El Gran Cryomancer

Muestra aquí tus creaciones literarias: historias o relatos
Responder
Avatar de Usuario
Evil_Konan
Campeón
Campeón
Mensajes: 355
Registrado: Vie, 28 Ene 2005, 17:10

El Gran Cryomancer

Mensaje por Evil_Konan » Jue, 18 Sep 2014, 07:27

Kapitulo 1: Hydro.

- ¡Gran Maestro! Con todo mis respetos... ¡Yo debería ser el LK-520! ¡Entrego mi cuerpo y mi alma por ese modelo!
- ¿Por qué osas importunarme, escoria? Ese modelo está adjudicado a Tundra, ya está decidido.
- Kuai Liang ha desertado... Gran Maestro... se hace llamar Sub-Zero como su hermano. No os queda ningún cryomancer en el clan salvo yo. Y yo me ofrezco voluntario.
- Kuai Liang ha huido, si. Pero lo encontraremos. Mi hijo le está dando caza en estos momentos. Solo es cuestión de tiempo. Pero está bien, tu hora de automatización se pospondrá hasta que tengamos la certeza de que Tundra, ahora llamado Sub-Zero, caiga en nuestro poder. Ahora retirate.

Mizu Akuma, con el nombre en clave de Hydro. Supo que no convenía insistir más ni tensar más la frágil cuerda que es la paciencia del Gran Maestro del Lin Kuei. Saludó al señor con una ceremonial inclinación y abandonó los sombríos aposentos en completo silencio. Hacer más supondría tener que automutilarse para reparar la ofensa y ya tiene unas cuantas cicatrices. No había logrado su propósito pero al menos logró que no le incluyeran en la Iniciativa Cyber para ser el contenido de una carcasa estándar. Los demás ninjas elegidos verían sus aptitudes y habilidades potenciadas con la costosa tecnología importada por el Dragón Negro, pero el modelo LK-520 estaba hecho para potenciar las habilidades kori de un cryomancer. Mizu Akuma no dudaría en sacrificar su humanidad por tener ese poder. “Me lo merezco”- se dijo- “He hecho mucho por el clan”. Siempre ha estado por debajo de los hermanos Bin-Han y Kuai Liang comparado con ellos sus poderes kori eran poco más que trucos de feria. Tenía lo suficiente para poder entumecer de frío a un enemigo que huye o va a por él y fabricar una arma pequeña de hielo, en las demás habilidades es un luchador notable pero sigue sin ser rival de algunos como Cyrax o Smoke. Sin embargo, ha sido competente para muchos encargos. Desde entregas de mensajes a asesinatos a sangre fría, solía acompañar a Sektor en algunas de sus misiones y aprovechaba cualquier ocasión para adularle y tener su confianza, con tal de que lo acercara más al Gran Maestro. Sektor sentía cierta simpatía por él, era igual de sádico e implacable, pero esa simpatía no significa nada para un hombre que es más frío que la maquina que acabó siendo... le prometió que si de él dependiera el LK-520 sería suyo, ya que es un honor muy grande como para darselo a un traidor al clan como resultó ser Tundra, pero no puede hacer nada por cambiar la voluntad de su padre y está de acuerdo que con Kuai Liang el LK-520 tendría un mayor rendimiento.

Salió al patio principal donde entrenaban los nuevos reclutas. La mayoría niños elegidos en los orfanatos que financiaba el clan, y que ahora iban en camino de ser guerreros bajo la cruel tutela de los maestros... o morirían en el intento. Se fijo que ya había dos pequeños cadáveres en un rincón y bufó despectivo. “Débiles” Hacía calor y aquello no hacía más que incomodarlo más. Tenía que hacer algo. Si Sub-Zero era devuelto al clan, sería él el nuevo ciborg. Tenía que matarlo antes de que Sektor y Cyrax o alguno más del clan diera con él. ¿Pero como? No podía abandonar el templo Lin Kuei ni tenía sitio para la partida de caza del desertor. ¿Solo podía esperar?

- ¿Has vuelto a incordiar al Gran Maestro?

La voz con el extraño acento de Vitian Belyy, llamado en clave Tigure. Lo sacó de su pensamiento. El colosal ninja de kimono blanco con rayas negras a modo de tigre estaba apoyado en una pared con los brazos cruzados.

- Metete en tus asuntos.- le inquirió con desprecio.
- Que valor tienes- Hydro juraría que tras aquella máscara durada con rasgos felinos había una sonrisa burlona, podría ser suficiente para exigirle un duelo, pero no tenía interés- Suplicando por que destruyan tu humanidad.
- Ten cuidado, Tigure. Cuidado con tus palabras. Que no hayas sido elegido no significa que te hayas librado de nada. De haberlo sido habría sido para ti un honor... y lo que acabas de decir sugiere que te opondrías a la voluntad del Gran Maestro.
- Por lo pronto no he sido elegido. Te quedarás con la duda si me opusiera o no.
- Bah, siempre has estado más unido al grupo que hacían Tundra y Smoke. Los traidores.
- ¿Me acusas de traición?
- Tal vez ¿lo eres?

Tigure se incorporó de su relajada postura. Sus ojos azules le miraban fríos pero a Hydro no se le va la sensación de que se ríe de él. Le sacaba más de una cabeza de altura y llevaba en sus muñecas unos guanteletes con cuchillas en forma de garras.

- Quizás sea lo mejor que te metan en una de esas maquinas. Dicen que pierdes tu humanidad. Que es como estar muerto aunque sigas luchando... para lo que vales, es preferible que seas una computadora.
- No tienes ni idea. En fin... ¿por que me molestas precisamente tú?
- No lo sabes... Nos ha encomendado una misión.
- ¿Qué?
- Han localizado la prisión donde está Tremor. Quieren que le enviemos una oferta, supongo que habrá otro cyborg especial para él. En caso de que se niegue se llevará al cabo su captura o asesinato.
- ¿Cuando partimos?
- Mañana al alba.

Hydro asintió. Conocía a Tremor antes de que este desertara para unirse al Dragón Negro. Era avaricioso, brutal e indisciplinado, ideal para gente como ese indeseable de Kano. El clan llevaba muchos años tratando de capturarlo pero Kano lo protegía y cuando surgió la Iniciativa Cyber prácticamente se perdió el interés por él. Era el único desertor al que por ahora no se le aplica el dicho que Nadie abandona el Lin Kuei... por ahora. Parece que su suerte ha cambiado. Tigure y él estaban a punto de irse cada uno por su lado cuando algo alborotó la monotonía del patio.

Los chavales se apartaron apresuradamente mientras varios cyborgs arrastraban a un hombre desde la entrada. Lo reconoció al momento. Estaba ensangrentado, tenía varios huesos asomando a través del traje y varias quemadura de tercer grado pero no es de ahí de donde sale el humo. Smoke había sido capturado. Hydro estuvo alerta, su frío corazón se desbocaba ante la idea de que Sub-Zero también fuese capturado, tan pronto. Pero no lo vio. Sektor y Cyrax seguían a los cyborg que arrastraban a su presa al interior del templo del Gran Maestro. Asintió aliviado y miró a Tigure. Esta vez no parecía sonreír.


La noche llegó y envolvió el mundo en sus tinieblas. Hydro se encontraba en sus modestos aposentos. Había preparado sus armas y su equipaje y se hallaba de rodillas concentrándose en su poder. Canalizó el frío que le envolvía para crear hielo pero de sus manos solo caía agua fría. Se concentró más, su frente sudaba del esfuerzo y consiguió crear una daga. “Ahora quiero una espada” La hoja de hielo se extendió diez centímetros y el mango adquirió una forma semejante a las de las katanas japonesas. No consiguió más. Rompió la espada con sus manos y arrojó los trozos con desprecio al tatami. Había llegado la hora de hacer lo más arriesgado que ha hecho nunca dentro del clan.

No hizo falta hacer alarde de sus habilidades de sigilo. Estaba en su casa y como uno de los elegidos para la Iniciativa Cyber podía entrar al laboratorio construido exclusivamente para ese proceso. Saludó a los centinelas con naturalidad y se paseó por aquella planta con brazos robóticos y computadoras operando por todas partes. Cuando llegó acababan de terminar el proceso con uno de los voluntarios y estaban anestesiando al siguiente. La camilla con grilletes estaba totalmente ensangrentada y había órganos y miembros amputados tirados en el suelo entre charcos carmesíes y bajo nubes de pequeñas moscas. Ninguno de los que aguardaban pacientemente mostraban la más mínima inquietud. Pero Hydro no estaba interesado en ninguno de ellos. Se fue al fondo del recinto, hacía las celdas de aquellos que siendo elegidos se negaron y tuvieron que ser sometidos a la fuerza. Había menos de los que se esperaba, el Gran Maestro podía estar orgulloso. Y entre ellos estaba Smoke.

El aspecto del ninja europeo era incluso peor que cuando lo vio entrar en el patio. Más muerto que vivo. Había escuchado que Sektor lo cazó y le propinó una brutal paliza sin dañar las partes esenciales para que pueda ser automatizado. Pero antes de que comience su proceso, el gran maestro le había interrogado. Él estuvo presente. Ataron a Smoke de forma que colgara del techo y el Gran Maestro llamó a una de sus esposas. Tenía varias de varias nacionalidades pero pocos sabía que tenía algunas de otros reinos como una esclava edeniana o una sierva seidiana... y una nativa de Netherrealm, regalo del hechicero Quan Chi. Aquella era la llamada, Kia, conocía las artes de la tortura como jamás había visto. Smoke aguantó mucho sin gritar pero cuando empezó no hubo pausa. Querían saber el paradero de Sub-Zero pero no dijo nada. Ahora yacía en su celda como un despojo humano. Hydro se inclinó a los barrotes y echó una ojeada a su alrededor, supuso que nadie lo escuchaba.

- Smoke...- le llamó- Smoke ¿me oyes?
- Mátame... quien seas...
- Lo haré. Pero tienes que ayudarme.
- ¿quien eres...? ¿Hydro...?
- Si. Escuchame, soy uno de los elegidos para la iniciativa Cyber. Voy a fugarme del clan.
- Hazlo... vete...
- Pero antes debo saber donde encontrar a Sub-Zero.
- ¡No lo diré!¡No os diré... nada!- su grito fue seguido de varias toses sanguinolentas. Hydro miró alrededor. Algunos ninjas le miraban pero enseguida volvieron a sus asuntos. Ya conocían el habitual sadismo de Hydro y su tendencia a incordiar y humillar presos.- ¡Al infierno!
- Escucha... no te necesitan. Kia ha llamado a Quan Chi y mandaran a un vidente de Netherrealm para encontrarle... te interrogaron para ver si podías ahorrarles el deberle un favor al demonio.
- ¿Y por que tantas molestias?
- Por el modelo LK-520. Solo un cryomancer como tu amigo es capaz de sacar provecho de su potencial. Hay otro modelo para ti... uno de nanotecnologia que se adaptará a tu poder del humo. ¿Lo entiendes? Nos estudiaron a todos sin que lo supiéramos. Tengo que avisar a Sub-Zero... solo él como gran cryomancer puede ayudarme a defenderme de mis perseguidores.

Por descontado, Smoke desconfiaba de Hydro. No eran amigos y siempre notó que entre él y Tundra había cierta hostilidad. Kuai Liang siempre fue respetuoso pero Mizu Akuma nunca ocultaba su desprecio y odio, fruto de la envidia al no tener un poder equiparable al suyo. Pero en esos momentos Smoke estaba entre la vigilia y el delirio, su mente estaba embotada por todo por lo que había pasado y no estaba en la plenitud de sus facultades. Le creyó.

- Nueva York...- luego se quedó inconsciente.

Hydro miró a su alrededor preocupado por que le hayan oído y se alejó de la celda.

- Matame...- oyó decir a Smoke.

Hydro sonrió tras su máscara. “Púdrete”- pensó. Y se dirigió a la puerta.

En ese momento, estas se abrieron. Y ante él se hallaba el Gran Maestro escoltado por Sektor y Cyrax. Todos los presentes se pusieron firmes y gritaron el saludo. Hydro lo hizo con retraso por la sorpresa y se apartó rápidamente de su camino. ¿Lo sabrán? ¿Les habrá oído? Aquella historia de Kia y el vidente era un embuste para Smoke. Realmente no saben donde está Sub-Zero pero no tardarían en encontrarle.

- Sacad a Smoke de su celda. Que inicien el proceso con él- ordenó Sektor.
- Sin drogas ni calmantes- añadió su padre- Que esté despierto y consciente durante todo el proceso. Que así lo vean los que dudaron o se negaron a mis órdenes. Que vean el precio a pagar por la deslealtad al clan.

Varios ninjas arrastraron el cuerpo de Smoke hasta el quirófano. Lo maniataron con las correas y dejaron que los brazos mecánicos que portaban sierras y tenazas se inclinaran sobre él.

- Sabandija...- dijo Smoke, refiriéndose a Hydro, pero nadie le prestó atención.

Uno de los brazos le inyectó adrenalina para mantenerlo despierto y entonces comenzó la carnicería. Los gritos de Tomás Vrbada llenaban la cámara como si hubiera un infierno allí mismo. Las sierras circulares cortaban a lo largo de sus extremidades haciendo que chorreanes de sangre salpicaran los plásticos que le rodeaban. Luego varias tenazas le arrancaban los musculos de los huesos para que luego sean sustituidos por músculos biónicos. Órganos como intestinos, estomago, y riñones eran arrancados y arrojados al suelo al no ser necesarios ya para el nuevo cuerpo. Smoke chillaba con larga agonía, que incluso llegó a inquietar a algunos de los voluntarios. Hydro se habría quedado a disfrutar del espectáculo pero prefirió irse disimuladamente no vaya a ser que el Gran Maestro le pregunte por que estaba allí.

Los aullidos de la tortura aún retumbaban todo el templo cuando Hydro llegó a sus aposentos y trató de dormir un poco antes de que comenzara su nueva misión.
Última edición por Evil_Konan el Sab, 31 Ene 2015, 01:44, editado 2 veces en total.
Imagen

Avatar de Usuario
MK-Noob
Fuerzas de la Oscuridad
Fuerzas de la Oscuridad
Mensajes: 360
Registrado: Mié, 06 Ago 2014, 00:23
Ubicación: Netherrealm, Argentina
Contactar:

Re: Krónicas

Mensaje por MK-Noob » Vie, 19 Sep 2014, 02:20

Pinta más que interesante el fic, ese final la dejó picando para el proximo capitulo tambien. Eso si, se me hizo imposible no pensar en Street Fighter al leer "Akuma" :mrgreen:

Aver que onda con el kapitulo 2 (:think)
We share blood, we are not brothers

Imagen

kanalla
Campeón MK4
Campeón MK4
Mensajes: 469
Registrado: Vie, 03 Abr 2009, 06:47
Contactar:

Re: Krónicas

Mensaje por kanalla » Vie, 19 Sep 2014, 14:49

Seeeeeeeeh!!! El Konan de siempre: una narración educada, un relato rápido y al final violencia gratuita a destajo. Sería bueno ver la historia continuar, puesto tiene más pinta de one shot que de primer capítulo. Así que estamos a la espera.

PD: Hydro un cryomancer? Al menos no es hydromancer, ñam.
Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Re: Krónicas

Mensaje por Error Macross » Vie, 26 Sep 2014, 17:35

Bueno, en la unica aparicion de Hydro que yo sepa en el comic oficial de MK2 si no me equivoco lo mencionan como con poderes de hielo bajos o algo asi (respuesta a Kanalla).

Bueno, de primera instancia la unica queja es que el personaje principal de momento me parecio muy sencillo, o sea, recordando otros fics es muy factible que salga mal parado, pero con lo que dijeron hasta ahora como que no me alteraria mucho. Despues lo demas excelente, muy terrible la ambientacion, y para mi la forma en la que muestras al Lin Kuei es genial, me ha gustado mucho todo eso.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
Evil_Konan
Campeón
Campeón
Mensajes: 355
Registrado: Vie, 28 Ene 2005, 17:10

Re: Krónicas

Mensaje por Evil_Konan » Dom, 19 Oct 2014, 22:33

Kapitulo 2: Tremor

La Tumba, como lo llaman en varios idiomas según qué gobierno, es más lo que dice su nombre que una prisión de alta seguridad. Aquí van los criminales internacionales que son demasiado peligrosos para dejarlo vivos pero demasiado valiosos para que estén muertos. Para Craig T. Stone, más conocido por su nombre en clave: Tremor, aquel status le habría sabido como un elogio, ha estado en tantas prisiones como hoteles podría visitar un turista pero en este caso se está demorando demasiado. ¡Veinte años! Tanto tiempo en las ruidosas entrañas de un montón de metal que flota a la deriva fuera de la vista de rutas comerciales y de cámaras satélite. De vez en cuando llegaba alguien para entrevistarlo… aquella rubia tan cañón que tiene loco a Kano o ese mongol gigante, que siempre supo que era del Dragón Rojo, que no dudó en torturarle ante la indiferente o complacida mirada de los guardias… pero ninguno del clan. Kano es un gran hacker, ya debería sonsacar la ubicación de este lugar pero nada. Probablemente le dieran por muerto y en el fondo no podía culparlos. Aquel maldito mayor, Jax, le había destrozado de una paliza ni él mismo apostaría a que sobreviviría a sus heridas. Pero lo hizo y fue llevado aquí. Se miró al espejo de su celda, tenía canas y arrugas que no había cuando llegó, hacía lo posible por mantenerse en forma, entrenando rigurosamente con los medios que tenía, pero solo conseguía atrasar la decadencia que nos condena a todos la edad. Le habían abandonado, esta vez sin salvación alguna.

- ¡Tienes visita, Tremor!- vociferó uno de los guardias tras los barrotes láser.

La rutina era la misma. Unos brazos robóticos aparecían del techo y engrilletaba a Tremor con los brazos a la espalda y en los tobillos. Apagaban los barrotes de luz roja, cortantes como cuchillas, y varios guardias le escoltaban hasta su celda. ¿Quién será esta vez? Hacía mucho que no veía a Sonya Blade… ¿cuántas noches fantaseó con hacerla temblar como solo él sabe? O quizás sea Jarek cobrando la deuda que le debía de una apuesta de cuantos agentes SF matarían durante la emboscada a Jax. Se iba a quedar con las ganas. Caminaron por los tétricos corredores de agobiante metal hasta subir una plataforma y de allí pasaron a las salas de interrogatorios. Se preguntó también que querrían esta vez, Tremor nunca dio información relevante, nunca delató a los suyos, ni siquiera a Kano que lo había abandonado. Como mucho señaló ubicaciones de alijos menores del clan y cuarteles que supo que estaban abandonados solo a cambio de algunas comodidades de su cautiverio.

Cuando abrieron la puerta lo que vio era a un hombre japonés bastante delgado, trajeado con una chaqueta y unos pantalones azules, y que luce un bigote cuidado. A simple vista no lo conocía ni le sonaba de nada pero había algo en su mirada que lo hacía muy familiar.

- Por favor, siéntese- “Esa voz”.

Tremor se tomó su tiempo antes de sentarse, no le gustaba seguir ordenes salvo que gane algo a cambio y miraba desafiante al tipo.

- Cuanto antes se siente, antes comenzaremos, señor Stone.
- Me sobra mucho tiempo aquí… dime quien eres.
- Siéntate- dijo en un extraño tono, entre orden y complicidad.

Tremor obedeció al fin, intrigado. ¿Será al fin un enviado de Kano?

El hombre abrió una carpeta sobre la mesa e hizo un gesto raro llevándose una mano al oído.

- Bien, escúcheme bien. Ha sido difícil localizar este sitio. Muy costoso, la verdad. Me presentó aquí como un agente de la Fuerzas Especiales Internacionales. Que ha solicitado total confidencialidad en este interrogatorio. Por tanto, no nos oyen pero si que nos ven por las cámaras… cuestión de mi seguridad. Dígame, señor Stone ¿sabe quien soy?
- No… ¿debería?
- Vamos esfuércese más… no puedes haberme olvidado así como así.
- ¿Qué mierda es esta? No sé… un momento… ¿Hydro?- por primera vez en años Tremor se sintió completamente anonadado.
- Bien- Sonrió el olvidado lin kuei- Ahora mismo me informan que han instalado el bucle a los monitores de seguridad, ya podemos hablar libremente.

Tremor miró instintivamente las cámaras. Y se fijó en él. No era raro que no lo reconociera. Muchos miembros del antiguo Lin Kuei solo aparecían cubiertos con sus máscaras que ocultaban sus rostros y modificaban sus voces. Pero lo que más impactó a Tremor es que le hayan localizado aquella panda de ninjas locos de los que desertó una vez hace ya tantos años.

- ¿Has venido a matarme?

De las manos del hombre apareció una pequeña daga de hielo.

- Sería lo apropiado. Y más teniéndose ahí encadenado… como me gusta matar a seres indefensos y más si son guerreros formidables.
- No has cambiado. Eres el mismo sádico e imbécil de siempre.
- Un imbécil que ha vivido con total libertad con los suyos . No, Tremor, no he venido a matarte- La daga se licuó en sus dedos y chorreó la carpeta- Traigo un mensaje de nuestro Clan.
- ¿Nuestro?
- Cómo prefieras… supongo que llevas mucho tiempo fuera de juego. ¿Cuánto hace que no sabes nada de “tu clan”?
Tremor no supo que responder.
- Yo te lo diré. Ha hecho tratos con nosotros, nos dio acceso a la Iniciativa Cyber.
- ¿A vosotros?- preguntó Tremor incrédulo. Pero entonces recordó a Sektor y al Gran Maestro y supo que estaban lo bastante locos como para gastar la fortuna que costaba aquello- Si… no debería sorprenderme.
- El Lin Kuei te propone que reinsertes en el clan de forma voluntaria y pacífica y se te indultará todos tus pecados si participas en la iniciativa. Hay un modelo de cyborg diseñado exclusivamente para un individuo con tus habilidades. Potenciará tu poder como jamás habrías imaginado. Si aceptas serás rescatado en cuestión de una hora, todo lo que tienes que hacer es tomarte esto- se sacó de la chaqueta una pastilla de color rojo- Ya sabes lo que es. Te dejará KO en lo que tardas en llegar a tu celda y despertarás en el templo. Nosotros nos encargaremos de todo.
- ¿Y si me niego?
- Pues te mataré aquí mismo- dijo tranquilamente- Nadie abandona el clan ¿recuerdas?
- Pues esta es mi respuesta- Tremor se inclinó lo que sus grilletes permitieron- Que os jodan.

¿Están locos? Se preguntó Tremor. Sin duda. La Iniciativa Cyber no le era desconocida a Tremor. Desde que le implantaron el ojo cibernético a Kano se obsesionó con financiar una carísima e ilegal investigación de prótesis cibernéticas completas y computerizar los cerebros humanos con tal de conseguir soldados cyborgs. Eficaces y obedientes y vender lo que llamaría La Iniciativa al mejor postor, pero ningún gobierno era capaz de financiar semejante proyecto. Tan solo el Lin Kuei, poseedor de muchos tesoros almacenados durante siglos eran capaces de comprar algo así. Pero pocos eran conocedores de todo lo que conllevó la investigación. Presos del clan siendo mutilados, torturados, con los cerebros borrados y manipulados , perdiendo la humanidad entre litros de sangre y vísceras. Supo que su miserable vida en la Tumba no era tan mala comparado con eso. Si este era el fin, que así sea. Ya saldará cuentas con Kano y Jax en el infierno.

Hydro sonrió. Y para sorpresa de Tremor se sacó el pinganillo de la oreja y lo congeló entre sus dedos.

- Bien, ahora los del Lin Kuei tampoco nos escuchan. Abre bien los oídos, maldito animal y tal vez salgas mejor parado de lo que crees… esta es mi verdadera oferta.

Tremor sacudió la cabeza y le miró incrédulo ¿De verdad este es Hydro?

- Tengo una misión personal que cumplir y… como te darás cuenta no está del todo dentro de los intereses del Gran Maestro.
- ¿Qué demonios quieres?
- Una alianza, temporal.
- ¿Para que?
- Tienes que ayudarme a matar a otro desertor. Lo recordarás como Tundra.
- ¿El hermano de Sub-Zero? ¿Me estás diciendo que ese ha abandonado el clan?
- Ahora se hace llamar Sub-Zero como su hermano. Murió a manos de un fantasma del Shiray Ryu… está siendo perseguido para su automatización. Necesito que muera antes de que se hagan con él. Tú me ayudarás.
- ¿Por qué lo quieres muerto?
- No es asunto tuyo.
- Ya veo… quieres ocupar su lugar. Puto loco.
- Vaya… no eres tan tonto como parecía.
- El idiota aquí eres tú ¿Qué gano yo si te ayudo?

Hydro se sacó un móvil de la chaqueta y le enseñó una foto. En ella reconoció la figura de Kano frente a toda una formación de criaturas mutantes armados con las armas del clan. Era una especie de instrucción.
- La fortuna que ganó con la Iniciativa Cyber no es nada comparado a lo que está cobrando por adiestrar a esos seres del Outworld en las armas de nuestra tecnología. Suficiente dinero como para comprar países incluso continentes, nosotros te encontramos con un programa informático robado y vendido por él ¿Se molestó en buscarte? No… debes estar furioso por ese desinterés suyo. Más después de que dieras la cara por él cuando Jax le persiguió. Puede ser tuya, podrás localizarlo fácilmente gracias a su implante en el ojo. Tengo entendido que podrías usurpar su puesto si juegas bien tus cartas.

Tremor nunca se fió de la labia de Hydro pero la oferta era demasiado tentadora para alguien que lleva años acumulando odio y rencor. No pudo resistirse.

- ¿Qué he de hacer?
- Tomarte esta otra pastilla… yo me ocupo de lo demás.


La atronadora bocina de la alarma no era extraño en La Tumba, el propio Tremor fue motivo de esa alarma alguna que otra vez. Aquí encierran a criminales que solo podrían existir en comics y videojuegos, auténticos peligros para la humanidad en que la máxima seguridad siempre es poca. Tremor despertó con ese ruido y recordó al instante la charla con su antiguo camarada Hydro. Aquello era el plan de Lin Kuei, un asalto a la Tumba, la liberación de varios presos amotinados y su rescate. Escuchaba gritos, el fragor de una batalla no muy lejana, disparos, descargas eléctricas, porrazos y la voz del alcaide exigiendo rendición por los altavoces. Tremor se sintió ligeramente mareado, iba a incorporarse pero recordó su papel en el plan, se suponía que no debía estar despierto.

Los barrotes laser parpadeaban como nunca antes había pasado. Los lin kuei habían accedido a los controles de energía de la Tumba. Y con ello liberaron a los presos. “Muy profesionales” pensó Tremor “Si no hubieran sido tan estrictos me habría quedado con ellos” Entonces apareció al otro lado de los barrotes dos guardias acorazados con su armadura antidisturbios.

- Este- dijo uno de ellos- Todo esto es por este. Es un ninja.
- Pues no se lo van a llevar vivo. Apaga el…

No llegó a terminar la orden. El mango de una daga de hielo apareció de repente sobresaliendo de su casco, el hielo kori podría tener la dureza del metal y por ello aquella arma arrojadiza podía atravesar el casco diseñado para resistir el impacto de armas más intimidantes.

- ¿Pero que..?

A este tampoco le dio tiempo a reaccionar. Un ninja con uniforme gris apareció a sus espaldas y con una llave le rompió el cuello como si fuese una rama podrida. Los ninjas Lin Kuei entraron en la celda después de que Hydro desconectara los barrotes con un aparato inalámbrico. Eran cuatro contando con él, que llevaba puesto su uniforme ninja de color celeste. Tremor seguía tumbado en la litera mirando a través de los párpados entreabiertos.

- Objetivo localizado- dijo uno de ellos- Procederemos al rescate del traidor.

Craig T. Stone no pudo evitar sonreir y se incorporó para sorpresa de ellos.

- Cuidado con quien hablas, ninja.
- ¿Qué demonios…? ¡Se suponía que estaba sedado!- exclamó el que habló antes dirigiéndose a Hydro.
- Me he equivocado de pastilla- se excusó con una sonrisa cruel mientras volvía a encender los barrotes.

Tremor no dio tiempo a reaccionar. Tan pronto como las luces rojas volvieron a parpadear en la entrada de la celda, propinó una patada en el vientre a uno de los ninjas enviándolo al corredor exterior. El ninja por momento parecía haber pasado ileso pero en seguida empezó a ahogarse en su propia sangre, los brazos se cayeron seccionados a la altura de las muñecas, de los codos y casi a la del hombro, luego el resto del cuerpo se desmoronó cortado en rodajas. Sus órganos aún latían y sus dedos y ojos aún se movían durante unos segundos.

Hydro a se aferró a la espalda de otro de los ninjas y trató de apuñalar en el cuello con una de sus pequeñas dagas de hielo. Pero este logró detener la puñalada con una mano en un acto reflejo mientras que con la otra trataba de zafarse de su agarre. Ambos cayeron de espaldas forcejeando. Tremor agarró al que quedaba, el que había hablado, por el cuello y estampó su espalda contra la pared y comenzó a propinarle puñetazos en su pecho y vientre. Aquellos golpes estaban entrenados para hacer templar la tierra cuando los daba contra el suelo, de ahí su nombre en clave Tremor. El ninja trataba en vano de deshacerse del agarre mientras aquella roca hacía añicos sus costillas y reventaba sus órganos internos. Puso una mano en la cara de Tremor tratando de clavarle los dedos en los ojos pero esto se zafó con solo un manotazo y lanzó un directo al rostro enmascarado del lin kuei. El primer golpe ya bastó para aturdirlo, el siguiente hundió la cabeza en la pared aboyando el metal del que estaba hecho y por último hizo que los ojos salieran disparados de sus órbitas y colgaran de sus nervios ópticos. Hydro por su parte seguía forcejeando con su presa, al ver lo que costaba acercar el filo helado a su carótida, decidió congelarle la cabeza con su poder Kori. Luego lo empujó a un lado mientras este trataba a ciegas de buscar a su enemigo. Al final Tremor le remató con un pisotón en su cabeza que hizo que el rostro congelado estallara en mil fragmentos.

- ¿Qué ocurre? ¡Informad!- Era la voz de Tigure que sonaba por el pilganillo de Hydro.
- Salimos en seguida, prepara el helicóptero.- respondió Hydro.

Tremor le ayudó a levantarse e Hydro apagó los barrotes. La carrera a la salida tenía pocos obstáculos. Había muchos criminales enloquecidos, algunos ni eran de este mundo como un par de tarkatanos y un joven shokan que estaban montando una autentica carnicería tanto de guardias como de presos. Antes de salir al exterior robaron unos rifles de unos guardias muertos y a la luz del sol vieron al ninja blanco frente al helicóptero robado de la agencia japonesa. Ni mediaron palabra alguna, tanto Tremor como Hydro abrieron fuego contra el lin kuei quedaba el cual reaccionó corriendo en busca de cobertura. Le alcanzaron dos veces pero sus cargadores estaban ya casi vacíos cuando tomaron las armas por lo que mientras recargaban, Tigure cuyo uniforme estaba bastante teñido de rojo corrió tambaleante y saltó por la borda. Ambos traidores se asomaron a buscar su cuerpo con la mirada.

- ¡Que le den, está muerto! Dijo Tremor.

Tomaron el helicóptero y dejaron que la Tumba hiciera honor a su nombre cuando se activó el protocolo de emergencia. Todas las almas de aquel buque fantasma iban a rendir cuentas a los dioses en cuenta las compuertas se cerraron y comenzó a sumergirse a las profundidades. Hydro informó que Tremor había escapado y que proseguía su persecución… simuló interferencias y destruyó el comunicador.

- ¿Dónde está el gran hombre?
- En Nueva York… en pleno campo de batalla.- dijo Hydro.
Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Re: El Gran Cryomancer

Mensaje por Error Macross » Lun, 20 Oct 2014, 04:35

Sigo pensando que Hydro tiene todo para terminar mal (tal vez la sorpresa sea que no pase eso), pero ahora salio Tremor, y es genial, creo que entro en la categoria de persona que piensa que Tremor es genial y no tiene la menor idea de por que. La escena entre ambos muy interesante, y toda la parte en la que metes mas cosas acerca de la cybernetizacion estan excelentes, me gusta eso de verle el lado bien crudo y realista a eso.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
sub-zero318
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 111
Registrado: Lun, 15 Jul 2013, 01:25
Ubicación: colombia

Re: El Gran Cryomancer

Mensaje por sub-zero318 » Jue, 20 Nov 2014, 05:23

interesante fic, puedo notar mucho gore, es algo que me llama la atención, también el hecho de que el personaje principal sea un cryomancer, son mis favoritos, pero creo que luego veremos una pelea de cryomancer vs cryomancer, ya adivinaran a quien apoyo... jaja, como sea esto se esta tornando muy bueno, me gusto la parte del ninja cortado por los lasers, me recuerda a resident evil, eso es todo por mi parte.

saludos sub-zero318

PD: voy a hacerte una corrección insignificante, no es muy importante pero igual la hare, el verdadero nombre de smoke es "Tomas Vrbada" no "victor vrada" solo para que lo tengas en cuenta si lo quieres corregir :mrgreen:
soy sigiloso como la noche y letal como el alba
mortal kamping: http://foro.mortal-kombat.org/viewtopic ... 660#310660
EL AMOR NUNCA MUERE: viewtopic.php?p=313948#313948

Avatar de Usuario
Evil_Konan
Campeón
Campeón
Mensajes: 355
Registrado: Vie, 28 Ene 2005, 17:10

Re: El Gran Cryomancer

Mensaje por Evil_Konan » Sab, 31 Ene 2015, 01:40

Kapitulo 3: Sub-Zero

- Ahí está... por fin.
Mizu contempló fríamente la azulada figura de su objetivo en el monitor del famoso hacker Quinn. Aquel joven de rastas rubias era un antiguo black dragon que al igual que Kabal, optó por desertar y dejar atrás aquella vida criminal, pero por desgracia Tremor aún tenía contactos para dar con él e Hydro necesitaba a alguien capaz de interceptar las transmisiones de su propio clan. De esta manera y con una daga de hielo rozando su garganta, el hacker puso en pantalla lo que veía el asesino enviado por el Lin Kuei para dar caza a Tundra, así como lo que veía el satélite secreto del clan.
- No está lejos, Tremor- dijo Hydro- y está ocupado con un cyborg... si esa maquina consigue su objetivo...- Entonces apretó un poco más la fría arma que amenaza al informático- ¿Puedes desactivar la cámara del satélite? ¿Dejar ciego al Lin Kuei?
- Yo...
- No puedo permitir que vean lo que está por suceder. ¿Puedes hacerlo o no, escoria?
- Si... si... pero por favor....
- Ahora o muere.
Tremor, de brazos cruzados y apoyado en el umbral de la sala, rió para si, tanto por la mala suerte de Quinn como por la locura de Hydro. El hacker tecleaba frenético, abría ventanas y ponía en marcha varios programas. Hydro le susurraba algunas claves que necesitaba y tras un rato que parecía eterno, Quinn dio al intro.
- Ya está...
- Bien.
Sin más, el ninja celeste le dibujó una linea roja en el cuello con la punta de la daga. Fue una muerte rápida aunque agónica. A Tremor, antiguo camarada suyo, no le importó lo más mínimo pero aquello le hizo hacerse a la idea de que todos aquellos que puedan ser un estorbo, un testigo o que ya no le era útil a Hydro le convenía que estuviesen muertos... y él no tiene por que ser una excepción. Sin embargo, decidió seguir con el juego.
- Ya sabemos donde está- dijo Hydro limpiando su arma en la camiseta del cadáver- El Lin Kuei no puede seguir el kombate y tanto Sektor como Cyrax están en Outworld en otra misión... esta es nuestra oportunidad. Sigamos con el plan y demos con ellos.



- Tremor...
Kuai Liang no esperaba ver aquel rostro enmascarado después de tantos años. Pero en los últimos días ha visto tantas cosas que no esperaba ver que no le supuso ninguna sorpresa. Ya en aquel día, en la alta azotea de aquel edificio, se había desatado un drama que nunca imaginó que ocurriera. Smoke, su mejor amigo, era ahora una maquina de matar que yacía a sus pies desconectado, fue una batalla muy dura pues aún notaba algo del antiguo Tomás Vrbada trás la nanotecnologia que ha reemplazado su organismo y por tanto, con la esperanza de poder recuperarlo trató de no dañarle demasiado y mucho menos matarle. Estaba cansado y herido y algo le decía que la lucha no había acabado aún.
- Sub-Zero- respondió el ex-lin kuei- Cuanto tiempo...
- Mucho. ¿Que haces aquí?
- Ver a un viejo amigo. Ahora te has unido al club de los prófugos del maldito Lin Kuei.
- No tengo ningún interés en relacionarme con el Dragón Negro. Debería matarte por armar a esos monstruos.
- ¡Eh! Yo acabo de entrar en el juego. Me he pasado los últimos veinte años pudriéndome en una bodega, no sé nada de lo que ha estado haciendo el tuerto y el resto de la pandilla.
- ¿Te envía entonces el Lin Kuei?
- Habría ayudado al colega si fuera así- respondió señalando el cuerpo inerte y humeante del cyborg- No, ahora los dos somos presas de nuestro clan. Necesitamos tu ayuda.
- ¿Necesitamos?
- Somos más desertores de los que piensas, estamos siendo cazados uno a uno por estas puñeteras maquinas, si nos unimos podríamos sobrevivir y quizás devolver el golpe ¿Que me dices?

Tremor le tendió la mano para estrecharla. Kuai Liang le miró ceñudo tras su máscara. En efecto, tanto él como Tremor han abandonado el Lin Kuei pero hasta ahí llegan las similitudes entre ambos. Craig Stone no podía ser más diferente que él, desleal, indisciplinado, codicioso, brutal... se preguntaba por que razón no volvería al Dragón Negro si es que acababa de escapar de una prisión. El propio Lin Kuei desistió darle caza al ser un protegido de Kano, con quien el Gran Maestro tenía muchos tratos y estuvo dispuesto a perdonar temporalmente semejante traición... pero ¿Y si es cierto que hay una facción del Lin Kuei dispuesto a detener aquella locura de la Iniciativa? Supo que Cirax no logró escapar ni tampoco Smoke... pero hubo otros con los que quizás podría unirse... lo que no sabia era que pintaba Tremor en todo aquello.

- Llévame con ellos. Ayudame a llevar a Smoke con nosotros- dijo Sub-Zero dando la mano.
- Por supuesto, Tundra.

Sub-Zero se maldijo a si mismo condenando su estupidez. Tantas batallas y traiciones en aquella guerra de Nueva York lo habían cansado y bajado la guardia y le ha hecho caer en un truco tan viejo. Tremor apretó la mano con una fuerza brutal y tiró de ella para propinar al lin kuei un tremendo cabezazo que por poco lo dejó inconsciente. Acto seguido, sin soltarle, le hundió la rodilla en su abdomen mientras reía cruelmente. Cuando se dispusó a darle un puñetazo, Sub-Zero al fin pudo reaccionar congelando la mano de Tremor y así liberarse de su presa.

- De los dos hermanos siempre fuiste el más tonto- dijo mientras rompía la escarcha cerrando y abriendo la mano- Por lo que sé, uno está muerto y tu no tardarás en verlo en el infierno.
- ¿Por qué? - inquirió Sub-Zero tratando de ganar tiempo para recuperarse de los golpes.
- No es nada personal, Kuai Liang. Ni siquiera por dinero ni mucho menos por el Lin Kuei. Necesito que mueras, así de simple.

Acto seguido, Tremor cargó tratando de arrollar a Sub-Zero con el hombro. El suelo de la azotea parecía vibrar a cada una de sus pisadas, pero el ninja azul pudo esquivarlo “deslizándose” a un lado. Recordaba aquel guerrero vagamente, era todo fuerza bruta, sus embestidas y ataques podrían competir con las de un rinoceronte pero lo peor era su demonios de los terremotos con lo que adquirió su nombre en clave. Aún había supervivientes refugiados en aquel edificio no podía alargar el combate arriesgándose al derrumbe del que era perfectamente capaz.

- En tal caso- continuó Sub-Zero- No me dejas otra opción.

Sub-Zero concentró el frío en una esfera luminosa que apareció entre sus manos y la lanzó contra el Dragón Negro. Tremor quedó convertido en una estatua de hielo que poco a poco se iba liberando por su fuerza bruta. Sin perder tiempo saltó hacía él y le propinó una tremenda patada en el pecho haciendo estallar cientos de esquirlas de hielo. Tremor cayó de espaldas y rodó hacía atrás hasta ponerse en pie y le devolvió el ataque con un proyectil de fuego. Pero Kuai Liang creó un escudo de hielo en su muñeca izquierda que detuvo el impacto. Sin dar tregua, Tremor destrozó ese mismo escudo de un puñetazo que también alcanzó la mejilla de Kuai Liang, se propuso a darle con la otra mano pero esta fue esquivada cuando Sub-Zero se agachó para agarrarle ambas piernas y tirar de ellas para hacerle caer de espaldas.

Ambos ninjas estaban en el suelo. Abrazados y rodando por la azotea mientras si intercambiaban puñetazos y cabezazos con fuerza sobrehumana.

- ¡¿Donde demonios estás?!- Vociferó Tremor.

Sub-Zero supuso que no se refería a él pero tampoco prestó demasiada atención. Estaba sobre Tremor agarrándole de la cabeza y tratando de desnucarlo contra el suelo. Tremor golpeó el suelo con un puñetazo cargado de poder sismico e hizo balancear el edificio algo que aturdió a Kuai Liang y le permitió poder dar la vuelta y estar sobre él. Esta vez tenía sus manos agarrando su cuello y apretando sus dedos de hierro mientras le hacía golpear la azotea para desnucarlo. En un momento que pensó que lo tenía a su merced alzó un puño sobre su cabeza con la intención de aplastar su cráneo. Pero Kuai Liang fue más rápido e ignorando la mano que lo estrangulaba posó sus dedos sobre el rostro de Tremor y le congelo la piel de la cara que no cubría su máscara ninja. Acto seguido le propinó un puñezato que hizo que la escarcha y la piel cayera en varios trozos brillantes.

Tremor se levantó gritando con las manos sobre su rostro ahora rojo al estar desprovista de piel.

- ¡Hijo de perra! ¡Malditos cryomancers del demonio!

Sub-Zero se incorporó recuperando el aliento. Y lanzó una patada en el vientre a su furioso y agonizante enemigo haciéndole caer de espaldas. La batalla estaba acabada. Tremor no había perdido los ojos y vio que su rival ahora sujetaba una maza enorme de hielo con ambas manos.

- ¡Espera!- gritó- No sabes toda la verdad... puedo...
- Me da igual- respondió Sub-Zero.

Sin más, alzó la maza sobre su cabeza y al bajarla reventó la suya como a una sandía. Trozos de huesos y sesos volaron por todas partes mientras el cuerpo descabezado empezaba a manar sangre en abundancia por la azotea. Sub-Zero se apoyó en la maza puesta en el suelo y trató tomar un respiro mientras miraba distraído el pie de Tremor que temblaba con espasmos nerviosos.

Pero una vez más, pagó caro el bajar la guardia por muy cansado que estuviera. De su pecho salió la punta de una hoja de hielo que no ha rozado el corazón por poco. Había sufrido muchas heridas igual de feas pero de aquel ataque por la espalda supo que no se recuperaría a tiempo. De pronto todo su cuerpo pesaba y se dejó caer agotado y frío después de que el arma desapareciera. Sobre él se alzaba la figura alta y delgada de un ninja celeste con el arma de hielo en su mano.

- ¿Hydro?- logró preguntar.
- Saludos, Tundra- respondió este con voz maliciosa- ¿Te gusta mi espada? Me ha costado mucho hacerla mientras batallabas con nuestro amigo, el dragón negro. Por cierto, muchas gracias por matarle... me has ahorrado trabajo.
- Te envía el Lin Kuei...
- No, esta es la única misión que hago de forma personal. Verás, Kuai Liang... el clan no te odia, te aprecia más que a mí que siempre he sido leal, aún está dispuesto a honrarte con la Iniciativa mientras que a mí me espera un destino gris e ingrato... pero me he cansado de estar bajo tu sombra, la tuya y la del idiota de tu hermano... ¡ese honor me corresponde a mí!
- Estás loco...
- Tal vez...- dijo Hydro- Pero ya nadie se acordará de ti cuando les lleve tu cabeza. Visita a tu hermano en el Netherrealm.

El ninja celeste alzó la espada a punto de dar el golpe final. Sub-Zero quiso dedicar sus últimos pensamientos a todos aquellos a los que había fallado, pero resultó que se instante se alargaba demasiado y cuando quiso darse cuenta, Hydro yacía inmovil a su lado. En su lugar había otro ninja lin kuei, de color blanco.

- ¡Tigure!
- Me alegro de verte, Tundra- dijo ayudando a levantarse- Esa herida es fea, pero yo las he tenido peores. ¿Puedes andar?
- Raiden me sanará en cuando lo vea...
- ¿Lord Raiden?
- Estamos en guerra con Outworld, Tigure.
- Para el Lin Kuei no...- respondió el ninja sombrío- Sektor y Cyrax están en Outworld tratando de forjar una alianza con el emperador. La locura del Gran Maestro no conoce límites... ¿Has a matado a Smoke?
- No, solo lo he desactivado... creo que Jax, un aliado, puede devolverle su... lo que queda de su humanidad.
- Es posible, Tundra. Sektor, aunque antes era tan frío como una maquina no ha perdido su humanidad... y Cyrax a veces parece tener una lucha interna.
- Ven con nosotros, Tigure. Necesitamos más guerreros contra la Oscuridad.
- Me temo que mi lugar está en el Lin Kuei... solo así puedo informar a tus aliados de las Special Force de los movimientos del Gran Maestro. También tengo que informar de tu muerte y la de Tremor... eso te dará tiempo antes de que vuelvan a perseguirte. Debes sanar tus heridas y volver para desafiar al Gran Maestro... solo tu podrías ser capaz y ya te informó de que tienes muchos amigos en el clan esperando ese cambio.
- Deberías rematar a Hydro- dijo Sub-Zero mirando al noqueado cryomancer.
- Tengo otros planes para él... además ¿para que privarle de su sueño?




Mizu Akuma apenas recuerda nada de lo que pasó cuando por fin había derrotado a Sub-Zero. Sus camaradas lin kuei, entre ellos Tigure, estaban atando sus extremidades con las correas de la camilla. La luz de una lampara le cegaba inmisericorde pero para él era como luz celestial... estaba a punto de ocurrir. El Gran Maestro estaba muy decepcionado con él, había descubierto su traición. Entre ellos estaba la cabeza enmascarada de Sub-Zero o eso creía él. En realidad Hydro había reconocido el rostro desfigurado de Tremor con la máscara azul de Bin-Han... sabía que el verdadero Sub-Zero seguía vivo en alguna parte y que todo esto era una treta de Tigure. Pero le dió igual... no informó al Gran Maestro de aquello por temor a que reanudaran la cacería de Kuai Liang mientras que a él lo castigarían con la muerte privándole de poder al fin superar sus limites como cryomancer.

Resignado, el Gran Maestro le concedió el honor de ser asimilado con el modelo LK-520... con la pequeña condición que la operación se iba a realizar sin anestesia y que no quedaría nada de la humanidad de Mizu Akuma tras la transformación en cyborg. Un precio terrible, inhumano y horriplante que Mizu Akuma estuvo encantado de pagar. Los brazos mecánicos que una vez vio como torturaban a Smoke con sus sierras circulares, sus bisturíes y sus tenazas se hallaban a su alrededor. En seguida, su carne y sus huesos empezaron a ser cortados y arrancados sin piedad, pero en lugar de gritos de agonía, en el templo Lin Kuei lo que se oía era una risa histérica de triunfo. Había renacido Hydro, el mayor cryomancer de la Tierra.
Imagen

Avatar de Usuario
Evil_Konan
Campeón
Campeón
Mensajes: 355
Registrado: Vie, 28 Ene 2005, 17:10

Re: El Gran Cryomancer

Mensaje por Evil_Konan » Sab, 31 Ene 2015, 01:45

sub-zero318 escribió:PD: voy a hacerte una corrección insignificante, no es muy importante pero igual la hare, el verdadero nombre de smoke es "Tomas Vrbada" no "victor vrada" solo para que lo tengas en cuenta si lo quieres corregir :mrgreen:

Corregido, gracias.
Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Re: El Gran Cryomancer

Mensaje por Error Macross » Sab, 31 Ene 2015, 06:54

El tiempo que paso entre el capitulo este y el anterior me hizo sentir que las cosas se dieron muy rapido y que todo se recontra resolvio en este capitulo, aunque no recuerdo si anteriormente las cosas ya se veian venir qeu no iban a durar mucho, pero bueno, igualmente me parecio con este.

No mucho para decir, no se si el personaje de Tigure ya habia salido, lo que hace que ese final lo sintiera algo vacio, resuelto con algo que salio de la nada, aunque bueno, Hydro no iba a terminar bien, eso se veia venir, aunque en su caso se podria decir que termino mas que bien, ya que cumplio en cierta forma su objetivo, esa escena del final creo que es una de las mejores cosas del fic.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Responder