AHORA SOMOS ALIADOS

Muestra aquí tus creaciones literarias: historias o relatos
Responder
Monster -R
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 286
Registrado: Vie, 15 Feb 2013, 04:41
Ubicación: Mazatlán, Sinaloa, Mexico

Mensaje por Monster -R » Dom, 26 Ene 2014, 19:58

Me parecieron muy profundos los sentimientos y pensamientos de Cyrax que me gusto :love: . Me dejaste sorprendida en los detalles poéticos :o y atractivo escrito, yo nunca me imagine que el tenga una preocupación hacia Frost. Espero que se vengue de Cyrax y recupere su humanidad.

Es todo y lo que sigue, te mando saludos :> :> :> y besos :love: :love: :love:
Imagen

Imagen

MONSTERVERSEImagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1649
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Dom, 02 Mar 2014, 23:14

Un capitulo muy interesante, me ha gustado mucho la introspeccion de Cyrax, y el plan que esta armando, aunque no se que relacion tiene con Frost, por otro lado la aparicion de los intrusos del caos le da un juego muy interesante, me los imagino permaneciendo neutrales hasta el climax de esta historia.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
dim-subpion
Campeón MK I
Campeón MK I
Mensajes: 155
Registrado: Jue, 31 Ene 2013, 23:24
Ubicación: Infierno de Dante

Ahora Somos Aliados Cap. XXI

Mensaje por dim-subpion » Sab, 15 Mar 2014, 03:41

:oops: saludos a todos y disculpas por la retardanza (casi son dos meses desde que no actualizo este fic) pero anduve muy ocupado en estos dias, pero ojala pueda actulizar con mas frecuencia este fic. sin mas que decir, aca les dejo el capitulo 21, disfrutenlo y comenten :

El secreto de Sektor – El inicio de la invasión. (Cap. XXI)

La neblina era todavía muy densa, pero a menudo se acercaban a la isla de los Tekunin, esta se iba disipando, Fujin sin duda se aseguraba de que los Lin Kuei no vieran a la flota edeniana ni a los guerreros de Raiden, mientras estos se alistaban para la invasión de la isla.

Entonces ya estaban reunidos los ocho guerreros al lado de Raiden, esperando la señal de ataque, mientras sus espíritus guerreros se encandilaban a menudo la niebla se iban haciendo menos densa con cada metro avanzado. Mientras que del otro lado, los Lin kuei, no se percataban de lo sucedido, sino hasta que una de las alarmas empezó a dar una alerta sobre una amenaza mínima.

Fue en ese momento en que muchos empezaron a mirar hacia la costa, pues la alarma provenía de allí, pero la niebla era todavía muy densa, entonces a uno de los tekunin, se le ocurrió encender una de sus radares, para poder escuchar algún tipo de actividad desconocida. Pero muy tarde se dio cuenta de la amenaza, pues detrás de él, muchos de sus camaradas estaban siendo atacados, por un grupo de cinco sujetos que aparecieron de la nada, como si se hubiesen tele transportado.

Simultáneamente, los muros que cubrían la costa de la isla, eran impactadas por la artillería de Edenia, mientras la lluvia y un viento frio las golpeaba. Aun aturdidos, los Lin Kuei que todavía eran humanos empezaron a atacar, mientras los cyborgs esperaban la señal de ataque de quien estaba a cargo, aparte de Sektor.

-¡Alex!! –grito uno de los Lin kuei humanos- da la señal de ataque a los Tekunin, ¡ahora!!

Y el tosco cyborg, dándose cuenta del peligro que corrían pues veía por encima del muro acercarse a las flotas edenianas a escasos metros de la costa, mientras estas atacaban con catapultas y ballestas, dio la señal de manera inalámbrica a todos los Tekunin de la isla para que entrasen a pelear con los Lin Kuei humanos.

Mientras que los invasores, guiados por Raiden daban la lucha correspondiente usando sus poderes y sus armas como recursos, haciendo que los Lin Kuei cayeran con cada golpe de sus contra ataque. Smoke a pesar de que peleaba con mucho coraje, también peleaba con mucha incomodidad pues delante suyo todavía veía a los que en años pasados habían sido sus compañeros y amigos, muchos de ellos estaban peleando contra su voluntad.

Sub-zero desde el barco en donde se encontraba, también podía ser testigo de esa verdad tan incómoda, pero debía de atacar, pues si no eran ellos, los Lin kuei atacarían arrasando todo a su alcance.

-Sub-zero ¡ahora!!! –grito Rain cuando los barcos ya estaban a escasos metros de la costa. Después prosiguió- ¡Chameleon, Reptile!!!! Prepárense.

Entonces esperando que el viento de Fujin cesase, Rain levanto un puente de agua entre la flota y la costa, que se dirigía exactamente hacia una grieta que una de las catapultas había provocado. Al ver que el puente había agarrado altura, Sub-zero congelo ese puente, haciéndolo estable. Mientras Reptile gritaba:

-¡vamos!!!

-¡ataquen!!! –Grito Chameleon al unísono.

Y un fuerte contingente de infantería edeniana corría tras de ellos, con dirección a la isla, pero los cyborgs empezaron a disparar sus proyectiles contra la flota y el puente, haciendo que los edenianos empezaran a sufrir bajas. Pero Fujin, fue directamente a atacar a quienes disparaban los misiles, mientras que Raiden y Scorpion fueron a invadir los muros para ayudarlo.

Sin perder más tiempo, Rain y Sub-zero crearon otro puente para que la invasión se agilizara, y de este puente ellos encabezaron la nueva horda. Mientras que los dos Zateranos atacaban a los Lin Kuei que los intersectaron en la grieta, abriendo el paso para que los soldados fueran directamente adentro, provocando el mayor número de bajas.

Rain al entrar a la fortaleza, se dirigió directamente en donde Noob y Ermac eran rodeados por un grupo de enemigos para atacarlos. Una vez estos cayeran productos de las estocadas, los tres ninjas se dirigieron directamente a donde había una especie de edificio, que estaba cerrado con candados.

Pero Reptile al ver los propósitos de sus aliados, fue directamente donde ellos no sin antes haber atacado al cuello de un soldado Lin Kuei que iba a tacarlo, abriéndole el cuello de izquierda a derecha, y después le arranco la cabeza a un Tekunin que quería dispararle con un arma.

Al llegar, escupió acido directamente al candado abriéndolo en un par de segundos, razón por la cual Ermac dio una patada que termino de abrir esta, haciendo que los ocupantes de ese edificio empezasen a salir a sus encuentro.

Chameleon también atacaba al lado de los edenianos, pues estos también sufrían bajas cuando los tekunin los atacaban con sus Pulse Blades, ocasionando una herida en la pierna a Chameleon en uno de estos ataques, pero poco le importaba al zaterrano está herida pues tenía que cuidar que las filas de Edenia tuvieran el menor número de bajas.

Sub-zero se dirigió directamente a una de las antenas de control, para poder tumbarla pero uno de los cyborgs lo intersecto diciendo:

-Unidad C13, listo para enfrentarte Sub-zero.

-¿Alex? –Dijo Sub-zero poniéndose en guardia- así que tú también te volviste una maquina irracional y sin corazón. No sé porque no me sorprende.

-Quien necesita esas cosas cuando se es tan fuerte y preciso.

Dicho esto se lanzó sobre Sub-zero, pero este se deslizo hacia la derecha razón por la cual Alex le disparo con un proyectil, pero Sub-zero lo esquivo congelando el suelo por donde la maquina resbalo, solo para volver a levantarse con una especie de granada en la mano. Al darse cuenta de lo que planeaba, Sub-zero creo una Kori Blade, que mutilo el brazo del cyborg. Haciendo que este tambalease, para que Sub-zero aproveche la oportunidad de lanzar la mano aun pegada a la granada hacia esa antena de comunicación.

-¡Eres un maldito!! –dijo Alex enfurecido.

-Solo soy humano –respondió Sub-zero controlando su respiración y calculando el golpe final para con la máquina.

Así fue que Alex recibió un golpe directamente al cráneo que los hizo postrarse, y finalmente Sub-zero le congelo la cabeza hasta que toda esta se volviera como cristal, y la impacto toda contra el suelo, la cual se destrozó como una copa de vidrio.

En la última torre de los guardias, un soldado Lin Kuei y un Tekunin, decidieron finalmente la retirada de la isla para los sobrevivientes. Es así que buscaron el botón de la alarma, haciendo que los últimos Lin Kuei, se reuniesen en donde ellos estaban reunidos, algo muy desalentador para los sobrevivientes, pues pasaron de ser miles a cientos. Pero por fortuna un portal fue abierto, del cual Quan Chi y Kano salieron auxiliando a los sobrevivientes los cuales entraron rápidamente al portal.

Muchos trataron de perseguirlos, pero Raiden y Fujin les impidieron el paso, pues ya habían logrado lo que buscaban, el control de la isla. También salieron otros soldados arqueros de la alianza maldita del portal, pero no atacaron al ver que los rivales permanecían neutrales, además solo tenían que proteger a los Lin Kuei sobrevivientes.

Ermac al ver como los sobrevivientes escapaban al portal, pudo ver como el brillo de este era casi segador, pero de pronto, lo que había estado buscando desde hace algún tiempo atrás había aparecido, había salido de ese portal. La silueta de esa mujer desconocida, estaba delante de él, a escasos metros, había aparecido del portal, y ahora al ver que los últimos Lin Kuei estaban por entrar, ella daba media vuelta para retornar por donde había aparecido.

-¡Espera!!!! –grito Ermac muy nervioso, pues al no saber quién era, sabía que las posibilidades de verla otra vez, eran muy escasas- ¡Espera por favor!! –Volvió a gritar mientras avanzaba -¡¿Quién eres?!!!

Pero la misteriosa mujer parecía no escucharlo y volvió a entrar al portal, mientras que Ermac empezó a correr tras de ella. Ahora sabía que esa mujer estaba del lado de la alianza maldita, de sus enemigos.

-¡Ermac!! ¡Detente!! –grito Raiden frenéticamente pues Ermac ponía su vida en riesgo.

Y efectivamente, los arqueros malditos al ver que él se acercaba, empezaron a empuñar sus armas con la intensión de dispararle. Pero Ermac no hacía caso al llamado de Raiden, pero Noob al notar el peligro que corría su aliado, invoco a su sombra Saibot, para que esta le sostuviera la pierna a Ermac.

Ermac al caer debido a la intervención de Noob Saibot, fue rápidamente sostenido por Fujin el cual bajo del aire, para controlarlo.

-¡Déjame ir!! –decía Ermac desesperadamente.

-¿Es que no lo entiendes? –Dijo Fujin sin dejar de contenerlo- si entras a ese portal, te mataran ni bien te reconozcan.

Al escucharlo, Ermac recupero nuevamente la compostura, pues no se había dado cuenta que al otro lado del portal, sus enemigos estarían dispuestos a matarlo. Tal vez era mejor así, vivir hoy con la duda y pelear mañana por una respuesta.

Cuando el ultimo Lin Kuei entro al portal este se cerró, en cuanto Kano y Quan Chi retornaron dentro de esta, entonces todos se dieron cuenta que ya había llegado el momento planeado cuando el ultimo enemigo había abandonado esa isla, habían logrado invadir parte del territorio enemigo, ahora la guerra era impostergable, un nuevo Armagedón estaba en camino, y quizás, sea un apocalipsis lo que depare este nuevo destino, un destino que Raiden había moldeado.

-¡Victoria!!!! –Grito Raiden a los suyos y a lo edenianos. -¡Victoria!!- volvió a gritar levantando el puño- ¡Victoria!!!!

Al escucharlo todos empezaron a gritar con él, y muchos edenianos comenzaron a festejar, mientras se regocijaban en su júbilo. Después de unos segundos Raiden le pregunto a Fujin:

-Sera mejor reunirnos, y empezar a tomar en cuenta las bajas.

Y fue así que los ocho ninjas al lado de Raiden y Fujin se reunieron al final de la batalla, que los había dejado con algún golpe y con una que otra herida, pero ninguna de profundidad ni de alarma.

-¿Cuáles son los daños que recibimos? –pregunto Raiden en voz alta

-Hay alrededor de trescientos edenianos muertos tanto en la isla como en la costa –Dijo tristemente Fujin- y me temo que ese número crecerá al final del día. Y tenemos más de seiscientos heridos, muchos de ellos de gravedad.

-Hable con el capitán de las naves –hablo Reptile muy pensativo- lamento decirte Raiden que los proyectiles alcanzaron a hundir a tres de los diez barcos que teníamos en un principio, pero lograron sacar a los sobrevivientes a tiempo, afortunadamente.

-Pero me temo –Dijo Rain taciturno- que no producimos la misma cantidad de bajas en las tropas enemigas.

Al escucharlos Raiden se puso muy pensativo y cabizbajo, pues tenía a toda una flota bajo su responsabilidad y los números que escuchaba no le gustaban nada. Después Scorpion tomo la palabra:

-Sé que los números no son muy agradables, pero en las batallas las muertes son inevitables, y es algo que la realeza de Edenia sabe muy bien, pues recuerden que hubo un tiempo en que ellas estaban peleando del lado de Shao Kahn.

-Tiene razón –Decía Chameleon mientras se limpiaba la herida- los muertos y heridos son inevitables, además ya hallaremos la forma de compensar ese error en la fuerza edeniana, los cuales parecen estar más concentrados en su triunfo, que en las bajas.

Y así efectivamente era que los edenianos festejaban con cantos y gritos la victoria obtenida en la isla de los Tekunin, pero de manera inesperada un soldado se acercó a donde Raiden y Fujin se encontraban, para informarles que habían encontrado prisioneros en una prisión subterránea y que sería mejor que ellos revisasen el lugar.

Una vez que todos se acercaron al lugar indicado se habían percatado que muchos de los Lin Kuei que se habían resistido a ser mecanizados, pasaban sus días dentro de esa prisión, hombres y mujeres que preferían ser torturados a ser convertidos en máquinas. Sub-zero y Smoke abrían las rejas reconociendo a muchos de esos guerreros, de la misma manera Noob saluda con la mirada a aquellos que reconocía; pero este acompañado por Rain, revisaron las celdas que se encontraban un nivel más bajo.

Al entrar a ese nivel, fue grande su sorpresa al encontrar cyborgs, muchos de los cuales se encontraban desactivados e inertes, pero los que seguían activos, les pedían ayuda para salir. Sin ser muy impulsivos, llamaron al resto del grupo para informarles del hallazgo, todos al ver a los cyborgs quedaron susceptibles pues no sabían si se trataba de una trampa, pues estos podían explotar en cualquier momento.

-Sub-zero, ayúdanos por favor –dijo uno de los cyborgs extendiendo su brazo desde la reja- sé que no me reconoces pues me han cambiado por fuera, pero te aseguro que solías conocerme como Anture.

Sub-zero al escuchar las palabras del cyborg sintió mucha pena, pues durante años había entrenado y luchado al lado de ese soldado, ahora convertido en una máquina. Después el cyborg Anture prosiguió:

-Y en este lado de la prisión no solo me encontraras a mí, sino que estoy seguro que si te digo algunos nombres los reconocerás.

-¿Por qué están aquí? –Pregunto Sub-zero- ¿Por qué no están afuera con los otros?

-Porque nosotros, por algún raro motivo, recuperamos nuestra consciencia después de que nos mecanizaran y nos revelamos. Por eso estamos aquí, por nuestra insubordinación. Como verán, muchos fueron desactivados por haberle levantado la mano a Sektor, pero Cyrax se apiado de nosotros y nos encerró a pesar de que tenía órdenes de ejecutarnos, no solo a nosotros ni a los Lin Kuei humanos que encontraron más arriba, sino también a los científicos que se reusaron a seguir trabajando para él, catalogando esos genios a Sektor como un loco.

Sub-zero al escuchar la palabras de Anture, se dio cuenta que este decía la verdad, pues si él pudo recuperar su alma, a pesar de haber sido programado, ¿Por qué no otros podrían haber hecho lo mismo? Después Raiden lo tomo del hombro y le dijo:

-Se lo que estás pensando Sub-zero y puedes seguir adelante.

Dicho esto, los ninjas sacaron a los prisioneros de sus celdas ayudándolos a subir al exterior en donde los otros Lin Kuei cautivos eran atendidos por los médicos edenianos, después Sub-zero pregunto:

-Dijeron que había unos científicos cautivos ¿dónde están?

-Ellos deben de estar cautivos en donde era el laboratorio –Dijo un cyborg que tenía el pecho más pronunciado y una voz un poco más femenina- es ese edificio blanco que está cerca de la otra costa.

Al escucharla, los dos dioses y los ocho ninjas se encaminaron a donde se encontraba el edificio, tumbaron la puerta al darse cuenta que esta tenía un candado, y al entrar se encontraron con cinco personas que habían sobrevivido a duras penas, sucios, hambrientos y asustados.

Pero al darse cuenta que ellos no venían con malas intenciones, se acercaron donde los dioses y salieron del edificio que había sido su prisión. Después de tomar un poco de agua y comer unas manzanas que Fujin traía consigo, uno de ellos hablo, un hombre que no debería tener más de treinta años.

-Mi nombre es Dante, y yo junto con mi amigo y compañeras hemos permanecido prisioneros de Sektor desde hace dos meses. Pues nos reusamos a seguir su proyecto tan insano y atroz.

-¿Cuál era pues ese proyecto? –pregunto Raiden quine había puesto mucha atención a lo que decía el científico.

-Él quería mecanizar a todos, absolutamente a todos, ha perdido la razón y la cordura, desde que asesino a su propio padre. No solo tenía planes de cibernetizar a los Lin Kuei, sino también a los rebeldes de la alianza maldita y a los enemigos de estos. Pero muchos de los cyborgs se rebelaron al igual que aquellos que reusaron mecanizarse, por eso nos encerró a todos, a nosotros en nuestro propio laboratorio hasta esperar que el Doctor H viniese.

-¿Quién es ese Doctor H? –pregunto Noob con cierto aire amenazador.

-Trabajábamos para el –Respondió melancólico Dante- en un principio el elaboraba armas y mejoras mecánicas para los Dragones Negros, pero después el Lin Kuei solicito su servicio, él fue quien nos enseñó a mecanizar a las personas. Pero ahora el sigue en la tierra trabajando para Kano, dijo que tenía un cliente allá, un tal Kabal y que iría a atenderlo, mientras nosotros nos quedábamos aquí.

-¿Hay alguien más aquí con ustedes? –Pregunto muy curioso Smoke.

-Hay alguien más, pero está en estado criogénico en el laboratorio, estará estable todavía por varios meses.

-Gracias por el dato –agrego Sub-zero después se dirigió a sus aliados- te preocupaban las bajas en Edenia Raiden, pues ahora tendremos refuerzos, sin duda los Lin Kuei rebeldes nos ayudaran a luchar contra la alianza maldita y a proteger Edenia y la tierra.

-¿Cómo estas tan seguro de eso? Hermanito –dijo Noob con aire de confianza.

Más Sub-zero al escucharlo, frunció el ceño, como señal de que las palabras del ninja negro, no le agradaron para nada, y de manera amenazadora lo tomo del hombro y le dijo mirándolo directamente a los ojos:

-¡No somos hermanos!! –lo soltó- y estoy seguro de los que digo, pues Sogu antes de morir, me había avisado algo de que todavía existían rebeldes y de que Cyrax planea algo.

-¿Quieres decir que ese tal Cyrax está conspirando contra Sektor? –pregunto rápidamente Rain.

-Es lo más posible –respondió Sub-zero- de ser así, nuestra invasión solo reforzara su deseo de rebelión.

-Pues esperemos que así sea –dijo Scorpion muy pensativo- será mejor que busquemos a ese prisionero que decía el científico.

Fue así que todos se encaminaron nuevamente dentro del laboratorio, pero esta vez tumbaron otra puerta, y lo que encontraron adentro fue sin duda más que un laboratorio, una verdadera olla de deshumanización.

Pues adentro se encontraban las maquinas que ayudaban adherir el frio metal a la carne, y los circuitos que bloqueaban los recuerdos de quienes eran mecanizados. Pero algo más grande llamo la atención de todos, un enorme bloque de hielo en medio de ese salón, cuando se acercaron a este, notaron que había una armadura tekunin en sus pies, los corazones de Noob, Smoke y Sub-zero comenzaron a latir con más fuerza y velocidad, pues de alguna manera creían saber lo que encontrarían dentro de ese bloque.

La densa capa de escarcha, impedía ver que había dentro de este bloque de hielo, razón por la cual Scorpion calentó la palma de su mano para recorrer una parte de esa capa, y al retirarla todos quedaron sorprendidos al notar que dentro de ese bloque había una mujer totalmente desnuda y de cabello celeste.

-Frost –las voces de los tres ex Lin Kuei sonaron al unísono al ver ese deprimente espectáculo.

-Así que es ella a la que tenían que mecanizar, -dijo Ermac muy abstraído- ella tampoco quería ser cibernetizada y prefirió congelarse a sí misma.

-No –dijo Noob sin quitarse a Frost de vista- es un bloque de hielo demasiado grande, para que ella sola haya tenido que crearla. Alguien más tuvo que haberla ayudado, pues este bloque de hielo está conectado a esta máquina.

Dicho esto, todos notaron que el bloque estaba conectado a una computadora, la cual señalaba los signos vitales de la guerrera, pero después Reptile siguió con la mirada al muro más próximo y encontró una armadura Tekunin color verde, la cual reviso con mucho detenimiento.

Al lado de esta había otras más, todas de diferentes colores: purpura, amarillo, gris, negro, rojo y una que cambiaba de color, después recorrió el polvo de la parte inferior de estas y lo que vio, lo hizo retroceder tres pasos mientras maldecía:

-¡Por un demonio no puede ser!!!!

-¿Pero qué te sucede camarada? –pregunto angustiado Chameleon

-Las armaduras, esas armaduras ¡tienen nuestros nombres!!!

Ante las palabras del zaterrano verde, todos volcaron las cabezas hacia donde se encontraban las armaduras, y para su sorpresa lo que había dicho Reptile era cierto, había armaduras listas para usarse, y que tenían sus nombres.

-¡Ese maldito de Sektor quiere mecanizarnos a todos!!! –Grito enfurecido Scorpion mientras miraba la armadura amarilla- pero logramos descubrir su secreto.

-Entonces era aquí –dijo Sub-zero muy angustiado- pensé que solo era un sueño.

-¿Pero de que estas hablando Sub-zero? –pregunto Fujin que estaba al lado del ninja.

Pero Sub-zero no respondía, pues en ese momento venía a su mente el último recuerdo que tuvo antes de que lo robotizaran, el momento preciso en que le había ganado la pelea a Scorpion y fue secuestrado por los Tekunin al mando de Sektor y Cyrax, y llevado a este lugar, donde fue sometido, torturado, drogado y finalmente mecanizado. Después de unos segundos donde su cabeza daba vueltas, decidió proseguir:

-Sektor ha perdido el juicio, quiere mecanizar no solo a los Lin Kuei, sino a todo aquel que se le atraviese en su camino. Y los vio a ustedes como los próximos en la lista, por eso tenía preparada esas armaduras.

-El maldito necesitara más que eso para detenernos –Dijo Ermac de manera soberbia- será mejor que destruyamos este lugar, no solo por cuestión de orgullo, sino también por seguridad de las tropas.

-¿Pero qué hay de Frost? –Dijo Smoke muy preocupado- no podemos dejarla aquí.

-Pero sería muy difícil llevarla hasta Edenia –respondió a su vez Raiden- y descongelarla de manera muy apresurada podría poner en riesgo su vida.

Tras las palabras pesimistas del dios del trueno, Sub-zero se acercó rápidamente a donde estaba el bloque de hielo que aprisionaba a Frost, lo desconecto de la computadora y creo una gruesa capa de hielo sobre esta. Después dijo con bastante seguridad:

-Pues esta capa de hielo la mantendrá a salvo, tú y Fujin pueden tele transportarse hasta afuera y tendrán energía para llevarla hasta el barco, sáquela de aquí.

-Pero Sub-zero –hablo Fujin preocupado- ¿es muy arriesgado llevarla hasta Edenia? No sabemos cómo reaccionara en cuanto se libere.

-¡Pero no podemos dejarla aquí!!! –Grito Noob- es una víctima de Sektor al final de cuentas, y es una potencial aliada.

Tras las palabras desesperadas de Noob, Raiden medito por unos momentos, pues era cierto que ella era un víctima más de la corrupción del Lin Kuei y era una aliada si lograban entrar en razón con ella, y dijo:

-Está bien, la llevaremos hasta el barco que nos llevara de vuelta a Edenia, y ustedes nos alcanzaran después de destruir este lugar.

-Que así sea –comentó rápidamente Smoke.

-Adelante ¡vamos!!!

Tras esta palabras Raiden y Fujin se tele transportaron hasta afuera, dejando a los ninjas dentro del laboratorio, estos sin vacilar ni un solo segundo empezaron a atacar con sus elementos correspondientes el laboratorio, destrozando las computadoras, las máquinas, los aparatos de instalación, y principalmente las armaduras. Aquellas armaduras que solamente simbolizaban la locura a la que había llegado Sektor, con su deseos de poder y megalomanía.

Ataque tras ataque, gota tras gota de hielo, ácido y agua; el laboratorio se iba reduciendo a escombros; ataques de fuego y humo, y de armas contundentes y de filo, iban destruyendo cada pedazo de tecnología maldita. Hasta que finalmente, el edificio empezó a arder en llamas, y aquella memoria de un laboratorio en medio de la isla Tekunin en donde los humanos eran mecanizados, quedaba poco a poco reducida a cenizas y añicos.

Finalmente ellos salieron de entre las llamaradas, para dirigirse nuevamente hasta la costa en donde los dioses los esperaban, pero en su camino de vuelta podían sentir las miradas llenas de miedo y de respeto de los rebeldes y los edenianos quienes los veian como a al ave fénix que se levanta de entre las cenizas y pisa el fuego.

Una vez que se encontraban a escasos metros del barco en donde Raiden y Fujin los esperaban, pudieron notar que un pequeño grupo se amontonaba sobre un cyborg. Hecho que llamo la atención de Sub-zero, quien se abrió paso sobre la multitud y para su sorpresa encontró a Anture, quien inútilmente trataba de revivir a uno de los cyborgs que había sido desactivado.

Sub-zero quiso ayudar, pues tal vez todavía había una oportunidad para ese desafortunado, es así que a la vista de propios y extraños se cubrió de escarcha y tomo la forma de un cyborg, y abriendo el estabilizador de su pecho quiso reanimar al desdichado pero cualquier intento era vano.

-Sera mejor retirarnos camarada –Dijo Ermac quien se había mantenido cerca- hiciste lo mejor que pudiste.

-Él tiene razón, amigo –dijo a su vez Anture- hiciste lo que pudiste, siento lastima por él, pues fue un gran guerrero, lamentablemente ya falleció y lo único a lo que es bueno ahora es para almacenar a un alma.

Tras las palabras de Anture, a Kuai Liang se le vino a la mente una idea, quizás un tanto inaudita, pero serviría para compensar las muertes del día de hoy, y para no perder la amistad de la princesa.

-En ese caso le daré un alma nueva –dijo el ninja-cyborg tras unos segundos de silencio- vamos Ermac, ayúdame a llevar a este tekunin al barco, estoy seguro que este será la clave para tu perdón en Edenia.

Y fue así que sin saber muy bien que era lo que a Sub-zero se le venía en mente, Ermac lo ayudo para llevar a ese cyborg al barco. Después una vez todos juntos en la nave, zarparon no sin antes dejar a los soldados de mejor condición en la isla para defenderla y a los rebeldes para que defendiesen la isla en caso de que Sektor y los suyos retornaran para reconquistarla.

Es así que llevándose a los heridos en los barcos que no fueron alcanzados por los proyectiles, marcharon de retorno a Edenia en donde la Reina y la princesa los esperaban.
estos son mis fics: El departamento de los ninjas y los cyborgs/Campus Universitario MK (alt fan fiction) y Ahora Somos Aliados (fan fiction)

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 371
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Dom, 16 Mar 2014, 08:00

Me gustó muchísimo este capítulo. Estuvo lleno de misterio y cosas que me dejaron boquiabierta O.O

Todo desde el principio iba excelente y mucho más con lo de Frost. Resultó que la querían hacer cyborg también! Fue algo inesperado. Otra parte que me dejó helada fue cuando se dieron cuenta de que Sektor pretende hacer robot al grupo de ninjas.

Todos estos acontecimientos le dieron un giro muy interesante a la historia. Queda ver si Sektor logra su cometido.

Muy bueno. Espero ver como sigue!
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
under zero
Ciberninja
Ciberninja
Mensajes: 80
Registrado: Dom, 24 Nov 2013, 12:01
Ubicación: oruro

Mensaje por under zero » Dom, 16 Mar 2014, 14:16

muy bueno el capi veo que sub zero quiere colocar el alma de ???? En el cybor
mejor no digo quien es
asesino nocturno como el hielo libre y delicado como la nieve libre

http://www.game-art-hq.com/wp-content/u ... 1-MK-9.jpg

Avatar de Usuario
under zero
Ciberninja
Ciberninja
Mensajes: 80
Registrado: Dom, 24 Nov 2013, 12:01
Ubicación: oruro

Mensaje por under zero » Dom, 16 Mar 2014, 14:17

muy bueno el capi veo que sub zero quiere colocar el alma de ???? En el cybor
mejor no digo quien es
asesino nocturno como el hielo libre y delicado como la nieve libre

http://www.game-art-hq.com/wp-content/u ... 1-MK-9.jpg

Avatar de Usuario
sub-zero318
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 113
Registrado: Lun, 15 Jul 2013, 01:25
Ubicación: colombia

Mensaje por sub-zero318 » Lun, 17 Mar 2014, 02:28

hola dim, ya me di el tiempo de leer tu nuevo cap, debo decir que me gusto mucho, una dura batalla pero al final ganaron, me gusto la parte cuando ermac pierde la razón e intenta atravesar el portal, pero quien sera esa extraña mujer, supongo que lo averiguaremos muy pronto, supongo que cyrax escapo junto con los sobrevivientes, aunque esta habría sido su oportunidad para escapar del mando de la alianza maldita, yo pensé que sub-zero iba a ser el causante del congelamiento de frost tal como en la historia original, pero imagino que tiene que haber tenido algo que ver ya que un cryomancer no pudo haberse congelado a si mismo en un bloque tan grande, ya veremos si mis suposiciones son ciertas y por ultimo creo que es un poco obvio lo que van a hacer con el cuerpo del cyborg... VAN A HACER ROBONECROFILIA! QUE COCHINOS! :evil: DE VERDAD GAS! jajajaja :lol: :lol: eso es todo por mi parte, espero que publiques el siguiente cap pronto

saludos sub-zero318
soy sigiloso como la noche y letal como el alba
mortal kamping: http://foro.mortal-kombat.org/viewtopic ... 660#310660
EL AMOR NUNCA MUERE: viewtopic.php?p=313948#313948

Monster -R
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 286
Registrado: Vie, 15 Feb 2013, 04:41
Ubicación: Mazatlán, Sinaloa, Mexico

Mensaje por Monster -R » Mié, 19 Mar 2014, 19:01

Oh, mi dios me encanto xD :D , mas sobre todo la parte ddonde pelean contra los soldados Lin Kuie y cyborgs :D , me alegre mucho con la liberacion de los cyborgs y de los Lin Kueis humanos que los tenian reclusos en celdas y a los pobres cientificos :( , pero veo que algunos estaban bien y otros desgraciadamente no :cry: pero lo que me dio mas lastima es la cyborg femenina, pobrecita y el otro compañero que no respondio y presumiblemente muerto :cry:

Pero bueno, espero que Frost reaccione bien y no ataque a los demas, conociendo su caracter ¬¬ y resulta que tambien la querian cibernetizar :evil: , eso es un descaro, MAS queriendo cibernetizar a los 8 ninjas :evil: , incluyendo a mi consentido x3 y a Chameleon ¡QUE ESPANTO! :shock: , a Sektor lo tienen que llevar a un manicomio o sino estara fuera de control cibernetizando cosas en su camino, hasta animales xD

Que bien que Ermac no entro al portal o sino lo hubieran matado por adndar persiguiendo a la mujer misteriosa, me cayo bien el cyborg Anture :)

Que bueno que todos destruyeron la basa de operaciones y todos los datos de las compus.

Es todo, te mando saludos :> :> :> y besos :love: :love: :love:

P.D: Si Sektor le hace daño a mis zaterranos o a cualquiera :evil:, le arranco la cabeza y la utilizare como tetera :twisted: . Saludos :wink:
Imagen

Imagen

MONSTERVERSEImagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1649
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Jue, 20 Mar 2014, 22:51

Fue un capitulo muy bueno, aunque sigue pareciendome que para los ninjas acabar con las tropas enemigas es un juego de niños, y que si esta batalla alguna vez se perdera, sera simplemente porque se queden sin carne de cañon haciendoles el aguante.

Lo ultimo que dejas picando me parece que puede ser muy interesante, y en cuanto al doctor H, yo tenia entendido que ese personaje tenia otro nombre, pero bueno, tal vez ni sabias que ese tipo existe en MK (uy, no te digo como se llama, jujuju *se va corriendo*).
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
dim-subpion
Campeón MK I
Campeón MK I
Mensajes: 155
Registrado: Jue, 31 Ene 2013, 23:24
Ubicación: Infierno de Dante

Ahora Somos Aliados Cap. XXII

Mensaje por dim-subpion » Jue, 17 Abr 2014, 02:37

hola, perdonenme la tardanza en actualizar, pero la facu me esta dejando sin tiempo, pero ya tratare de actualizar con mas frecuencia, en fin, aqui les dejo el siguiente cap, espero que les guste y comenten :twisted:

El dios de la guerra es tomado prisionero (Cap. XXII)

Fue así que después de la batalla para tomar la isla de los tekunin, los ocho ninjas acompañados por los dioses del trueno y del viento se embarcaron nuevamente hacia el reino de Edenia, para informar a la realeza de ese reino cual había sido el resultado de su campaña naval contra las fuerzas de la alianza maldita.

Muchos de ellos se habían retirado a descansar un poco, pero Raiden estaba al pendiente de lo que ocurriese durante el viaje de retorno, sentado en uno de los mástiles con vista al océano, al mar edeniano, meditando y reflexionando con el pensamiento puesto en la presencia que había detectado horas antes, y en el poder divino que provenía desde las regiones pertenecientes a la alianza maldita.

¿A quién le pertenece ese poder? ¿Lo conozco acaso? ¿Es un amigo u otro enemigo? ¿Acaso esos invasores provenientes del reino del caos están implicados en ese fenómeno?

Eran preguntas que de pronto cruzaban a la cabeza de Raiden mientras reflexionaba sobre sus ideas, hasta que de pronto vio que Sub-zero todavía convertido en un cyborg, camina por la embarcación dirigiéndose a donde había depositado el cadáver del cyborg que no pudo resucitar.

Levanto la tela que protegía el cadáver para dar un pequeño vistazo y después volver a cubrirlo mientras se decía a sí mismo “Espero saber lo que estoy haciendo”. Palabras que llenaron de dudas la mente del dios del trueno quien vigilaba los movimientos del guerrero frio, pero Sub-zero tenía un motivo para haber traído a la embarcación el cadáver del cyborg. Pues a su mente solo podía venir el recuerdo del momento en que había sido delegado por los suyos para dialogar con la princesa, y pedir su permiso como generala del ejército de Edenia, para invadir la isla.

Si esa noche, no había pasado mucho tiempo desde esa noche en que el, y sus aliados se encerraron en la biblioteca del castillo, para revisar los mapas, los pergaminos y los libros uno por uno, para hallar información que les sea útil en su campaña. Esa noche en que había encontrado el libro de los poemas de Dimas, aquel poeta que había recitado junto con la princesa después de su triunfo contra las tropas invasoras.

Aquella noche en que todavía exhausto por las largas horas de lectura, se dirigió a buscar a la princesa Kitana, para poder dialogar con ella acerca de su ejército. Pregunto a los sirvientes del castillo, y estos le indicaron que la princesa se encontraba en el salón del trono. Cuando fue a este salón para hablar con ella, vacilo por un momento en entrar, pues desde el umbral la veía sentada de espalda a la entrada, leyendo un pergamino desconocido, con sus abanicos en los pies, cerca a la luz de las velas, con ese pequeño traje de asesina al cual ella estaba acostumbrada desde hacía años atrás, casi desnuda.

Verla de esa manera, movía algo en el interior de Sub-zero, pues de un momento a otro había empezado a poner más atención en Kitana, era una mujer hermosa sin duda, y además era su aliada. ¿Pero porque de pronto ponía tanto interés en ella?

Era cierto que era una mujer hermosa, pero ya había conocido mujeres hermosas en su pasado, además nunca le había prestado atención a ella en especial, ni siquiera cuando la había visto el día en que entro al Outworld a buscar a su hermano y termino enfrentándose con Scorpion. Ese día en que fue secuestrado por Sektor y los tekunin, ya la había visto al lado de Shao Kahn, pero poco interés había despertado en ella en ese momento.

Si era mejor prestar el mismo interés por ella, al final de cuentas es una aliada a la que había salvado de ser asesinada en manos de un vampiro. Es así que sin perder más tiempo, decidió entrar para poder hablar sobre asuntos más importantes con ella. Fue así que entro y con aire frio y serio dijo:

-Buenas noches princesa, quisiera hablar con usted si me lo permite, es sobre un tema muy delicado.

Mas Kitana al verlo, no presto mucho interés al aire de seriedad que tenia, por el contrario, ella sonrió levemente al verlo entrar y con aire sereno le dijo:

-Buenas noches Sub-zero, es un gusto saber que finalmente decidieras salir de la biblioteca, y sí, estoy dispuesta a conversar contigo, al final de cuentas recuerda que estoy en deuda contigo, pues ya me has ayudado tantas veces.

-Gracias por su tiempo princesa, antes de hablarle quiero hacerle llegar mis más profundos respetos hacia su persona como autoridad, y felicitarla por la dura labor que desempeña en su reino.

Al decir el ninja azul estas palabras, Kitana empezó a fruncir la mirada, se puso de pie y toma a Sub-zero del hombro y le dijo:

-Escucha, no hay motivos para ser tan formal, creo haber dicho que ya tuve muchas experiencias a tu lado para que me trates como a una doña. Además me siento más cómoda si me tratas como a una igual.

-Pero si usted es la princesa.

-Sé que soy la princesa de Edenia y también general del ejército, pero no siempre lo fui. Además, -la princesa empezó a bajar la mirada- es a ti a quien considero un amigo, más que un aliado. Por eso te pido que simplemente me digas Kitana, estemos o no en la presencia de mis súbditos o de nuestros aliados.

-Está bien Kitana, a partir de este momento te tratare como a una amiga, y te hablare como a una igual.

-Gracias Sub-zero, ven siéntate a mi lado –señalo a un asiento que se encontraba al lado de donde ella se encontraba leyendo- antes de que hables quiero enseñarte algo.

Entonces ella le mostro un libro, que se encontraba debajo del pergamino que estaba leyendo, se lo pasó y dijo:

-Al ver que ustedes se habían concentrado tanto en la lectura para buscar pistas, yo misma mande a buscar los cajones donde se encontraban el resto de los libros. Como te darás cuenta, la biblioteca es muy pequeña para la cantidad de libros que tenemos, es así que algunos libros llegaron a parar a los sótanos. Pero mañana mismo mandare a que los acomoden, pues por lo visto hoy se encuentran muy exhaustos.

-Pero ¿Por qué dices que estamos exhaustos?

-Tus ojeras te delatan. –respondió Kitana con una leve sonrisa

Ante estas palabras, Sub-zero se tocó los bordes de sus ojos y noto que efectivamente se la habían levantado ojeras por el tiempo en que había permanecido leyendo. Después con una leve sonrisa entre dientes dijo:

-Sí, tienes razón Kitana, es momento de parar un poco la lectura.

-Claro que si gustas, puedes leer este libro que encontré en una de los cajones, claro sería bueno que lo leas antes de dormir, sabes es un libro que habla sobre una raza de guerreros terrestres llamados los cryomancers debido a su habilidad para controlar el hielo.

En ese momento Sub-zero sintió un impulso casi incontrolable con abrir ese libro y leerlo, pero prefirió hacer caso a su amiga y descansar sus ojos.

-Gracias Kitana, te lo devolveré en cuanto termine de leerlo.

-Puedes tomarlo como un regalo, pues al final de cuentas no creo que a muchos les interese el contenido de ese libro. Además quería enseñarte este pergamino, también lo encontré en uno de los baúles, es sobre el poema que –empezó a ponerse nerviosa- me ayudaste a terminar al finalizar en el banquete.

Entonces ambos leyeron el pergamino, pues tenía letras grandes y era exactamente el mismo poema que había recitado noche antes, pero al final estaba la firma del autor: Dimas. Después Sub-zero volvió a tomar la palabra:

-Sabes Kitana, encontré la compilación de libros que tenía en su contenido los poemas de este poeta. Los puse en un estante vistoso por si quieres revisarlos.

-No puedo creerlo, en serio los encontraste. Y yo que los había dado por perdidos, gracias por avisarme, los leeré mañana mismo.

-No es nada, pero creo que ya hemos salido demasiado del tema, quería hablar contigo sobre tu ejército. Debo informarte que hemos encontrado la ubicación de la isla en donde los Lin Kuei tienen sus laboratorios en donde mecanizan a los soldados y queremos invadirla, pues no queda lejos de las costas de Edenia.

-Y Necesitan mi permiso para usar mi fuerza naval por lo visto.

-No quiero que lo tomes como un atrevimiento, pero necesito que entiendas que esa isla es un fuerte punto de referencia para ambos ejércitos. Y ahora que la guerra es inevitable, es mejor que Edenia tenga el poder sobre la isla.

Mas Kitana se quedó en silencio por unos minutos, pues había mucha coherencia en lo que el cryomancer decía, pues al final de cuentas Edenia debe estar un paso delante de lo que las fuerzas de la oscuridad se encuentran. Pero aun así, tenía muchas cosas en mente que la angustiaban. Al ver su mirada tan taciturna, Sub-zero decidió preguntar:

-¿Qué te pasa Kitana? No es preocupación lo que veo en tus ojos, más bien es abatimiento.

-Quiero mostrarte algo Sub-zero.

Dicho esto, se puso de pie e indico a Sub-zero a seguirla, hasta donde se encontraban los tronos del rey, la reina y la princesa. Y debajo del trono del rey, saco un pequeño cofrecito en el cual se encontraba el zafiro en donde el alma de Jerrod se encontraba cautivo tras el escape de Ermac. Al ver esta piedra Sub-zero dijo:

-Entonces es esta la piedra en donde el rey vive.

-Si –dijo a su vez Kitana- vive su espíritu aquí, y también es mudo. Sé que crees que soy una mujer fuerte y decidida, pero lo cierto es que hasta incluso tengo miedo la mayoría de las veces.

-¿Pero a que temes Kitana?

-A veces no sé si tomo las decisiones correctas la mayoría de las veces. Si mi padre, el Rey Jerrod estuviera aquí, el sin duda sabría lo mejor para Edenia. Yo en cambio, siento que el mundo se me viene encima, si es que tomo una decisión.

-Pero Kitana, no estás sola, a veces puede ser difícil tomar la decisión correcta, lo sé, pero siempre tendrás a alguien quien te apoye, yo te apoyare en todo.

Al escuchar las palabras de aliento del guerrero frio, Kitana tomo su mano helada como el hielo y mirándolo directamente a los ojos le dijo:

-Gracias Sub-zero.

Permanecieron unos segundos en esa posición, mirándose fijamente a los ojos, sin decirse nada y tal vez hasta incluso sin pensar nada. Solos, sumergiéndose en el instante en el que el momento los había sumergido, un instante donde jamás se habían sentido más cercanos.

Pero ese instante, se rompió en cuanto uno de los sirvientes anunciaba a través de los pasillos que la cena esperaba en el comedor. Razón por la cual Kitana soltó la mano de Sub-zero, y este a su vez volvió a sus pensamientos iniciales tratando de despejar su mente, después le ayudo a Kitana a devolver el cofre a su lugar y salieron del salón con el libro y el pergamino en manos, y apagando las velas que iluminaban el lugar, Kitana le dijo en tono amable:

-La cena será un buen lugar para que anuncien a mi madre sus intenciones, al fin y al cabo ella debe saberlo por ser la reina, por mi parte ya tienen mi aprobación.

-Gracias Kitana, créeme que te estoy muy agradecido. Y te ayudare en cuanto pueda de ahora en adelante.

Y fue así que anunciaron las intenciones de invadir la isla, y la reina escuchando la decisión de Kitana aprobó la solicitud de invadir la isla, ya que al estar cerca de las costas de Edenia, sería un punto clave para los dos ejércitos.

Así fue como las naves de Edenia zarparon hacia la batalla al día siguiente, y en una de estas flotas se encontraba Sub-zero quien no podía despegar la vista de la princesa Kitana quien a su vez despedía a las naves.

Una vez que Sub-zero terminara de recordar, se volvió una vez más hacia el cadáver del cyborg, para darle un vistazo y después mirar el mar y darse cuenta que las naves ya se estaban acercando a las costas de Edenia, después se dijo a sí mismo:

-Espero que a ella le guste mi idea.

Y se dirigió nuevamente a su camerino, mientras que Raiden no se movió siquiera del lugar en donde estaba sentado, tratando de adivinar lo que el ninja pensaba, pero después su pensamiento se volvió nuevamente a sus ideas iniciales. Pero para su sorpresa, esa presencia que había sentido había desaparecido.

-¿Así que tú también estuviste despierto por eso? –decía una voz proveniente de al lado de Raiden.

-Fujin –respondió a su vez Raiden- esa presencia es tan misteriosa pero poderosa, que es difícil no ignorarla.

-Me temo mi amigo que tal vez se trate de un dios al igual que nosotros.

En efecto, Fujin había acertado la presencia que ambos dioses habían sentido, se trataba de un dios, no de un dios común y corriente, sino de un dios olvidado en la historia y el tiempo, el dios al que los espartanos habían proclamado como tal, tras haber asesinado a Hades, un mortal que había alcanzado la divinidad tras haber matado a los dioses del olimpo, Kratos.

Ahora él había sido tomado prisionero por la alianza maldita, y no era de sorprenderse del porque a Baraka le despertara la curiosidad ese sujeto, viéndolo desde la rendija de su celda, no parecía tan poderoso al estar encadenado y semidormido producto del hechizo de Shinnok, pero ese no era motivo para subestimarlo.

-¿Así que a ti también te dio curiosidad el conocerlo? –decía alguien detrás de Baraka.

-¡Ah! Eres tu Servius –dijo de mala gana el tarkatan- y por lo visto Hotaru también te acompaña.

-Bueno no tengo nada mejor que hacer –decía indiferentemente Hotaru- es así que ¿Por qué no conocer al prisionero?

-Así que este es Kratos –Dijo Servius mirando a través de la rendija- me parece increíble pensar que el mato a varios dioses.

-Los cuales por lo que tengo entendido –comento a su vez Hotaru mirando al prisionero- tu cultura también daba tributo y veneraba.

-Si sin duda así fue camarada –respondía Servius mientras se acariciaba el mentón- pero al llegar al infierno, poca importancia le di a esa cuestión de los dioses. Pero ahora dime algo Baraka ¿es cierto que Shinnok lo tiene bajo su hechizo?

-Pues así es –dijo el tarkatan cerrando la rendija- y estaré haciendo guardia, hasta que algo interesante suceda.

-Bueno –irrumpió Hotaru muy pensativo- pues sucederá algo pronto, pues solo un dios puede hechizar a otro dios.

-¿Ya estaba hechizado cuando lo trajeron aquí? –pregunto nuevamente Servius

-Si así es –respondió Baraka mientras acariciaba su cuchilla- Reiko y yo, fuimos al salón donde los emperadores se entrevistaron con él y encontramos un desastre.

-¡Vaya! –Exclamo Hotaru- es así que ellos lo invocaron. A pesar del peligro que corrían por llamarlo. Díganme si me equivoco ¿pero acaso hay algo que no sabemos, para que los emperadores hayan solicitado la ayuda de Kratos que ahora es prisionero?

-¿Te refieres a que si la alianza de esos ninjas con Raiden y Fujin tiene preocupados a los emperadores? –Pregunto muy seriamente Servius a su vez- pienso también en eso, no por nada la visión de Shinnok lo tenía angustiado.

-Sinceramente no estoy muy preocupado por eso –dijo indiferente Baraka- pues mientras ganemos las batallas, no hago preguntas.

Lamentablemente tan interesante conversación entre los generales fue interrumpida cuando un soldado tarkatan y un soldado del reino del orden, entraron a donde ellos se encontraban para darles noticias urgentes.

-Lo relevaremos mi general –dijo cansado el soldado tarkatan- pues deben de saber que los emperadores han convocado a una reunión de generales urgente.

-¿Qué paso? –Pregunto muy amenazadoramente Hotaru al soldado del orden- sé que sabes algo y no dudes en ocultármelo. Ahora ¡dilo!

-Señor –respondió nervioso el soldado- la isla que los Lin Kuei custodiaban ha sido invadida por el ejército de Edenia, y los ninjas han sido los responsables de tal hazaña. Los sobrevivientes han sido traídos aquí.

Al escuchar al soldado los tres generales, empezaron a balbucear cosas tales como “qué cosa” “como paso” “que sucedió”, pero Servius, recupero la cordura y le pregunto:

-¿Dónde se supone que estaba Sektor en ese momento? Era su responsabilidad lo que pasaba con los Lin Kuei.

-Al parecer fue a investigar los posibles movimientos enemigos, -dijo el soldado nervioso- provenientes tal vez de la tierra o del reino del Caos.

-¡Que dices!!! –Exclamo Hotaru muy furioso- ¿de dónde procedieron esos movimientos?

-Eso que importa ahora –Dijo Baraka muy nervioso, después empujándolos del hombro les grito a Hotaru y a Servius- ¡Vamos!!!!

Y los tres generales salieron corriendo de los calabozos, mientras los dos soldados se encargaban de vigilar a Kratos, ambos conducidos por la curiosidad abrieron la rendija para verlo, y grande fue su sorpresa que tuvieron que cerrar rápidamente la rendija, al darse cuenta que la mirada del prisionero tenía un brillo escalofriante y los miraba de forma amenazadora, mientras que de su boca escapa un grito de guerra.

Si en ese momento Kratos, quería más que nada escapar pues sabía que la maldición de Shinnok, lo estaba lastimando por dentro, una maldición lanzada por que él se negó a servirles, pues él sabía que ellos eran la misma clase de porquería, que alguna vez fueron los dioses contra los que alguna vez él se revelo.

Desde el primer momento en que fue recibido por Quan Chi, algo dentro de él le decía que no aceptase la invitación de esos malditos.

-Es un honor finalmente conocerte –Dijo Onaga con una sonrisa cínica en su rostro- Kratos, pues te hemos invocado a nuestra presencia dios de la guerra.

-Es realmente grande la fama que te antecede –Dijo a su vez Shao Kahn- pues haz sido participé de batallas de proporciones apocalípticas, donde has exterminado a diversos dioses.

Pero las palabras de alago de los emperadores malditos, no eran de importancia para los oídos sedientos de lucha de Kratos, razón por la cual el de manera indiferente se limitó a decir:

-¿A cuantos tuvieron que sacrificar para invocarme?

-Decenas de miles –Dijo Shinnok de forma más calmada- señor Kratos, ya que la presencia de los dioses no debe de tomarse tan a la ligera.

-¡Ja! –Exclamo Kratos con desprecio- eso mismo dijo Heracles, y termine asesinándolo al igual que su padre. Se de ante mano que me consideran un dios, y bien dicho es que soy el dios de la guerra, pero quisiera que fueran directos con lo que quieren, pues no esperen que me quede mucho tiempo, pues su sacrificio constituido por pura carne de cañón, no permitirá que me quede mucho tiempo entre ustedes.

Los emperadores empezaban a mostrarse hostiles ante las palabras desafiantes de Kratos, al quien al parecer no lograban manipular con halagos ni elogios. Razón por la cual Onaga tuvo que decir su pedido de forma directa:

-Lo hemos invocado aquí, porque en nuestro imperio, se están desatando guerras que son inevitables contra los reinos de Edenia, la tierra y posiblemente también tengamos que combatir contra el reino del caos. Batallas que como se dará cuenta, requieren de mucho sacrificio para nuestro imperio, pero con su ayuda Kratos, estoy seguro que nuestros enemigos se mantendrán al margen.

-Podrían ser más sinceros y decirme que buscan mi ayuda para otra cosa –dijo hostilmente Kratos- no soy tonto señores, nadie invoca a un dios al menos que tenga deseos ambiciosos.

-Entonces eres consciente de que queremos extender nuestro reino –se pronunció Shao Kahn después de contener su furia- en ese caso, te lo preguntare de manera directa ¿quieres apoyarnos en nuestra campaña por los tres reinos?

-Antes de responder Kratos –Interrumpió Shinnok, cuando Kratos planeaba decir algo- considera que tras nuestro triunfo, tu poder no solo se incrementara si no que será eterno, dejaras tus huellas por cada mundo que pases, serás temido y amado entre los que conocen tu nombre. Dios de la guerra.

Pero ninguna de los emperadores logro convencer a Kratos, pues él tenía más confianza en su propia opinión, a las palabras manipulativas de los emperadores, además en ellos solo veía la decadencia y la miseria en vida, el despotismo y la tiranía que una vez había visto en los dioses del olimpo.

¿Qué caso tenia aliarse con aquellos semejantes a sus enemigos? Sin duda, Kratos no dejaría que esos malditos encontrasen su ayuda, y aunque no conocía a los enemigos de estos emperadores, sabia de ante mano que podría empezar a considerarlos sus amigos, ahora es el momento de dar a conocer su respuesta.

-Y bien dios de la guerra –irrumpió Quan Chi en la meditación de Kratos- ¿Cuál es su respuesta?

-Por mi parte señores –decía Kratos mientras empuñaba sus espadas- pueden unirse con los dioses que asesine ¡En el abismo!!!

Dicho esto se disponía a atacar, pero los emperadores reaccionaron antes de que el diera un salto hasta donde ellos estaban, momento en el cual Quan Chi con su espada en manos quiso atacarlo por la espalda, pero Kratos contuvo su ataque, instantes en el cual ambos forcejeaban pero Kratos dio un cabezazo que hizo que el nigromante cayese al suelo.

Después lanzo una de sus espadas del olvido hacia Onaga, este lo esquivo pero la espada después golpeo su nuca pues no se había percatado que las espadas estaban sostenidas por unas cadenas, Shao Kahn agarrando su mazo, quiso impactar un golpe pero Kratos esquivo el enérgico golpe, y dio una patada horizontal directamente al abdomen de Shao Kahn, haciendo que este retrocediese.
Pero Onaga volvió a tacar y esta vez, tomo a Kratos de la pierna izquierda y se elevó por el aire hasta la altura del techo, donde uso su fuerza para hacer que Kratos impactase contra el suelo. Una vez en el suelo el dios de la guerra, Shinnok impacto una patada en la cabeza de Kratos, haciendo que este se incorpore rápidamente, para después responder con un golpe a Shinnok.

Shao Kahn aprovecho que ambos dioses estaban intercambiando golpes, y sin dudarlo lanzo una de sus lanzas contra Kratos, pero a escasos centímetros, este se dio cuenta del cobarde ataque de Shao Kahn, y uso su espada para hacer que la lanza se desviase e hiriese a Shinnok de un brazo.

Sin dudarlo, Shao Kahn se abalanzo sobre Kratos, pero este hirió con sus espadas una de las piernas de Shao Kahn, haciendo que este se inclinase de dolor, y aprovecho su posición para impactarle un golpe en la mejilla. Mismo instante Onaga volvió a tomar vuelo, y quiso volver a tomar a Kratos, pero este lanzo una estocada que hirió su ala, dejándolo también en el suelo junto con sus amigos.

Una vez los tres emperadores se dieran cuenta de error que habían cometido al invocar al dios de la guerra, este estaba dispuesto a hacer que los tres malditos pagasen su osadía, es así que resplandeciendo sus manos hizo que de estas surgieran la espada del olimpo, y empuñándola dijo con voz enérgica y decidida:

-¡Ahora ya no volverán a ver la luz del día!!!

-¡Quan Chi, ahora!!! –gritaron los tres cobardes al unísono.

Sin que Kratos se diese cuenta, Quan Chi se había aproximado a él muy lentamente, pero esta vez tenía una pequeña botella en la mano, tal vez con algún conjuro, que lanzo hacia Kratos cuando este trataba de defenderse del nigromante. Pero lamentablemente, la botella lo impacto, y el líquido que contenía lo había bañado e hizo que cayese al suelo, perdiendo la conciencia.

-Es más fuerte de lo que creíamos mis emperadores –dijo Quan Chi recuperando el aliento- no tenía previsto una negativa de su parte.

Mientras hablaba, los emperadores se incorporaban mientras recobraban el aliento progresivamente, Onaga y Shao Kahn coincidían en la idea de ejecutarlo mientras estuviese inconsciente. Previendo las palabras de sus compañeros de la alianza maldita, Shinnok adelanto sus palabras antes de que ellos dijesen palabra alguna:

-Todavía podemos usarlo a nuestro favor señores.

Entonces sin perder más tiempo, conjuro algunas palabras, he hizo que un resplandor verdusco rodease el cuerpo del dios de la guerra que en profundo sueño todavía se encontraba. Pero después Onaga dijo:

-¿Pero qué tal si se nos rebela? Raiden y Fujin tendrían un poderos aliado de su parte.

-Pues entonces hare este hechizo más fuerte todavía –dijo rápidamente Shinnok inclinándose- tendremos que esperar algunos días, pero les aseguro que este maldito luchara a nuestro favor.

-En ese caso, -comento a su vez Shao Khan recuperando la compostura- seamos pacientes, pues recuerden que debemos rendir cuentas al fin y al cabo.

Dicho esto los tres emperadores se quedaron pensativos pues, a su mente solo podía venir la imagen de aquel encapuchado al que solo ellos y Servius conocían la identidad, después Shao Kahn volvió a tomar aire y dijo:

-Quan Chi, busca a Baraka y a Reiko y llévense a Kratos a los calabozos, asegúrense de que este bien encadenado. Ahora solo nos queda esperar a que la maldición, se apodere de él.

Reverenciando a los emperadores, Quan Chi salió a buscar a esos generales y juntos llevaron a Kratos al calabozo, donde permanecerá hasta que el hechizo se complete.

Kratos, había recordado a duras penas esa pelea con los emperadores y su lacayo, la maldición lo está consumiendo muy lentamente, trata de luchar, pero bien sabe que las batallas internas son más difíciles, pues no existen armas que te ayuden a luchar. Algo realmente aterrador ocurrirá ahora en el Outworld, y todos deberán de estar preparados.
estos son mis fics: El departamento de los ninjas y los cyborgs/Campus Universitario MK (alt fan fiction) y Ahora Somos Aliados (fan fiction)

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 371
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Jue, 17 Abr 2014, 04:37

Sorry por el doble mensaje :(
Última edición por The Shaolin Nun el Jue, 17 Abr 2014, 04:40, editado 1 vez en total.
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 371
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Jue, 17 Abr 2014, 04:39

WOW!!! Cada capítulo de este fic es sublime y profundo. Lo disfruto bastante XD. Se pone más y más interesante!

De las mejores situaciones fue la conversación entre Sub Zero y Kitana. Al parecer Sub Zero está comenzando a tener interés en ella. Esto le podría dar un giro bastante bueno a la historia.

Por otra aparte, me encanta Raiden acá. Es tal como imagino que actúa Raiden al ser, de cierto modo, el "guía" por así decirlo.

Todo se está desarrollando muy bien! Continúalo pronto!!!
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
sub-zero318
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 113
Registrado: Lun, 15 Jul 2013, 01:25
Ubicación: colombia

Mensaje por sub-zero318 » Vie, 18 Abr 2014, 07:56

hola dim, ya me di el tiempo de revisar el nuevo capitulo que publicaste, debo decir que las intenciones de sub-zero fueron muy obvias desde un principio, y se nota que entre sub y kity hay algo de amor :wink: , que bien que incluyeras lo del libro sobre cryomancers, a ver que encuentra sub en el, tal vez aprenda nuevas técnicas, quien sabe.
tal vez los emperadores cometieron un error al convocar a kratos, es muy poderoso para ellos, pero pienso que apesar de su poder debió haber tenido aunque sea unas pequeñas dificultades para vencer a los 3 emperadores, porque raiden y fujin son dioses también y se les dificulta pelear contra los emperadores, bueno esa es mi opinión, como establecer una igualdad. eso es todo por mi parte, espero que publiques el siguiente pronto

saludos sub-zero318
soy sigiloso como la noche y letal como el alba
mortal kamping: http://foro.mortal-kombat.org/viewtopic ... 660#310660
EL AMOR NUNCA MUERE: viewtopic.php?p=313948#313948

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1649
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Vie, 18 Abr 2014, 19:29

Este capitulo me resulto algo decepcionante, basicamente los tres emperadores quedaron totalmente en ridiculo, es como que han perdido bastante su lugar como villanos al enfatizar lo cobardes que son.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
under zero
Ciberninja
Ciberninja
Mensajes: 80
Registrado: Dom, 24 Nov 2013, 12:01
Ubicación: oruro

Mensaje por under zero » Mar, 22 Abr 2014, 01:43

muy bueno el capi veo que kratos si es muy poderoso me gusto la parte en la que sub y kity estan solos
asesino nocturno como el hielo libre y delicado como la nieve libre

http://www.game-art-hq.com/wp-content/u ... 1-MK-9.jpg

Responder