AHORA SOMOS ALIADOS

Muestra aquí tus creaciones literarias: historias o relatos
Responder
Avatar de Usuario
dim-subpion
Campeón MK I
Campeón MK I
Mensajes: 155
Registrado: Jue, 31 Ene 2013, 23:24
Ubicación: Infierno de Dante

Ahora Somos Aliados Cap. XVI

Mensaje por dim-subpion » Dom, 17 Nov 2013, 03:18

saludos a todos, perdonen la tardanza pero les dejo el sgte capitulo de mi fic, ya vamos al cap 16, espero les guste pues hay nuevos giros. saludos :)

Una batalla triunfada: el destino está claro. (Cap. XVI)

Mientras miraban atentos a la vez que intrigados, como las tropas del mal caían ante la alianza que Raiden había formado con los ninjas, Servius el crucificador de inocentes, se había dado cuenta de las palabras de su amo, para con los ninjas, realmente este tenía razón al señalar que eran sujetos de cuidado, efectivamente su amo conocía muy bien a los ninjas con quienes le llegaría
enfrentarse.

Tanya, Kano, Mavado y Servius, desde su camuflado y provechoso escondite, fueron testigos de la fuerza destructora de aquellos guerreros, pero la batalla todavía no está acabada, pues todavía había tropas del mal dispuestamente temerosas a seguir peleando y entrar a Edenia, además los vampiros también se preparaban para luchar, pues la pintura especial los protegería del sol ardiente de esa tarde.

Al cabo de unos segundos en que todos miraban asombrados y temerosos al dios del trueno y a los ninjas, que estaban literalmente bañados en sangre. Se decidieron pues las tropas malignas a volver a atacar después de escuchar las palabras del centauro furioso, que había asesinado al sicario que se atrevió a dar un paso atrás. Las tropas de la oscuridad estaban entre la espada y la pared, era morir o luchar, eran carne de cañón. Después de unos segundos el centauro grito
nuevamente:

-¡Ataquemos!!!! ¡Peleen sin pied…..

No pudo concluir sus palabras pues Chameleon haciéndose invisible, y acercándose sigilosa y rápidamente a donde estaba esta bestia, y logro subir a su lomo para cortarle la garganta con el cuchillo que escondía en su faja, rápidamente le quito sus lanza cuando este trataba de golpearlo, y la introdujo por su boca clavándosela hasta que esta saliera por su ombligo, y termino de encajarla dándole una patada vertical que termino por matar al monstruo, quedando este en posición vertical, a la vista de todos.

Inmediatamente después de recuperarse del shock, uno de los vampiros abrió sus alas y emprendió su ataque aéreo dirigiéndose directamente a donde estaba el zaterrano, pero antes de llegar a donde este se encontraba dispuesto a atacar, fue intersectado por un arpón que se clavó en su hombro, Scorpion lo capturo y con voz firme grito:

-¡Ven aquí!!!!!

Y arrastrándose por el piso llego a donde el ninja amarillo lo atraía y una vez en sus manos logro sacar rápidamente una de sus espadas, para poder cercenarle la cabeza y patearla al medio del campo de batalla. Un acto que los otros vampiros no toleraron y todos emprendieron vuelo para pelear, mientras uno de ellos gritaba:

-¡ataquen!!!

Finalmente todos los soldados de la oscuridad, que se encontraban temerosos reaccionaron para volver a pelear. Rain y Sub-zero al ver que se acercaban con paso frenético decidieron fusionar sus ataques de agua y hielo, para crear una capa de escarcha en el suelo que provoco que muchos resbalaran, para que otros los pisaran excitados por atacar a los ninjas. Smoke atacando ferozmente con su espada, logro decapitar a dos sicarios, y a un vampiro en pleno vuelo, para después cortar el abdomen de un tarkatano que corría directo a donde él se encontraba.

Dando un salto al aire, Reptile cogió en pleno vuelo a uno de los vampiros, quien una vez en el suelo, pudo el zaterrano cortarle el cuello y sacarle los ojos. Ermac manteniéndose atrás, dejo su hacha en el suelo para dominar a las almas de su interior haciendo que estas elevasen una de las lanzas de los centauros muertos, una vez en posición de ser lanzada, fue impulsada con tanta potencia que logro empalar a un vampiro en pleno vuelo, seguidamente a un soldado del Red Dragón, a un tarkatano, y finalmente a un sicario del Black Dragón.

Noob usando su hoz, le corto las alas a un vampiro que trataba de capturarlo, pero cuando este cayó al piso se incorporó rápidamente, para defenderse, pero Noob abrió un portal por debajo de los pies del vampiro, saliendo de ese portal una sombra totalmente oscura, que tomo al vampiro por el cuerpo, una vez estuviese este a la mitad del portal Noob lo cerro rápidamente, dejándolo morir lentamente, mientras este se arrastraba. Viendo como uno de sus camaradas era mutilado, otro vampiro fue a atacar a Noob, pero el ninja negro, lo golpeo con la empuñadura de su arma tumbándolo al suelo, donde le corto el pecho descubriendo su corazón.

Creando una nueva kori blade, Sub-zero incrustó su espada en medio de las costillas de un shokan, logrando impactar con su corazón, matándolo de manera instantánea, pero rompiendo su arma. Viendo su oportunidad, un tarkatano quiso atacarlo por la espalda pero rápidamente el cryomarcer se dio la vuelta y usando su mano izquierda para empujar el brazo de la bestia, logro con su otra mano crear una daga que uso para clavársela en el cuello y después tumbarlo al suelo.

Los vampiros que esquivaban los ataques de aquellos tan temidos en las filas del mal, fueron directamente a donde se encontraba el ejército edeniano para defender su hogar, pero al igual que los otros soldados del mal, estos fueron impactados por los sais de Mileena la cual saltaba furiosa a donde estos sobrevolaban, mientras Kitana usando sus abanicos, atacaba frenéticamente al que se acercase por el suelo. De forma inesperada un grupo de seis shokans, fue a envestir a la princesa de Edenia viéndola sola, pero Sindel y Jade impactaron sus armas contra estos haciendo que los monstruos se separasen, oportunidad que Khameleon aprovecho para hacerse invisible y atacar con su espada a los abdómenes desnudos de dos de ellos, los cuales reaccionaron contra la zaterrana, pero ella ágilmente evito el ataque de uno, cortándole la pierna para que cayese y poder clavarle su espada en la espalda, mientras Fujin disparaba su ballesta contra el otro shokan.

Raiden al ver que los últimos soldados de esa pequeña horda de ataque, estaba por desaparecer, se unió inmediatamente a Rain y a Scorpion, quienes no dejaban de ondear sus espadas ensangrentadas al viento, para atacar y defenderse, Scorpion al verlo dijo:

-Es la hora en que ellos pagaran por sus mentiras, pues su sangre fertilizara los suelos marchitos de este reino.

Después se quitó la máscara para descubrir nuevamente su rostro de furia, su cráneo totalmente envuelto en llamas, para expulsar fuego por su boca que quemo a todos los enemigos que se encontraban cerca. Milésimas de segundos que Rain y Raiden usaron para volver a fusionar sus ataques y cargar una corriente eléctrica, que mato a muchos, al mismo tiempo, que el agua se evaporaba al contacto con el fuego infernal de Scorpion. Vapor que fue aprovechado por el ninja plomo, para atacar sorpresivamente con el calor del vapor, a los últimos soldados del mal.

-El destino está claro –Dijo Raiden para sí mismo- son ellos los que triunfaran contra las fuerzas de la oscuridad.

Los ninjas y el dios del trueno, se miraron mutuamente, después miraron el campo de batalla, para asegurarse que todos estuviesen muertos, Chameleon al ver que un zombi se levantaba lentamente, agarro una espada del suelo y se la lanzó impactando está directamente en su cráneo, haciendo que partes de su cerebro putrefacto saliese volando por el aire.

Después de unos minutos, donde se aseguraron que ninguno de los cadáveres de los enemigos que yacían en el suelo teñido de bermellón, como la sangre coagulada; después Smoke dijo:

-Estamos aquí, bañados en la sangre de nuestros enemigos pues sellaron su destino con la muerte, el acero se tiñe de rojo. Pues sabemos muy bien que volveremos a luchar, pero no importa lo que pase, siempre seguiremos, no os rendiremos nunca. ¡No retrocederemos!

Al verlos tan fuertes y decididos, Mavado y Kano quisieron retirarse, y abrir el portal que los conduciría de nuevo al castillo de la oscuridad, pero Tanya los obligo a quedarse recelosa pues quería ver qué pasaría, más los dos mercenarios querían convencerla de volver por miedo a que los Edenianos o los mismos ninjas los vieran y los atacasen.

-¡Cobardes! –Dijo Servius- no puedo creer que ustedes sean generales. Además están olvidando un pequeño detalle que se nos mandó a estudiar. ¡Miren!.

Señalo al campo de batalla, a donde los ninjas y Raiden se encontraban, fueron a reunírseles, Fujin acompañado de la Reina y la Princesa de Edenia, al lado de Jade, Khameleon y Mileena.

-Lo hemos logrado amigo –dijo Fujin sonriente- Raiden, ahora triunfaremos.

-Hemos triunfado en esta batalla –dijo Sindel- sin duda Raiden, tus aliados son los mejores guerreros que has podido escoger.

-Sin duda estamos contentas de tenerlos de nuestro lado –dijo a su vez Kitana- Edenia les está sumamente agradecidos, y pueden contar con nuestro apoyo.

Una vez los ninjas las escucharan estos inclinaron sus cabezas en señal de respeto, y se disponían a abandonar el campo de batalla. Pero de manera inesperada uno de los vampiros que había perdido su ala derecha durante el asalto, había fingido su muerte y se tumbó en el suelo, quedándose estático pero con los ojos abiertos y al ver, que los guerreros habían guardado sus armas, se levantó de manera inesperada al ver que Kitana estaba cerca de donde el yacía. En un parte de segundos la tomo por la espalda y puso un cuchillo en su cuello, y dijo de forma desafiante, al ver que todos se pusieron en guardia nuevamente:

-¡Atrás!! O la princesa será ejecutada este mismo día, pues será un trofeo gratificante, saber que aunque toda la horda de ataque cayo, se llevó con ella por lo menos a la futura reina de Edenia.

-¡Déjala!!!! –Dijo Mileena sacando sus sais- ¡ahora!!!

Al verlo tan decidido y mostrando sus colmillos que morderían hasta morir a Kitana, empezaron a vacilar sin saber como responder, como atacar sin lastimar a Kitana. Que tras sus palabras de aliento y confianza, se había vuelto realmente en su aliada. Pero Sub-zero no vacilo más, y con paso decidido y sin portar arma alguna, se acercó y delante de este vampiro y de su rehén dijo:

-Déjala libre ahora, maldito vampiro, o

-¡o sino que!!!! –grito el vampiro de manera obstinada.

-Sub-zero –decía la princesa angustia y curiosa al ver al ninja azul tan desafiante- ¿pero qué?

Inmediatamente el cuerpo de Sub-zero se empezó a cubrir de escarcha en su totalidad, y esta se quebró desde adentro, descubriendo de esta manera una vez más el cuerpo mecanizado del ninja. Razón por la cual aquellos que no conocían su nueva habilidad quedaron sorprendidos, especialmente el vampiro pues empezó a temerle.

Mientras que a lo lejos los espías, miraban angustiados y boquiabiertos la nueva súper habilidad de Sub-zero, entonces pensaron que era cierto lo que Sektor había dicho en la reunión, en donde se aclararía el destino de estos nuevos enemigos. Sub-zero podía convertirse en máquina y humano.

-Atrás, o sino –dijo temeroso el vampiro.

-¿o sino? –Decía Sub-zero con su voz mecánica- ¡que!

Inmediatamente sus ojos computarizados empezaron a calcular el ángulo y la posición de su aliada y de su enemigo, una vez se almacenara la información necesaria para atacar sin herir a Kitana, abrió pues la compuerta de sus pecho, y disparo rápidamente una espuela al ojo izquierdo del vampiro, seguidamente otra espuela en el ojo derecho.

Incapaz para seguir soportando el dolor, soltó su arma y a la princesa, la cual fue directamente detrás de Sub-zero, y le sostuvo el brazo con una mano, mientras que con la otra mano agarro una de sus abanicos. Finalmente el Cyber Sub-zero, disparo su último proyectil con más fuerza a la frente del vampiro, el cual empezó a gritar de dolor, por la espuela que entraba directamente en su cerebro, para finalmente revolver su cerebro y quedase tieso como un tronco seco que cae directamente al suelo.

Una vez muerto el vampiro, Sub-zero se volvió a cubrir de escarcha, para recuperar su forma humana, después mirar a la princesa y preguntar:

-¿está usted bien? Princesa.

-Gracias –dijo a su vez Kitana, con voz más enternecida- ahora estoy nuevamente endeudada contigo, pues ya una vez me ayudaste para salvarme del Cyber Shao Kahn, y ahora me has vuelto a ayudar por causa de mi descuido.

-No fue nada princesa –dijo a su vez Sub-zero de forma más relajada y amistosa.

A pesar de que tenía imágenes leves de esa ocasión en su mente, no podía recordar totalmente lo que había pasado en ese entonces cuando su alma y la Shao Kahn luchaban por el poder de su cuerpo mecanizado, aunque era cierto que había ayudado a Kitana y a su madre para pelear contra Shao Kahn. Pero era confuso en realidad, pues había algo más que solo buenos motivos para ayudarla, era realmente confuso.

-Sera mejor –dijo Rain de manera muy seria- asegurarnos que ningún enemigo este vivo aun, pues a lo mejor también tratan de sorprendernos.

Dicho esto la reina dio la orden a sus soldados para que se dieran a la labor de inspeccionar el campo de batalla para asegurarse que no hubiese sobrevivientes entre los cadáveres. Mientras los ninjas se encargaban de volver a atacar a cualquier cadáver que mostrase movimientos leves. Mientras trabajaba, Rain escucho la voz de Raiden que le decía:

-Haz cambiado Rain, hace un año no hubieses atacado a nadie con ayuda, y hoy por el contrario te uniste a mí y a Sub-zero para atacar.

-Recuerda que ahora somos aliados Raiden –dijo el ninja purpura sin quitar la vista del campo de batalla- y estaré desde ahora dispuesto a ayudar.

Al cabo de unos minutos todos decidieron retornar al castillo edeniano para reunirse y asearse. Mientras que a lo lejos los espías daban un último vistazo desde su escondite.

-Bien, todo está hecho –dijo Servius al mirar como el campo de batalla quedaba estéril en su delante.- será mejor volver al castillo.

-Sera mejor dar las noticias –dijo seguidamente Tanya- pues ya estudiamos suficiente al enemigo.

-Aunque algo es cierto –replico Mavado- nunca se conoce totalmente al enemigo.

Al verlos conversar Kano saco la botella mágica que abriría el portal que los conduciría de nuevo al castillo, y dijo tras escuchar a Mavado:

-Pero ya abra otras batallas por delante, y sin duda conoceremos mejor a cada rival que se nos presente.

Entraron seguidamente al portal y desaparecieron, asegurándose antes de que los edenianos y ningún ninja los hubiese visto.

Pero mientras esa batalla se daba en Edenia, Nitara acompañada de Sharon, miraba indignada el cinismo de los emperadores desde un balcón, al cual llegaron sobre volando el castillo desde afuera. Debajo de ellas, se encontraba Shao Kahn quien se reunía con su sequito de esclavas, las cuales también servían dichosas a Onaga y Shinnok, mientras les acariciaban los brazos, les servían vino y bailaban semidesnudas delante ellos.

-Esto es el colmo –dijo Nitara conteniendo su ira- mandan a pelear a sus soldados mientras ellos se entretienen con caprichos mundanos.

-Recuerda que el poder corrompe –dijo Sharon de forma pensativa- y el deseo de ejercer la voluntad sobre otros. No dudes que estos malditos solo quieren escarmentar a todo aquel que se les atraviese en su camino. No son dignos de llamarse a sí mismos emperadores, sino tiranos.

-Así que no son las únicas que espían secretamente ante su desconfianza hacia ellos.

Ambas vampiresas miraron detrás de ellas, para ver de quien pertenecía esa voz misteriosa, para su sorpresa encontraron detrás de ellas, una enorme mancha de sangre, que se desplazaba ágilmente por el suelo para después formar un remolino de donde surgió la guerrera llamada Skarlet.

-Qué hace usted aquí –dijo Nitara poniéndose en guardia- es que acaso toma su papel de guarda espaldas muy en serio.

-Hace un año atrás hubiese respondido de forma afirmativa –respondió tranquilamente Skarlet mientras la multitud de voces se hacía escuchar progresivamente- pero su traición también ha llegado sobre nosotros.

Mientras Nitara recuperaba nuevamente la compostura, y Sharon la miraba curiosamente ante tales palabras, Nitara volvió a preguntar:

-¿tú tampoco confías en ellos? Entonces por qué sigues sirviendo en sus filas.

-Al igual que tu y tu amiga, yo tampoco tengo muchas opciones –respondió Skarlet haciendo a un lado la multitud de voces dentro de ella- solo espero la oportunidad de que pase algo mejor. Pues desde hace tiempo que sospecho que hay algo, que atormenta a esos malditos.

-¿Alguien que los atormenta? –Pregunto rápidamente Sharon- ¿alguien como qué? un demonio, un guerrero, un monstruo, o un dios.

-No lo sé, tal vez un poco de todo.

Inmediatamente después entro al salón el general de los zombis, Servius, acompañado de Tanya, y los generales del Red y Black Dragón. Una vez les cedieron el lugar para hablar, estos explicaron poco a poco lo que había pasado en la batalla donde vieron luchar a los ninjas al lado de Raiden, protegiendo la frontera Edeniana, batalla en donde demostraron ser guerreros decididos, armados de coraje, dispuestos a no rendirse, a luchar hasta el final. Batalla en donde descubrieron las técnicas de pelea de cada uno de ellos, al igual que evidenciaron con sus propios ojos la habilidad de Sub-zero para transformarse en máquina y en humano.

-Con permiso mis señores -dijo Servius con tono arrogante- debo atender un asunto, que conocemos muy bien de ante mano.

Se retiró pues el Zombi, para que los Emperadores todavía rodeados de sus esclavas se pusieran a discutir levemente.

-Muy bien –dijo finalmente Shao Kahn- será mejor que entrenen a sus respectivos ejércitos, y tengan del tanto al resto de los generales.

-Ahora que sabemos sus ataques y su actual situación –Dijo a su vez Onaga- será más fácil atacarlos y preparar una nueva estrategia. ¡Retírense!!!

Rápidamente los tres generales salieron después de hacer sus respectivas reverencias a los emperadores, pero Onaga volvió a gritar pues desde hace algunos minutos había sentido el aroma de Nitara y de su amiga:

-Eso también va dirigida a ti, Nitara. Desde hace un momento que eh sentido tu aroma a sangre, será mejor que te vayas si no quieres que empalemos a tu amiga.

Nitara empezó a vacilar ante la amenaza, pero después Sharon la tomo de la mano para poder retirarse. Pero Skarlet camuflándose en la oscuridad, pudo decirle algo en voz baja:

-Vete, yo me quedare a espiar pues al parecer ese sujeto del que te hable, vendrá pronto. Pues ya he visto esa conducta en Servius.

-Suerte.

Tras esta palabra de aliento, ambas vampiresas salieron del salón, mientras Skarlet bajaba disimuladamente por un pilar mientras los emperadores se distraían con el vino y los jugueteos de sus esclavas.

-Ven pequeña –decía en tono amistoso Shinnok a una esclava que le servía el vino mientras le acariciaba su mejilla- no tengas miedo.

Pero de manera inesperada, Servius volvió a aparecer para interrumpir la dicha de los emperadores, pero para eso Skarlet se había camuflado entre las cortinas que decoraban los muros.

-Como te atreves a entrar sin consentimiento –dijo encolerizado Shao Kahn- ya es suficiente soportar tu falta de respeto, por las que nos sirven.

-Obviamente que estas esclavas son tentadoras y atractivas –dijo sagazmente Servius- pero no estoy de vuelta por placer, si no para anunciar la llegada de aquel a quien va dirigida mi verdadera lealtad, a aquel a quien tengo el honor de llamar mi Cesar.

Dicho esto los tres emperadores empezaron a empalidecer como si hubiesen visto a un fantasma, reacción que despertó la curiosidad de Skarlet.

-Salgan todas de aquí –dijo Onaga conteniendo su enojo- ¡ahora!!!

Tras ese grito, las esclavas aun confundidas empezaron a abandonar el salón. Mientras que por el otro lado, Servius se inclinaba al ver que aparecía un hombre totalmente vestido de negro. Hecho que llamo la curiosidad de Skarlet, pues en cuanto ese sujeto se hizo notar, los tres emperadores mostraban angustia. Después Servius lo reverencio diciendo:

-Ave Cesar

Onaga, Shao Kahn y Shinnok se inclinaron al verlo, pues sabían muy bien que el encapuchado era la causa por la que se había formado la alianza maldita, la razón por la cual, Shao Kahn pudo escapar de la maldición de los Elder Gods y del inframundo, la razón por la que el espíritu de Onaga pudo escarpar para reencarnar como el emperador dragón, la razón por la que Shinnok pudo establecer el control y guiar esta guerra a un nuevo Armagedón. La razón por la que estaban en el poder, y expandir su poder.

-Saludos emperadores –dijo finalmente el encapuchado- veo que han tenido un buen día después de todo.

Skarlet aguanto la respiración para no ser descubierta, mientras miraba al encapuchado, no podía ver su cara pues la capucha le cubría el rostro, tenía una bufanda que le tapaba el cuello, sus botas eran largas y llevaba guantes. Pero aun así había algo familiar en su voz, era alguien conocido sin duda.
estos son mis fics: El departamento de los ninjas y los cyborgs/Campus Universitario MK (alt fan fiction) y Ahora Somos Aliados (fan fiction)

Avatar de Usuario
sub-zero318
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 113
Registrado: Lun, 15 Jul 2013, 01:25
Ubicación: colombia

Mensaje por sub-zero318 » Lun, 18 Nov 2013, 21:14

wooow, te quedo super genial este capitulo *-*, que bien que tomaste en cuenta algunas cosas que te dije ^^ , jaja creo que tienes algo en contra de los vampiros, masacraron a demasiados xD , que sadico ese chameleon con el centauro :lol:

me dejaste intrigado con ese personaje misteriosos que aparecio, y al cual le tienen miedo los tres emperadores :shock: , y luego me vino a la mente, si es un personaje que es conocido y tan podereso como para aterrorizar a los emperadores...yo creo que es kratos, es el único personaje que se me ocurre que no hayas mencionado hasta ahora y con los suficientes poderes como para asustar a los emperadores

bueno, es todo por mi parte, espero muy ansioso la continuación

saludos sub-zero318 (:rulz)

PSD 1: tengo la impresión de que el personaje misterioso va a descubrir a skarlet y la va a matar al instante D:

PSD 2: no tengo muy claro de que cuando skarlet habla se oyen varias voces, pasa lo mismo con ermac ya que el es la unión de varias almas y cuando habla se oye la vos de todas las almas pero en skarlet es diferente porque ella es la unión de la sangre de varios guerreros y pues no creo que la sangre de cada guerrero hable :?

PSD 3: como dijiste que literalmente los ninjas se bañaron en sangre, me los imagine después de la batalla lavando sus trajes en el rió y diciendo "ay esta sangre no se quita" *voz afeminada*
soy sigiloso como la noche y letal como el alba
mortal kamping: http://foro.mortal-kombat.org/viewtopic ... 660#310660
EL AMOR NUNCA MUERE: viewtopic.php?p=313948#313948

Monster -R
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 288
Registrado: Vie, 15 Feb 2013, 04:41
Ubicación: Mazatlán, Sinaloa, Mexico

Mensaje por Monster -R » Mar, 19 Nov 2013, 00:51

Wow, que impresion :D mostrar la carniceria completa de la batalla contra los malos, fue emocionante la masacre de los vampiros, pobresitos :( me dieron lastima pero fueron simples peones para que los mandaran a morir :( :( :( .

Fue muy estrategico el trabajo de equipo con los 8 ninjas y Raiden como lider, vi que las edenianas y Khameleon no se quedaron atras, tambien lucharon :D (yo temia que Mileena, al a ver matado a un vampiro se habia vuelto loca y se habia convertido en una maquina de matar :? )

Me gusto que mencionaras los fatalities de algunos que observe, tambien me imagine a los ninjas todos cubiertos de sangre sin ningun color de sus ropas xD

Oye, los 3 emperadores son unos pervertidos con las esclavas e incluso me dio escalofrios :? cuando Shinnok le acariciaba la mejilla a una esclava y me dejastes intrigada sobre ese personaje del final.

Es todo, te mando saludos :> :> :> y besos :love: :love: :love:
Imagen

Imagen

MONSTERVERSEImagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1663
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Mar, 19 Nov 2013, 18:53

Pues la pelea me parecio genial y muy bien contada, como unica critica que le encuentro es que me parecio demasiado facil, o sea, esta bien, son extras peleando contra personajes muy fuertes, pero igual alguna dificultad tendrian que haber generado, hasta el momento la gran guerra parece un juego de niños para estos sujetos, sumado a que cuando estaban por separado realmente los habian hecho goma varios soldados tambien del monton.

Por otro lado, por los datos que tiras, me imagino que pondras al one being (unico ser) como el encapuchado, seria algo muy loco (mas aun si fuera Shujinko, pero lo dudo).
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
under zero
Ciberninja
Ciberninja
Mensajes: 80
Registrado: Dom, 24 Nov 2013, 12:01
Ubicación: oruro

Mensaje por under zero » Dom, 24 Nov 2013, 12:20

okey buenos los capitulos uno de los mejores fic que leo puedo pedirte que coloques las mismas parejas de tu fic campus universitario xfavor
asesino nocturno como el hielo libre y delicado como la nieve libre

http://www.game-art-hq.com/wp-content/u ... 1-MK-9.jpg

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 380
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy

Mensaje por The Shaolin Nun » Mié, 04 Dic 2013, 10:16

Me puse a revisar este fic y quisiera felicitarte porque escribes muy bien tanto en comedia como de este tipo. Este fic es de esos que te invitan a seguir leyendo.

Me gustó mucho el Kombate, está muy bien narrado. En sí todo el capítulo estuvo interesante *.* . Ojalá le puedas dar continuidad pronto :)
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
dim-subpion
Campeón MK I
Campeón MK I
Mensajes: 155
Registrado: Jue, 31 Ene 2013, 23:24
Ubicación: Infierno de Dante

Ahora Somos Aliados Cap. XVII

Mensaje por dim-subpion » Sab, 07 Dic 2013, 23:47

hola a todos, les doy un cordial saludos ,e en especial a under zero (considerare algo de lo que dijiste) y a Mery que estan siguiendo mi fic, disculpen mucho la espera es solo que estuve sin tiempo pero ya con las vacciones me pondre al dia, bueno aca les dejo el cap 17 (no se si me salio bien)es asi que sin mas que decir,, disfruten :)

Esperanza (Cap. XVII)

Fueron largas las horas en las que se habían encerrado los emperadores con ese visitante desconocido, mas Tanya esperaba pacientemente cerca de la entrada del salón de los emperadores para poder por lo menos ver la cara del encapuchado, pero Hotaru se mantenía susceptible pues la presencia de aquel desconocido era una mala señal para el futuro, sin duda este hecho era una señal de que el futuro estaría lleno de infortunios. Cuando este miro a Tanya tan atenta, no pudo soportar la curiosidad por hablarle pues sin duda algo planeaba.

-¿Veo que tienes a alguien a quien esperar? –Dijo Hotaru con tono penetrante- tienes idea acaso que podrían matarte por tu curiosidad.

-Todo tiene un precio en la guerra, -Respondió la traidora edeniana de forma indiferente- la masacre de hoy no hace más que reafirmar esa idea. Además, no actúes como si tú tampoco estarías interesado en saber de quién se trata.

-Tengo tantas ganas de conocerlo como tú, pero será mejor dejar todo a su debido tiempo, pues recuerda que de ese sujeto emana un poder asombroso. Y tú también deberías darte cuenta que para espiar a alguien debes ser más sigilosa, en esa posición tan obvia solo te delatas, ven, -la lleva detrás de uno de los pilares- aquí tendrás una mejor ubicación.

-¡um!! Perdóname la vida general, veo que es difícil burlarlo. Más aun tratándose de un guerrero tan sigiloso y precavido como usted.

Mientras ella le hablaba le acariciaba sutilmente, la barbilla y dejaba descansar su otro brazo sobre el hombro del guardián del Seido, mientras que con su pierna la acariciaba la rodilla. Pero Hotaru le era indiferente, pues ya era de rutina esa conducta en Tanya, tan seductora, tan manipuladora.

Poco después escucharon que la puerta se empezaba a abrir, y miraron muy atentos a ver de quien se trataba, pero para desgracia de su curiosidad, el desconocido seguía vestido de la misma manera tan conservadora, no se le podía ver la cara, pero mientras caminaba, este dijo:

-No lo olviden el futuro de su imperio es como la bola de algodón que está colgando sobre el fuego, será mejor que sean cautelosos si no quieren ver como ese imperio se deshace, es así que ya saben qué hacer.

Dicho esto abrió de la nada un portal oscuro, que lo trasporto a otra dimensión, los emperadores por su parte se mantenían nerviosos. Pero después recuperaron su compostura, al ver que Servius recién salía de la habitación donde se habían reunido.

-Sales muy tarde –dijo reacio Onaga- a pesar de que tu señor ya se había ido.

-Perdónenme –respondió Servius- es solo que me pareció que había alguien más en esa habitación pero parece que solo fue mi imaginación.

-¿Tú crees? –Dijo rápidamente Shinnok- ¡Mira!!

Skarlet quien se había camuflado hábilmente para escapar de la vista de Servius, sentía como su corazón se precipitaba por el miedo a ser descubierta. Las palabras de Shinnok la pusieron en alerta. Pero para su suerte, nadie había notado su presencia. Pues Shinnok continúo:

-Me sorprende ver este tipo de conducta tan indisciplinada en ustedes, Hotaru y Tanya.

Ambos al ser descubiertos se mostraron cabizbajos ante los emperadores quienes les reprocharon sus errores a su debido tiempo a cada uno. Skarlet por su lado pudo sentir dentro de ella una nueva esperanza, pues tarde o temprano ella también terminaría rebelándose contra la alianza maldita, pues el pasado había quedado sepultado, ella también tenía motivos para sublevarse. Pero ahora debía ser discreta, no dejar que la descubrieran, pues por ahora no tenía a nadie en quien confiar, ni siquiera sabía si debía confiar en Nitara.

-Mejor será reunirnos en privado –dijo Shao Kahn tomando a Onaga y a Shinnok de los brazos- retirémonos a la biblioteca. En cuanto a ustedes Tanya y Hotaru, ya recibirán su castigo, quien sabe tal vez ustedes sean carne de cañón en la próxima pelea.

-Puedes descansar Servius, -dijo después Shinnok- bebe un poco de vino, ¡Vamos!

Después los tres emperadores se retiraron para reunirse en privado, pues su audiencia con el desconocido los había dejado muy pensativos, algo grave pasara en el futuro. Ese mismo instante, Servius se disponía a retirarse, pero Hotaru reaccionando de su pánico, lo agarró del brazo, y le pregunto de forma directa:

-Los emperadores dijeron algo sobre una nueva batalla, dijeron algo sobre nueva carne de cañón, dime, ¿acaso se está planeando un nuevo ataque contra Edenia?

-¡Vaya!! –Exclamo Servius- tanto esperar tras ese pilar, en tan linda compañía solo para preguntar eso.

-¡No desvíes mi pregunta centurión!!! –Exclamo Hotaru muy molesto con el zombi- dime si es verdad lo que pregunto.

-Puede ser que se trate de Edenia, tal vez atacaran la tierra, tal vez el reino del caos, tal vez el lugar que protege ese tal Li Mei, ¡jaja!! quien sabe estos mundo son muy grandes y bastos para atacar. Sino porque más crees que se reúnen en silencio, alejados de todos querido Hotaru, creo que ni yo sabré con exactitud cuál será el próximo punto a atacar, sino hasta que su reunión termine. Por ahora solo nos queda esperar.

-Ahora dime –dijo Tanya mirando a Servius directamente a los ojos- ¿conoces al encapuchado? y no trates de hacerme creer lo contrario pues vi cuando lo guiabas a entrevistarse con los emperadores. Dímelo de manera clara y directa ¿de quién se trata? ¿Lo conocemos? ¿Por qué lo conoces? ¿Quién es?

-Son demasiadas preguntas para tu curiosidad –Respondió Servius después de soltar una carcajada- lamentablemente para ti preciosa morena, no estoy en libertad de darte respuestas. Pues si alguna otra cualidad tengo aparte de crucificar inocentes y prisioneros, es justamente mi discreción. Pero deben saber que ya encontraran respuestas a su debido tiempo, ahora si me disculpan me retirare a mi habitación pues tengo una botella de vino esperándome.

Dicho esto les dio la espalda, dejado flamear su capa al aire, y comenzó a caminar por el pasillo para dirigirse a su aposento, mientras que Tanya y Hotaru lo miraban con cierta bronca. Después de caminar algunos pasos, dio la vuelta para mirar a Tanya, y decirle de manera juguetona y lujuriosa:

-Yo te estaré esperando con una botella de vino.

Después siguió su camino mientras Tanya lo miraba con una leve sonrisa entre sus labios. Después Hotaru también se retiró. Mientras que la traidora Edeniana después de estar un minuto dando vueltas y tarareando como una niña, decidió ir tras de Servius, con la esperanza de que en su cama soltara más palabras de las que pudo soltar en el pasillo.

Una vez que todos se fueron, Skarlet salió al fin de su escondite, pudo salir del salón y caminar de manera muy natural por el pasillo, para no levantar sospechas. Pero estaba muy nerviosa, en esas horas en que los emperadores se encontraron con el encapuchado a quien Servius llamaba “mi Cesar” se había enterado de muchas cosas que ella desconocía, no sabía en si contar a Nitara sobre lo que vio, no tiene en nadie en quien confiar, solo puede tener esperanza en encontrar a alguien en quien pueda confiar.

***

Edenia que a escasas horas se había visto invadida por la guerra, volvía a su esplendor faltando minutos para el atardecer, como agradecimiento, la Reina Sindel había mandado a preparar un banquete en honor a los que habían sido participes de la batalla, Raiden no podía estar más contento por el resultado de la batalla, aunque su voz interna le decía que fuera más prudente. Los ninjas se aseaban y preparaban en sus respectivos cuartos, pues con la batalla de hoy todos se habían ganado su derecho a ser tratados como héroes. Pero a Ermac le había tocado una habitación con vista a la torre de los guardias, para que estos pudieran tenerlo vigilado, pues todavía había cierto resentimiento de la realeza edeniana con este.

Más Reptile acostumbrado a la vida tosca y sencilla, que había llevado en los últimos meses con los neo-zaterranos, prefirió ir al rio a asearse, para remover la sangre de los enemigos que habían manchado sus escamas. Una vez este se disponía a volver al castillo para entrar de nuevo en su habitación, se encontró en el jardín próximo a la habitación de la princesa, con aquella persona en quien había tenido puesto el pensamiento en los últimos días, pues a pesar de que tenía una forma humana, bien sabia el que se trataba de una hembra zaterrana, de nombre Khameleon.

-Diste una gran pelea hoy Reptile –dijo Khamelon mientras se acercaba al ninja verde- sin duda eres un gran guerrero.

-Gracias –dijo a su vez Reptile- tú también luchaste muy bien, o al menos eso dicen las soldadas de Edenia, que al parecer te han agarrado miedo y respeto.

-Bueno tienen motivos para hacerlo, además los días que se acercan serán duros pero necesarios, al final de cuentas no vale la pena pensar en el pasado, y más bien hay que enfocarse en el futuro.

-Al parecer el pasado no es muy significante para ti.

-Hay cosas que vale la pena recordar, y hay otras que es mejor dejarlas atrás, como los mal entendidos, o las discusiones que no llevaron a nada bueno.

-¿Entonces olvidaste los mal entendidos?

Khameleon sonrió tímidamente al darse cuenta de las intenciones que guardaban las palabras de Reptile. El cual se apresuró en hablar antes de que ella hablara.

-Claro, que yo tampoco nunca te pedí las disculpas necesarias, por lo que paso en el pasado. Créeme que lo lamento.

-Hace mucho que te perdone.

Durante unos cuantos segundos se miraron a los ojos, sin decirse nada pero de pronto se escuchó a lo lejos la voz de Chameleon, quien buscaba a su hermana.

-Sera mejor que me vaya –Dijo Khameleon retirándose sutilmente- adiós.

-Hasta luego, recuerda que nos veremos esta noche, en el banquete.

Mas Khameleon, volvió la cabeza por un par de segundos para sonreírle y volver a caminar su camino, lo mismo hizo Reptile quien volvió a su habitación, sin volver a tener otra distracción en su camino.

Pero como ese jardín en donde ambos se encontraban estaba cerca de la habitación de la princesa, Kitana al mirarlos de manera silenciosa desde su balcón, empezó a sentirse triste pues a pesar de que había pasado mucho tiempo, desde la última vez que había visto a Liu Kang, no había logrado deshacerse de su recuerdo. Mirar a ambos zaterranos teniendo una conversación tan amistosa y tan íntima, no hizo sino resucitar esas nostalgias.

Razón por la cual se sentó en su cama, empezó a soltar lagrimas por recordar el pasado, mientras a su mente venían esas palabras del Shaolin que decía: “ojala nos encontremos en otras circunstancias”. Después de algunos minutos, de manera sorpresiva una mujer entro a su habitación, se trataba de su amiga Jade, quien venía a preguntarle por su demora. Al verla entrar Kitana se secó rápidamente las lágrimas y le respondió:

-Estaré lisa en un momento, por favor dile a mi madre que no se preocupe es solo que tuve problemas para desenredar mi cabello.

Dicho esto, Jade salió rápidamente de su habitación para buscar a la reina, mientras que Kitana volviendo a su soledad se vistió rápidamente para ya no seguir levantando sospechas. Mientras tanto en su ventana veía como dos mariposas azules volaban lado a lado como si estuvieran jugueteando, al verlas en su mente se dibujaba una palabra: Esperanza.

El cielo se había tornado amarillo al ocultarse el sol, a menudo este se iba ocultando el cielo se tornaba anaranjado, después se volvió rojo, para después tornarse de un color azul oscuro, dando paso a las primeras estrellas mientras que por el lado contrario a donde se oculta el sol, la luna empezaba a salir para mostrar su brillo, y finalmente el cielo oscureció volviéndose negro pero decorado por la luz de la luna y el brillo de las estrellas.

Los ninjas entraron al salón donde ocuparon sus lugares en la mesa mientras esperaban que la realeza edeniana pasara. Después Raiden y Fujin entraron para felicitar a estos guerreros por su desempeño en el campo de batalla. Mientras que Reptile bebía el vino blanco cabizbajo y pensativo, Raiden lo tomo del hombro. Y le dijo:

-Tan pensativo guerrero verde. ¿Qué es lo que te entristece que no puedas beber tu vino con tranquilidad?

-Nada en especial, lord Raiden –dijo rápidamente Reptile- solo una vieja nostalgia, pues recordaba el pasado cuando vivía rodeado con los neo-zaterranos. Extraño esos días nada más, tenía esperanza de que mi raza reviviera de esa forma.

-Tal vez la magia negra no era la solución a tu problema, recuerda que muchos de ellos eran débiles y no vivirían mucho tiempo, tú mismo me lo dijiste. Además la esperanza, no está perdida, recuerda que hay una sauriana que vive en este reino.

Dicho esto, Reptile empezó a sonreír de manera involuntaria, trato de disimular su sonrisa tomando el vino. Pero después volvió a tomar la palabra:

-Raiden, crees que ella, que ella acaso…

-Por qué no, son los últimos guerreros de la raza sauriana, tal vez ella comparte los mismo ideales que tú, de revivir zaterra al terminar esta guerra. Yo no dudo, que ustedes puedan logarlo, además parece que le agradas.

Charlaron, pero del otro lado de la mesa Chameleon miraba y escuchaba, primero con rabia, después con paciencia, y después con tristeza. Pues sabía muy bien que su hermana sentía algo por ese zaterrano verde desde que lo había conocido, sería cuestión de tiempo antes de que tuviera que reencontrarse con él, y el día en que tendría que despedirse de ella y dejarla ir, tendría que llegar tarde o temprano.

-Se lo que piensas camarada –Dijo Sub-zero que se encontraba a su lado- es difícil tomar esa decisión, pero a la vez es necesaria.

-Pero qué tal si……

Decia Chamaeleon con aire pensativo, pero fue interrumpido por Sub-zero que con voz segura le dijo mientras le servía vino:

-Tal vez esa sea una elección que deba tomar tu hermana por su cuenta y no tu por ella, habla con ella antes de que ese día pase, pues no sabes cuándo te arrepentirás por no despedirte y haber dejado las cosas en claro y en paz.

Mas Chamelon no dijo más, pues no trataba de contradecir a alguien que sabía más sobre ese tema que él, alguien que había perdido a un hermano de manera inesperada, pero que a la vez lo tenía más cerca de lo que pensaba. Efectivamente Kuai Liang era indiferente a Bi Han, pero Noob no apartaba la vista de su hermano, no podía alejar sus recuerdos, en especial ese recuerdo que el espejo de marfil que Sareena y Ashrah le habían mostrado.

Mientras seguían bebiendo su vino blanco, la Reina Sindel, acompañada de Kitana, Jade, Khameleon, Mileena y otros miembros de la aristocracia edeniana, entraron al comedor y tomaron sus asientos en la mesa, después de que los invitados las saludaran debidamente.

-Estoy tan agradecida con ustedes –dijo la Reina levantando su copa de vino- Edenia está libre de amenazas una vez más gracias a ustedes guerreros ninjas y dioses del viento y del trueno. Ustedes se han ganado el respeto de cada habitante de Edenia, desde hoy cualquier batalla que se libre contra la alianza maldita, tendrán el apoyo del reino edeniano.

Dicho esto todos brindaron, mientras los sirvientes les servían la cena y cambiaban las botellas vacías por otras llenas de vino. Los ninjas empezaron a sentirse más a gusto, al sentir el calor de un lugar al que podrían considerar como su nuevo hogar, al será atendidos tan gentilmente y de forma carismática.

Pues en los últimos meses, muchos de ellos tuvieron que sobrevivir como podían, a veces soportando las desdichas del tiempo, soportando el clima cambiante del outworld, el angustiante ambiente del infierno, o la soledad de una prisión fría y oscura como en el caso de Ermac. Mas a Smoke le producía cierta nostalgia tanta hospitalidad, pues le recordaba mucho a la aldea en la que había vivido hace tan poco tiempo.

Las conversaciones en las mesas eran tan tranquilas, pero de pronto Sindel dijo a su hija:

-Por qué no recitas algo, sabes que en el pasado eso era considerado de buen augurio en nuestras tierras. Siempre es una señal de buena suerte que la princesa recite algo cuando los guerreros vuelven de la batalla. No te pongas tensa, recita algo que te guste y recuerdes, pues estoy segura que durante todos estos años tuviste de haber tenido libros que despertaron tu interés por las letras.

Kitana al escuchar tan semejante pedido de su madre empezó a vacilar pero después recupero la compostura pues no era necesario que el poema fuera de un tema en específico, además ya fuera hora de que todos se retiraran para descansar. Entonces decidió tomar la palabra:

-Es de su conocimiento que Edenia se reconstruyo hace tan poco tiempo, y poco a poco estamos recuperando nuestras viejas costumbres. Una de esas viejas costumbres señalaba que la princesa del reino debía recitar un poema a los guerreros que vuelven de la batalla, esto como una señal de buena suerte, pues el futuro que nos espera estará impregnado de batallas.

Dicho esto todos prestaron más atención y guardaron un profundo silencio, pues no sería oportuno a estas alturas disgustar a los aliados edenianos. Después la princesa continúo.

-No recuerdo en este momento al autor de este poema, pero este poema lleva por título “Ilusiones”

“Las ilusiones del corazón, son como un árbol en desolación, tras el otoño en largas horas, pues aunque no tenga hojas, porque van cayendo una a una, sigue allí de pie y perdura, esperando la primavera."

“son como la luna, va cambiando de forma, pero su contorno sigue igual, en un manto firmamental. Y tras su ausencia abunda la discordia, esperando otra vez la luz.”

Mientras recitaba todos guardaron silencio y la miraban atentamente, pero Smoke vio algo que llamo su atención, pues Sub-zero, la miraba con demasiada atención. En efecto Tundra, la miraba tan asombrado pues el también conocía ese poema a pesar de que habían pasado años en que no lo había leído, y ahora la princesa de Edenia, lo recitaba tan fluidamente, no podía quitarle la vista de encima aunque trataba de disimular ocultando su rostro tras la copa de vino, pero seguía atento al poema, que Kitana recitaba:

“Son como la mariposa, que antes fue una oruga, esperando evolucionar, para poder volar, hacia otras flores, epicúreo a mil olores, esperando la muerte”

“Son como velas, que….

De repente el poema se borró de la mente de Kitana, pues no conocía más poemas y ese lo había leído y releído hace poco más de dos años, y ahora se había perdido. Pero Sub-zero después de tomar un sorbo de vino, sonrió y dijo en voz alta:

“Son como velas, que en el altar lloran peregrinas, acompañando al dolor, iluminado en la oscuridad, que le guarda rencor, creando solemnidad, esperando el aire en viento.”

“No se pueden olvidar las ilusiones, porque volverán a florecer, porque volverán a brillar,,,

A Kitana le sorprendió mucho que Sub-zero conociera este poema, sus ojos comenzaron a brillar mientras el recitaba. Después su voz se unió con la de él, para concluir el poema.

“porque se renuevan y pasajeras son, al respirar el aire que les damos, atravez de nuestro corazón, pues este les da vida y razón, para renacer, florecer, brillar y respirar.”

-Es un hermoso poema sin duda –dijo Sub-zero al terminar el poema junto con Kitana- que bueno que lo haya recitado pues las ilusiones nunca están demás, más ahora que necesitamos ilusiones de victoria, son una ventaja para las esperanzas que tu reino necesita. Gracias princesa.

Después de escucharlos, todos se retiraron y despidieron para retirarse a sus habitaciones, pero en el pasillo, los ocho ninjas se encontraron con Raiden que les dijo:

-Mañana quiero hablar con ustedes después de que salga el sol, hay algo que debemos tratar de manera urgente, y no pudo ser posible hablar con ustedes hoy. Los esperare en la terraza que estoy usando como dormitorio. Buenas noches.

Dicho esto todos asintieron pues sabían que algo serio estaría en camino, después se despidieron y se retiraron, pero Raiden tomo a Sub-zero del brazo, y le dijo:

-Fuiste muy amable con Kitana al ayudarla a terminar ese poema, cuando podías haberla dejado colgada, y que asumiese la responsabilidad de su error.

-Solo la ayude, no fue la primera vez que lo hago, ya en el campo de batalla la salve de morir en manos de ese vampiro, y hace como un año que la ayude a escapar del Cyber Shao Kahn, solo es una aliada.

-Ten cuidado, si en el futuro la vez como algo más que una simple aliada.

Sub-zero no dijo nada, y se retiró a su alcoba. Raiden por su cuenta no le había dicho estas palabras por fastidiarlo, solo dijo esto porque en su mente había cierta preocupación, pues Liu Kang había encontrado su perdición de esa manera.

***

En algún lugar de las montañas cerca al mar oriental, todavía cubiertas por la niebla, un anciano abrigado por una túnica de color marfil y verde, camina por entre el terreno irregular y la humedad. Buscando algo específico, o más bien a alguien especifico, que había encontrado refugio en ese terreno tan inhóspito y peligroso.

El anciano siguió caminando, sin vacilar y deteniéndose de rato en rato para beber un sorbo de agua tibia. Hasta que de pronto escucho la voz de un sujeto que había bebido bastante alcohol por el tono casi incomprensible de su voz, este ebrio le dijo:

-Al parecer, usted está buscando a alguien con quien hablar y a alguien a quien matar.

-Eso cree –Dijo el anciano- pues buscare si usted es uno de esos sujetos que busco.

Sin decir más el ebrio que estaba con el rostro cubierto por una especie de bufanda debido al frio de las montañas, se lanzó sobre el anciano para atacarlo y poder verificar si se trataba de quien esperaba, pero el anciano lo tomo del brazo y lo tumbo al suelo, donde el ebrio lo tomo del tobillo para tumbarlo a él también al lodo pero el anciano reacciono con la agilidad de un felino, no parecía un anciano.

Impacto un golpe contra el abdomen del ebrio, pero este le eructo en su rostro, confundido por los gases alcohólicos, el anciano tambaleo un poco, pero se había dado cuenta que el ebrio era aquel a quien buscaba para conversar. De igual modo el ebrio se había dado cuenta de quien se trataba, bajo la guardia se quitó la bufanda y grito:

-¡Shujinko!! Sabía que eras tú.

-Maestro Bo Rai Cho –dijo Shujinko bajándose las solapas de la túnica que abrigaban sus oídos y mejillas- ha pasado bastante tiempo. Desde la última vez que nos vimos.

-Sígueme, tengo sopa caliente para ofrecerte en este frio del demonio, además tenemos mucho de qué hablar.

Dicho esto, los que antes fueron maestro y alumno, pero ahora se trataban como iguales, se aproximaron a una cabaña que estaba unida a una cueva, donde pasaron y comieron una sencilla sopa de arroz, algunas verduras y pato.

-Sabes porque estoy aquí –dijo Shujinko al terminar su sopa- creo que conoces lo sucedido en el mundo exterior.

-Hablas de la alianza maldita, ¿verdad? –Respondió a su vez Bo Rai Cho tomando un poco de té caliente- se lo que ha sucedido desde que esos mal nacidos formaron su alianza, y no se necesita ser un genio para saber lo que nos depara el futuro. Pues sin duda alguna, la batalla ya ha comenzado.

-Una batalla que abrirá el camino a una gran guerra, en un Armagedón.

Al escuchar las palabras de Shujinko, Bo Rai Cho se le quedo mirando muy seriamente, pues al parecer este también compartía los mismos presentimientos que él, la llegada de un Armagedón.

-Recuerdas que me preguntaste sobre si buscaba a alguien a quien matar –Irrumpió Shujinko ante el silencio- pues evidentemente busco a alguien a quien pude desencadenar mayores desgracias, y estoy seguro que tú sabes muy bien en donde está.

-Ese sujeto a quien buscas, ¿también es parte de tus visiones?

-Conocemos muy bien a ese individuo, para tu lo estés protegiendo, es una serpiente traidora que provocara la destrucción de los mundos. Será mejor deshacernos del ahora que está débil.

-A, ya sabes que él está débil y buscas asesinarlo, a pesar de que tú te pareces bastante a él, pues recuerdo que en tu juventud buscabas también matarlo. Mira, no lo estoy protegiendo solo lo educo, para que aprenda a luchar contra la alianza maldita.

-¡que! Recuerda que él sirvió a el mal, y ahora….

-Y ahora él también se revelo, dejando todo lo que ha provocado atrás enloquecido por la acción de sus actos. Si te demuestro que lo que digo es cierto, lo dejaras en paz y te unirás a mi lado para marchar al mundo exterior.

Pero Shujinko no dijo nada y se limitó a ponerse de pie, para que Bo Rai Cho lo condujera a la cueva que estaba al lado de donde él sujeto de quien hablaban se encontraba. Al entrar a la cueva, Shujinko pudo notar ya en el aire un gran poder que emanaba del fondo de la cueva, y a menudo se iban adentrando. Pudo ver por fin a aquel individua a quien quería matar, a quien desde hace muchos años tras anhelaba combatir.

Era difícil para Shujinko asimilar lo que veía pues este era alguien muy distinto, era el sin duda pero a la vez no, no podía creer que ese sujeto estaba meditando de una manera tan disciplinada. Después de observarlo por unos minutos decidieron salir de allí, sin decir palabra alguna, pero una vez afuera Bo Rai Cho dijo:

-Ahora me crees, ten en cuenta que él, ya no busca la destrucción de ningún mundo sino la destrucción de la alianza maldita y la de un nuevo dios que está próximo a aparecer.

-Así que él y tú también saben de ese nuevo dios, ese dios desconocido pero que esta próximo a causar la destrucción de todos los mundo que conocemos.

-Sin duda ese dios anónimo, está planeando algo. Pero por ahora solo nos queda esperar que Raiden esté planeando algo.

-Pero Raiden esta apartado de la realidad desde hace varios meses, se encerró en un monasterio y no busca nada más que su soledad.

-¡No! Raiden ahora ha salido de su refugio, y ahora aunque no lo creas está preparando algo para ese nuevo Armagedón que tú y yo tememos, así como la alianza maldita ha conformado un ejército temido y poderoso, conformados por los enemigos de la tierra y una nueva horda zombi guiados por un centurión, Raiden también ha formado un ejército que está listo para combatir, no lo sé, tal vez ya combatieron.

-Un Raiden nuevo sin duda, alguien que ha resurgido. Está bien te ayudare, pero si ese infeliz que esta tan concentrado con su meditación en esa cueva se atreve a traicionarnos, te aseguro que lo matare.

No dijeron más y volvieron a la cabaña al darse cuenta que una nueva lluvia se aproximaba, ahora ambos se habían dado cuenta, que su única esperanza radicaba en que el sujeto de la cueva y Raiden pudieran hacer las paces. Esa era su esperanza.
estos son mis fics: El departamento de los ninjas y los cyborgs/Campus Universitario MK (alt fan fiction) y Ahora Somos Aliados (fan fiction)

Avatar de Usuario
under zero
Ciberninja
Ciberninja
Mensajes: 80
Registrado: Dom, 24 Nov 2013, 12:01
Ubicación: oruro

Mensaje por under zero » Dom, 08 Dic 2013, 00:57

wow interesante me alegra que hicieras las parejas seguro el dios anonimo es kratos y una pregunta mantendras las parejas hasta el final o solo fue por este capitulo
asesino nocturno como el hielo libre y delicado como la nieve libre

http://www.game-art-hq.com/wp-content/u ... 1-MK-9.jpg

Avatar de Usuario
sub-zero318
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 113
Registrado: Lun, 15 Jul 2013, 01:25
Ubicación: colombia

Mensaje por sub-zero318 » Dom, 08 Dic 2013, 00:58

me encanto este capitulo, en mi opinión ha sido uno de los mejores, apesar de que no hubo acción fue increíble, veo que reptile y kham ya están "interactuando" jeje, ya se como terminara eso :lol: , sub-zero fue muy sabio al aconsejar chamaleon y debo decir que me "erice" cuando kitana y sub recitaron el poema juntos :D , sub-zero y kitana eh? pues yo me imaginaba mas a sub con alguien como sareena (amiga/aliada) o frost (dicipula/cryomancer), pero no esta mal la combinacíon (:lol) .

creo que ya se quien es ese personaje misterioso de la cueva, pero no estoy completamente seguro asi que no lo dire
eso es todo por mi parte, espero muy ansioso la continuacion

saludos sub-zero318

PSD: ayer me di un corto tiempo para leer un par de capitulos de tu fic "campus universitario mk" pues he leído muy poco hasta ahora, me pareció muy divertido e interesante, y me gusto que te introdujeras al fic como "darren" , lo continuare leyendo cuando tenga mas tiempo.
soy sigiloso como la noche y letal como el alba
mortal kamping: http://foro.mortal-kombat.org/viewtopic ... 660#310660
EL AMOR NUNCA MUERE: viewtopic.php?p=313948#313948

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 380
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy

Mensaje por The Shaolin Nun » Lun, 09 Dic 2013, 07:56

Genial el capítulo. Me gusta mucho la actitud de Tanya que ya tiene fama de traidora, ventajosa y que desde luego que en ella no se puede confiar. Muy buena su participación XD.

Otra de las situaciones que me encantaron fue lo de Kitana y Sub Zero. Esa parte fue como un toque sublime al cap. Simplemente brillante. Me alegro que continuaras pues has hecho un episodio magnífico. :>

Espero el siguiente, ojalá sea pronto :D
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Monster -R
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 288
Registrado: Vie, 15 Feb 2013, 04:41
Ubicación: Mazatlán, Sinaloa, Mexico

Mensaje por Monster -R » Lun, 09 Dic 2013, 20:18

Me encanto el cap :love: , lo que no me agrado del todo es que Tanya es una hija de playa xD que solamente es una traicionera, seductora, etc, le hace honor a su oficio de kunoichi y me dio asco al final :x donde se decidiera a busca a Servius en su habitacion :x .

Me espanto la parte donde a Skarlet por poco la cachan :shock: y pensar que son Tanya y Hotaru los metiches, veremos que castgo tendran ellos xD .

La conversación de mis zaterranos me agrado y veo que Khameleon lo perdono :love: pero no hace falta un metiche donde se arruina el momento. Del "metiche" me agrado que pusiera estas caras (:evil) :) (:cry) . No sabia que SubZero se sabia ese poema que recito junto con Kitana y de esta me gusto el chiste del cabello enredado xD y de las mariposas azules que jugueteaban (me huele que representan a Subby y a Kita por el azul xD ).

Que bueno que es distes participacion a Bo'Rai'Cho y a Shujinko, casi no los toman en cuenta.
Es todo, te mando saludos :> :> :> y besos :love: :love: :love:

P.D: A Reptile no lo conviertas en un alcohólico y, ¿a poco el toma?, yo en su lugar escupiría.
Saludos :wink:
Imagen

Imagen

MONSTERVERSEImagen

Avatar de Usuario
dim-subpion
Campeón MK I
Campeón MK I
Mensajes: 155
Registrado: Jue, 31 Ene 2013, 23:24
Ubicación: Infierno de Dante

Mensaje por dim-subpion » Dom, 15 Dic 2013, 01:34

:) hola a todos un cordial saludo. bueno mas bien esta vez la espera no fue larga, me di tiempo en la semana para preparar este cap, el cual sale un poco de lo habitual, pues profundizare un poco mas en mi OC, abra poco referencia a mk, pero aun asi espero que les guste y comenten que les parecio. bueno eso es todo aqui les dejo el cap 18:

Memorias de un centurión-pt. I (Cap. XVIII)

Tengo varios recuerdos de mi infancia, pues es la época más feliz de mi existencia en vida, de todos los recuerdos que tengo hay uno que atesoro más que cualquiera. Un recuerdo donde soy muy pequeño y duermo en el regazo de mi madre, aun soñoliento puedo ver que alrededor de nosotros mi hermana y mi hermano, están mirándonos con mucha ternura mientras ellos juegan, un momento en el que estoy seguro que nada ni nadie podrá aniquilar esta felicidad.

Mi infancia fue feliz, a pesar de que nunca conocí a mi padre que murió en una guerra cuando mi madre estaba embarazada de mí. recuerdo nítidamente mi hogar, que no se encontraba lejos de la ciudad de Roma, ubicada en una hermosa pradera cerca de un rio, en donde siempre jugaba con mis mascotas, mientras mi madre alimentaba a las aves que criábamos, mi hermana recogía lo huevos que las gallinas ponían, y mi hermano recogía agua de rio.

Sí, mi niñez fue gratificante, pero también fue a una muy temprana edad que yo aprendí que el poder, el rencor y el odio lo son todo en la vida y en la muerte. Pues el júbilo pronto se borró mi enternecedor rostro infantil para que en su lugar lo reemplazase el rostro de la desconfianza y la venganza.

Cuando mi madre ya tenía una edad más avanzada y mis hermanos eran adolescentes, fue por desdicha que el destino ya nos tenía guardado, que conocimos a Milus, quien en aquel entonces era el recaudador de impuestos. Roma había vuelto a entrar en guerra, y los malditos que se adueñan del poder comenten sus abusos contra los habitantes del imperio.

Un día el maldito llego a destrozar la prosperidad de mi hogar, yo debí tener nueve años entonces, mi familia al no contar con los recursos económicos necesarios para responder a las exigencias de ese puerco de Milus, fue maltratada. Mi madre era pisoteada en el suelo por uno de los guardaespaldas de Milus, mientras otro golpeaba a mi hermano cuando este trataba de defenderla, y otro trataba de besar a mi hermana.

Yo me oculte detrás de un arbusto, por orden de mi madre pero al ver la escena me encolerice tanto, que salí de mi refugio de forma rápida, cogí el cuchillo que mi madre y mi hermana usaban para cortar los frutos, y use un taburete para impulsarme sobre el soldado que forzaba a mi hermana, clavándole el cuchillo en su pierna. Despistados por el grito de dolor de su amigo, los otros idiotas trataron de agarrarme pero escape por debajo de una mesa donde tenía una vara de madera, que use para cegar de un ojo al segundo quien dejo de golpear a mi madre para agarrarme, pero el desdichado encontró su desgracia al querer someterme. El tercero al ver que yo era un niño decidido a luchar, cobardemente desenvaino su espada, para atacarme y fue directo donde yo me encontraba. A pesar de los gritos de piedad de mi hermana y mi madre, el maldito se acercaba a mí con paso decidido, pero mi hermano le arrojo una piedra en la nuca que hizo que este se revolcase de dolor, segundos que yo aproveche para golpearlo con una piedra directamente en la nariz.

-Esto es una ofensa a Roma –grito el maldito de Milus al ver como un niño logro atacar y humillar a sus guardias personales- ustedes serán ejecutados por su traición.

-Más bien el que debería ser crucificado eres tu –grito una voz desde lo lejos- atacas a una familia inocente, y quieres hacer pensar que ellos son los cobardes.

-¡Centurión! –Grito mi madre al reconocer al centurión Favius- gracias, por haber llegado.

En efecto no era ningún misterio la amistad que mi madre sostenía con la familia del centurión Favius, pues este había sido amigo de mi padre en las filas de batalla, antes de que este muriera. Se dice que mi padre le había salvado la vidas muchas veces, y que en agradecimiento, antes de que el muriera, Favius le prometió ayudar a su familia en lo que fuera.

-Tal vez tú seas el recaudador de impuestos –dijo Favius con tono autoritario- pero recuerda que el ejército tiene más poder que la burocracia. Además quien va creerte de que un niño derroto a tus matones.

Dicho esto el rostro blanco de Milus empalideció aún más, no tuvo otra opción más que recoger a sus guardias que aún seguían heridos, con los que todavía seguían sanos y salvos. Mientras que mi madre abrazándome a mí y a mis hermanos fue a agradecerle al centurión por haberla ayudado. Justo cuando ya nos disponíamos a entrar a nuestra casa, pude escuchar las palabras del centurión hacia Milus.

-No tan rápido Milus, dos de tus hombres (señalando al que herí en la pierna y al que le rompí la nariz), son extranjeros, a juzgar sus rubias cabelleras y sus ojos azules deben tratarse de hombres de la región de Galia. Estos extranjeros se han atrevido a atacar ciudadanos romanos, por lo tanto deberán pagar su ofensa.

-¡Pero que hay de la ofensa que esa familia me ha ocasionado!! –le respondió Milus iracundo.

Sin decir más los soldados del centurión se llevaron a los dos extranjeros, mientras mi madre me forzaba a entrar a la casa cuando me había distraído. Tenía curiosidad por ver que les sucedería a esos malditos, que habían lastimado a mis hermanos. No había la menor duda de que serían crucificados, nunca había visto una crucifixión, por lo que la idea me inquietaba aún más.

Mis heridas eran apenas unos rasguños, mi familia por su parte después de cambiarse la ropa y curarse se dispusieron a descansar, pero aproveche la oportunidad para salir de mi casa y buscar al centurión. por fortuna él y su ejército no estaba lejos de mi hogar y pude ver que estaban dispuestos a crucificar a esos barbaros. Mientras que Milus todavía protestaba:

-Tiene usted idea de cuánto pagamos mi hermana y yo por esos esclavos, y ahora usted va a ejecutarlos como si nada.

-Pues debiste haber actuado con más inteligencia. ¡Soldados!!

Dicho esto me escondí detrás de unos árboles, y pude ver como los soldados sacaron los clavos y los martillos para clavar los brazos de esos malditos a los patíbulos, mientras que esos barbaros, no soportaron lanzar sus gritos y sus lágrimas. Después los levantaron a los estípites, para dejarlos colgar, pero no sin antes también clavar sus pies a los lados de los maderos.

Después de algunos minutos los soldados del centurión se retiraron detrás de Milus y sus matones. Y yo pude acercarme a las crucifixiones, sentía nauseas, miedo, horror, y otros sentimientos desagradables, pero no podía retirarme de ese lugar. En ese preciso momento ambos hombres moribundos me miraron de forma patética, como si con sus gestos nauseabundos quisieran pedirme perdón por lo que me hicieron a mí y a mi familia.

Entonces me había dado cuenta de una cosa, mi alma no estaría en paz hasta que no viera a ese maldito de Milus en la misma situación, y a cada miembro de su familia sufrir como yo había sufrido. Fue en ese mismo momento que estuve decidido a convertirme en centurión, en un crucificador.

Antes de que empezase a atardecer, volví corriendo a mi casa, antes de que todos se dieran cuenta que había salido. Esa noche no cenamos más que una tajada de pan, debido a que la conmoción nos había quitado el apetito. Pero una idea no podía borrarse de mi mente, y es que realmente quería volverme un centurión.

Años más tarde mi hermano entro a servir a las tropas de Roma, no sin antes haber contraído matrimonio y de igual forma mi hermana también se casó, pero su esposo quien también partía a la guerra con mi hermano no volvió a su hogar. Mas mi hermano había vuelto mal herido, ya no podía caminar, pero por suerte, gracias a sus conocimientos como herrero, todavía fue empleado por el ejército para que fabricase espadas, lanzas y martillos.

Mi hermana se quedó sola, pero con la compañía de mi madre, y yo las protegía con mucho fervor, pues las amaba más que nada en el mundo. Por eso estaba decidido a buscar mi venganza, pues la hermana de Milus, Miriande se había dedicado a difamar a mi hermana durante algunos años.

Pero si un día partía no las dejaría solas, pues mi hermano y su esposa tenían un hijo, que era igual de fiero que yo cuando era provocado, y una niña que hacía a veces de hija de mi hermana y otras de hija de mi madre, me llenaba el corazón de tranquilidad saber que mi familia estaba muy unida, a pesar de las desgracias.

Llegue a cumplir dieciséis, cuando sabía que mi familia no estaría sola, el mismo año en que teniendo una cena en casa llena con mi madre, mi hermana, mi hermano con su esposa e hijos, decidí dar mi anuncio a todos, de que me uniría al ejército, para poder ser en un futuro un centurión. Al principio todos estaban descontentos por lo que escucharon, más que todo mi madre que no quería que terminase igual o peor que mi hermano; pero estaba decidido, era demasiado terco para renunciar a mis ideales.

Además mi familia recapacito de que mi destino estaba próximo, pues tenía la edad para unirme al ejército (ya se darán cuenta que en la edad antigua los soldados eran reclutados en la adolescencia), y era cuestión de tiempo antes de que Roma volviera a entrar en guerra contra esos barbaros rubios, pálidos e incivilizados. Sabían muy bien que sería cuestión de tiempo para dejarme buscar mi destino. Es así que después de unas semanas decidieron dejarme ir al ejército. No sin antes recomendarme con Favius para queme convirtiera en un verdadero romano.

Partí dejando atrás a mi familia, a mi hogar, al lugar que me había dejado tantas alegrías, para partir a encontrar mi destino, mi deseo. Una vez me hubiera despedido de cada miembro de mi familia, partí rápidamente a donde estaban reunidos los soldados, a donde se encontraba Favius, a quien debía referirme ya no como mi centurión, sino como mi Praefectus legionis.

Al principio los sub-oficiales y los antiguos integrantes de la legión no les simpatizamos, pues no había llegado solo, había llegado con otros quince muchachos, que esperaban ser los próximos legionarios contra la Europa barbarizada. Recuerdo que el Bucinatir, de nombre Curius después de sonar el cuerno de la formación empezó a intimidarnos, todos nos mantuvimos firmes hasta que sus palabras empezaron a irritarnos, pero los chicos que estaban a mi lado se mantenían firmes, pero yo no aguante más y le di un cabezazo, que le lastimo la nariz.

Reacción que al parecer le agrado al Compiductor (sargento romano), que se encargaría de entrenarme, pues al parecer mi decisión y agresividad serian fundamentales para ascender en el ejército. Curius quiso desquitarse pero el Compiductor, que recuerdo se llamaba Didius; se lo impidió diciéndole cosas como que no debía perjudicar al futuro de la legión romana, y ese tipo de cosas.

Desde ese día mi vida cambio, Favius me era indiferente pero a la vez sentía como su confianza caía sobre mí, pues de alguna u otra forma le recordaba a mi padre. Didius empezó a entrenarnos junto con el otro entrenador Traxus, ambos nos instruyeron en el manejo de la lanza, la resistencia física, los ejercicios agotadores, el combate cuerpo a cuerpo, y principalmente en la pelea con la espada. Después de un año de riguroso y agotador entrenamiento, mis músculos habían crecido y fortalecido, mi apariencia física le era atractiva a las hijas de mis superiores.

Durante días éramos llevados al coliseo a mirar como los gladiadores peleaban entre sí, para terminar sus días con una muerte trágica en la arena de combate, después era el turno de nosotros entrar en combate. Un día no muy particular, nos hicieron pelear a muerte con los gladiadores que se habían insubordinado, ese día pude sentir el sensual abrazo de la muerte, cuando uno puede ver como la vida se apaga de los ojos a quien mata.

El nombre del gladiador de origen Celta, era Orgrhent había derrotado ferozmente a dos de mis compañeros pero no los mato, pues ellos recibirían su castigo a su debido tiempo. Más me toco pelear con él, pero no sin antes haber estudiado su mayor defecto, y es que no aguantaba que lo ensalivasen, pues reacciono de forma melindrosa cuando el primero que lo enfrento dejo caer un poco de saliva en su mano. Era un defecto que usaría a mi favor.

Grande fue mi sorpresa al ver que Milus, estaba presente y que sin duda me había reconocido y de seguro esperaba que yo también fuese derrotado, pero yo saldría triunfante.

-Apuesto a que ese joven terminara igual que sus amigos –decía Milus a sus amigos Patricios, mientras se deleitaban con las masacres en esa arena de combate.

-Tan poca fe le tiene a las legiones romanas –alcance a decirle con aire desafiante. Razón por la cual se quedó mirando con desprecio.

Una vez se tocó el cuerno para empezar a pelear, yo me mantuve con la guardia baja a pesar de que Didius y Traxus me miraban y me decían que me pusiese en guardia, claro que era lógica su reacción, pues ese bárbaro se acercaba a mí. Pero yo por mi lado, observaba directamente a sus ojos azules, cuando se acercó lo suficiente aproveche mi mas mínima oportunidad para escupirle directamente a los ojos, su primera reacción fue agarrar su roja cabellera y limpiárselos mientras hacia una mueca de desagrado y gritaba furioso. Segundos que aproveche para lanzar un ataque directo a su boca, mi espada entro desgarrando su lengua, su paladar y dientes, para salir luego por su nuca.

Ese ataque lo dejo paralizado, soltó su espada, y me miro directamente a los ojos. Mientras me miraba recordaba todo ese año que había entrenado. Por primera vez había asesinado a alguien, y se sentía tan bien. Recordé mi infancia, cuando mi madre y mi hermana degollaban a los conejos que conformarían nuestra cena, cuando mi hermano y yo matábamos rápidamente a los peces que lográbamos sacar del rio, cuando nadie me veía y me ponía a matar toda clase de insectos, después de torturarlos sacándoles las patas, las alas, las antenas, o simplemente quemándolos vivos.

Pero de pronto recordé mi infancia más triste, cuando era víctima de los abusos de los chicos más grandes que yo, jurando algún día vengarme, y matarlos de la misma manera en que mataba a los insectos. Ese día que tenía a ese bárbaro morir por mis manos, me hizo verlo igual que un insecto, desde ahora vería a los humanos con los mismos ojos en que miraba a los insectos, en especial a ese maldito de Milus que lo tenía en frente.

El cuerpo sin vida de ese pelirrojo, cayó al suelo, mientras yo sacaba mi espada de su cabeza y lo limpiaban con una parte de mi ropa. Después clave la espada al suelo, y de manera orgullosa le di la espalda a Milus y sus amigos. En ese momento en que me reconfortaba con la dulce mirada de la muerte no me había dado cuenta que una señora me miraba de manera lasciva desde el lugar en donde los patricios, miraban la carnicería. Estoy hablando de la primera mujer que me tuvo entre sus piernas, la sensual y hermosa Ariane, quien pago una fuerte suma de dinero a Traxus para que inmediatamente me llevase a su casa.

Al principio no pude saber con certeza el motivo por el que había sido llevado a casa de una mujer que ni conocía, o porque ella se empeñaba en conocerme, pero al final de cuentas estaba allí, sin saber que decir pues si era cierto que muchas veces las hijas de los superiores me coqueteaban y yo no respondía a su coquetería, no sé si era demasiado tímido para hablar a una chica de frente, o sé qué pero no tenía emociones que exteriorizar.

Tampoco comprendía muy bien por que provocaba en ese entonces esa reacción en las mujeres, sería el hecho de que mis músculos se habían puesto fuertes, mi indiferencia hacia ellas, o algo tendría que ver mi físico en eso, pues yo era un romano puro, de piel trigueña, cabello negro y ondulado, y ojos verdes. No como otros que tenían cabello rubio, sin duda descendientes de barbaros, o la piel negra como los africanos que emigraron a Roma, yo era un auténtico romano.
Pero siempre sospeche que esa atracción en las mujeres por mi persona se producía más bien por mi confianza en mí mismo, y al hecho de que no demostraba mis sentimientos.

En ese momento si bien era cierto que sentía cierta angustia y desconfianza, eran sentimientos que no se pintaban en mi rostro. Entonces apareció ella, Ariane se me aproximo por la espalda, con la intensión de sorprenderme, pero me di la vuelta antes de ella me sorprendiera, después me dijo:

-Creo que es difícil tratar de sorprender a un soldado bien entrenado e inteligente como usted, toma asiento y sírvete un poco de vino, debes de estar cansado.

No dije absolutamente nada, más me limite a tomar un poco de vino y sentarme, y cuando volví la cabeza hacia atrás para ver a Ariane, ella se soltaba el cabello y se había soltado las ropas. En el momento en que ella se percató que la miraba se puso de pie, y sus ropas se cayeron al piso, descubriendo su cuerpo delgado y sensual, mientras se acercaba a mí con jugueteos y risas, como una niña pequeña, para tomarme de la mano y llevarme a su cama.

Yo que hasta ese instante me había mantenido puro, conocí por qué los soldados mayores y mis superiores siempre ansiaban reencontrarse con sus esposas, o visitar los burdeles que en la antigua Roma abundaban. Conocí el cuerpo de una mujer y el placer que guarda en cada uno de sus rincones, durante varias horas interminables.

Después todo volvió a la calma, y sin razón alguna había empezado a sonreír producto de esa nueva experiencia. Recogí mi ropa y me dispuse a retirarme, mas Ariane se levantó y me agarro del brazo, para preguntarme:

-Te gusto lo que paso entre nosotros, cada vez que lo hagas, despídete debidamente, es feo que te vayas sin despedirte, y no te sorprendas si otro día te busco para lo repitamos. Adiós mi…

Ella no me había preguntado mi nombre, entonces decidí por fin abrir la boca para decírselo, claro si ella me lo preguntaba.

-Apropósito ¿cuál es tu nombre?, pues sé muy bien que eres un guerrero que no teme a nada. Pero quisiera saberlo, para que otro día pueda buscarte.

-Mi nombre, es Servius.

Dicho esto me vestí nuevamente y salí de nuevo a la calle donde Traxus apareció después de embriagarse y pelar con unas prostitutas por un dinero que le debían, al verme se reincorporo y fuimos rápidamente con dirección al regimiento.

Algunos meses después, seguía entrenando, pero no sin antes haber adoptado en el regimiento gran respeto y admiración, hasta incluso muchos de los muchachos que habían llegado conmigo al ejército, ya me mostraban su lealtad. Y por supuesto Ariane me buscaba con cierta frecuencia, no solo para que la ayudase a entretenerse conmigo, sino también para que divirtiera a sus amigas igual de lujuriosas.

Sin darme cuenta, el día más esperado para encontrar mi destino había llegado, pues tras la muerte de Favius, se nos mandó a salir con toda mi compañía para ir a luchar en nombre de Roma. Mi familia se despidió de mí, pero yo no note la tristeza que se dibujaba en sus rostros, pues, sentía más la emoción por salir a pelear.

Fue así que una vez se me entregara el uniforme y mis armas, salimos con dirección al norte, hacia donde las tierras bárbaras se encontraban, para llevar nuestra civilización, fueron largos los días que pasamos marchando para llegar a nuestro destino, pero finalmente llegaríamos para ponerle un final a la insubordinación barbárica.

Llegamos para pelear, al fin en la guerra pude sentir el abrigo que la muerte guarda, para con los que caen, hombre tras hombre, mujer tras mujer, niño tras niña, todos deben caer y no hay que mostrar piedad a nadie, pues qué caso tiene la piedad en la guerra, una guerra que en el futuro libraría contra Milus y cada miembro de su familia. Mis superiores me recordaron ese día como un guerrero incansable, que ataque tras ataque mataba a uno y otro bárbaro, tras cada ataque de mi lanza, y cada golpe de mi espada.

No aspiraba a volverme un Patricio, ni ocupar un gran cargo, solo quería ser centurión, y poder seguir para siempre esa emoción y satisfacción indescriptible que me producía matar a un ser humano. Los sobrevivientes de nuestra masacre, fueron tomados prisioneros. Las mujeres más bonitas y jóvenes, serian convertidas en nuestras esclavas sexuales, los hombres fuertes en gladiadores, y al resto solo les quedaba un camino: La Cruz.

En Roma ya había sido testigo de varias crucifixiones, sabía muy bien que la cruz es constituida por dos partes: el patibulum y la estipe. Conocía muy bien donde colocar los clavos de los brazos y de los pies. Y ahora delante mí, estaba el primer hombre a quien crucificaría, un anciano débil y lagrimoso. Cada golpe de mi martillo a los clavos que lo torturaban, cada gota de sangre que salpicaba a mi rostro, fue una experiencia única.

Acababa de crucificar a uno, y empezaba a crucificaba a otro, después a otra, y a alguien mas no me cansaba de hacerlo, pues con mis manos ensangrentadas con la sangre de esos barbaros, veía en cada crucifixión el rostro de Milus y de Miriande. De todos los componentes de mi legión mi nombre, fue proclamado por todos, pues por ser como soy, mi futuro seria dichoso.

-¡Servius!!! –Gritaron los hombres de mi legión- ¡Servius!! ¡Servius!!!

-Sevius, ¿estas allí? –decía la voz de Mavado tras de la puerta- Servius, respóndeme.

Pero Servius, apenas si podía salir de su trance, pues sus recuerdos eran muy diversos que a veces le costaba ordenarlos. Pero cuando finalmente pudo levantar su cabeza de la mesa, y soltar su mano izquierda del vaso de vino tinto que sostenía, por fin pudo decir con dirección a la puerta de su habitación:

-Adelante Mavado, la puerta está abierta.

Y entro pues Mavado, para ver como el centurión seguía fiel a sus antiguas costumbres de antaño. Entonces dirigiéndose a la mesa donde estaba sentado Servius, le dijo con un aire un poco más alegre:

-Pero que veo, tu comida es tan rustica: pan, uvas, carne asada, y vino tinto. –y alzando un plato que contenía un singular contenido- ¿Qué es esto?

-El cerebro de un humano. Es la maldición que llevamos los zombis sobre nuestro destino. Alimentarnos de Sesos.

-Jaja, sabes en la tierra conozco un buen lugar donde hacen unas hamburguesas enormes y te las sirven con una cerveza helada. Si algún día volvemos a la tierra te invitare unas cuantas hamburguesas.

-Y no piensas invitarme a mí también –decía Tanya que yacía desnuda en la cama de Servius y se tapaba los senos con sus sabanas- al final de cuentas yo también ansió conocer la tierra. Apropósito ¿qué hacia el centurión sentado en esa mesa tanto tiempo sin mover ni un solo musculo? Ni decir ni una sola palabra, que ni siquiera pudo contar lo que paso en el encuentro de los emperadores con ese desconocido.

-Ya te dije que mi discreción es una de mis cualidades, -respondía Servius mientras le servía vino a Mavado- además solo recordaba.

-Solo recordabas –dijo Mavado después de tomar un sorbo de vino- ¿para que recordar?

Mas Servius una vez que tomase un poco más de vino, le pasara a Mavado un poco de carne asada, y se diera cuenta que Tanya se disponía a levantarse, dijo:

-A veces es difícil no recordar, ya sea que estés vivo o muerto. Y como verán he permanecido tantos siglos muerto, que mis recuerdos abundan.

-Como sea –dijo Mavado después de comer un poco de carne- debemos alistarnos para ver a los emperadores, nos han convocado a los generales y mejores guerreros a una reunión para definir el curso de la siguiente batalla.

-¿Ya salieron de su encierro? –pregunto Tanya mientras se vestía tras una cortina.

-No solo eso, además uno de mis espías del reino de la tierra Hsu Hao, nos trae noticias.

-Ese Hsu Hao –se animó a comentar Servius sin soltar su copa de vino- no es el que estaba infiltrado en las fuerzas especiales.

-Ese mismo, al parecer lo descubrieron, pero nos trae novedades- dicho esto Mavado termino de tomar el vino de su copa y prosiguió- es así que vayamos a ver qué será lo que nos deparará el destino.

Dicho esto salió de la habitación del centurión, seguido por Tanya. Mientras que Servius miraba con cierto deleite el espejo, pues ni la muerte puede separarlo de su mayor pasión: matar.
estos son mis fics: El departamento de los ninjas y los cyborgs/Campus Universitario MK (alt fan fiction) y Ahora Somos Aliados (fan fiction)

Avatar de Usuario
under zero
Ciberninja
Ciberninja
Mensajes: 80
Registrado: Dom, 24 Nov 2013, 12:01
Ubicación: oruro

Mensaje por under zero » Dom, 15 Dic 2013, 02:26

wow interesante y tambien fuera de lo comun
asesino nocturno como el hielo libre y delicado como la nieve libre

http://www.game-art-hq.com/wp-content/u ... 1-MK-9.jpg

Avatar de Usuario
sub-zero318
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 113
Registrado: Lun, 15 Jul 2013, 01:25
Ubicación: colombia

Mensaje por sub-zero318 » Lun, 16 Dic 2013, 15:49

bueno, no esta mal, al parecer servius tubo una infancia interesante, y tiene un alma vengativa. al leer este capitulo, es como si hubiera visto un episodio o una peli de romanos, lo cual no me gustan mucho pero este si me dejo queriendo saber que pasaba antes de que mavado interrumpiera.
no puedo creer que tanya se haya acostado con servius (:wink) o al menos eso parece, la verdad no apoyo la necrofilia, me provoca mucho asco :? , algo me dice que la proxima batalla sera en la tierra, solo es un presentimiento pero puede que me equivoque. eso es todo por mi parte, espero que publiques pronto el siguiente capitulo.

saludos sub-zero318

PSD: servius me sigue callendo mal, hasta cuando era pequeño, adolecente y adulto, taambien por todo los actos crueles que hizo, aunque ya me estoy acostumbrando a las escenas violentas de tu fic, asi que espero que tenga una muerte lenta y dolorosa :twisted: , ah y una cosa mas ¿podrias mensionar en el fic como murio servius en su primera vida? es solo curiosidad :P (espero que haya sido violenta :lol: )
soy sigiloso como la noche y letal como el alba
mortal kamping: http://foro.mortal-kombat.org/viewtopic ... 660#310660
EL AMOR NUNCA MUERE: viewtopic.php?p=313948#313948

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 380
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy

Mensaje por The Shaolin Nun » Mar, 17 Dic 2013, 19:27

Ha estado muy interesante. Tu OC tiene una historia muy profunda, sin duda triste y llena de dolor, guerra.

El entorno en que se desarrolla , algo así como un entorno romano,lo hizo mas disfrutable para mi jeje. Se ve que te esforzaste en hacer esa maravillosa historia, fue de lo mas genial. A mi me gustan mucho las historias "en primera persona" en donde uno trate de transmitir las emociones de los personajes (de hecho desde hace poquito estoy preparando uno así (en primera persona) que muy pronto publicaré, ups! ya hice spoiler! XD)

Muy buen capítulo :D Espero el siguiente.
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Responder