Batalla de los 6 reinos cuarta temporada completa

Muestra aquí tus creaciones literarias: historias o relatos
Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Batalla de los 6 reinos cuarta temporada completa

Mensaje por Error Macross » Sab, 01 Ene 2011, 00:58

Bueno, volvemos a la accion, este semi descanso mucho no ayudo a adelantarme con el fic, ya que de todas formas solo escribi el primer capitulo de esta temporada hasta ahora, ademas del prologo, pero si a aclarar un poco mas mis ideas, es posible que me tome un tiempito luego de esto para empezar el fic con todo, pero de todas formas me parecio bueno darles un regalito de fin de año a los que disfrutan este material, por cierto, pondre el link de la temporada pasada, pero luego agregare de los otros editando:
Temporada 3: http://www.mortal-kombat.org/foro/viewtopic.php?t=17579
Y bueno, lean y comenten.

“Mi hermano fue el mejor de todos, no hubo guerrero que llegara a tapar su sombra, pero muchos no saben cómo es que llego a eso. Es una historia larga, pasó dos años atrás”. “Nuestro padre, aunque creo que el único que merece llamarlo padre es él, fue el más grande Lin Kuei que jamás había existido, y se esperaba mucho de su hijo mayor cuando continuo la herencia familiar”.
“Un día, un misterioso personaje llego a nuestro templo, se llamaba Quan Chi, y traía una importante misión. Eran tiempos oscuros para nuestro clan, ya que nuestros rivales, los Shirai Ryus, habían aumentado mucho su poderío. Nuestro propio ocultismo se estaba convirtiendo en nuestro mayor enemigo”.
“No sé bien como era el tal Chi, pero tengo entendido que era un hombre calvo de piel muy blanca. Era el líder de alguna clase de organización, cuyo poder residía en un legendario medallón, que les había sido robado por cuatro poderosos demonios. Unos monjes pervertidos por la oscuridad, sirvientes de los demonios, tenían el mapa que rebelaba la ubicación del medallón, escondido en uno de sus dañinos templos, protegido por hechizos que impedían que el clan de Quan Chi pudiera ingresar”.
“No les faltaba poder, pero necesitaban a alguien que pudiera entrar, y confiaron en el Lin Kuei, lo que demostró que nuestro lugar, seguía siendo el más alto. Y el pago, era la eliminación de nuestros mayores enemigos”.
“He venido a ustedes”, dijo Quan Chi con una reverencia, “ya que no puedo confiar en nadie más para este trabajo”.
“Ya veo”, respondió el Gran Maestro, “¿y que recibiremos a cambio?”.
“La eliminación de aquellos a quienes más odian”.
Aunque no lo supieran, con tan solo unas horas de diferencia, el Gran Maestro de los Lin Kuei, y el de los Shirai Ryus, recibieron las mismas palabras, y su respuesta, con ojos llenos de siniestro placer, fue la misma.
“Recibirás a mi mejor hombre”.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat, Batalla de los 6 reinos, cuarta temporada, prologo: “La historia es solo un reflejo de la realidad”.

“El Gran Maestro nunca dudo en elegir a mi hermano, era la elección más obvia, ya que su poderío y determinación, eran de las más elevadas del clan”.
“Me niego a aceptarlo”, grito el ninja, de frente a su líder.
“Recuerda en frente de quien estas, Sektor”, le dijo el Gran Maestro con voz firme, “no tolerare que me trates de esa forma”.
“Sabe que su decisión es errada, yo soy el más grande Ninja de este clan, el solo tiene una prestigiosa ascendencia, pero eso no le da el derecho a pasar por encima mío”.
“Eres un gran guerrero, por eso no tendrás un castigo, pero Sub Zero ha demostrado su valía, y su potencial le permitirá ser tan grande como su padre, sé que puedo confiar en él”, Sektor amago para decir algo, “una palabra más, y no seré tan complaciente contigo”.
Sektor se marcha enfurecido de la sala, “lo que él hizo para llegar hasta acá, marca su error, Maestro”, pero nadie escuchó esas palabras.
“El viaje para mi hermano fue largo, pero nada lo detendría. Una vez en el templo, los monjes reaccionaron agresivamente, y él se encargo de darles una muerte rápida”.
Sub Zero ingresa a un templo, varios monjes se encuentran rezando, y sin que puedan hacer nada, arroja una serie de Kunais que se clavan en sus corazones. El maestro monje llega a detener el arma con una mano, y se pone en posición de pelea. El Lin Kuei acepta el reto y baja, pero rápidamente congela los pies del guerrero, y sin que pueda hacer nada mas, le quiebra el cuello con un movimiento certero.
Se escucha el ruido de los otros monjes. Llegaran rápidamente, así que Sub Zero corre por los distintos pasillos, aunque se encuentra varios enemigos, el número le parece escaso, eso solo puede significar que otra cosa llama su atención, ¿pero qué?
“Sin embargo, hubo un grave peligro en ese lugar, los Shirai Ryus se habían enterado de lo que estaba ocurriendo, y enviaron a uno de sus hombres a detener a mi hermano. Era un poderoso guerrero de nombre Scorpion, pero como todo miembro de su clan, la maldad llenaba su alma”.
Sub Zero ingresa a una sala, y ve un mapa colocado sobre una mesa, un guerrero ninja de traje amarillo también se encuentra allí.
“Un Lin Kuei”, dice sorprendido, “que curioso que te encuentres aquí, aunque era obvio dada la situación afuera, seguramente quieres lo mismo que yo”.
El guerrero, llamado Scorpion, se pone en posición de batalla, y Sub Zero le responde. Entonces, de la mano del Ninja amarillo, una extraña Spear sale, persiguiendo al Lin Kuei de hielo.
Este logra esquivarla, y lanza una ráfaga de hielo, pero no llega a destino, ya que su rival no se encuentra en ese lugar, y se prepara para atacarlo por la espalda.
“Scorpion fue traicionero, buscando el método fácil para ganar, la pelea fue larga debido a sus tretas, pero al final cayó, y entonces, realizo un último engaño”.
Scorpion y Sub Zero intercambian golpes, ninguno parece flaquear, de repente, el Shirai Ryu se arrodilla.
“Por favor”, sus palabras suenan débiles, como si le costara decirlas, “sé que esto te parecerá raro e impropio de un guerrero, pero en este momento, lo que le pase a mi clan me da igual, solo quería esta última misión, para poder marcharme y dejar esta vida atrás, ya que algo mucho más importante ha surgido, y aunque este combate es algo que siempre he deseado, no quiero correr el riesgo de perder lo que ya he conseguido”.
“El guerrero simulo su rendición, pero tenía un último ataque preparado, mi hermano no confió en él, y se aseguro de acabar con su vida”.
“Nada es más importante que la batalla”, dijo Sub Zero, “morirás por deshonrarla”.
Antes de que Scorpion pudiera hacer nada, Sub Zero coloco su mano en el cuello de su rival, y arranco la cabeza con la columna vertebral incluida. Vanagloriándose de su triunfo, la arrojó al suelo, y se llevo el mapa, marchándose como si nunca hubiera estado allí.
“Luego de llegado al templo, fue felicitado por sus logros”.
“Quan Chi”, rugió Sub Zero, “el pacto ha sido roto, un Shirai Ryu estaba allí, y no creeré tus mentiras, se que lo has contratado también”.
Quan Chi no respondió nada, ni siquiera su expresión cambio, y solo dirigió su mirada al Gran Maestro de los Lin Kuei, que observaba algo que tenía en su mano.
“Si”, dijo finalmente, “mis exploradores confirman lo que me has contado, y debo decir que estoy muy agradecido”.
“Pero señor”, pidió Sub Zero.
“Silencio, su parte ha sido cumplida, y como tal, debemos terminar la nuestra, Sub Zero, iras al templo cuya ubicación revela el mapa, y traerás el objeto allí guardado”.
Sub Zero observo a Quan Chi, que seguía en la misma posición, aunque levemente se notaba una pequeña sonrisa en la comisura de sus labios. El Lin Kuei asintió, marchándose con el mapa, mientras su Gran Maestro seguía mirando el cráneo del gran maestro de los extintos Shirai Ryu, que tenía en su mano.
“El templo en cuestión era un lugar del que se notaba su maldad, los seres que lo habitaban no debían ser vistos jamás por el humano…, las pruebas que mi hermano debió pasar dentro, nadie las sabe más que él, pero lo que si se, es que los cuatro demonios se habían repartido las distintas salas, y al final de cada una, uno lo esperaba”.
Sub Zero salta de un pico que se deshace hacia una plataforma volante, agarrándose con dificultad con las manos, debajo de él ve como no queda nada más para pararse, y las corrientes de viento lo cubren todo, por lo cual solamente podía subirse, y eso hizo.
Arriba, vio una puerta que lo llevaría a la siguiente sala, pero un extraño tornado se encontraba de frente a él, lentamente su forma se volvió la de un ser humanoide.
“¿Cómo te atreves a desafiarme?”, dijo esa figura.
“Solo vengo a cumplir mi misión”, dijo Sub Zero simplemente.
Entonces la forma se completo, convirtiéndose en un hombre de pelo blanco largo.
“No puedes siquiera imaginar mi poder, humano, el poder de Fujin, el Dios elemental del Viento”.
El Dios genero una gigantesca ráfaga de viento, que lentamente fue destrozando todo a su paso, colapsando partes de la plataforma, sin dejar nada detrás.
Fujin observo, había ganado tan sencillamente por el solo hecho de que ningún humano podría ganarle.
Se dio vuelta, pero había algo que no esperaba, Sub Zero había generado hielo con el que se había agarrado del borde, y rápidamente saltó arriba de la plataforma, lanzando una gigantesca ráfaga, que congelo al Dios por detrás.
“Dios o no”, dijo Sub Zero, “no detendrás mi misión”.
Fujin intento liberarse, pero Zero genero una daga de hielo, y la clavó en su pecho, no esperaba matarlo, el nunca había pensado en matar a un Dios, pero al menos le daría el tiempo para seguir avanzando.
“Cada demonio era más poderoso que el anterior, pero mi hermano nunca se rindió, y fue directo en todas sus peleas”.
Sub Zero atraviesa los rincones de una oscura y siniestra cueva, cuando ve debajo de él a un extraño ser, un humanoide de roca, que se movía lentamente, ¿sería el Dios elemental de la roca?, no tenía ganas de comprobarlo, así que revisó la zona.
Arriba una curiosa plataforma colgaba de unas cadenas, no perdió el tiempo, y lanzo una gran ráfaga de hielo, congelándolas.
El ser de roca sintió eso, y se preparo para defenderse, pero Sub Zero fue rápido y saltó arriba de la plataforma, aquello fue más que suficiente para que el hielo rompiera las cadenas, y todo cayera arriba del monstruoso Dios.
Este intento resistirse, pero Sub Zero le propino unos poderosos golpes para dejarlo lo más cercano a lo que él consideraba la muerte, y abandonar esa habitación también.
“Sala tras sala, enemigo tras enemigo, nada lo detenía en su andar”.
Sub Zero esquivo a unas feroces bestias, todo sería más sencillo de no ser porque se encontraba buceando, y se estaba quedando sin aire, cuando vio una salida, y la tomó.
Con su cuerpo goteando, y la respiración entrecortada, noto que se encontraba parado en un piso de metal con varias rejillas a lo largo, no era el primero que veía, sin embargo, fue extraño ver las gotas saliendo de entre ellas, juntándose hasta formar un humanoide hecho de agua.
“Veo que has vencido a mis dos compañeros”, dijo el humanoide, como si fuera una burla, “seguro que tuviste solo suerte, un humano no puede llegar hasta aquí de otra forma, pero tu suerte se termina conmigo”.
Sub Zero golpeo primero, pero las partes de su oponente se deshacían como si fueran agua, de hecho, casi seguro lo fueran.
Solo se escuchaba una risa, y su enemigo se junto, solo que ahora su cuerpo se hacía más grande, y sus puños golpearon con una furia enorme, colapsando en miles de partes de la fuerza realizada, impactando a Sub Zero contra el suelo.
Su cuerpo ya no estaba soportando esto, las batallas que había pasado ya eran muchas, pero de todas formas, gozaba de una ventaja inaudita.
Su oponente volvió a tomar su forma normal, “¿qué pasa?, inútil, ¿acaso soy mucho para ti?”, Sub Zero no dijo nada, y solo pateo a su oponente, que se deshizo nuevamente, “esto no te servirá de nada”.
“No lo creo”, Sub Zero colocó sus manos en el suelo, y lentamente, el frio congeló cada gota de agua por separado, unas pocas llegaron a expandirse en una gigantesca boca con dientes afilados, pero solo rozaron al Lin Kuei antes de congelarse también, en esa horrible forma.
Sub Zero no dijo nada más, y paso a la siguiente sala, lo que vio fue sorprendente.
El medallón estaba allí, luego de una larga escalera, solo unos pasos lo separaban.
Entonces un temblor sacudió todo, solo en ese momento Sub Zero se dio cuenta que debajo del puente de piedra donde estaba, la lava corría normalmente, y que el calor era muy intenso.
Frente a si se presento un extraño ser, parecía un humano, con ropa similar a la de un guerrero, y un sombrero de granjero.
“Bravo, guerrero”, dijo tranquilamente, “el llegar hasta aquí, es realmente lo mas sorpréndete que un mortal jamás ha realizado, no dudo que mis hermanos deben haber sido confiados, pero de todas formas, solo un gran poder te permitiría esta travesía, he decidido deshacer mi sala, si no te molesta, ya que cualquier trampa que pusiera, no podría detenerte, e incluso podría ayudarte a recuperar energías de tus ultimas y feroces batallas, así que decidí que acabare contigo yo solo”, todo el cuerpo del ser se volvió de fuego, “tal vez venciste a mis hermanos, los dioses del viento, la roca y el agua, pero no podrás conmigo, el dios elemental del fuego, te diré mi nombre, para que veas el respeto que siento por tu persona, es…”.
“No me interesa”, dijo Sub Zero, “lo único que quiero es terminar esto”.
“Está bien, guerrero, que así sea”.
El Dios fue rápido, certero, y poderoso, lanzo una ráfaga de fuego, que a duras penas Sub Zero pudo evitar. Intento generar hielo, pero obviamente este no surtió efecto, debería pelear a base de fuerza bruta y agilidad.
Con un movimiento certero, se coloco detrás de su rival, y le propino una fuerte patada en la columna, pero lo único que logro fue quemarse parte de la pierna.
“Mi cuerpo esta a una temperatura que ni siquiera puedes imaginar, deberás intentar algo distinto”, dijo el Dios, y se preparo para continuar su ataque, aumentando las ráfagas de fuego.
Sub Zero se cubrió como podía con un escudo de hielo, pero este no aguantaría mucho, y lentamente el calor llegaría hasta su cuerpo, dañándolo para siempre.
“Lo siento guerrero, pero serás recordado”.
Sub Zero se molestó por eso, no iba a rendirse, y lanzo mas hielo que nunca, congelando el mismo fuego en el aire, hasta llegar a los brazos de su enemigo.
“Interesante”, dijo este, “pero inútil”, a continuación, arranco sus propios brazos, que volvieron a formarse, con todo el ardor que tenían anteriormente, entonces, la lava que corría libremente, comenzó a levantarse en el aire, poderosa, “todo esto es mi poder, de nada sirve lo que hagas”.
A Sub Zero le dolía el cuerpo, pero todavía podía intentar algo mas, congelo todo el suelo a su alrededor, esparciendo el hielo por la roca que cubría todo el lugar, incluyendo los muros y el techo. Ni bien la lava intento llegar a él, solo logró que todo el suelo colapsara, con Dios incluido, cayendo al fondo del rio de lava.
Sub Zero a duras penas podía moverse, pero intento llegar hasta la escalera que daba al medallón, cuando una ráfaga le quemó la espalda, dejándola en carne viva.
“No puedes vencerme”, detrás de él, el poderoso Dios había resurgido, transformado en un ser de fuego y lava, cubriéndolo todo en una forma gigantesca, y entonces, todo comenzó a caer.
El hielo había congelado cada parte que cubría esa sala, y todo estaba derritiéndose, cayendo, aplastándolo todo, incluyendo al Dios, y también al guerrero. Solo había un lugar a donde intentar llegar, el Medallón, y hacia allí fue, con el terrible dolor de su espalda y su pierna, que causaba que sus músculos se contrajeran, y que sus huesos dolieran, pero no podía detenerse, o moriría.
Finalmente llegó, por alguna razón, tamaña destrucción no afecto la pequeña plataforma en la que el curioso medallón brillaba, tan poderoso, tan extraño. Sub Zero ni siquiera se preocupo por como volver atrás, solo quería ese poder, pero alguien lo tomó, Quan Chi.
“Muchas gracias, Lin Kuei, tu muerte será recordada por todo tu clan, ya que no encontraras la manera de salir con vida de aquí, nadie sabrá que tus errores traerán el regreso de Shinokk al poder”.
“¿De qué hablas?”, la mente de Sub Zero no estaba centrada, le costaba mantenerse consciente.
“Claro, Shinokk, el Dios Anciano caído, necesita este medallón para tener todo su poder, ninguno de mis hombres, al pertenecer al Infierno, podíamos ingresar a este templo mientras los cuatro Dioses lo protegieran, pero ahora, tu nos has permitido la entrada, muchas gracias”, Quan Chi desapareció al instante, y Sub Zero cayó.
La plataforma, ya sin el medallón, lentamente empezó a deshacerse, mientras el Lin Kuei cerraba los ojos.
“Mi hermano fue el mejor, siempre lo fue, y esta victoria fue la que termino de transformarlo en eso, su más grande triunfo, por eso siempre lo recordare, incluso si algún día muere, pero sé que no lo hará hasta que la vejez lo tome, y su futuro triunfo en el Mortal Kombat, asesinando a Shang Tsung, servirá para aumentar aun mas su leyenda”.
Sub Zero abrió los ojos, le sorprendió encontrarse en la hierba, palpo su espalda, aunque las marcas estaban, ya las quemaduras no le dolían tanto como antes. Y lo vio de frente a él.
“Idiota”, dijo Rayden, Dios elemental del trueno y protector del Earthrealm, “por tu culpa, Shinokk volverá a recuperar su poder, pero tal vez, puedas arreglar tus errores”.
Sub Zero solo asintió, no le gustaba sentirse utilizado, pero el verdadero infierno recién empezaba para él.

Continuara…, pero no aquí.
Última edición por Error Macross el Mar, 23 Ago 2011, 11:34, editado 14 veces en total.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
maxi new sub-zero
Campeón
Campeón
Mensajes: 1217
Registrado: Vie, 21 Ene 2005, 21:37
Ubicación: Cordoba, Argentina

Mensaje por maxi new sub-zero » Sab, 01 Ene 2011, 01:44

Ho Yeah! This Is The Shit!

Genial. Me encantó como lo relataste desde un lugar de inocencia o ignorancia del menor de los hermanos. Un prologo perfecto. Si bien las peleas y los stages pasan demaciado rapido, es la mejor manera para hacerlo entretenido y que no aburra. La caracterizacion del Dios Del Fuego me encantó. Simplemente estuvo genial.

Espero con ansias el comienzo de temporada.
I am a mortal

I am a warrior

I am a thief and an assassin

I am a Lin Kuei

I am Sub-Zero

Avatar de Usuario
Sub-zero el lin-kuei
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 132
Registrado: Sab, 08 Mar 2008, 04:30
Ubicación: Que se yo... estoy re duro

Mensaje por Sub-zero el lin-kuei » Sab, 01 Ene 2011, 04:38

estuvo muy bueno, lei todas las temporadas pero nunca comente nada. Solo una cosa, Shinokk no se escribe asi, se escribe Shinnok. Pero solo eso
Imagen


Podría ser peor... podría ser yo.

Avatar de Usuario
Abbadon el Saqueador
Hermandad de la Sombra
Hermandad de la Sombra
Mensajes: 473
Registrado: Lun, 24 Sep 2007, 21:21
Ubicación: ehhh tengo chaleco viteh

Mensaje por Abbadon el Saqueador » Sab, 01 Ene 2011, 06:48

no me gusto. muy rapido y esperaba mas de los templos. eso del templo de fuego me parecio lamentable. creo que podias hacerlo mejor
"dejad que arda todo. solo deja que arda todo..."

Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Peter
Asesina
Asesina
Mensajes: 285
Registrado: Vie, 01 Ago 2008, 23:36
Ubicación: hmm como asi?

Mensaje por Peter » Dom, 02 Ene 2011, 04:36

OMG cuarta temporada!!

Gran prologo, siempre las historias narradas por un personaje me gustan mas, son mas profundas; y me gusto que aqui lo hizo Sub Zero menor. Para mi los enfretamientos quedaron bien, eran varios y si hubieran sido muy largos salia muy extenso el cap.

Ya quiero ver ese primer capitulo 8)
Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Sab, 08 Ene 2011, 21:02

Wo, esto si que fue raro, esta semana que paso, no pense en el fic practicamente, es raro, ya que creo qeu es la primera vez en toda mi vida que me desconecto totalmente de esto, pero bueno, a mi entender sirvio, ya que habia dejado el capitulo 1 sin revisar, y a mi entender muy feo, y no tenia ideas muy claras de que poner primero de lo que voy a poner, en el capitulo 2.
Pues ahora qeu me estoy yendo me dije, bueno, vamos a publicarlo, y chan, todo a la cabeza, y ya esta, el capitulo no lo senti tan malo como me habia parecido, y mucho mas dentro de poco, esta temporada sera intensa:

Los templos estaban destruidos, habían pasado ya cuatro años desde aquel trágico momento, pero el sufrimiento seguía en su alma. Los Tarkatans, desgarrando a sus compañeros, mientras el fuego lo consumía todo.
Liu Kang respiraba lentamente, mientras sus manos levantaban el polvo, tantas muertes causadas por él, no solo los demás monjes que estaban allí, sino también Lao, y Cage. Todos muriendo.
Algo quiso despertar en ese momento, pero el monje lo contuvo, ¿por cuánto tiempo podría seguir así?
Un ruido llamo su atención, y se puso en alerta, sus sentidos resonaron, y no tardo en atacar a lo que se encontraba allí con una patada, pero fue recibido por una esfera de energía.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat, batalla de los 6 reinos cuarta temporada capitulo 1: “El cielo cae sobre nosotros”.

En la ciudad de Chicago, la oscuridad cubría todo, a excepción de la cálida luz dejada por la luna llena.
Un hombre corría entre esas terribles calles, pero no estaba solo, una persona lo seguía, de hecho, una bella mujer.
“Jarek, detente ahora”, le gritó, pero el aludido no lo hizo, y siguió avanzando.
“Ni lo creas, bonita”, Jarek no estaba acostumbrado a hacer caso, desde pequeño era así, salvo cuando realmente lo ameritaba, por suerte, aunque no era veloz, era muy ágil, y pudo saltar por arriba de una reja, doblando la calle, solo para encontrarse con una pared…, de músculos, que le propino un puñetazo en el rostro.
“Sonya te dijo bien claro que te detengas”, le dijo el hombre, portando dos poderosos brazos metálicos, el sargento Briggs, mejor conocido como Jax.
“Está bien, me quedare quieto”, dijo Jarek, mientras la sangre que salía de su nariz caía hasta su chiva.
El sargento se acerco, aunque su confianza en las palabras dichas era escasa, perdió la concentración lo suficiente como para que una barrida lo arrojara al suelo, soltando un leve insulto que ni siquiera fue escuchado.
Por suerte, Sonya ya había llegado allí.
“Jarek, no seas tonto, teníamos un acuerdo”.
“¿Sabes?, me parece que los acuerdos a mi no me van más”, Jarek se estaba alejando, y Sonya decidió utilizar sus aros para aprisionarle los pies, haciéndolo caer, “¿qué truco barato es este?”, rugió el hombre, al no entender lo que pasaba.
“Sé que te molesta, Jax”, se excuso Sonya, “pero…”.
“No, está bien”, dijo Jax levantándose, “espero que tengas una buena explicación, Jarek, no tiene sentido tu actitud, dijimos que se te daría un perdón especial, pero no podías esperar que este anulara todos tus crímenes”.
“Eso es injusto”, dijo Jarek, “mis compañeros seguro sabrán que yo fui quien se estuvo chivando todo este tiempo, un día en una prisión, y soy hombre muerto”.
“No te preocupes, serás puesto en un lugar donde nadie sabrá quién eres, me encargare de eso, ahora, cálmate, y arreglémoslo tranquilamente”, Jax se dirigió a Sonya, “anula los aros”.
“Pero…”.
“No te preocupes, no tiene ningún arma, los detectores así lo marcan, y a esta distancia no podrá hacer nada”.
Sonya anulo los aros, y Jarek se levanto rascándose la cabeza, no parecía con ganas de cooperar.
“Créeme, es lo mejor para ti”, le dijo Jax.
Antes de que el sargento pudiera reaccionar, de los ojos de Jarek salieron unos leves rayos laser, que a duras penas pudo esquivar.
“Maldición, tiene implantes”, dijo Sonya, que volvió a generar sus aros, pero estos fueron desintegrados por los rayos oculares, cuyo usuario ya se estaba alejando nuevamente.
“El dossier no indicaba nada de esto”, dijo Jax.
“Seguramente lo mantuvo oculto, no se puede confiar en un Black Dragon”.
“Es el ultimo que queda de su clan, poco podrá hacer ahora”.
Jax y Sonya reanudaron su marcha, cuando algo extraño empezó a caer del cielo.
La esfera de energía había sido fuerte, más que las que Liu Kang había recibido de Jonny durante su pelea hacia tanto tiempo, pero en su actual nivel, no le causo el daño que su rival tal vez esperaba.
El monje fue rápido y conciso, y respondió también con una, pero esta no llego a destino, ya que su enemigo pego un salto, y cayó con una patada, que sorprendentemente, conecto en la mejilla de Kang.
Sea quien fuera el sujeto, tenia entrenamiento, pero sus capacidades seguían siendo más bajas que las del guerrero, solo que no parecía importarle. El estilo era muy curioso, le recordaba a Lao, pero eso no tenía sentido.
Tras varios choques, de los cuales salió victorioso con un certero golpe, su rival hablo por primera vez.
“No sé quién eres, pero si eres el causante de todo esto, lo pagaras caro”, la voz sonaba fuerte, decidida, y sobre todo, honesta.
Liu Kang lo observo detenidamente, nunca había visto a alguien así, su enemigo era un hombre con cierto aire oriental, piel morena, y diversas marcas blancas, que parecían rayas, a lo largo de su cuerpo, vestía un pantalón oscuro, y una bandana cubriendo su cabeza.
“Vamos, dime tu nombre”.
“Liu Kang”, respondió severamente el guerrero, ese nombre pego fuerte en su curioso rival, que no parecía entenderlo.
“Mientes, no puedes ser el”, a continuación, otra esfera de energía fue lanzada, pero Liu Kang solo levanto la mano, y la detuvo sin problemas.
Una vez que esta se hubiera difuminado, su rival solo se agacho, he hizo una reverencia.
La conversación fue seca y directa, hacia mucho que Liu no hablaba con otro ser humano, así que se sorprendió de lo que le costaba mantener la charla.
El sujeto se llamaba Kai, era un monje de la misma orden que Liu Kang, solo que no se habían conocido por esos azares del destino. El había llegado durante el tiempo en que el campeón entrenaba con el maestro Borraicho, y se marcho antes de su regreso. Encontrado por los demás monjes, y sin recordar nada de su pasado, entreno duramente durante meses, hasta que finalmente obtuvo el permiso para viajar en busca de su identidad. Su nivel había sido muy grande, hasta el punto de que en poco tiempo, Lao era el único que podía vencerlo, y se habían vuelto grandes aliados y compañeros.
Hace dos años, Kai detuvo sus viajes luego de ese extraño evento en el cual las personas del mundo cayeron en un largo sueño, que no duro nada, pensando que los monjes podrían saber de qué se trataba. El viaje le tomo más tiempo del esperado, ya que se encontraba muy lejos, y sufrió varios percances debido a una avalancha que le causo heridas bastante graves.
Kai supuso que había pasado algo malo, pero no esperaba que fuera tan grave como Kang le conto, todos aquellos a los que podría haber llamado amigos a lo largo de sus breves recuerdos, estaban muertos, y él ni siquiera pudo hacer nada para salvarlos.
Liu Kang le propuso quedarse aunque sea por esa noche con él, su hogar no era la gran cosa, pero era acogedor, se sentía extraño volver a relacionarse con otra persona, pero a una parte suya eso no le gustaba, y clamaba por eliminarlo todo.
No se había ocultado el sol todavía, cuando comenzó a llover, era curioso, no había ninguna nube en el cielo.
No paso mucho tiempo para que ambos guerreros, de la misma forma que Jax y Sonya, se dieran cuenta de la verdad, lo que caía no era agua, era sangre, el cielo estaba sangrando.
Frente a los cuatro, una misma imagen se presento, la del Dios Elemental del trueno, y protector del Earthrealm, Rayden, acompañada de una figura que ninguno conocía, también de pelo blanco, aunque en este caso muy largo, y en una colita, su presencia también generaba mucho respeto.
“Liu Kang, Sonya, Jax, no intenten hablarme, no podre escucharles”, empezó a hablar Rayden, “sé que esto les parecerá repentino, pero deben saber que una nueva amenaza ha surgido, sin embargo, esta es mucho más grande de lo que Shao Kanh jamás llego a ser, ya Edenia ha caído, y con él, el cielo también, no deben preocuparse por eso ahora, pero sepan que un ejercito caerá a su reino dentro de poco, desde el lugar en el que estoy, peleare con todas mis fuerzas, e intentare reencontrarme con ustedes, pero no esperen nada, deberán pelear por mi y por todos contra esta amenaza, e intentar llegar ante los causantes, por favor, manténganse fuertes, y peleen”.
Rayden y su acompañante desaparecieron en ese momento, dejando a los cuatro con más preguntas que respuestas. No paso nada de tiempo para que la lluvia cesara, y sus siniestras gotas se evaporaran como si jamás hubieran existido, permaneciendo solo en el recuerdo de la gente.
Rayden se encontraba lejos, o tal vez cerca, ni siquiera él lo sabia correctamente, su cuerpo estaba cansado, y cayó al suelo.
“Rayden, ¿estás bien?”, pregunto su compañero.
“Gracias, Fujin, pero no te preocupes, mientras el mensaje haya llegado, el esfuerzo habrá valido la pena”.
“Confías demasiado en esos humanos, como para darles una tarea que solo los Dioses podríamos realizar”.
“Ellos me han demostrado su valía en varias oportunidades antes, les confiaría mi vida ante la necesidad”.
“Sabias palabras, pero también peligrosas”.
“No hay mayor peligro que el que nuestros temores nos den, ahora, ayúdame a levantarme”.
“¿Qué planeas?”.
“Necesito comunicarme de nuevo con alguien”.
“No, estas muy débil como para algo así”.
“Esta vez será distinto, el espera que lo haga”.
“¿Acaso hablas de un Dios?”.
“Si”.
“Pero los únicos que sobrevivimos al ataque fuimos nosotros”.
“Si, pero hay un Dios Elemental que no estaba allí, y sé que él sabe más acerca de lo que sucede”.

Continuara…

Avance: ..., algo, si, algo.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
maxi new sub-zero
Campeón
Campeón
Mensajes: 1217
Registrado: Vie, 21 Ene 2005, 21:37
Ubicación: Cordoba, Argentina

Mensaje por maxi new sub-zero » Sab, 08 Ene 2011, 22:02

Bueno, sin lugar a dudas haces la historia a TU modo. jeje. Pasa todo bastante rapido. Podria adivinar que esta temporada no será tan larga. Pero hay que ver, por que al parecer, aparecerá un dios nuevo. Vaya a saber de que va esto. jeje.

Obviamente espero con ansias lo que sigue.

Saludos!!!
I am a mortal

I am a warrior

I am a thief and an assassin

I am a Lin Kuei

I am Sub-Zero

Avatar de Usuario
Sub-zero el lin-kuei
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 132
Registrado: Sab, 08 Mar 2008, 04:30
Ubicación: Que se yo... estoy re duro

Mensaje por Sub-zero el lin-kuei » Dom, 09 Ene 2011, 03:52

Cuando lei que era un dios pense"emm...Shinnok?" luego vi que era un dios elemental. En ese momento dije "espera...Fujin ya esta con el" Asique, parece que vas a meter a un dios mas en la historia
Imagen


Podría ser peor... podría ser yo.

Avatar de Usuario
Peter
Asesina
Asesina
Mensajes: 285
Registrado: Vie, 01 Ago 2008, 23:36
Ubicación: hmm como asi?

Mensaje por Peter » Vie, 14 Ene 2011, 04:30

Vaya, buen primer capitulo... me gusta como das la introducción de los nuevos personajes. Y es cierto, la historia la haces a tu manera y por eso es que me gusta leer Batalla. Espero lo que sigue.
Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Dom, 16 Ene 2011, 05:17

Lalala, hoy, mejor dicho, ayer, fue un dia esplendido para el fic de su servidor, ¿por que?, pues porque volvi a una antigua costumbre, que por razones que no recuerdo, habia dejado de lado, y en un tiempo que hacia mucho que no realizaba, saque dos capitulos esplendidos( de dos fics distintos, ojo), y uno que no lo termine, porque me colgue viendo una peli (Eagle vs Shark, muy rara, pero la recomiendo), y que espero que manteniendo la costumbre, ahora para siempre, salga genial. Creo que ya lo dije alguna vez, pero bueno, como sea, este capitulo tiene dos de esos momentos que estaban planificados desde hace años, y que siento que me salieron, no exactamente como los tenia planeados, ni mejor, ni peor, solo distintos, y es un resultado con el que estoy muy satisfecho.
No obstante, segun la costumbre, este capitulo sera defenestrado por mis lectores, ya que los peores capitulos de Batalla de los 6 reinos, segun ellos, han sido mis favoritos, y me lo paso por el --------

Estaba sentado allí, ¿haciendo qué?, pues nada, solo disfrutando del aire. No necesita respirar, nunca lo necesitó, ¿pero nadie se ha puesto a pensar en lo hermoso que es el aire?, sigue su rumbo sin que nada lo detenga, no piensa, no siente, ni siquiera se lo puede ver, está allí, y ni siquiera es una entidad sola, sino la mezcla de muchas cosas. No es necesario meterse en la química para darse cuenta que el aire es la encarnación máxima del caos, ni siquiera el agua llega hasta ese punto, está bien, no respeta ningún orden, pero realmente se la puede ver, y además tiene la tendencia a juntarse, el aire no, no tiene ningún amo real, ningún amo real.
Una sonrisa se formo en sus labios al pensar en eso, Fujin, ¿qué estaría haciendo?, posiblemente estuviera muerto, al igual que todos sus hermanos, no le importaba, controlar el aire, mentira, a duras penas sabia mover el viento, pero seguramente si el aire pensara, se movería a favor de lo que Fujin desea, simplemente porque no altera sus ideas, sus no ideas.
Un mensaje le llego lentamente, y tomo una forma, Rayden, Dios Elemental del trueno, ¿vivo?
“Hola, Rayden”, saludo felizmente.
“Kochal”, dijo el Dios, “no trates de convencerme que no tuviste nada que ver con lo que ha pasado”.
“¿Qué ha pasado?”.
“El cielo ha caído, nuestros hermanos están muertos, y tu eres el culpable”.
“Extraño, no recuerdo haber salido del Chaosrealm en…, no sé, mucho tiempo”.
“¿Y no es una casualidad que el ataque se haya producido justo cuando todos los demás estamos allí?”.
“Si, una gran casualidad, muy caótica, diría yo”.
“Deja de actuar así, Shinokk, el Dios Anciano caído, es el causante”.
“¿Así que escapo del Netherrealm?”.
“Todos sabíamos que pasaría desde que la esencia de Lucifer desapareció de la puerta al Vacio, el Netherrealm presenta portales menores, que permiten el traspaso de las almas de los condenados a él, Shinokk solo necesitaba encontrar algo que le permitiera agrandar esos portales, para atacar Edenia, y por ende, el Cielo, sin necesidad del Mortal Kombat”.
“¿Y donde entro yo en todo esto?”.
“Tal como dije antes, casi todos los Dioses Elementales activos estábamos en el Cielo en el momento del ataque, por primera vez en años, es obvio que Shinokk quiere matarnos, ya que es su única forma de entrar al Vacio y enfrentarse a los Elder Gods, sin embargo, no hay manera alguna de que se hubiera enterado de eso, salvo que alguno de nosotros se lo hubiera dicho”.
“Ya veo”, Kochal parecía estar pensando, “pero recuerda que nunca he asistido a sus patéticas reuniones, como buen protector que soy, no he salido de mi Reino…, además, me gusta el aire que se respira aquí”.
“No respiramos”.
“No dije que lo hiciéramos, solo que algunos si lo hacen”.
“Sea cual sea tu plan, Shinokk no te dejara salir ileso de esto, aunque renuncies a tu puesto de Dios Elemental, igual vendrá a matarte”.
“Sabes, tengo una adivinanza”.
“No quiero más juegos, Kochal”.
“Es fácil, dime, ¿quién es aquel que actúa como alguien bondadoso, pero algo dentro suyo solo quiere hacer al mundo lo que considera mejor sin importar lo que sea necesario?”, Rayden no dice nada, “tu”, Kochal empezó a reír, Rayden iba a decir algo, pero su comunicación se estaba cortando, “perdona, pero si lo que dices es verdad, pierdes el tiempo hablando conmigo, por cierto, saluda a Fujin de mi parte”.
“¿Qué?, ¿cómo sabes que el…?”, Rayden desapareció, Kochal miro al cielo, el aire que tanto amaba acababa de formar una ventisca que destruía todo a su paso, hermoso.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat Batalla de los 6 reinos, cuarta temporada, capitulo 2: “Sígueme, y tendrás tu infierno”.

“Las comunicaciones con la base están cortadas”, dijo Sonya sin demasiadas ganas, “parece que tendremos que seguir por nuestra cuenta”.
“Los chicos pueden defenderse solos”, respondió Jax seguro, pero noto que Sonya no estaba bien, “¿acaso te preocupa el?”.
Sonya se puso a la defensiva al escuchar eso, “¿qué?, no, para nada, tampoco es que seamos pareja, solo hemos salido unas veces, aparte, por algo llego a su lugar”.
Jax sonrió, sabía que no era solo por el hecho de recuperar su trabajo que su compañera volvió a ser como era antes.
La situación se vio interrumpida por una explosión a la lejanía, ambos se vieron, era obvio lo que tendrían que hacer, y mejor que fuera rápido.
El fuego calcinaba edificios enteros, metal, piedra, madera, lo que sea, todo caía a su paso.
Y en el medio de construcciones derrumbadas, y cuerpos ensangrentados, se erigía un grupo de seres imposibles de definir, parecían parte roca, parte viviente, parte mecánica, andaban en forma cuadrúpeda, usando a veces sus manos para agarrar restos de carne de los cadáveres, sus bocas estaban llenas de dientes aserrados, y sus ojos eran amarillos y brillantes, Jax tenía recuerdos de haber visto cosas así antes, pero los implantes metálicos que algunos tenían reemplazando brazos, piernas o incluso la mitad de sus cuerpos, no eran nada como hubiera visto antes.
En el frente del grupo, un poderoso monstruo dirigía todo, enorme, con poderosos cuernos, lanzando fuego por la boca, su pecho estaba abierto, mostrando un corazón latente y horrible, negro como la noche. Al ver a los recién llegados, lanzo una señal de aviso, o algo similar, ya que solo era un gruñido, pero sirvió para que todos los seres atacaran a Jax y Sonya.
Aunque eran bastante rápidos, no tenían mucha agilidad, y mucho menos inteligencia, así que los golpes de los Special Forces fueron rápidos y certeros, y acabaron con los enemigos sin problemas, pero la cantidad no estaba de su lado.
“¿Dónde estará la policía?”, pregunto Sonya mientras usaba sus aros para rebanar a los seres, que en algunos casos seguían moviéndose aunque perdieran todas las extremidades.
“Teniendo en cuenta la vestimenta de algunos cadáveres, creo que desperdigados por toda la zona”.
Jax en ese momento lanzo una descarga de energía a través de uno de sus brazos.
“Guau, ¿y eso que fue?”, preguntó Sonya, “pensé que no te gustaban esas cosas”.
“Y tienes razón, pero en si solo es un aditamento que almacena energía a medida que pasa el tiempo, y la redirige”.
En ese momento las cosas parecieron irse de control, la descarga de Jax había destruido muchas de esas cosas, y su extraño líder no dudo en prender fuego al resto con una llama que salió de su boca.
“HUMANOS PATETICOS”, dijo con una voz extraña, como si le costara hablar, “NO TIENEN POSIBILIDADES, NUESTRO EJERCITO ES SUPERIOR A CUALQUIER COSA QUE NOS ARROJEN, NO PUEDEN GANAR”.
Jax lanzo otra de sus descargas, apuntando directo al corazón de su enemigo, impactando directo. Aunque al principio pareció que eso había marcado la diferencia, este se levanto sin problemas, su corazón estaba destrozado, pero no parecía hacerle efecto, y en todo el lugar, el suelo comenzó a llenarse de lava.
Sonya y Jax saltaron a una de las ruinas que llenaban el lugar, pero el líquido seguía creciendo.
La bestia parecía reírse, cuando una bola gigantesca le golpeo en la cabeza, una bola humana.
“No, el no, no puede estar vivo”, dijo Sonya con desesperación, pero Jax la controlo.
“Descuida, no es él”.
Efectivamente, el que golpeaba no era otro que Jarek, pese a que su golpe fue perfecto en el rostro de su enemigo, se había dañado parte de la espalda por el calor extremo.
La cara de la bestia se había caído en parte, pero aun estaba entero como para seguir hablando, “EL INFIERNO GANARA”.
“No lo creo”, dijo Jarek, que seguía en el aire luego de hacer la bola, y lanzo una descarga de sus rayos oculares, dando en los ojos de su enemigo, que cayó al suelo por el dolor, hasta que su cráneo se separo en dos partes, y dejo de moverse.
Sonya y Jax dirigieron su mirada a Jarek, nadie parecía estar dispuesto a decir una palabra, y fue el sargento Briggs quien rompió el silencio.
“Me alegro de que hayas venido a ayudarnos”.
“Solo lo hice porque estas cosas también son mis enemigos, no crean que estoy de su lado”.
“Bueno, pero al menos podremos contar contigo contra esta amenaza”.
“Hay algo que me preocupa mucho”, dijo Sonya, solo Jax le presto atención.
“¿A qué te refieres?, es obvio que la situación es preocupante”.
“Si, pero en si Chicago no es una ciudad importante, ¿no es extraño que tantas de esas cosas hayan venido aquí?”.
“Puede que tengas razón, ¿crees que nos estaban buscando a nosotros?”.
“Eso espero, pero realmente dudo que sea eso”.
“Lo sé, pero ahora solo debemos preocuparnos por sobrevivir, y en todo caso, encontrar a Rayden o a Liu Kang”, Jax dudo unos segundos, “lo que más me preocupa a mi es otra cosa, se que Rayden no dijo nada demasiado importante acerca de eso, pero, ¿qué consecuencias traerá un ataque al Cielo en el mundo?”.
Sonya no pudo responder esas preguntas, sin embargo, a la lejanía, algo, que tal vez tuviera que ver con eso, estaba pasando.
Unas manos rasgaron la tierra, su portador se sentía muy cansado, sus músculos se sentían como si hubieran pasado años desde la última vez que los uso. Finalmente llegó a la superficie, el aire lleno sus doloridos pulmones, se sentía tan bien estar vivo, pero aun en su alegría, el cansancio lo hizo desmayarse, solo unas palabras salieron de su boca, una misión olvidada, pero no para él.
“Debo detener a Motaro”.

Continuara…

Avance: Oh, mi Dios, no me digas que es?, bueh, eso no importa, porque en el proximo capitulo, un nuevo personaje y un cameo de uno muy querido por todos( en realidad, no, pero no me importa).
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
maxi new sub-zero
Campeón
Campeón
Mensajes: 1217
Registrado: Vie, 21 Ene 2005, 21:37
Ubicación: Cordoba, Argentina

Mensaje por maxi new sub-zero » Mié, 19 Ene 2011, 02:37

Me gustó bastante el capitulo. Kochal y Fujin van a tener mucho que ver entre ellos. al menos eso parece, jaja. La escena de los Special Forces fue genial. La relacion de los compañeros es optima.

Lo unico es que la introduccion se me hizo por demas confusa. Si bien es caotica como la persona que "piensa" (osea, Kochal), yo creo que vos andabas volando con alguna sustancia cuando la escribiste. jaja.

Bueno, mas alla de los personajes nuevos que estas agregando, me parece que el cambio mas grande que has hecho es que parece (solo parece hasta ahora) que todo se va a desarrollar en el Earthrealm.

Si sobre el cameo... se valen apuestas? yo canto Mokap! jaja

Saludos!
I am a mortal

I am a warrior

I am a thief and an assassin

I am a Lin Kuei

I am Sub-Zero

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Jue, 27 Ene 2011, 04:15

Este capitulo es como algo raro, primero, me costo mucho empezarlo, y aun despues de darle vueltas, me di cuenta que muchas cosas quedaban re tontas, eran contradictorias con las personalidades que venia desarrollando desde que empece el fic, o simplemente me caian mal, asi que lo fui editando varias veces. El tema es que hoy, no se ocmo, el capitulo evoluciono de una manera re heavy, el resultado, durante la escritura de este capitulo, y mientras me pegaba una ducha intermedia, pasaron las siguientes cosas.
a) termine de cerrar la personalidad de un personaje, y que haria con el en base a ese tema el resto del fic.
b) arme que voy a hacer durante esta temporada, con lujo de detalles, creo que sera corta en comparacion con la anterior, pero ni idea.
c) no, creo que no hay C.
Como sea, en este capitulo va a haber un momento que va a empezar uno de esos momentos sublimes del fic, esos que deseo que sean recordados por los usuarios, pero en vez de eso se acuerdan porquerias como la palabra "periplo" o que hice un fic de Mokap, ese momento, que es casi al final del capitulo, fue masomenos cuando a y b empezaron a meterse en mi cabeza, y cuando me di cuenta de las ediciones que tenia que hacer para que quedara un capitulo, que con momentos algo flojos, tiene sus cosas que me encantaron.

La chica levanto la imagen, revisó varias veces el rostro, pero la idea no llegaba completamente a su mente.
“¿Por qué es tan importante este sujeto?”.
“Este sujeto, como tú le llamas”, respondió agresivamente aquel que le estaba dando la misión, “fue dos veces campeón del Mortal Kombat, venció al mismísimo Emperador Shao Kanh, y ya salvo Edenia una vez, si alguien puede hacerlo de nuevo, es él”.
“¿Solo debo traerlo aquí?”.
“Si, es vital que lo hagas bien”.
“Sus deseos son ordenes, Liu Kang vendrá aquí, y entonces, la suerte de Edenia se definirá”.
La mujer se marcho, los demás la observaron mientras lo hacía, Edenia dependía de esta muchacha.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat, Batalla de los 6 reinos, cuarta temporada, capitulo 3: “¿Donde están todos?”.

“Dime algo que yo no sepa”, respondió la voz por el comunicador, con un leve dejo de sarcasmo.
“Maldición”, dijo Jax, aunque realmente esperaba algo así, “¿cómo está el tema allí?”.
“Digamos que no muy bien, mira, me parece que no puedo seguir hablando ahora, esto…”.
La comunicación se corto en ese momento.
“Bueno, parece que el problema no es solo de acá, Stryker tampoco la tiene demasiado bien en New York”.
“¿No queda nadie más?”, preguntó Sonya.
“Lamentablemente no, no volví a ver a Nightwolf desde la Invasión de Kanh, y Kabal desapareció de su trabajo como vigilante hace un año, aunque dudo que quiera comunicarse con nosotros, teniendo en cuenta que no se la dejábamos fácil”.
“Oigan, sé que es muy importante lo que sea que estén haciendo allí”, interrumpió Jarek, “pero me gustaría saber si tienen alguna idea de que podríamos hacer que realmente sea útil para no morirnos”.
“Lo mejor sería rastrear a Liu Kang, debemos ir hacia China”.
“Estás loca”, dijo Jarek, “tendríamos que atravesar todo el maldito país, y eso sin hablar del océano”.
“Salvo que usemos un avión”, dijo Jax.
“Bueno, cambio de opinión, los dos están locos”.
“Puedes irte cuando quieras”, le dijo Sonya, y Jarek no respondió nada, “creo que deberíamos aunque sea empezar a movernos hacia el oeste, estas cosas tal vez no hayan atacado en zonas no urbanas”.
“Es una teoría”, dijo Jax, “pero puede funcionar, primero deberíamos abastecernos, el viaje será largo”.
A miles de kilómetros de distancia, un Oni era destrozado en segundos, sin dejar una mínima parte de sí mismo.
“Sorprendente”, dijo Kai, dirigiéndose a Liu Kang, “realmente eres el campeón del Mortal Kombat”.
“No me gusta esto”; fue todo lo que respondió el monje, “estos seres parecen estar rastreando la zona, solo puede indicar que algo mas grande ha pasado en algún lado, y están viendo que han dejado detrás, tenemos que intentar no atraer la atención, defendernos solo físicamente”.
“Igual si ha pasado algo a tan gran escala, creo que lo más importante seria proteger a los inocentes”.
“Si…, tienes razón”, Liu Kang empezó a caminar hacia donde se encontraban las zonas urbanas, Kai lo siguió, sin embargo, era obvio que algo raro estaba pasando, y tenía sus sospechas que no solo era por la muerte de Lao.
El olor a humo y a azufre lo empezó a llenar todo a medida que avanzaban por el terreno, penetrante, y cansador. La causa no tardo en aparecer debajo de la lomada por la que transitaban, un pueblo, totalmente destrozado, con las casas aun exhibiendo las llamas que las habían diezmado.
“Como dije”, habló Liu Kang secamente, “han llegado hasta aquí, supongo que…”.
Kai no estaba escuchando, a gran velocidad se dirigió hacia el lugar, y sin preocuparse por nada, empezó a rastrear en cada casa, arrancar cada puerta, buscar a alguien que siguiera con vida, pero los pocos restos humanos que quedaban, ni siquiera alcanzarían para llenar un pequeño frasco.
Cuando todo parecía perdido ya, Kai ingreso a una de las pocas casas que se habían mantenido relativamente en pie, y escucho una pequeña respiración, proveniente de una pequeña niña, escondida debajo de una mesa.
“Ven, pequeña”, le dijo Kai con voz dulce, “nada te pasara, sal”.
Entonces noto que la chica no estaba asustada solo por él, sino que señalaba detrás.
En el momento que se giro, llego justo para esquivar el ataque de una extraña masa de color marrón, saliendo de entre los orificios del lugar, formaba una extraña criatura de gigantescos brazos y enormes fauces, deformándose y volviéndose a formar continuamente.
Con gran rapidez, logro realizar una patada, sin embargo, la masa se cortaba, y volvía a tomar forma en segundos como si no pasara nada, prosiguiendo en su lento ataque.
Aunque Kai esquivaba los golpes, no pudo evitar que parte de la masa de su enemigo, que se había separado en uno de sus golpes, empezara a adherirse a su cuerpo.
“Lo siento, pero parece que no podre permanecer con el perfil bajo”, rápidamente, Kai lanzo una serie de bolas de fuego perfectamente formadas, que impactaron en su enemigo causando que rugiera fuertemente. Luego continuo con una directa al suelo, no pasaron ni siquiera unos pocos segundos para que esta esfera saliera por el lugar donde la bestia se encontraba, haciéndola explotar desde adentro, todas las partículas que quedaban se evaporaron en ese momento, “parece que todo está bien ahora”.
Mientras Kai decía esas palabras, el cuerpo de la niña atrás de él fue creciendo, rompiéndose la piel y dando paso a un demonio con todo el cuerpo lleno de poderosas cuchillas, listo para atacar, pero una ráfaga de fuego lo hizo desaparecer como si nada, Liu Kang había llegado.
“¿Qué fue eso?”, pregunto Kai al darse vuelta y ver que la niña no se encontraba.
“Era todo una trampa, la niña era otro demonio”.
“Debí haberlo supuesto, dada la destrucción del lugar, me deje llevar por mis impulsos”.
“No, está bien”, le dijo Liu Kang colocando su mano en el hombre de su compañero, “estos años me hicieron olvidar muchas cosas, pero que mi corazón se aleje de los demás, tal vez fue lo peor, me alegro de saber que todavía hay guerreros que no pierden eso”.
Kai se sintió impresionado por las palabras de aquel al que respetaba tanto, pero entonces, un ruido llamo la atención de ambos.
“¿Un nuevo enemigo?”.
“Espera, Kai, esto es distinto, ¿acaso es ella?”.
Una mujer apareció desde atrás de una pared, morena, vestida con un estilizado traje amarillo que ni siquiera cubría sus piernas o sus brazos. Permaneció parada sin decir palabra unos segundos, hasta que se arrodillo en señal de respeto.
“Gran Liu Kang, vengo aquí desde la lejana Edenia, yo, una simple servidora de la reina Sindel y la princesa Kitana, hija del embajador Ferrod, hermano del noble y sacrificado ex rey Jerrod, para acompañarlos en este terrible viaje contra el maligno Shinokk”.
Kai se quedo sin palabras al escuchar esto, fue Liu Kang quien hablo, ligeramente decepcionado de que la chica no fuera quien creía que fuera, “levántate, hija de Edenia, y dime tu nombre”.
“No es de importancia, solo soy una sierva de mi reino”.
“Igual deseo saberlo”.
“Como usted desee, gran guerrero, me llamo Tanya”.
“¿Cómo me has encontrado?”.
“Fui enviada por mi princesa al Earthrealm para aparecer en el mismo lugar en que usted manifieste sus sagrados poderes”.
“Ya veo, ¿a qué has sido enviada?”.
“Edenia cayó bajo la presión del maligno Elder God caído Shinokk, y este reino le seguirá pronto, pero la princesa Kitana sigue con vida, y se cómo llegar a ella, desde allí, podrá ayudar a nuestro ejército a resurgir, y traernos el triunfo”.
Liu Kang no respondió a eso, Kai lo observaba, esperando la respuesta afirmativa, él era el campeón del Mortal Kombat, y debía defender a los inocentes.
“Lo hare”, fueron las palabras finales, “pero mi reino siempre será la prioridad”.
“No esperaba algo distinto”.
Tanya se levanto, y dando una indicación de que la siguieran, empezó a caminar, respondiendo las dudas del Campeón del Mortal Kombat, acerca de lo que estaba pasando, sin embargo, las dudas llegaban a la mente de Kai.
A Fujin no le gustaba la idea de dejar solo y débil a Rayden, era verdad que una de las prioridades era ubicar en que parte del Earthrealm estaban, pero sus vidas eran más importantes. Pero lo que más le molestaba, era esa confianza en los mortales, una vez uno de ellos le había ganado, pero fue solamente porque el se confió, si volvieran a encontrarse, sería totalmente distinto.
Sintió una presencia al instante, no era uno de esos Onis que pasaban de vez en cuando por la zona sin parecer tener una idea de que hacer, era algo pensante, y algo mucho más poderoso.
Decidió ocultarse, si aquello no lo encontraba, seguramente no habría problemas, pero en el momento en que vio a esa figura pasar, todo se olvido.
“Maldito”, fue lo único que pudo llegar a pensar en gritar, antes de lanzar una ráfaga de viento, esta hizo que su enemigo levantara el brazo para cubrirse, pero no lo dañó, no era el objetivo ahora, el Dios no quería un final rápido, “de todos los humanos, ¿justamente tenias que ser tu el que encontrara primero?”.
Su enemigo se puso en posición de pelea, pero no dijo nada, eso solo hizo que la ira fuera más grande dentro del Dios. Todo el aire giró cada vez más rápido, hasta que un poderoso tifón se formo alrededor de ambos contendientes.
“Me venciste antes, pero no ahora”, y Fujin lanzo un poderoso ataque, sin embargo, una barrera de hielo lo detuvo, al quitarla, detrás se encontraba el Ninja con poder de hielo, Sub Zero, sin embargo, ninguno de los dos se había encontrado antes, pero en este momento, nada detendría el combate.

Continuara…

Avance: No se, es medio dificil hacerlos, porque pasan muchas cosas por capitulo.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
maxi new sub-zero
Campeón
Campeón
Mensajes: 1217
Registrado: Vie, 21 Ene 2005, 21:37
Ubicación: Cordoba, Argentina

Mensaje por maxi new sub-zero » Jue, 27 Ene 2011, 05:07

Jaja, es verdad que pasan varias cosas.

Genial la aparicion de Tanya, sobre todo desde la introducción que ya se sabe que es ella. El Cameo de Stryker tambien bastante bueno.

Muy buen Capitulo. Realmente sabes como atrapar al lector.

Saludos!
I am a mortal

I am a warrior

I am a thief and an assassin

I am a Lin Kuei

I am Sub-Zero

Avatar de Usuario
The ST. Jimmy
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 2499
Registrado: Lun, 27 Abr 2009, 21:31
Ubicación: Lin Kuei

Mensaje por The ST. Jimmy » Jue, 27 Ene 2011, 05:25

No se como pude perderme los otros capitulos. Pero por suerte pude ponerme al dia. La intro de Sub Zero me gusto, pero la dejaste a media historia. Quiza la sigas mas a delante.
Tambien vi que hiciste algunos cambios en la historia, como que todo empieza en el Earthrealm. Pero una de las cosas que mas me gusta es la personalidad de Fujin, ese desprecio hacia los mortales que debera cambiar jaja Tambien hay que ver el papel de Kochal en la historia.

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Dom, 20 Feb 2011, 03:31

Are you ready?, Ready, XDDDD, este capitulo es de los que me gustan por una simple razon, empezo re mal, y cuando pasa eso pienso el capitulo por un largo periodo de tiempo, le doy vueltas y eso, y termina saliendo algo copado, en general es muy raro que un capitulo empiece perfecto, siempre empiezan al termino medio, en cuyo caso todo suele ser termino medio, o re feo, en cuyo caso lo levanto, y ahi suelen salir los capitulos que mas me gustan, y bueno, seguro muchos que se sepan la historia de Mortal Kombat a rajatabla notaran ciertos detalles en una de las discusiones, que veran que son interesantes, manzana, y naranja, o sea, nada mas.

El guerrero se vio reflejado en la imagen, sus ojos tapados por un antifaz, ocultándose.
Era un gran soldado, había servido a su señor y cumplió todas sus misiones, y eventualmente, fue castigado, y condenado al Netherrealm, y allí, encontró a la Hermandad de las Sombras.
El antifaz ocultaba su vergüenza, era un general del Outworld, no un patético Oni que debía a sus líderes el haber obtenido la capacidad de pensar. Pero ya había pasado, el mundo cambiaria, su amo tendría la clave para transformarlo en el lugar perfecto, años de planes que se concretarían, y tendría que mostrarse firme.
El antifaz fue retirado, sus manos tocaron la pintura, y la fueron frotando en su rostro, hasta tomar la forma que él deseaba alrededor de sus ojos.
“Señor, tenemos importantes noticias”, dijo un soldado al ingresar a la sala, sorprendiéndose de lo que vio, “¿señor?”.
“Solo soy yo”, respondió Reiko, firme y poderoso, “ahora dime… ¿Qué es lo importante?”.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat, Batalla de los 6 reinos, cuarta temporada: Capitulo 4: “Devoción”.

Sub Zero espero pacientemente a que su misterioso rival realizara el primer movimiento, quieto y distante como el elemento que representa. Fujin, en cambio, es directo, libre, veloz.
Moviendo los brazos, el Dios genera una enorme ventisca, que incluso levanta pedazos del suelo en el aire, haciéndolos girar. El guerrero de hielo, no se ve afectado por eso, es más, sus únicos movimientos sirven para congelar los pedazos que vuelan, destrozándolos en el aire.
Fujin se da cuenta rápidamente de que no sirve de nada lo que hace, y para el ataque, usando el viento en su cuerpo para propulsarse hacia su enemigo.
Sub Zero lo esquiva en ese momento, en las plantas de sus pies sobresalen unos picos de hielo, utilizados para mantenerse estable anteriormente, transformados ahora en un arma cortante con una simple patada, que sin causar daño físico elevado, llega a formar una marca en el rostro del Dios, que se regenera casi al instante.
Sub Zero cae con las manos rápidamente, dando un giro que le permite tirar al suelo a su enemigo con las piernas, pararse, y al levantar las manos, hacer una lanza de hielo para clavarla, pero Fujin la frena con las manos.
“Me sorprendes, tus habilidades no han disminuido, pero tampoco aumentado, esperaba más”.
Fujin abre la boca, y una ráfaga de viento es enviada, propulsando a Sub Zero en el aire. El dios se para nuevamente, y solo anula el viento, la caída seria mortal para el guerrero de hielo, pero lo que cae es un simple bloque de ese material, que se derrite al instante, con el ninja en su interior.
“Puede que si hayas mejorado un poco, pero no te servirá”, Fujin atrae viento de todas partes, juntándolo en sus manos, para luego lanzar una ráfaga con el ancho de una aguja, atravesando toda la distancia hacia Sub Zero a gran velocidad, pero finalmente detenida por un rayo, “¿quién osa?”, Rayden se acerca, colocándose entre ambos contendientes, “Rayden, no entiendo”.
“Este guerrero no es el que recuerdas, Fujin, se que su aspecto, sus poderes, e incluso su forma de pelear te recuerda a aquel que te venció hace tanto tiempo, pero no solo no es nuestro enemigo, sino también uno de nuestros aliados más poderosos”, Rayden dirige su mirada hacia Sub Zero, que realiza una reverencia, “levántate, guerrero, dadas las circunstancias, las muestras de respeto no son necesarias, pido perdón por la actitud de mi compañero”.
“La confusión podría haberle pasado a cualquier otro, no hay nada que perdonar”, dijo Sub Zero, levantándose, “me alegra el verlo, Lord Rayden, ¿debo suponer que aquel que esta con usted también es un Dios?”.
“Efectivamente, Fujin, El dios Elemental del Viento”.
“Entonces me alegro de saber que los Dioses se encuentran con nosotros en esta terrible batalla”.
Rayden sintió peso en el corazón al escuchar esas palabras, “no, guerrero, ningún Dios además de nosotros podrá ayudarnos, al menos, no que sepamos”.
“¿Algo ha pasado?”.
“El cielo fue atacado, todos nuestros compañeros han muerto, nuestro enemigo es mucho más poderoso que Shao Kanh”.
“Espero poder ayudar”.
“De hecho, eres justamente de gran ayuda, ya que tu hermano ya venció a aquel a quien nos enfrentamos”.
Sub Zero en ese momento ya no pudo mantener la compostura, “¿qué?”.
Reiko espero pacientemente, hasta que los soldados llegaron trayendo algo, y una gran sonrisa se poso en su rostro. El sujeto era extraño, su piel no era humana, se veía verde y escamosa, aunque casi todo su cuerpo estaba cubierto de cadenas, se resistía violentamente.
“Lo encontramos durante una expedición, se resistió y mato a ocho de nuestros hombres, nunca habíamos visto algo así, y como el amo Chi no se encuentra, usted era el más indicado para tomar una decisión”.
“Libérenlo”, dijo Reiko directamente.
“¿Perdón?”, pregunto el soldado, como sin entender.
“¿No me entiendes, patético Oni?, recuerda que solo tienes mente por Quan Chi, así que sigue mis órdenes o te hare desear no haber tenido nunca la capacidad de pensar”.
“Como usted diga, señor”.
Lentamente los soldados fueron quitando las cadenas, sorprendentemente, el ser había dejado de moverse, y solo miraba con odio al general.
“Váyanse”, les indico Reiko a los soldados luego de que liberaran totalmente al prisionero, estos lo pensaron unos segundos antes de marcharse, “vaya, si que has cambiado, Reptile”, siguió el soldado con una mezcla de burla y sorpresa, “te recordaba más humano”.
“Maldito, ¿qué quierez de mi?”.
“¿Qué puede querer el dirigente de un ejército mas que nuevos guerreros para sumar a sus fuerzas?”.
“No lo hare, nunca zerviré a un amo diztinto al Emperador”.
Reiko se acerco a Reptile, casi hasta el punto de que sus rostros podrían llegar a tocarse con un leve movimiento.
“¿El mismo Emperador del que te alejas ahora por haber fallado?”.
Reptile escupió acido de su boca, pero Reiko la esquivo, sin embargo, al instante, el Lagarto humanoide se hizo invisible.
“Oh, vamos, ¿por qué intentas negarlo?, tienes que aceptar cuando es que es mejor elegir un nuevo amo, alguien que realmente tenga el poder para cambiar el mundo”.
Un chorro de acido salió de una de las esquinas, pero no llego a destino, a continuación, Reiko lanzo una serie de Shurikens, todos impactaron contra la pared.
“Vives nada más que una mentira, como yo en su momento, descubre que hay alguien que realmente tiene el poder para transformar todo en lo que quiere”.
Reiko se quedo quieto, y sus oídos lo sintieron, un puñetazo, y Reptile cayó al suelo. No se detuvo ahí, lo pateo con toda la fuerza que pudo, una y otra vez, para luego levantarlo del cuello.
“Mátame”, dijo Reptile, “nunca zeguire a un loco como tú”.
Reiko lo miro con odio, pero luego lo dejo en el suelo.
“¿Qué hazez?”.
“Debo decir que me sorprende tu actitud, pero sin importar a quien sirvas, al Emperador no le servirías muerto”, Reptile no supo que responder a eso, “el mundo sufrirá muchos cambios en el futuro, elige bien tu lugar”, Reiko se alejo dándole la espalda a Reptile.
“No entiendo que hazez”, dijo este.
“No guardo ningún rencor contra ti por lo que me hiciste, y eres mucho más fuerte que la mayoría de mis soldados, toma esto como tu permiso para vivir, y si algún día tienes la oportunidad, podrás marcharte y servir a quien quieras, pero yo ya pase por ese camino hace mucho, y créeme, el único que podrá transformar al mundo realmente, es mi amo”.
Reptile observo como Reiko se marchaba, y lo siguió, sobrevivir, sí, eso sería útil.
Jax y Sonya observaban los lejanos campos, costaba creer que todo eso se viera tan pacifico dadas las circunstancias de lo que pasaba en otros lados.
“¿Confías en que Jarek vendrá?”, preguntó Sonya.
“No realmente, pero si nos salvo en ese momento, sería raro que se marche ahora”.
“No me gusta la idea de ir robando comida por aquí”.
“Es lo único que podemos hacer, la gente debe estar como loca por lo que está pasando en el mundo, y mostrar nuestras identificaciones no impediría que termináramos con un balazo en la frente”.
“Tienes razón”, dijo Sonya, y se quedo pensativa unos segundos, cuando algo llamo su atención, “¿escuchas eso?”.
“¿Qué pasa?”.
“Algo viene de adentro de los campos”, Sonya fue corriendo a meterse adentro.
“Espera, Sonya”, le grito su compañero, y la siguió.
Ambos se frenaron luego de avanzar un poco, no veían mucho a su alrededor.
“No debiste apurarte tanto”.
“No digas nada, creo que lo oigo por algún lado”, Sonya se agacho, intentando no hacer ningún ruido.
“Hola”, se escucho detrás de ella.
Sonya fue rápida y directa, agarrando a aquel que había hablado detrás de ella, parecía humano, y arrojándolo hacia adelante con toda su fuerza, causando que quedara dado vuelta entre las plantas de maíz.
“¿Qué diablos?”, dijo Jax.
“Eso estuvo de mas, Sonya, ni que te fuera a violar”, dijo el sujeto acomodándose los lentes, “genial, no se rompieron”.
Jax y Sonya no dijeron ninguna palabra más.
“¿Qué les pasa?, parece que hubieran visto un fantasma”, dijo Jonny Cage tranquilamente.

Continuara…

Avance: ¿Volvio el humor?
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Responder