontraban al frente mio de un solo golpeton, la brisa era tan fuerte que no podía moverme hacia adelante, con un gran puño me tumbo al suelo.

¡NO CAERÉ TAN FACIL! ¡SOY LA GUERRERA MAS JOVEN DE LA LUZ! - Escalando su cuerpo con puño y patadas, intentaba ponerlo a raya, aun asi no era rival para este, pero con tal de no recibir daño, o caer de aquí, podre intentar sacarlo. Con la magia disipadora de León, toque a la bestia en el pecho, y con un impulso con mi brazos, esta desapareció cayendo como estrella fugaz al campo baldío, note como el guardián enojado cargo hacia mi con un impulso inhumano.

¡Arrrghhthh...Me ahorcaba..Estrangulaba.!- Decia moviendo mis brazos a mi cuello y las piernas girando de un lado a otro.

Me pregunto..que harás sin alma?--El guardián preparaba su otro puño para eliminarme, cuando de pronto, una luz celestial se presento detrás mio. Un Lobo blanco como la nieve salto a mi defensa, mordiendo el brazo del ángel y tumbándolo con una embestida.

El lobo atacaba ferozmente sin descanso, con una velocidad indomable, cortaba y atacaba a la alma del guardian, y giraba pasando entre las almas que lo acompañaba, distrayendo a este.

Wolf..soprendida y con esperanza, salte y golpie en la cara a la mujer, se que formaba parte siendo unas de las que no ataco abajo, pero su apariencia tranquila dudaba, pero no iba a fallar ahora, con otro impulso, la disipe y cayo de aquí, el ambiente y el aire se hacia cada vez mas puro, nos hacia mas rapido y fuerte

¡¿Que demonios haces!? El angel agarro al lobo cuando estaba por golpear a Jun distraída, y con su gran fuerza,estampo la cabeza del lodo contra su palma, este con su ultima fuerzas lo mordio del cuello, con una reaccion violenta del guardian, este lo estampo de las demas almas como si un trapo fuera, y lo pateo mandandolo tan lejos como se podia ver.

¡¡Ahora sigues tu niña!!-Grito golpeando cada alma que se atravesaba al Angel buscandome.

Aqui, li..be..berame!-Observe el viejo amarrado a un hilo brillante.
Rompiéndolo con todas mi fuerzas, el alma floto encima de todos.

Después de tantos años aquí...gracias por acudir a mi llamado...el tiempo..raro aquí ser… lo que ser segundo en carne... infinito en almas casi es..Mi guardián.. poder se lleno..busco guardiana nueva..y tumbarlo a sus verdaderas raíces debe ser.

¿¡ Su nueva que?! Decia sorprendida. De repente el alma del viejo se acerco a la miá, y atravesando como si su cuerpo fuera, se unía, podía ver y sentir a cada cuerpo y alma de este lugar, sentía cada cadáver y energía..y sabia que hacer.

Con un solo movimiento de mi mano, cerrándolo en puño, disipe a todas las almas.

El cielo exploto como si bomba de aire fuera, impulsándome a mi grupo, y mi cuerpo, algo herido.

Chicos, lo-logre, se como salvarlos a todos...Pensaba antes de caer.

----------------------------------------------------------

¿Donde..estamos?!-Me levante en casi una cueva o crater en el suelo, al lado mio estaba Wolf, bañado de sangre y de heridas, su armadura de cuero estaba destrozada, mi cuerpo también tenia mucha de su sangre, pero ninguna herida.

!!!...Supongo..que me ayudaste alli arriba...¡Pero aun no caerás...guardaba esto para mi...pero se que ambos no necesitaremos de aquí en adelante..mi guardián!..-Le cai en llanto a mi compañero, intentado algo que podria salvarle.

Sacando una pequeña pulsera de luz, aquella que no se como perdí tantas en el cielo anterior, reforzándola con mi espada, aunque sin ayuda de blanco, que requiero de su ayuda ahora mismo, la potencie en energía.. y se la di a tragar a Wolf.

Cof..Cof----Escupía sangre el chaman, pero aun seguía vivo algo inconsciente.
Gracias a todos los guardianes del Saito! No..te pierdas como tu brazo..ahora, con los demas..debe estar en paz..

Saliendo hacia afuera, todas los cadáveres dejaron de pelear, y se arrodillaron ante mi precencia, esto hizo ponerse en forma defensiva y recuperando fuerza a los demas.

Que rayos pasa!-Grito Maury explotando a un grupo antes de calmarse con lo demás.

Jun! Volviste! - Se acerco rapidamente algo cansada Freeze, que se veia como si hubiera hecho casi todo, alegre de ver a su amiga.

Jun !! Me aleg... Wolf!?? Que rayos!? Llego Blestang a abrazarme, y luego a preocuparse por el estado de su amigo.

Cuidarlo, que aun tiene vida, oídme guerreros de este campo, que soy la nueva guardiana de este lugar, y ahora los espectros guerreros están de mi lado, pero aun así las almas del antiguo guardián se encuentra acá, encontrarlo no es nuestro objetivo, pero defenderse de el si, si me llega a sacar la alma del dueño del limbo, estaremos perdidos, y como Alianza, tanto de muertos, como vivos, saldremos de aquí! Hay que acercanos al verdadero lugar que fusiona tanto la vida como la muerte, el limbo natural. El gran árbol!- Decia contando de mis nuevos conocimientos tanto a la alianza como a todos los espectros caídos en combate, que solo tienen objetivo de proteger al guardián.

Hey, se que ha pasado mucho alli arriba, y me sienta bien no ser el único con ideal de líder aquí, pero aquí no hay ningún árbol – Respondía Titan agarrando a Wolf.
Seras militar, pero aquí no hay lider fijo... Recalco Leon, tocando el suelo muerto buscando algo. Ademas, si siento como son las almas, el guardian era las 3 cosas raras que salieron de alli, y ya me encargue de una. Decia este sacando un pedazo de piel de bestia..
Ataco de forma bruta me imagino.-Decia Kazuma ya recuperado
Si..pero no quita que aun falta salir de aquí..no sabemos cuanto tiempo nos queda..-Decía Titan angustiado.
Creo que tendremos mas tiempo ahora..tenemos muchas almas disipadas y cadaveres como carnada. Mientras estas existan, nos ayudara a pasar mas tiempo.-Indicaba al grupo.

Chicos, ya pueden dejar la disputa de líder? Creo que se donde estaría el árbol..-Decía Shamsa, al igual que Leon, tocando el suelo, notando las raíces de hace tiempo ya.

Pero, seria imposible, con ese tamaño de raices, se notaria desde cualquier parte! Recalco Tumbra. .- Se lo que buscan, pero Titan tiene razon..no hay nada..

No al menos que haya crecido al revés...bajo tierra..- Indicaba Shamsa

El grupo se preparaba para seguir a Shamsa, mientras lo cubria Blestang, poniendo de guardia a los espectros frente a nosotros, y al fin, pudiendo descansar cerca de Titan y Wolf..esperando que se levantara y recuperara.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pues si, algunos pequeños deus ex machina aqui, y creo que seguire la historia por ahora desde el punto de Jun, vamos rep
Jamones de Mar Natural a mi!

Imagen

Avatar de Usuario
repzero1
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 243
Registrado: Sab, 06 Ene 2007, 02:01
Ubicación: Entre Calle Locura y Avenida de la Insanidad :D

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por repzero1 » Mar, 27 Mar 2018, 04:23

Sep, ciertamente me dejaron las cosas mas sencillas que la última vez, pero aun asi hay enredos por desanudar, y saben que esos son mis favoritos :3 .... disfruten, aunque fue menos pero Shamsa ora no tenía mucho para hacer :v

----------------------------------------

Confusión… desesperación… tristeza… nostalgia… inquietud… a pesar de la falta parcial de músculos en los rostros de los espectros, Shamsa podía ver que cada uno de ellos expresaban varias de aquellas emociones mientras seguían sin titubear a Jun, aunque no podría discernir exactamente la razón, sabía que había algo más alterándolos, aparte de ser bruscamente despertados por aquel que se decía llamar el guardián del limbo.

Su vista se dirigió hacia el vasto “cielo” que debía estar sobre sus cabezas, solo para ver que, después de la explosión, las luces que una vez fueron auroras parecían descontroladas… alborotadas sin orden alguno reconocible. A diferencia de los cadáveres, si Shamsa pudiera ver sus rostros, imaginaba que vería en ellos alegría y esperanza… o ira y odio.
Preocupándose menos por lo que podría pasarles de seguir mucho tiempo en el limbo, Shamsa se arrodillo y con su mano en el suelo intentaba seguir las raíces del árbol para encontrar hacia donde estaría su centro, sin embargo, el tamaño colosal de este le parecía avasallador, tan solo seguir una de sus raíces era suficiente para que perdiera un poco el equilibrio, sin embargo fue Blestang quien tropezó mientras se acercaba al resto de la alianza.

- Esa fue venganza por ver tus bailes? – el monje lo dijo más con vergüenza que con intención de recriminar, aunque un sentimiento de opresión momentáneamente invadió su mente en cuanto Shamsa volvió a enfocarse en el suelo. Decidió sentarse, más por precaución que por efectos de la fusión entre cuerpos y almas, mientras el resto del grupo alistaba sus armas y poderes para cualquier interrupción repentina.

Era más complicado de lo que creía, no solamente por la magnitud de ese árbol, sino por la cantidad de bifurcaciones que encontraba a cada paso. Lo que parecía ser un tronco de mayor grosor resultaban ser varias raíces entrelazadas, cada una dividiéndose entre más se alejaba del centro, por lo que debía volver y seguir buscando, pero al fin, dejándose guiar por aquellas zonas donde el sentimiento aplastante fuera más intenso, logro encontrar la zona que estaría más cercana al corazón del árbol.

Y esperándolos, un cadáver del que ninguno se había dado cuenta yacía en medio del infinito vacío.
- No intentes nada esta vez viejo – decía Maury interrumpiendo lo que Leon iba a decir – Cuantos guardianes traidores puede tener Rizoth en este reino? – Suficiente como para que prefiera una mordida en mi virilidad – ante las palabras de Maury, Kazuma pareció sentir un dejavu, dirigiendo su vista hacia el vacío. Solo Blestang se percató de aquella mirada curiosa que Kazuma dirigió a su entrepierna metálica.
- Jun, es aquí? – Titan redirigió la atención del grupo hacia ella, quien se acercó hacia el cadáver para confirmar sus sospechas.
- No exactamente… vean, le falta uno de sus brazos! – con estas palabras el cadáver comenzó a cambiar de forma, y ante la alianza y el ejército de cadáveres se alzaba de nueva cuenta Rok’Thal, mostrando sus 3 rostros pero ahora el masculino se encontraba cabizbajo, decaído, con el rostro bestial viendo de frente al grupo, de la parte derecha de su cuerpo 3 largos brazos contrastaban con los 2 y el segmento de un tercero solamente hasta el codo en su lado izquierdo.

El guardián no desperdicio tiempo y atacó a Jun de inmediato, solo para que un muro de hielo, roca y arena los separara justo a tiempo. Leon y Tundra se colocaron frente al cuerpo de Wolf para protegerlo, mientras el resto se acercaba a su compañero correspondiente preparándose para el asalto del guardián, pero, fuera de la vista de todos ellos, el de nuevo desapareció en el suelo en su forma de baba.

Previniendo lo ocurrido, Freeze elevo a Jun con un bloque de hielo mientras Shamsa indicaba de que dirección vendría de nuevo a atacar, y Blestang estuvo preparado para descargar un fuerte golpe de energía en el cuerpo viscoso de Rok’Thal tan pronto como este surgió del suelo, seguido de un ataque coordinado de Kazuma y Maury. Entre los dos, no le dejaban demasiado tiempo a la baba para que se reagrupara, su huida fue también detenida por ataques a distancia de Shamsa y Blestang, con Freeze y Titan cuidando de Jun y de cualquier ataque de baba que conseguía escapar de los guerreros.

Pero no se rendía, los rostros del guardián se formaron en la baba y tres fuertes rugidos hicieron que el suelo mismo temblara. Jun comando a los cadáveres para que prontamente atacaran al guardián, mientras las almas disipadas se movían aun con mayor inquietud. Armaduras, huesos y espadas chocaron contra el muro de baba, quien formaba multitud de brazos para golpearlos y abrir una ruta de escape, sin tener demasiado éxito.

- No podrán detenerlo por mucho tiempo – decía Jun mientras la baba ahora formaba proyectiles y golpeaba a los espectros, sin causarles mayores daños, pero con mayor eficacia en forzarlos a retroceder. Ninguno de ellos podrá vencer al otro y el guardián pronto enfocaría sus esfuerzos de vuelta en la alianza y en Jun hasta recuperar el alma del anciano.
Mientras la lucha continuaba y la alianza se reagrupaba, Shamsa vio el momento para seguir buscando en el suelo, hasta que lo encontró, con cierto asombro. Llamó la atención de Jun quien también se sorprendió de ver una serie de símbolos que ninguna de las dos parecía reconocer por completo, pero los que conocían no esperaban verlos.

Algunos pertenecían al outworld, no había duda de ello para ambas, aunque Shamsa solo reconocía los que eran usados en rituales obscuros y libros dignos de un hechicero del emperador, así como otros que pertenecían a las marcas de su daga del Chaosrealm y la cueva que alguna vez visitó. Algunos Jun los habría visto alguna vez en el Seido, y otros les hacía recordar a aquellos que alguna vez la habrían “salvado” y que habría visto en sus templos y sotanas. Los demás, seguramente serían de Edenia, del Earthrealm, y los más borrosos probablemente del Netherrealm.

Con un toque de la mano de Jun los símbolos comenzaron a iluminarse, y alrededor de ellas más símbolos y nuevos círculos convergentes se iluminaban con gran rapidez. Como si de una memoria perdida que nunca le perteneció, la guerrera del orden recordaba que una vez hizo un proceso similar para subyugar el alma de Rizoth con la suya y usar a las almas para otorgarle aún más poder, mientras a los cadáveres los usaría como ejercito personal si alguien decidía irrumpir en su reino. En el recuerdo, el proceso habría sido demasiado doloroso para Rok’Thal, pues si bien su forma física estaba libre de sentir dolor alguno y jamás pasaba por hambre, sueño o cansancio, el proceso para atar un alma a la suya propia era desgarrador tanto para su cuerpo como para su mente y alma… y además, uso esa alma para doblegar a las demás a su voluntad, lo que habría resultado letal según los seres de carne entenderían… pero para él, en el limbo, fue un sueño placentero que termino cuando un grupo de almas sin cuerpo y cuerpos sin alma sin idea de que hacer decidieran alimentarlo.

Rok’Thal cambio nuevamente de forma, la baba comenzó a concentrarse en su solo lugar y a inflarse, constantemente se movía y parecía por instantes se volvería una sola masa sólida y translucida, sin embargo, una vez que toda la baba se agrupo y que esta dejo de moverse se convirtió en una neblina densa que poco a poco iba cubriendo el campo de batalla, expandiéndose y logrando empujar a los soldados descarnados, creando espacio suficiente para reagruparse. Para la alianza, sin embargo, esta se sintió más como una brisa ligera que no podía herirlos. Cualquier intento de atacarla, esta cambiaba su densidad y dejaba pasar las armas, el hielo, las rocas, el fuego, cualquier ataque era inútil, pero esta se debía hacer tan ligera que para el guardián resultaba imposible intentar atacarlos de cualquier manera en esa forma.

Una vez que hubo espacio suficiente, la neblina pareció perder densidad de nuevo, el aire se hacía cada vez más ligero alrededor de los guerreros de los reinos al punto que sentían pronto estarían flotando, y a la misma velocidad que la burbuja de baba se formó, la neblina se convirtió en 5 criaturas horrendas que veían con ira a aquellos seres que entraron a su dominio, y comenzaron la carga contra ellos.

Varios guerreros identificaban en esas criaturas a leyendas de sus reinos, Blestang reconoció a un dragón de estilo oriental, Leon distinguió a un ogro gigante de un único ojo con mirada de tedio, para Maury no había duda que frente a él estaba un demonio oni de largos colmillos, frente a Freeze un wyvern se alzaba por los aires, y para Tundra, él hubiera deseado saber qué demonios era aquella criatura con cuerpo y cabeza de perro, con solo 3 de sus 4 patas y una larga y musculosa cola que terminaba en una garra de mono, casi tan alto como él mismo.

- Demonios, esto va a tardar, chicos será mejor que cubramos a Jun – gritó Shamsa cuando veía que los círculos y los símbolos no paraban de iluminarse a la distancia. Jun se sentía impotente al no poder ayudar a sus amigos, y sobre todo, a Wolf, pero aun tenía el mando del ejército, ordeno que parte de estos cubrieran a él, mientras los demás cubrirían a ella y a sus compañeros. El primero en abalanzarse fue el perro gigante, quien salto por encima de todos y con su cola intento sujetar a Jun, pero Kazuma estaba cerca para usar sus lanzallamas y Maury usaba su energía para forzarlo a retroceder. Quedaron abiertos ante el ataque del oni quien blandía un mazo hecho de huesos, pero fue el ejercito de cadáveres quienes obligaron a la criatura a retroceder, con la suficiente agilidad como para evadir los golpes del oni, y la suficiente fuerza para detener su avance, mientras Freeze y Titan hacían una lucha de distancia con el wyvern con ella lanzando carámbanos de hielo en su dirección, y con Titán protegiéndola cada vez que el wyvern se lanzaba en picada al ataque.

Blestang y Shamsa se agruparon para atacar al dragón quien intentaba rodearlos para acercarse a Jun, pero era detenido con los golpes de Blestang o por muros repentinos que Shamsa colocaba en su paso. El ataque no era menos salvaje del lado de Leon y Tundra, pero el oni atacaba solo por rencor y era relativamente más fácil para los dos detener sus golpes. Los cadáveres también ayudaban a reducir el esfuerzo, deteniendo los ataques de las criaturas o desviando su atención atacando en grupo, si Shamsa antes había visto confusión en ellos, ahora veía que no se detendrían por defender a la nueva guardiana de aquél lugar…

Aunque aún le inquietaba no poder saber exactamente qué era lo que esas almas disipadas querían…

--------------------------------------------------------------------

Jun tuvo una nueva memoria de Rok’Thal, ahora se podía ver a si misma juzgando las almas que entraban a los cielos, pero algo no parecía correcto. El ángel de la muerte, aquél soldado de la guerra civil estaba frente a ella, y al lado de él, una figura encapuchada oculta por las sombras. Ambas figuras desaparecieron, con la figura oscura desvaneciéndose en el aire y el soldado desapareciendo entre sombras. Ahora una mujer con vestimentas que no reconocía pero marcaban ligeramente su figura, a pesar de estar rasgadas y de ella tener varios moretones y huesos destrozados… pero no expresaba dolor, solo odio y rencor.

La figura de aquella mujer se desvaneció de nuevo en un parpadeo, y ahora frente a ella centenares de almas se extendían hasta cubrir el horizonte. De igual modo se desvanecían, y más almas aparecían frente a ella, y el proceso se repetía. Y por tercera, y cuarta, y quinta, parecía que no había fin al número de personas, e incluso criaturas que frente a ella aparecían, todas estas entidades parecían esperar que ella dijera algo…

Y al final, cuando en el limbo el último de los símbolos fue iluminado, frente a ella 5 personas que conocía bien aparecieron. Wolf fue el primero, pero apareció ante ella como un niño con un rostro de estupor, seguido de un joven de cabellos negros que expresaba tristeza y terror. El tercero una persona de ojos rasgados con ropas holgadas y una mirada desinteresada. Titán usando una armadura menos maltratada que la que aun traía y un exoesqueleto mas completo, con una mirada firme y orgullosa. Al final, Shamsa quien compartía la mirada firme de Titan a pesar de estar llorando.

Una vez que las 5 figuras de sus compañeros desaparecieron, pudo al fin contemplar el lugar donde estaba. Como el limbo donde ahora luchaban estaba en un amplio vacío, sin embargo, aquí no podía ubicarse, no sentía un arriba o un abajo, solo, existía. El rojo escarlata se difuminaba en tonos malva hasta dar paso a un azúl tranquilizador, que regresaba al rojo carmesí. No podía discernir el paso del tiempo, si avanzaba o estaba inmóvil o si era el lugar el que además se movía o permanecía inmóvil.

Abrió los ojos y estaba de vuelta en el vacío negro, con una de las criaturas herida y bajo el ataque constante de los cadáveres, mientras el resto de la alianza lidiaba con las 4 restantes. Jun veía con rencor a ese dragón que había provocado las heridas de Wolf mientras ella liberaba al anciano… pero también la veía con tristeza, pues al final de todo, solo hizo lo que sabía hacer, si bien se llevaba el rencor de los dioses por ser contradictorio, era ese el trabajo que le habrían asignado al ser el primer juez y jurado de las almas al morir… y el solo quería seguir cumpliendo su labor, aun si debía usurpar el poder de Rizoth y del limbo para poder manejar el alto volumen de almas en cuanto el Netherrealm fue destruido.

Pero era hora de que regresara todo ese poder a su dueño legítimo, y al fin el árbol estaba listo para revertir el proceso.

-------------------------------------------------------------------------------

Continuando con las referencias, añadi algunas que espero las reconoscan, en especial para tundra y kazuma, ya que técnicamente Jun no los conoció en sus "formas originales" :v .... si hay algo que este sobreescribiendo o que haya ignorado haganmelo saber pa corregir D: (que estoy seguro habra de "dijimos que X juzgaba a las almas" asi que digamos Rizoth y Rok eran el "primer filtro" y de ahi la huesuda/Visnu/Brahma/los otros ayudantes/los angeles/etc juzgaban mas a fondo... o alguien reescribe mi idea y le queda mas mejor o/ ... )
Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Re: La Alianza: Fic Interactivo

Mensaje por Error Macross » Dom, 13 May 2018, 21:47

Bueno, vamos a ver como sale, honestamente leí todo lo ultimo que ha pasado como 3 o 4 veces, y no pude hacer algo mejor que esto, así que bueno, ahí le van.


Siento los huesos quebrarse a medida que recibo el golpe, la sangre brota desde mis adentros y solo veo esos cuatro poderosos puños que colisionan contra mi caja torácica, y recuerdo…

“¿Debo perder?”.

“Si, así es”.

Observé al misterioso personaje que me miraba, rodeado de otros sujetos, no parecía especialmente peligroso.

“Vete de aquí, muchacho”, le contesté, “tu presencia aquí demuestra que sabes la importancia de esta pelea, debo ganar por el Earthrealm”.

“Claro, y luego esperar a otro torneo, y seguir por siempre en el mismo ciclo, ¿verdad?”.

Lo miré, lentamente me estaba enojando, pero mantuve la compostura, algo en el me generaba desconfianza, “¿quién eres?”.

“Muéstrale”.

Una mujer hizo unos movimientos, y una gran cantidad de pensamientos llegaron a mi cabeza. Pese a todo, sabía que todo lo que veía era verdad.

“No…, esto es demasiado, ¿qué significa?”.

“Tú eres el guerrero más fuerte del mundo, posiblemente de toda la historia, y eres el único que puede ayudarnos. Entiendo que le des importancia a un juego sin sentido como este, sabes muy poco del mundo, pero hay cosas más importantes, y para eso necesitamos que te den por muerto, es la única forma”.

“¿Pero como podre hacer eso?”.

“Tú solo pierde, mientras creas en mis palabras, la vida eterna estará a tu alcance”.

Y así fue como llegué a esta situación, los cuatro brazos finalmente colisionaron sobre mí y mi cuerpo se desvaneció a medida que la vida se me alejaba.

Y entonces desperté.

“¿Cómo te sientes?”.

Palpé mi pecho, “bien, ¿cómo ha pasado esto?”.

“Si tanto te interesa detuvimos tu corazón en el tiempo, uno de mis muchachos puede hacer eso, y esta chica regeneró tus heridas”, la misma se veía muy tímida he hizo una breve reverencia,

“pero es suficiente, ya tendrás tiempo para conocerlos bien a todos, ahora hay que apurarse, hay muchos más que debamos sumar aquí, toma mi mano, y sellemos el pacto”, un aura azul se formó alrededor de su mano, seguía generándome desconfianza pero la tomé.

“Aun no me has dicho tu nombre”.

“Oh, Kung Lao, tengo muchos nombres, pero créeme, soy la luz que ha venido para que nadie viva en las tinieblas nunca más, pero si quieres un nombre, puedes llamarme…”.



Cedric y Jonh avanzaban sin intercambiar ninguna palabra por el misterioso paramo sin nada particular que llamara su atención.

“Me aburro”, habló Insigno dentro de la cabeza de Jonh.

“¿En serio?”.

“Me gustaría que pase algo”.

“Creo que me costara acostumbrarme al nuevo tu”.

“¿Y es normal que hables solo o es para incomodarme a mí?”, preguntó Cedric.

“Esto…”.

Repentinamente, un gigantesco temblor empezó a sentirse, y como acompañado por eso, una serie de ramas salieron de los suelos.

“¿Qué es esto?”, sin pensarlo mucho Jonh lanzó una ráfaga de energía partiendo una de las ramas pero todos sintieron mucho dolor al
instante. Jonh parecía querer lanzar otra.

“Tranquilo idiota”, lo frenó Cedric, “claramente eso no ayuda”.

“Cambia conmigo”, le habló Insigno, “creo entender que tenemos aquí”.

“¿Estás seguro?, digo segura”.

“Si, esto es algo relacionado con almas, me doy cuenta”.

Jonh le hizo caso, Cedric presencio el cambio, pero no se sorprendió demasiado de ver a la chica, “supuse que ustedes dos de alguna forma estaban relacionados, quiero explicaciones”.

“Cedric, por favor, solamente cálmate”, Insigno volvía a sentir el choque de emociones, pero en el árbol estas eran mucho más marcadas, “hay cosas que hacer acá”.

“De acuerdo”, contestó Cedric, quien de alguna forma sentía que el lugar donde estaba era bastante agradable y que no tenía sentido dejarse llevar por la ira.

La muchacha tocó el árbol.

Al instante la situación cambio, y ella y Jonh se encontraban uno al lado del otro, al instante otras figuras que estaban a su alrededor comenzaron a alejarse de ellos.

“¿Qué es esto?”, pregunta Jonh.

“Son mis demás almas”, contesta Insigno calmadamente, “este lugar las separa. Hey, no se vayan, se volverán nada sin mí”, y como si eso fuera una orden las figuras volvieron y lentamente se desvanecieron, “gracias, ahora a conectar con la persona que está causando que el árbol crezca, y que capaz ni ella misma lo sabe”.

Mientras tanto, todos los demás miembros de la Alianza también se habían sorprendido enormemente de ver como el árbol había comenzado a brotar por todas partes, crecer y salir de los suelos. Las bestias también parecieron reaccionar a esto y su ataque se volvió más brutal. Un ciclope gigantesco con manos con garras se formó cerca de Cedric, cuya repentina calma se anuló y comenzó a luchar contra él, dándose cuenta de que debía proteger a Insigno mientras realizaba la conexión, ya que ese era el objetivo del monstruo.

En medio del caos, Jun sintió una voz que la llamaba, y entró en contacto con el árbol.

Entonces ella e Insigno se vieron cara a cara.

“¿Insigno?”, preguntó la guerrera del Seido.

“Hola Jun, ¿cómo has estado?”.

“Bien…, supongo, te ves…, diferente”.

Insigno sonrió, “si, es una larga historia”.

Jun entonces notó que había una persona más allí, “¿tú eres Jonh?”.

“Hola”, dijo el muchacho, “perdona todo lo pasado”.

“No, está bien, hubo una gran confusión y hemos pasado por mucho, igual es como que no siento peligro aquí, me siento bien”.

“Disculpa”, Insigno se sonrojó, “creo que soy yo, es que me alegró mucho verte y estoy afectándolos”.

“No me molesta, es extraño, pero es una sensación agradable”.

Entonces todos sintieron como algo crecía a su alrededor aunque no lo vieran.

“El árbol”, dijo Jun.

“Si, no sé qué es, pero representa este lugar, más que cualquier guardián que tenga, y tiene una gran tristeza a su alrededor, tanto que no puedo combatirla”.

“Lo sé, estamos peleando contra el anterior protector, pero creo que esta batalla no es lo que quiere el limbo”.

“¿Y qué es lo que quiere el limbo?”.

“Un nuevo guardián, alguien que se quede aquí, que pueda volver a juzgar las cosas”.

Los tres nos quedamos en silencio, fue entonces que Jonh interrumpió, “yo debería quedarme, esta debe ser mi manera de purgar los errores cometidos”, sin embargo, nada pasaba, “vamos, yo me quedare”.

“No, Jonh”, lo frena Jun, “la que debe quedarse soy yo, soy la única cuya alma podría encargarse de algo así”.

“¿Estas segura, Jun?”, pregunta Insigno.

“No, para nada, pero no hay otra solución, al menos no ahora. Debo encontrar una forma de hacer que las cosas cambien, con solo tres reinos existiendo las antiguas reglas no pueden soportar este lugar, colapsa y es débil”.

“Capaz si me quedo yo...”, empieza Insigno, “tengo un gran control de las almas”.

“Y por eso debes ir..., creo que puedo abrirles la puerta al sexto cielo, pero para eso necesito que todos permanezcan estables durante el cruce, ¿podrás hacerlo?”.

“No veo que haya otra forma, volveremos por ti”.

“No sé si será posible, aunque le devuelva el poder a Rizoh, un guardián es necesario”.

Una enorme melancolía llega a los tres, Jonh comienza a enfurecerse, y automáticamente por eso, lagrimas caen de los ojos de Insigno, que recibe toda su furia y tristeza de golpe.

“Toma esto, Jonh”, Jun le ofrece su brazalete.

“¿Qué?”, pregunta este sorprendido, “¿por qué...?”.

“Siento que en este momento lo necesitas más que yo, tienes que lograr sacar esa oscuridad que te consume”, Jonh acerca el brazalete a su muñeca, y para su sorpresa, este se funde con el que ya estaba ahí, quedando sus colores intercalados, “ya no hay mucho de qué hablar”, Jun piensa un rato, “sin embargo, hay alguien más con el que quiero conversar, aunque solo pueda ser un rato”.

Wolf entonces aparece en el lugar, sus heridas desaparecen ya que no se encuentra realmente allí, ninguno lo está, “Jun, ¿Qué es esto?..., ¿Insigno?.... ¿JONH?”.



Cedric continua en su intento de luchar contra la bestia que vuelve a formarse una y otra vez, cuando entonces Insigno se desconecta del árbol y comienza a llorar.

“No, hermosa muchacha, tus lagrimas llenan mi corazón de tristeza”, comienza Cedric, “¿qué carajos? ¿Por qué estoy hablando así?”.

“No te preocupes, Cedric”, Insigno levanta la cabeza mientras las lágrimas siguen cayendo, “nos vamos”.

Al instante, no solo ahí sino donde se encuentra el resto de la Alianza, las criaturas frenan la pelea, “NO, NO QUEREMOS IRNOS, NO QUEREMOS QUE ESTO TERMINE, ESTE ES NUESTRO LUGAR”.

Insigno se acerca a la que estaba peleando contra Cedric, “Hey, cuidado, esa cosa es peligrosa, bella da...”, Cedric se frena como no queriendo terminar la frase, “tu”.

“No va a atacarme”, Insigno palpa a la criatura, “por favor, tranquilízate”. Como respondiendo a sus órdenes, la bestia cierra los ojos y deja de gritar, y así lo hacen en todas partes, lentamente cada una de ellas vuelve a transformarse en Rok’Thal, que queda como dormido y se deshace. Entonces todos comienzan a desaparecer sin entender que ha pasado.



Una nube oscura se avecina, y debemos estar preparados”.
Asi comienza mi...



“Wow, ¿Qué es este lugar?”, se sorprende Cedric.

“El sexto cielo”, le contesta Insigno, “o eso creo, que lindo lugar”.

“Si tú lo dices..., ¿por qué estas vestida como Jun?”.

Insigno se mira, y evidentemente tiene puesta una túnica igual a la de Jun, “no sé, yo solo estaba pensando que me gustaba mucho su ropa”, Insigno se mueve balanceándose observando su nueva vestimenta, “que linda tela, muy suave, me pregunto si estaré rompiendo algunas reglas del Seido por vestirlo”, entonces la palabra “VESTIRLO” sale de su boca y las letras se estrellan contra el piso, deshaciéndose, mientras ella se tapa, “¿qué fue eso?”, entonces la cabeza comienza a dolerle, “tanta gente..., no saben quiénes son..., que sufrimiento, la pérdida de identidad”, al instante ella y Jonh cambian de lugar.

“Tranquila, Insigno”, dice Jonh, “yo estaré un rato a cargo. Wow, ¿Qué es todo esto?, que lugar horrible”.

“Mira”, Cedric se pasa la mano por la cara como intentando entender, “si no fuera por todo lo que estoy viendo, intentare que me expliques porque usaste el nombre de Insigno, pero ya creo que no me importa”.

Algo similar pasa con los demás miembros de la Alianza, que observan extrañados el lugar, o mejor dicho, muchos lugares.

Tundra ve una serie de montañas a la lejanía, con templos arriba de ellas, le recuerda a su antiguo hogar, y eso le hace reflexionar más que enfurecerse.

Maury solo ve un horrible paramo, el cielo del Infierno, le genera escalofríos solo de recordarlo.

Shamsa ve un bosque, no siente nada en particular por él.

Blestang ve una ciudad, lo que le parece extraño, ya que no ve gente en ella.

Wolf ve un desierto, pero se sorprende de no sentir nada de calor, incluso algo de frio.

Titán ve una sala gigante, como la de un palacio, con una gigantesca mesa.

León ve una sala pequeña, como la habitación de un hotel, con una cama pulgosa.

Freeze pestañea varias veces, está viendo un bosque, pero los colores son brillantes, resaltan, y lo más extraño, los arboles parecen estar bailando como en un viejo dibujo animado con una música que suena en su oído.

Kazuma no ve nada, sus sistemas colapsan y cae al suelo desactivado mientras suena una y otra vez “ERROR, ERROR, ERROR”, lo que llama la atención de los demás. Sin embargo, al girarse, sus visiones se mezclan, y el resultado es extraño, las paredes de la habitación de León explotan mientras los árboles y las montañas crecen en él, y la música comienza a sonarles a todos, volviéndose lentamente tétrica.

“¿Qué es este #)/$”! lugar?”, grita Maury.

“Tranquilos todos, intenten concentrarse”, ordena Titán, pero una voz resuena en todos lados.

“Juan Dick Davids”.

Nadie reacciona en particular, pero al instante un ninja oscuro aparece y ataca a Tundra, “tu nombre..., tu nombre es Juan Dick Davids”. El ninja tira una ráfaga de fuego que Tundra logra frenar con otra. Ropa: el traje de Noob Saibot del MK9, siempre usa la capucha, todo el traje negro, su piel color crema, sus ojos blancos de espectro, y nos guantes rojos las botas del mismo color.

“¿De qué hablas?”.

“Ese era tu nombre”, el ninja se agarra la cabeza, “ese era tu nombre cuando estabas aquí, ¿Por qué pudiste salir?, ¿Por qué has cambiado tu nombre?”, al instante ataca a Tundra, y este no entiende de que le habla pero mantiene la pelea.

Al instante, un montón de guerreros aparecen junto con él, una chica de guantes energéticos, medio petisa y de pelo azul, bastante plana, comienza a intercambiar golpes con Blestang, un samurái grita la palabra “honor” y con una espada intenta atacar a Wolf que está muy herido pero Titán se mete en el medio corriéndolo y luego intentando esquivar los espadazos. Dos seres reptilescos también están ahí, uno masculino tira una ráfaga de hielo contra Shamsa mientras que la otra, una mujer arroja una bola de ácido contra Freeze, León no recibe ataque convenientemente para la trama, y se acerca a Kazuma, su tiempo como Cyberninja no le ayuda a saber repararlo pero capaz podría sentir su alma en algún lado y ayudar a que pueda recuperarse.

Y Maury se encuentra con ella, “epa, una cara conocida, aunque no es exactamente una que me guste ver ¿Qué es toda esta “)$(“ Tabitha?”.

“Tu..., ¿sabes mi nombre?”, pregunta la chica en cuestión.

“Si, eres Tabitha, eso o te pareces mucho, mmm, no eres exactamente igual ahora que lo pienso, aunque no sabría decir que es lo que cambia”.

“No”, grita la chica, “acá nadie recuerda su nombre, no me mientas”, lanza una ráfaga de hielo, es demasiado rápida y Maury no llega a frenarla, quedando congelado y estrellándose contra el piso partiéndose en pedazos”.

León es el único que llega a ver eso, pero la muchacha se prepara para pelear contra él.



“#(=”$”, grita Maury, y entonces se palpa el pecho, está intacto, aunque su ropa tiene una capa, que se arranca sin entender que ha pasado, a lo lejos ve a sus compañeros que siguen peleando.

“¿Qué es todo esto?”.

“El Cielo de la Imaginación, joven”, dice una figura que se encuentra allí, imponente, gigantesca y angelical.

“¿Eres el ángel de este Cielo?”.

“Supongo..., no hay otro como mi acá”.

“¿Qué?, ¿No deberías saberlo por seguro?”.

“Si, es verdad, yo siempre supe eso, pero ya has visto lo que este lugar puede hacer, capaz no soy más que alguna creación y el verdadero ángel este en otro lado, capaz eres tú”.

“No, estoy seguro que no, ¿Cómo es que no morí? me partí en pedazos”.

“Este es el cielo de la Imaginación. Lo imaginado no puede cambiar. Nada aquí puede pasar de verdad”.

“¿Qué #)$=”(#?, eso no tiene ningún sentido”.

“Lamentablemente es así, tus compañeros seguirán peleando, capaz mueran, capaz descubran una forma de ganar, no importa, nada tendrá consecuencias reales, las ideas no pueden ser de verdad, si lo son dejan de ser ideas”.

“¿Y cómo hacemos para salir de aquí?”.

“No hay forma, el séptimo cielo no permite el ingreso de ninguna forma, este lugar es el final de cualquier camino, ni siquiera deberían haber llegado”.

“Error, Ángel #($”!) ya verás cómo te imagino una forma de salir de aquí”, Maury comienza a forcejear mentalmente, “vamos, vamos, si este lugar es el cielo de la Imaginación, cualquier cosa que imagine será verdad, vamos vamos”.

“Los mortales no pueden controlar su imaginación al nivel que buscas lograrlo, muchacho”, una taza de té aparece flotando y el ángel comienza a tomar de ella, “eso si es que estas vivo, ¿no serás algo imaginado por alguien?”.

“No te pongas psicológico conmigo, )#=($”!$, ya verás como te imagino la #($=/! más grande que se te ocurra y te la meto en el ()$=”($, vamos, si, siento una idea, vamos”, Maury da un grito enorme y cae al suelo, “¿Quién eres?”.

Una voz femenina horrible resuena en su cabeza, “aun no puedes recordarme, pero tú y tus compañeros ya lo harán en cuanto encuentre la manera de salir de tu #)=”$ cabeza, veras, Maury, después del rato que pasamos, como si pudieras olvidarme”, y comienza a reír.


“Maury está en problemas”, grita Insigno llegando fuertemente a la mente de Jonh, y entonces la palabra Jonh sale de su boca y las letras se deshacen en el piso.

“¿Cómo lo sabes, Insigno?”.

“No tengo idea, es como que me lleguen palabras a la cabeza de algo que está pasando en otro lado”, entonces vuelven a salir palabras y lentamente lee lo que sale, “¿fin del turno?”.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Responder