Batalla de los 6 reinos tercera temporada completa

Muestra aquí tus creaciones literarias: historias o relatos
Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1650
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Mié, 09 Nov 2011, 07:31

Bueno, este capitulo es algo largo, pero sirve para cerrar una trama mas de este fic, y no dejar cabos sueltos, igual aun hay una pequeña pieza en esta trama, que saldra en el proximo de "Los Otros".

Sub Zero solo veía fuego a su alrededor, llevó su mano a su ojo izquierdo, este sangraba, pero no parecía haberse dañado el globo ocular, de todas formas, el perder la visión ya no parecía importarle ahora.
Una figura salió del lugar en llamas, y el guerrero de hielo a duras penas pudo esquivarlo, pero cayó por un acantilado. Cuando despertó, se encontró en una pequeña casa, seguramente habría llevado inconsciente varios días. Las personas allí eran bondadosas con él, sin preocuparse por saber de dónde venía, y así, sus heridas fueron curándose, aunque la cicatriz en el ojo siguió estando.
Un día decidió marcharse, y ante las insistencias de la familia por quedarse, fue directo, “este no puede volverse mi hogar, porque hay un solo lugar que puede ocupar ese puesto, y ya no puedo volver allí”, y entonces, empezó su camino sin rumbo.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de: Mortal Kombat Batalla de los 6 reinos, tercera temporada capitulo 15: “Mas allá que la amistad”.

Las tres figuras se erguían en medio del fuego, la destrucción y los cadáveres, Zero no podía reaccionar, ya que sabía lo que eso significa, pero Nock no tenía idea, y saltó al combate sin preocuparse siquiera por nada más que sacar su daga y cargarla con su energía.
La figura de armadura azul fue la primera en entrar en escena, de su pecho salió algo así como un gancho unido a un cable, Nock intento darle con su daga, pero para su sorpresa el cable giro su posición en el aire, y el gancho se clavó en su brazo.
Al instante el rojo lanzó una serie de misiles apuntando al joven guerrero, que no podía liberarse. Todo hubiera terminado ahí, de no ser porque Zero logró llegar a tiempo, congelando algunos misiles, pero no pudo evitar que otros golpearan a ambos, tirándolos al suelo.
“Vete de aquí”, gritó Zero, “estos rivales no se comparan con nada que hayas visto antes”.
“Este es mi pueblo, y si no te has fijado, ya prácticamente no quedan guerreros para defenderlo, así que no me iré”.
Antes de que Zero pudiera responder a eso, el de armadura amarilla empezó a lanzar gran cantidad de bombas, no solo hacia los dos guerreros, que debieron esquivarlas, sino hacia el resto de la aldea. Como ya casi no prácticamente quedaban guerreros, los que sufrieron por esto resultaron ser mujeres y niños.
Nock no tardó mucho en volver a la pelea, aunque había perdido su daga en el ataque anterior, de todos modos, sabía canalizar su energía para crear arcos y flechas con ella, aunque no tan funcionales como los del cacique Nightwolf. El rojo y el azul pusieron su atención en él, moviéndose con velocidad para propinarle golpes, se notaba que el chico era bueno, pero poco podía hacer, el amarillo, sin embargo, siguió concentrado en arrojar más y más bombas, como si simplemente quisiera destrozar cada mínima porción de la aldea.
Y Sub Zero, mientras, solo recordaba el horror.
No había pasado mucho tiempo desde su fallido intento de matar a Tsung en el Outworld, las cosas en el clan estaban bastante raras, aunque las misiones nunca paraban por periodos largos, hacía varios meses que muy pocos miembros del Lin Kuei eran enviados a realizarlas. Y un día, una reunión fue convocada, esto era algo realmente curioso, ya que ni siquiera los miembros más viejos recordaban que alguna vez, todos fueran llamados juntos.
El gran maestro en persona apareció frente a todos, se decía que ya estaba bastante viejo, así que fue algo inesperado verlo allí.
“Compañeros”, empezó a hablar solemnemente, “supongo que estará al alcance de todos el conocimiento de que nuestra actual situación es una de las peores que el clan ha pasado en toda su historia, el hecho de que hubiéramos dependido de otro grupo para acabar con nuestros rivales mas acérrimos, los Shirai Ryus, sumado a algunos pequeños fracasos, han hecho perder gran parte de nuestro prestigio mundial, y nuestra cantidad de miembros ha disminuido notablemente, ya sea por muertes en batalla, lo que siempre será considerado el mayor honor posible, o por tomar decisiones…, con las que simplemente no podemos estar de acuerdo”, el discurso puede que se haya extendido mas, pero Sub Zero no lo recordaba, a excepción del final, “y así, es que debo darles una muy grata novedad, que solucionara tanto el tema de nuestra falta de miembros, como de la efectividad de los mismos, nuevamente necesitamos la colaboración de alguien externo, pero créanme, me he desecho de esa molestia, ahora, conozcan al futuro del clan”.
Una cortina detrás de él se corrió, y se vio a dos imponentes guerreros portando armaduras, uno la llevaba de color rojo, y el otro de color amarillo, resultaba curioso el hecho de que ambos se vieran tan parecidos más allá del color.
“Parecen simples humanos, pero no lo son”, dijo el gran maestro, “todas nuestras dotes mágicas, sumadas a la más alta tecnología, nos ha permitido extraer el alma de cualquier guerrero, y reemplazar las partes de su cuerpo inútiles por elementos de máxima ingeniería, para transformarlo en el arma más letal jamás creada, un cyberninja”, los comentarios surgieron entre todos los miembros del clan, aunque no necesariamente eran negativos, “si se preguntan quienes son los dos ilustres que vemos aquí, tal vez no conozcan a Cyrax”, en ese momento señaló al amarillo, para luego pasar al rojo, “pero Sektor seguramente es reconocido como uno de los mejores aquí, lo sé, muchos pensaban que había partido a una misión, pero no, o mejor dicho, si, esta misión, la más importante, la de su sacrificio como ser humano, para volverse algo mas, solo por nosotros, espero que todos lo entiendan como yo…, ahora bien, creo que deberían saber que el programa tardara en expandirse a todos nosotros, pero hay dos aquí, que creo que podrían ser útiles para esta primera prueba, excelentes guerreros, pero que tal vez cumplan una mejor utilidad en este papel”, su voz se volvió lapidaria al decir los nombres, “Sub Zero y Smoke”.
Cyrax y Sektor saltaron desde el lugar donde se encontraban como si una orden les hubiese sido dada, separándose para hacer frente a cada uno de los Lin Kuei mencionados por separado, el resto del clan simplemente dejo a ambos a la deriva, preparándose para observar algún combate, de llevarse a cabo.
Sub Zero se resistió a Cyrax, pero pese a su velocidad, el Cyborg parecía superarla ampliamente, y sus golpes eran mucho más dolorosos de lo esperado.
Smoke, en cambio, logró desorientar con su habilidad los sentidos de Sektor, pero en vez de escapar, decidió atacar a Cyrax, con el objetivo de liberar a Zero.
El plan salió ligeramente como se esperaba, aunque Cyrax llegó a defenderse del golpe de Smoke, no tardó mucho tiempo en ser repelido por ambos guerreros, pero Sektor ya estaba prácticamente tocándolos de lo rápido que se había recuperado, así que debieron reaccionar lo más pronto posible, logrando saltar por una de las ventanas del lugar, hacia un pasillo, seguidos de cerca por los Cyberninjas, nadie más hizo nada, ya que tan solo querían comprobar las palabras del Gran Maestro sobre la funcionalidad de tales guerreros.
“No puedo creer que el Gran Maestro haya caído tan bajo”, le dijo Zero a Smoke durante la huida, “no niego que algo así podía esperarse de Sektor, pero dudo que Cyrax tomara una decisión como esa”.
Smoke no dijo nada más que un leve asentimiento, se mantenía lo más atento posible a la situación actual, seguramente no sería tan sencillo como parecían las cosas por ahora, las posibilidades de salir eran escasas. Antes de que cualquiera de los dos llegara a pensar algo distinto, una serie de bombas empezaron a llenar el corredor, explotando en segundos, y prendiendo fuego todo, incluyendo monumentos a antiguos guerreros. Era detestable la falta de respeto por tan sagrado lugar, pero justamente ambos se dieron cuenta que al fin y al cabo no era una muestra más de la decadencia que había empezado hace años, y que tontamente habían decidido ignorar junto con sus compañeros.
En medio de las explosiones, cuando parecía que ya habían captado el ritmo de movimiento, apareció Sektor desde el suelo, rompiendo todo y propinando un fuerte puñetazo a la mandíbula de Sub Zero.
Smoke no tardo en intervenir arrojando unos Shurikens que poco y nada hicieron al Cyberninja, luego, una red se precipito sobre su persona, y a duras penas logró esquivarla saltando, y se preparo para usar su poder al máximo, llenando todo el lugar de humo. Ese era su elemento, y debería haber mandado ante esa situación, pero no fue así, Sektor y Cyrax lo rodearon sin problemas y comenzaron a golpearlo como si no hubiera nada que los detuviera, sus sentidos no podían ser engañados tan simplemente.
La situación ya no parecía tener una solución simple, entonces Smoke notó que Zero se estaba levantando, y se preparaba para luchar, algo que sería inútil, ya que aunque fueran dos, esas cosas fácilmente podrían vencerlos, no, uno tendría que lograr escapar al menos.
Entonces, no lo pensó mas, al menos su alma no sufriría más luego de que el proceso terminara, y lanzó su Spear contra su compañero, dándole en el hombro, causando que saliera arrojado por la ventana, hacia el frio exterior.
Sektor no se hizo esperar, y unos extraños apéndices como brazos salieron de sus hombros, apresando al guerrero de humo rápidamente, Cyrax, mientras, saltó hacia afuera, para encontrarse con un Zero con una gran cicatriz en el ojo, causada por uno de los vidrios.
Volviendo al presente, las cosas no mejoraban, y Nock no parecía poder manejar la situación, así que Zero decidió intervenir, congelando todo el suelo alrededor del lugar, amarrando los pies de los tres Cyberninjas, y saltando para darle una patada al rojo. Este, sin embargo, no tuvo problemas en romper el hielo, al igual que sus compañeros, y se preparo para recibir a Sub Zero, sacando un potente lanzallamas de su pecho.
La ráfaga de fuego hubiera aniquilado al guerrero, de no ser porque logro preparar un escudo de hielo, que se derritió en pocos segundos por el calor, pero le permito defenderse hasta llegar al suelo nuevamente.
Cyrax se preparó para atacar a Zero, pero Nock lo detuvo haciéndole una toma por la espalda ahorcándolo hasta el punto en que todas las venas del cuello deberían romperse.
“Me da igual lo que seas, al menos tendrás que respirar”.
“Nock, no”, gritó Sub Zero, pero era tarde, el Cyberninja amarillo había disparado un pequeño laser a través de su espalda, atravesando el corazón de Nock en tan solo unos instantes, que se hicieron eternos para el guerrero de hielo.
Finalmente, el joven cayó al suelo, muerto, Cyrax movió el cuello mientras el sistema de reparación se encargaba de reconstruir los breves daños que había recibido.
Sub Zero quería destrozarlos, quería acabar para siempre con ellos, pero en vez de eso, solo recibió un puñetazo de Sektor que aprovecho la desorientación. El guerrero de hielo generó una espada de ese mineral, pero esta fue rota de una simple patada de su rival, que continuo con los golpes de manera sucesiva sin que nada lo detuviera, hasta que algo si lo hizo, algo que apareció con una explosión.
Scorpion había llegado, y había frenado el puño de Sektor con su mano. La respuesta no se hizo esperar, y llegó con un fuerte golpe, que también fue frenado, para que luego el espectro continuara el ataque. De esa forma ambos siguieron un rato, pero lentamente, se noto que el Cyberninja parecía tener la ventaja, Scorpion decidió probar otra táctica, y se preparó para usar su Spear, pero en el momento que mando su brazo para atrás, este fue amarrado por un gancho que se clavo en aquello que podría ser calificado como su carne, el que lo había lanzado era el Cyberninja azul.
Si Scorpion hubiera tenido su Spear izquierda no hubiera tenido problemas en contestar, pero esta ya no estaba, así que en vez de eso se teletransportó para atacar al causante por detrás, pero antes de llegar a hacer algo, Cyrax, ya recuperado, se le apareció y le dio una patada, dejándolo en el aire, para luego lanzar su red, que amarró al espectro.
Este intento zafarse, pero termino recibiendo una potente descarga eléctrica, se vio obligado a teletransportarse de nuevo, tan solo para que una gran cantidad de misiles de Sektor le impactaran directo.
“Malditos, ustedes no tienen el mas mínimo honor”, dijo Scorpion con furia, “pero ahora…”.
“Ahora nada”, dijo Sub Zero, que intentaba levantarse, aunque sangraba bastante, “esta es mi batalla”.
“Aun no tienes el nivel para mantenerla, y prometí que te protegería”.
“No tienes que hacerlo más, para mi tu deuda ya esta saldada, ya que el Lin Kuei no es más mi clan”.
Scorpion razonó unos segundos, “está bien, aceptare tus palabras, y si sobrevives y volvemos a vernos, que el destino elija si seguimos en el mismo bando o no”.
Scorpion desapareció al instante, y Sub Zero volvió a estar solo, ya era un hecho, no quedaba nadie más, ni siquiera Nock, que había luchado hasta el final.
Cyrax fue el primero en moverse, pero algo lo detuvo, fue Sektor, que luego se dirigió hacia su compañero azul, llamándolo de la forma que Sub Zero no esperaba escuchar, “Smoke, ve tú”.
El azul respondió al instante, y se colocó frente a frente con Sub Zero, aunque el guerrero de hielo estaba prácticamente seguro acerca de la identidad del tercero, confirmarlo no era precisamente algo bueno.
“¿Qué sucede?, unidad…”, empezó a hablar Cyrax dirigiéndose a Sektor, pero fue interrumpido.
“Para la cháchara”, le dijo Sektor, “ya deberías haber desarrollado tu nueva mente”.
“Si, tienes razón, no quería ser el primero en revelarlo, pero no entiendo tu decisión”.
“Smoke debe probarnos la completa utilidad de nuestro sistema”.
“No podemos arriesgar nuestra misión por ello”.
“No te preocupes, Sub Zero no es su hermano mayor, su única utilidad al clan seria como sujeto de experimentos, así que francamente el resultado no es tan importante como lo que aprendamos”.
Smoke y Sub Zero se observaron por poco tiempo, ya que el Cyberninja no comprendía simplemente el acto de la espera.
Sub Zero frenó el golpe con firmeza, y empezó a llenar el ambiente de aire congelado, aunque sin poder congelar absolutamente ninguna de las partes de su oponente.
“Smoke, se que estas ahí”, le dijo, “aunque sea una parte de tu persona debe seguir existiendo”, pero no pudo decir nada mas, ya que un fuerte golpe en su pecho lo dejó tirado en el suelo.
Smoke pegó un pisotón, que fue evitado por su oponente rodando, para luego generar una espada de hielo, que fue rota sin demasiados problemas, quedando en el suelo otra vez.
“Smoke, por favor”, intentó decir Zero, posiblemente una de sus costillas estuviera quebrada, “debes recordar”.
Smoke quedó unos segundos quieto, como pensando, pero simplemente dio otro golpe más, sin preocuparse por nada, pero lo que lo frenó, fue un gigantesco escudo de hielo.
Tal vez ni el guerrero de hielo lo supiera, pero se estaba conteniendo hasta hace unos instantes, pero ahora, ya no sentía dudas, y con todo su poder, agarró el brazo de Smoke, y lo fue congelando parte por parte.
El Cyberninja respondió, como era de esperar, pero Sub Zero se agachó, y le dio una barrida, dejándolo en el suelo, y listo para pisarle el brazo congelado, esperando romperlo en el proceso, pero debajo del hielo, el metal estaba tan fuerte como siempre.
Smoke aprovechó ese momento para agarrar la pierna de Sub Zero, pero entonces se quedó quieto de nuevo, “¿Sub?, ¿qué?, ¿qué pasa aquí?”.
“No puede ser”, Sub Zero no pudo ocultar su alegría, “has recuperado tu verdadero yo”.
Smoke se levanto con dificultad, “¿qué hago aquí?”, preguntó, mientras se agarraba la cabeza.
Cyrax decidió intervenir, llegando a una rapidez suficiente para sorprender a Zero y terminar todo de un certero puñetazo, pero algo lo detuvo.
Con gran furia, Smoke destrozó el pecho de Cyrax, haciendo que volara metal, aceite y sangre por los aires, y empezaran a brotar chispas del agujero realizado.
Antes de que alguien hiciera algo, Sektor entró en escena, y de una certera patada que nadie pudo siquiera ver, estrelló a Smoke contra una de las cabañas, que se derrumbó al instante.
“Misión abortada, Cyrax, retírate”.
“¿De qué hablas?”, intervino Cyrax.
“No me contradigas, si lo que acaba de pasar con Smoke es lo que creo que pasó, nuestra presencia aquí podría causarnos lo mismo, ningún guerrero vale tanto como para romper la directiva primaria”, y así, Sektor no se tomó nada de tiempo para marcharse, Cyrax aun en su estado no parecía a gusto con esa decisión, pero también se marchó.
Smoke se levantó al poco tiempo, y Sub Zero se le acercó, “no puedo creer que estés bien”.
“¿Bien?”, dijo Smoke sin ocultar odio, “me parece que cometes un gran error, tu estas bien, pero yo no”.
“¿De qué hablas?”.
“Solo mírame, no soy más que una patética mezcla de hombre y maquina, creada por un loco de porquería, siguiendo algo con lo que no estoy de acuerdo”.
“Pero, ¿no recuerdas nuestros años como compañeros?, no pensé que te rendirías”.
“Francamente, no se dé que me hablas, mi mente es toda una maraña de cosas sin sentido”.
“Entonces déjame ayudarte”, Sub Zero estiró la mano, pero Smoke se la rechazó.
“Solo déjame en paz”, y con la misma rapidez con la que dijo eso, se fue, su ex compañero quiso seguirlo, pero la sangre perdida causo que perdiera la consciencia.
Cuando volvió a abrir los ojos, casi nada había cambiado, pero vio a una figura parada observando el fuego, se trataba de Nightwolf.
“Has vuelto”, entonces recordó todo lo que había pasado, “lo siento, todo fue mi culpa”.
“No”, le dijo el cacique, “no puedes culparte, las almas me han hablado, y me han dicho que no fue tu culpa, pero eso ya no importa ahora, debes ir a buscar a Jax y a Kabal, tu ayuda les vendría bien para rescatar a Sonya”.
“¿Y tú que harás?”.
Nightwolf se dio vuelta, mirando con unos ojos que no expresaban odio, sino simplemente perdida, “no me busquen…, nunca más”, y para sorpresa de Zero, se transformó en un lobo, un lobo perfecto, ya que la Animality perfecta se logra con la tristeza, no con el odio, y se marchó, dejando a su compañero detrás.

Continuara…

Avance: La busqueda de Sonya comienza de verdad.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 371
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Jue, 10 Nov 2011, 04:43

Excelente capítulo! como me gustan, largos! XD. revelaron a Cyrax y Sektor., que buena batalla con Sub Zero!!!, pobre le fue en feria como quien dice XD, que coraje con Scorpion porque puede decirse que quedó algo imposibilitado con lo de su Spear D:. y bueno al menos Smoke volvió en sí por así decirlo, se ve que se avecinan cosas muy interesantes por acá!! muero por el siguiente!!!
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1650
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Vie, 11 Nov 2011, 06:25

Bueno, este capitulo es, como dije en Fan Fiction.net en su momento, mas un vaciador de personajes (onda que ya tenia muchos encima, asi que hora de bajar unos cuantos, XD).

“Podríamos irnos en este momento, ¿saben?”, dijo Kabal, observando el edificio que se erguía frente a ellos. El hierro negro parecía haberse mezclado con piedra, generando un espectáculo grotesco, “me parece realmente imposible que esto se mantenga en pie como para tener encerrado a alguien dentro”.
Jax, pese a que se encontraba con un brazo solo, no dudo en ingresar al lugar sin siquiera preocuparse por lo que Kabal le sugería. Stryker miró a Kabal, antes de seguir al soldado.
“Saben, yo solo decía”, y entonces el ex miembro de los Black Dragon también ingresó, y la puerta se cerró detrás de ellos.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat Batalla de los 6 reinos tercera temporada capitulo 16: “La nueva base”.

El lugar estaba a oscuras, y caminaron un pequeño tiempo a tientas, cuando todas las luces se prendieron, y un montón de personas les apuntaban con armas, en medio de una gigantesca base militar de avanzada.
“Miren, somos humanos”, gritó Stryker, y todos se quedaron con cara de extrañados, “se que estarán mal por todo lo que ha pasado, pero no deben desconfiar de…”.
Uno de los sujetos disparó a los pies de Stryker, que se quedó callado en ese momento.
“Bueno, Jax”, dijo una figura que salió de en medio de los distintos soldados, “parece que has conseguido interesantes compañeros”.
Jax notó que quien venía hacia allí no era otro que Kano, pero había algo raro, y no solo en el hecho de que ya no tenía pelo.
“No reconozco a nadie”, le dijo Kabal por lo bajo, “y créeme que se quienes están en el clan”.
“¿Qué sugieres entonces?”.
“¿Qué están murmurando?”, dijo Kano, pero en ese instante Kabal lanzó una bola de energía directa a él, que sin embargo pudo esquivarla.
Aunque todos los que estaban allí los apuntaron con sus armas, nadie hizo nada, entonces Kabal sacó las suyas y saltó hacia su líder, cayendo junto con él por una plataforma.
“No, Kabal”, gritó Jax, pero entonces su atención se centró en otra persona. Una bella mujer que se paraba en medio de la sala, que había dejado de ser una temible guarida militar, para ser solo una mezcla de un edificio con una cueva, “Tasia”.
“Tanto tiempo sin vernos, oficial”, dijo la mujer maliciosamente, “pero ahora las cosas han cambiado”, y entonces la mujer se transformó en un terrible perro de dos cabezas, ¿Animality?
Kabal, mientras tanto, abrió los ojos en un lugar totalmente cubierto de roca, y empezó a escuchar la respiración de una mujer, entonces notó que detrás de él estaba Sonya con varias heridas que hacían sangrar su cuerpo.
“¿Quién está ahí?”, dijo la chica.
“No te preocupes, Sonya, soy Kabal, ¿qué haces aquí?”.
“Kano me tiene encerrada”, respondió la chica con esfuerzo, “Tremor me metió moviendo la tierra”.
“Maldito”, dijo Kabal, y empezó a buscar por el lugar, “no te preocupes, Kano cayó conmigo”.
“Ah, ¿sí?”, preguntó Sonya, que se había parado, y se preparaba para clavarle un cuchillo a Kabal por la espalda. Este se dio vuelta luego de que Sonya hiciera ruido al caminar, justo a tiempo para frenar el ataque, agarrándole la mano.
“No puedo negar que aunque sea, estoy un poco sorprendido de esto”.
“¿Y ahora?”, dijo Sonya, y al instante su rostro se cambio, para no dejar ninguno detrás, sin embargo, Kabal si pudo reconocer eso.
“No Face”, dijo, “así que también has recibido un poder de Kanh”.
“Es mucho más de lo que tienes tu”, le dijo el aludido de manera prepotente, “no sabes cuánto me sorprendí cuando me dijiste tu nombre hace tan solo unos segundos. Parece que sobreviviste, aunque no demasiado bien”.
El terrible perro se acercó sigilosamente hacia Stryker y Jax, este último no podía dejar de sentir una extraña sensación, aunque estaba dispuesto a combatir. Pero su compañero se movió primero, y no tocó nada más que a una mujer.
El perro resultó ser solamente una gigantesca ilusión pergeñada por el poder de Tasia.
“Maldito, ¿cómo supiste que era yo?”.
“Solo suerte”, dijo Stryker, “Jax, sigue avanzando, yo me encargare de ella”.
“Gracias”, le respondió el soldado, y empezó a correr por algo similar a una escalera que encontró allí.
Si había una verdad acerca del lugar, era justo como Kabal había dicho, costaba creer que eso siguiera en pie.
Fue en unos pocos pisos que se encontró con una persona que no esperaba ver, pero que tenía la explicación de por qué todo seguía en pie, Tremor.
“Hola, Jax”, lo saludó sin siquiera moverse de su posición, “no creas que te dejare pasar”.
No Face y Kabal siguieron en su forcejeo, pero entonces el guerrero elegido lanzó una esfera de energía, impactando directo.
“¿Cómo es que tu obtuviste eso?, pensé que antes había sido solo un truco”, dijo dolorido No Face.
“Las cosas a veces se obtienen con esfuerzo en vez de con regalos”.
“No te burles de mi”, No Face se escabulló entre la oscuridad cambiando de color.
“Fue muy tonto que te dejaras caer a un lugar como este, tu poder no servirá de nada contra mi si no tienes otros con los cuales mezclarte”, Kabal se movió a gran velocidad pegándole una patada a algo en la oscuridad, que resulto ser su enemigo, “y mi mascara puede rastrear tus movimientos con facilidad”.
No Face se encontraba en el suelo, pero aun creía tener una última salida, y su rostro cambio hasta convertirse en el que Kabal portaba hasta que todo esto empezó.
El ex Black Dragon retrocedió un poco al ver esto, pero no mucho, “¿eso es todo lo que puedes hacer?”, preguntó, pero su rival no entendía, “sabes, tal vez hace un tiempo eso me hubiera dejado destrozado, pensar en lo que perdí, pero ahora las cosas no son mas así, y ese rostro no es más que una demostración de lo que fui antes, y que no seré mas”, Kabal lentamente se retiró la máscara, y el alma del ser sin rostro quería correr en ese momento, ya que lo que estaba viendo era horrible, una cara repleta de quemaduras, sin parpados ni labios, generando un espectáculo detestable.
“Aléjate de mi”, llegó a gritar No Face, pero Kabal le pegó una patada que lo dejo inconsciente, para luego colocarse la máscara nuevamente.
“Este es mi nuevo rostro”, dijo finalmente, “…, curioso, tienes suerte, no siento deseos de matarte, parece que se me pegó lo que decía ese idiota de Cage… ¿Cómo diablos voy a salir de aquí?”.
Tasia llenó el mundo de terror y oscuridad, pero pese a todo ello, Stryker seguía adelante en su pelea, sin verse inmutado.
“No lo entiendo, ¿acaso no sientes miedo?”, preguntaba Tasia mientras su ilusión en la cual Stryker veía una bestia sin forma como su reflejo en un espejo era destrozada.
“Sé que no es de verdad, no puedes frenarme”, le dijo Stryker firmemente.
“Debes saber que todos tenemos algo en el alma que nos afecta, aunque sea un leve terror”.
Entonces todo se apagó, y cuando Stryker abrió los ojos, se encontró de nuevo en su hogar, aquel que había tenido toda la vida, pero a su lado, en la cama, su mujer estaba muerta de un disparo. El terror de ver esto no llego a consumir totalmente el corazón de Stryker, aunque si en gran parte, pero se manejó para recoger su arma, y moverse lentamente hasta la sala, donde vio a un sujeto agarrando a su hija por el cuello, y apuntándole con un arma, el rostro era fácil de reconocer, le había quedado grabado para siempre.
“Hola, Stryker, ¿me recuerdas?”, dijo el curioso atacante, pero era claro para el policía de quien se trataba, Charles Thompson, hermano de William Thompson, uno de los primeros casos en los cuales Stryker tuvo no solo que ver con el encierro, sino también con el juicio, ya que fue llamado a testificar. Un crimen común, un intento de robo, que terminó en una gran tragedia cuando en el escape, una mujer embarazada fue atropellada, y no pudo ser salvada. William fue condenado a veinte años de prisión por esto, pero fue asesinado durante un motín que se realizo allí, antes de salir por buena conducta. Y el rostro de Charles durante el juicio siempre estaba en la mente de Stryker, “he venido a cobrarme por lo que le hiciste a mi hermano”.
“Papi, por favor”, dijo la nena lloriqueando.
“¿Realmente esperas que me crea esto?”, dijo Stryker totalmente tranquilo.
“¿De qué hablas?, le dispare a tu mujer, y ahora hare lo mismo con tu hija, ¿acaso no te importan?”.
“Admito que sentí tristeza por cómo se dieron las cosas en ese momento, William solo quería dinero para su familia, y las cosas se le fueron de las manos…, pero sé que Charles nunca hubiera llevado las cosas a este punto, todo esto es una gigantesca mentira”.
“¿Eso crees?”, Charles disparó su arma sobre la pequeña niña, que cayó al suelo sangrando, pero Stryker no se inmutaba, “¿cómo puede ser que sigas así?, ¿acaso no eres humano?”.
“Lo que me importa acá es que te estás metiendo con mi mente, y eso no me gusta”.
Todo el lugar cambio, y Tasia se encontró tirada en el suelo, mientras la luz empezó a llenar el lugar, “¿qué diablos estás haciendo?”.
“Deberías pensar un poco en todo lo que haces”.
En tan solo un instante, la mente de Tasia se llenó con imágenes de todas las veces que hizo sufrir a alguien, cada recuerdo que quedaba guardado de ese estilo, que aun residía en su cabeza, hasta que no pudo aguantar más, y colapsó. Entonces, todo volvió a la normalidad, pero Tasia se agarraba la cabeza en el suelo. Stryker entonces se sentó.
“Uh, ¿qué fue todo eso?”, dijo, y entonces sintió un extraño temblor.
Antes de que eso pasara, Jax fue con toda velocidad hacia Tremor para darle un terrible golpe con su brazo metálico. Puede ser que le quedara uno solo, puede ser que el ninja estuviera más fuerte que nunca, pero eso no lo haría rendirse.
El Black Dragon estaba concentrándose en mantener el edificio con la estabilidad necesaria, así que ni se movió, dejando que un montón de tierra formara un muro gigantesco para frenar a su oponente. Pero no surtió el efecto deseado, Jax siguió de largo, y dio un fuerte golpe directo a Tremor, partiéndolo en miles de pedazos.
Ahora Jax solo tenía que llegar al piso de arriba, donde seguramente estaría Sonya, pero entonces se dio cuenta de algo. Los pedazos del Ninja, eran de piedra.
“¿Creías que conmigo iba a ser tan fácil?”, dijo una voz detrás suyo, y al darse vuelta, vio que Tremor estaba allí, “ahora pagaras por lo de hace cinco años”, y con sus poderes, todo el lugar comenzó a moverse.
Kano sintió eso desde la terraza, donde tenía atada a Sonya a una estaca de madera.
“Parece que tus amigos al fin han llegado”, dijo maliciosamente, “probablemente venzan sin problemas a No Face y a Tasia, pero Tremor los hará pedazos a todos”.
“Maldito”, dijo Sonya, que se encontraba en mal estado por no haber comido ni tomado nada desde que fue capturada, “¿cómo pudiste sacrificar a casi todo tu clan por poder?”.
“Aquellos que no podían soportar lo que Kanh nos dio merecían la muerte tanto como un traidor”, y luego se acercó a Sonya tocándole la barbilla, era la primera vez que la tocaba desde que la habían encerrado, ya que Kano no podía salir así como así de la fortaleza del emperador, “aunque tal vez para ti tenga un lugar especial en mi ejercito”.
“¿De qué hablas?”.
“Sabes, siempre me has parecido muy atractiva, especialmente por tu pelo”, Kano empezó a acariciar los mechones de la rubia, “obviamente nunca te tomaría como mi pareja, pero podrías ser mi esclava principal”, y acercó sus manos a los pechos de la mujer.
“Ni lo sueñes”, Sonya hizo un gran esfuerzo y de su boca salió una pequeña llama que cayó en el brazo de Kano y se expandió a través de él, haciéndolo caer al suelo, luego, forzando las manos, logró cortar la soga y liberarse.
“¿Realmente fuiste tan tonto de creer que una soga podría detenerme?, solo esperaba que te me acercaras lo suficiente”, dijo Sonya mientras observaba como el fuego se expandía por Kano, pero este empezó a reír, y la mujer se dio cuenta de que las flamas no estaban dejándole quemaduras.
“Estuvo bien pensado de tu parte”, dijo el asesino levantándose, “aprovechar que todos están ocupados salvo yo en este momento, pero subestimaste el poder que he recibido”, las llamas lentamente fueron desapareciendo, “realmente quería dejarte vivir, al menos hasta tener el cráneo ensangrentado de Jax en mis manos para mostrártelo, pero parece que eso no será una opción ahora”.
Sonya se preparó para luchar, estaba en peor estado que su enemigo, pero tendría que ganar, ganar por todo, especialmente por Sebastian…

Continuara…

Avance: Un extra, y el final de esta trama.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 371
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Sab, 12 Nov 2011, 04:35

Estuvo muy bueno. mucha emoción y acción XD. Que miedo sentía con lo de la hija de Stryker D: , de verdad que sentía un estrés de los peores XD. buena la parte donde Kano se iba a propasar con Sonya y ésta le respondió mal jaja, que buena pelea se ve que habrá ojala si luchan gane Sonya XD. que bien habrá extra!!! estaré atenta al siguiente :D
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1650
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Sab, 12 Nov 2011, 23:10

Como avise, con este capitulo cerramos la trama de la busqueda de Sonya, y con un extra que no recordaba que me hubiera salido tan interesante, XD, espero que les guste.

El olor a incienso era terriblemente molesto, hacia picar la nariz de un modo insoportable, pero había otras cosas más para las que preocuparse.
Entre ellas el culto de Moloch, una secta que cree en la existencia de un poderoso demonio gigantesco, que visito hace años la tierra, según ellos, claro está, y prepara todo para su regreso, que conllevara a la aniquilación de los no elegidos. Puras patrañas que se ponen de moda en los últimos tiempos, ¿qué diablos consume la gente?
Ahora mismo están preparándose para comenzar uno de sus malditos rituales, acompañado del sacrificio de una doncella, y justamente es por eso que estoy aquí.
Veo como un grupo cubierto con capuchas negras, observa a la joven que, desnuda sobre un lecho de piedra, y encadenada de manos y pies, espera en el sueño, el filo del cuchillo que desgarrara su corazón.
Mi nombre es Sebastian Cool, y soy detective privado, y no, no me dedico a hacer estas cosas, pero a veces surgen para despuntar el vicio, entre las porquerías de perseguir esposos infieles, y otros trabajos de mal gusto.
En una demostración de mi prodigiosa inteligencia, y desde la altura en la que estoy, empiezo a arrojar algunos petardos, lo que causa conmoción entre los distintos miembros.
“No, deténganse”, grita el líder supremo, señalándome, “es solo un humano”, de todos modos no parece surtir efecto.
Veo una estatua medio floja de quien sabe qué cosa monstruosa, y saltó hacia ella, empujándola, hasta hacerla caer, deshaciendo los círculos de poder que habían sido realizados. Esto, y la sirena de los coches de la policía, son suficientes para terminar de espantar a los miembros del grupo, que corren lejos del lugar.
“Bueno, chica”, le digo a la joven, que esta despertándose, “parece que estas a salvo”.
Mi novia siempre se queja de que corro muchos riesgos, pero los padres de la chica me pidieron que hiciera todo lo que pudiera, y no podía ser menos, teniendo en cuenta la suma que me iban a pagar, y que ellos me pasaron la mayoría de la información que necesite para encontrar el lugar, pocas veces las cosas me salen tan bien.
“¿Qué has hecho?”, empezó a gritar la muchacha mientras lloraba, “me has quitado mi única oportunidad de sacrificarme y ser alguien importante”.
Claro está, que puedo equivocarme.
Llego a mi casa muy de noche, y solo quiero tomar algo y tirarme a la cama. Mi heladera es un espectáculo de variedad, un sachet de leche, y un pote de Kétchup, tomo la leche, vencida, era de esperar, la pruebo para confirmar…, definitivamente vencida. Suerte que hoy si me pagaron, suficiente como para costearme unos dos o tres días de víveres, la vida me sonríe. Noto que tengo varios mensajes, uno es de mi novia, otra vez en misión, y luego se queja de lo que yo hago, estas mujeres. Miro el anillo en que me gaste el dinero de mis últimos trabajos, y lo guardo de nuevo, habrá que esperar un poco más. Entonces sale un nuevo mensaje.
“Señor Cool”, genial, odio que me llamen por mi apellido, parece una broma de mal gusto que sea así, “tengo un trabajo para usted, pero no puede ser dicho por aquí”.
Dice una dirección bastante cerca de mi departamento, maldición, ¿por qué tuvo que decir eso?, ahora me tiene interesado, lástima que sea tan temprano.
A la mañana siguiente, llego a la cita unos cinco minutos tarde, y un hombre sentado en un banco me invita a sentarme a su lado, esto se pone muy raro.
“Iré directo al grano”, me dice directamente, “¿ha oído hablar de Shang Tsung?”.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat, Batalla de los 6 reinos capitulo extra 5: “La razón del odio”.

Estos últimos días han sido los más aburridos de toda mi vida, lo único que hago es dar vueltas alrededor de un maldito viejo. Shang Tsung es algo así como un importante filántropo y un experto de los negocios, tiene arreglos con casi cualquier persona de alto renombre, artistas, deportistas, empresarios, y hasta con ese republicano que asumió en enero. Hay gente en el mundo que cree que obtener dinero de manera legal es imposible, así que para eso contratan a idiotas como yo para que investiguen a sus rivales empresariales y vean si hay esqueletos en los armarios, honestamente esperaba algún trabajo distinto, aunque la paga es buena, e incluye un adicional para gastos que realice durante el mismo.
En todo este tiempo solo pude ver que el hombre no duda en gastar dinero, su mansión es absolutamente gigantesca, sus reuniones, famosas en todo el mundo, y la paga para sus empleados es un sueño hecho realidad. Nada de negocios raros, solo tiene acciones en prácticamente todas las empresas de renombre, y buenos contactos, ni siquiera ha tenido problemas con chicos o mujeres. Tal vez la única incógnita sea su pasado, absolutamente nada logra filtrarse, con dinero y una identificación correcta, parece que cualquiera puede dejar eso de lado.
Llego a mi casa luego de otro día aburrido, reviso mis cuentas, y me pregunto si tendría que dar de baja el trabajo o no, cuando siento un cuchillo en mi cuello, ¿qué demonios?
“He escuchado que estas metiéndote con Tsung, créeme, deberías buscarte un nuevo trabajo”, se escucha una voz seca y siniestra, “el hombre es un cofre de secretos, y el abrirlo puede traerte la muerte, he juntado cierta información con los años, la he dejado en eso que llamas cama, puedes verla, y decide que hacer luego”.
Lo siguiente que recuerdo es despertar en el suelo, por suerte parece que no estuve mucho tiempo allí. Tal como el sujeto dijo, dejó cierta información en el colchón, no es más que un montón de basura sobre sujetos que se llaman Shang Tsung en algunos momentos históricos, eso sí, las imágenes son bastante buenas, y recuerdan al viejo, pero obviamente no es nada que sirva como prueba para decir que tiene negocios turbios. Lo más interesante de todo sin embargo, son una serie de coordenadas que se repiten continuamente, en medio del mar.
Me cuesta convencer a alguien que me lleve en lancha a ese lugar, ya que supuestamente no hay nada, pero vamos, no me voy a perder esa oportunidad única de conseguir algo que nadie más debe saber…, además de ese sujeto que me pasó la información, claro.
Y al final resulta que la isla existe, y que isla, realmente impresionante, con gigantescas montañas, arenas hermosas, lástima que el cielo este negro, no recordaba que fuera tan tarde. Le pido al hombre que me deje en la playa y me venga a buscar en unas seis horas, lo que me cuesta todo el dinero del adelanto que me quedaba.
El lugar debo decir que se veía interesante, pero poco más, una estatua de Buda y algunas menores de otras deidades, de las cuales solo reconozco a la mitad, una especie de tarima de torneo en medio de la playa, curioso, supongo, pero fuera de la vegetación no hay nada vivo en todo el maldito lugar. El tiempo se me pasa rápido, ya que la pequeña construcción que se alza en medio de la isla está totalmente cerrada, y obviamente no voy a ser tan idiota como para subir a las montañas, pese a que veo algo similar a un puente en algún lugar.
Paso varias horas esperando al marinero, para ver si me lleva a dar unas vueltas por las otras costas, cuando ya me veo venir que no va a volver, eso no es algo bueno, definitivamente no lo es, principalmente porque le di todo el dinero que tenia. Claro que también está el tema de estar totalmente varado en una isla extraña, supongo que habrá que ir por un teléfono.
Reviso algunos lugares que no había visto antes, y como es de esperar, no hay nada mas allá de lo que ya había visto, entonces lo único que tengo es la mansión. No puedo tocar la puerta así nomas, pero por suerte Dios hizo las ventanas para situaciones así.
Las piedras exteriores son lo suficientemente buenas para permitirme trepar, y al instante estoy adentro. Francamente, esperaba más de Tsung, si esto es una especie de casa de verano, es una porquería, cuadros, pasillos, estatuas de guerreros y Ninjas de color rojo, pero poco más. Lo molesto es que tampoco hay la más mínima pisca de tecnología o algo remotamente parecido por la zona, aunque tampoco guardias.
Una pequeña puerta me separa de una sala, me apego a ella, no siento nada, es un riesgo, pero no quiero seguir en ese laberinto, así que la pateo, y se abre fácilmente. Me alegro al ver una computadora, aunque francamente dudo que aporte. Maldito viejo, esta cosa es más veloz que cualquiera de las Macintosh que he visto por ahí, se nota que tiene dinero.
Encuentro unos papeles en otra parte del escritorio, y comienzo a ver que dicen por allí, algo de un Mortal Kombat.
En este momento, acabo de terminar de leer, ¿qué diablos es esto?, ¿alguna clase de broma de mal gusto?, ¿reinos?, ¿torneos?, ¿resucitar a una mujer como último recurso?, ¿acaso Tsung es adicto a escribir obras de ficción?, será mejor que salga de aquí ahora.
Se escucha un disparo, y Sebastian Cool cae al suelo sin vida.
“Sabes que detesto la violencia”, dice el anciano Shang Tsung, “y más aun en mi propio hogar”.
“Se le fue enviado una alerta, pero él no se corrió”, dijo Kano alegremente, mientras el humo salía de su pistola, “para mí se lo merecía”.
“Como sea, encárgate de llevar el cuerpo a su hogar, y no dudes en dejar todas las pistas necesarias para que sepan que lo mataste, y no encuentren una relación conmigo”.
El hechicero no dice nada mas, tiene cosas más importantes de las que preocuparse, entonces el asesino saca el documento del detective de su bolsillo, y se sorprende al ver una foto de la novia del muchacho, alguien bien conocida por él, la teniente de los Special Forces, Sonya Blade. Y así es como empieza.

Fin de esta historia.

Jax golpeo con furia, aunque sin éxito, a Tremor, las capas de tierra seguían ingresando en el medio para detenerlo, y cada vez se acercaban más a su persona, cubriéndolo por partes.
“Sigues siendo el mismo de siempre”, se burló el Ninja, “con brazos mejorados o no, no has cambiado en nada”, Tremor se acercó, “esperaba que tal vez pudieras hacer algo nuevo, como volverte gigante, o pavadas así”.
Jax se esforzó y logró romper la roca a su alrededor, pero los breves manotazos que intentaba realizar con su brazo, o bien no llegaban a destino, o solo rompían pedazos de tierra. Y cuando impactó en su enemigo, no le hizo nada más que sacar una leve capa de piedra de la piel.
Tremor lo embistió con dureza en el estomago, dejándolo en el suelo, “¿creerías que dejaría mi cuerpo solo teniendo tanto poder?, esta coraza no podrá ser rota con tus simples golpes”.
Jax sentía dolor, pero más consigo mismo, tal vez no había mejorado sus habilidades espirituales, solo por el miedo a lo desconocido. Se sintió débil, pero no podía rendirse ahora, y levantó su brazo, definitivamente no esperaba lo que pasó. Una pequeña bola de fuego salió de allí, no era tan potente como los discos de energía que lanzaba antes, pero impactó en su enemigo por la sorpresa, rompiendo la barrera que lo cubría.
“Maldición”, se quejó el Ninja, “eso fue inesperado, pero no creas que…”, entonces Tremor vio que Jax se quedaba viéndolo, “¿qué te pasa?, ¿por qué me miras así?”, entonces Tremor se observó el pecho, y vio algo terrible, una gigantesca marca, como una herida, pero no había sangre goteando, y donde debería haber carne, solo se veía tierra, “¿qué significa esto?, ¿qué me has hecho?”.
“Tremor, contrólate”, le dijo Jax, “rearma tu cuerpo”.
Tremor hizo fuerza, pero nada pasaba, el agujero seguía allí, “no, no puedo hacerlo, ese maldito de Kanh, yo no firme para algo así, me transformó en un monstruo, y si alguna vez vuelvo a ser humano sin reorganizarme antes, ¿acaso moriré?”.
“Tremor, espera, dadas las circunstancias, tu también fuiste solo un peón en el juego del Emperador, pero tal vez los Special Forces podramos encontrar la forma de ayudarte cuando todo termine”.
“No intentes hacerte mi amigo, también tienes la culpa”, toda la tierra que mantenía los escombros conformando el edificio, comenzó a salirse, y propulsarse sobre Jax, cortando su piel en varias partes, “mereces morir también”.
Los fragmentos ya no pudieron soportarlo más, y empezaron a caer sobre ambos luchadores, debido a que la mayoría de la tierra sacada estaba sobre él, fue Tremor quien se llevo la mayor parte, cuando casi todo el techo que tenia arriba, se le cayó encima, causando que atravesara varios pisos.
“Ya no se puede hacer nada por él”, dijo el cansado Jax, “pero debo apurarme, todo esto colapsara pronto”, y así, comenzó a subir rápidamente por la escalera.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat, Batalla de los 6 reinos, tercera temporada, capitulo 17: “Llorando el pasado”.

Arriba, mientras todo eso pasaba, Kano y Sonya se observaban, sin embargo, el asesino parecía no preocuparse demasiado. Entonces Sonya lanzó sus anillos, pero Kano los deshizo de un golpe, y en un segundo se colocó a su lado.
“Pobrecita, Sonya, te has quedado atrás, el regalo de Kanh nos coloca en niveles muy distintos”, entonces le dio un tremendo puñetazo en la cabeza, que la dejó casi en el borde, notó que quedaron algunos cabellos de la chica en su mano, y se los guardó en el bolsillo, “un pequeño recuerdo antes de matarte”.
Sonya se limpio la sangre que salía de su boca, y entonces levantó la mano. Del lugar del suelo donde estaba Kano, salieron varios aros, apresándolo con facilidad, y quemando parte de su piel.
“Bien pensado, pero inútil, perra”, Kano rompió los aros sin demasiados problemas, y siguió adelante para atacarla lanzando esferas de energía en grandes cantidades, mas de las que Sonya había visto antes lanzadas en tan poco tiempo por la misma persona, y que a duras penas ella podía esquivar, “¿cuánto tiempo tomara para que esto ter…?”.
Kano no pudo terminar de decir su frase, y varias explosiones surgieron de su cuerpo, dejándolo en el suelo sangrando, y con fragmentos donde el musculo sobresalía contorsionado.
“¿Qué clase de broma es esta?, supuestamente la energía había ingresado correctamente a mi sistema”, fue todo lo que llego a decir, antes de vomitar sangre.
Sonya se acercó a él, la ira estaba en cada parte de su ser, “parece que te has equivocado”, empezó a juntar energía en su mano, y la fue acercando al pecho de su oponente, “será tu ultimo error”.
“Espera, Sonya”, se escuchó un grito, quien lo había proferido era Jax, que acababa de subir a la terraza, “no lo hagas”.
“Llegas tarde, Jax, este sujeto ya se ha matado solo, solo terminare el trabajo”.
“Sonya, no puedo creer que seas tú la que está hablando en este momento, no le demuestres a Marx que tiene razón al darte solo trabajo de oficina, nosotros no matamos cuando nuestro enemigo ya está vencido”.
“Las reglas ya no existen, Jax”, gritó Sonya, “la ley no es nada, desapareció con el resto del mundo, Jonny ya murió por no adaptarse, y nosotros le seguiremos, si lo dejamos con vida, algún día escapara, para este monstruo nunca hubo nada que lo detuviera, nada que impidiera la muerte de Sebastian”.
“Sonya, no, tal vez Jonny haya muerto, pero eso no significa que se haya equivocado, sigue habiendo una diferencia entre nosotros y ellos”.
La mente de Jax traía recuerdos, de una vez, en que un pequeño niño abrió la puerta, y se encontró con alguien que nunca había visto antes.
“Hola, niño”, dijo el sujeto, “¿tu hermano está en casa?”.
“No”, fue todo lo que alcanzo a decir el niño, ya que su hermano efectivamente se encontraba fuera, ya que su trabajo de policía le demandaba mucho tiempo.
“Ya veo…, me parece que dejare un mensaje entonces”.
El sujeto agarró al chico, y lo arrojó con furia adentro de la casa, causando que rompiera una mesa, luego se le acercó, y mientras los ojos del pequeño lo miraban, lo golpeo, una y otra vez.
“Tu maldito hermano creía que podía meterse conmigo, me llevo a la prisión, pero ahora estoy fuera”, dijo el sujeto, “tu pagaras por él, todo lo que me causo”.
“Vamos, no le hagas caso”, le dijo el agonizante Kano a Sonya, “termínalo de una vez”.
“Tú no te metas en esto”, le gritó Sonya, “solo has arruinado mi vida desde siempre, no solo Sebastian, todo mi grupo murió por tu culpa, ni siquiera tenias una razón real para matarlos, alguien como tú no merece vivir”.
“Sonya, sabes cómo es que entre a los Special Forces, te lo he contado”, le dijo Jax, y Sonya no respondió, “sabes que un asesino mató a mi hermano, y con esfuerzo me destaque en la policía para capturarlo, y cuando lo tuve en frente mío, no lo mate, pude haberlo hecho, pero no, lo entregue a las autoridades, no jugaría su juego, fue ese acto el que me dio el puesto que porto ahora, no el hecho de haber triunfado”.
“Pero…”, intentó Sonya, mientras las lagrimas caían de sus ojos, pero se paró, “tienes razón, lo siento”.
Jax sonrió al ver a su compañera, que se limpio los ojos, pero entonces, Kano se levantó y la agarró del cuello.
“Que gracioso que fue todo esto, pero ya terminó”, se burló, “quédate quieto, Jax, mi ojo bionico aun debe funcionar pese a la situación de mi cuerpo, y si te mueves para esquivar el laser, le quebrare el cuello a tu amiga”.
Entonces todo el lugar empezó a temblar, lo que causo que Kano, que terminó lanzando su rayo a cualquier parte, soltara a Sonya levemente, y esta, con un rápido movimiento, dio una patada que arrojó a su enemigo hacia la calle, a una altura que sería fatal para su destrozado cuerpo.
Sonya vio desde lo alto como el asesino caía hasta el final, “no puedo negar que me siento mejor de todas formas”.
“Sonya, rápido”, Jax intentó alertarla, pero ya era muy tarde, la escalera de bajada estaba ya prácticamente hecha añicos, todo terminaría ahí, mientras el lugar colapsaba, Stryker y Kabal sintieron como todo se venía abajo, y no sabían qué hacer. Y fue ahí cuando el hielo lo cubrió todo.
Ante esa situación, salir resulto sencillo para todos, menos Kabal, que seguía bajo tierra, y tuvo algunos problemas para abrir un agujero. A excepción de Stryker, ninguno se sorprendió al ver a Sub Zero afuera.
“Llegaste justo a tiempo”, le dijo Jax alegremente, “¿y Nightwolf?”.
“No está muerto”, respondió Sub Zero sin ánimo, “pero no podremos contar con su ayuda”.
Detrás de ellos, el edificio, aun con el hielo, no aguanto más, y cayó, justo en el lugar donde se encontraba el cuerpo de Kano.
“¿Alguien más piensa que eso fue un final obvio?”, pregunta Kabal.
“En este momento solo me importa definir qué haremos ahora”, dijo Jax, que se sentó con esfuerzo, todo su cuerpo le dolía.
“Tengo un lugar a donde podríamos ir por provisiones”, dijo Stryker, “y también se que debemos hacer luego”.
El grupo decidió hacer caso a Stryker, ya había demostrado su valía, levantaron a los capturados No Face y Tasia, y comenzaron el viaje.
“Gracias”, le dijo Sonya a Jax mientras se iban, “y perdón por haberte hecho recordar”.
“No te preocupes”, le dijo su compañero, “ese recuerdo siempre está conmigo, pensar que al final el sujeto murió durante un motín en la prisión, parece que si encontró su merecido”.
A muchos kilómetros de distancia, Jade, Kitana y Rain, se acercaban a la fortaleza de Kanh, las mujeres aun no confiaban plenamente del Ninja, así que lo mantenían vigilado.
“Sabes, Kitana, si las cosas salen mal”, dijo Rain, “tal vez tengamos que matarla”.
“Cierra la boca, gusano”, le dijo Jade, “no tomaras tu las decisiones”.
“Yo solo decía”.
“Sylphid, NO”, se escucho una voz de mujer.
“¿Sylphid?”, se preguntó Rain.
Sin que Jade ni Kitana pudieran pensar algo, un ser similar a un insecto, solo que humanoide, y con tres brazos, se arrojo sobre el Ninja Edeniano, y de uno de sus brazos, desenvainó una siniestra cuchilla, colocándola sobre el cuello de su objetivo.
“Sabía que tú eras el traidor, lo sabía, maldito”, rugió el ser.
“Hola”, lo saludó alegremente Rain desde abajo, “no esperaba que siguieras con vida”.

Continuara…

Avance: Nos acercamos al final.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 371
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Dom, 13 Nov 2011, 04:45

Excelente capítulo, el extra me gustó bastante, me dio la impresión como que Sebastian creía que estaba tratando con un caso común y corriente como cualquier otro que haya trabajado pero ni se imaginaba del calibre que era Tsung jaja.

y con lo de Sonya y Kano muy bueno tambien, me alegro mucho de que le hayan dado su merecido a Kano XDDD, eso era lo que esperaba.El final empató con el final del otro fic jajaja, con Razón sentí un Deja vu de decir "ésto ya lo había visto en algún lado" XDDDDD.

muy bueno espero el sig!.
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1650
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Lun, 14 Nov 2011, 02:20

Bueno, seguimos con este fic, acercandonos al final con toda la gloria, encima vuelven las referencias a series de Anime, en su momento habia pensado sacarlas, pero ya estaba planificado como iba a ser esta escena y no se podia cambiar, XD.

Rain sentía el filo de la cuchilla de Sylphid tocando su cuello, dejándole una pequeña marca que hacia caer una gota de sangre.
Sin embargo, el insecto humanoide permaneció poco tiempo encima de él, ya que sintió que algo se le acercaba, y saltó rápidamente. Jade había intentado clavarle su jabalina.
Ambos se vieron a los ojos, y los cerraron levemente, antes de lanzarse al combate.
Los choques fueron rápidos y certeros, pero incluso con sus tres brazos, Sylphid no podía mantenerse al mismo ritmo de la experimentada asesina, y quedó en una situación critica, donde lo único que separaba al arma oponente de su cuerpo, eran sus cuchillas, que lentamente empezaban a doblarse.
Rain se había levantado, y se rascaba la cabeza con cansancio, “sabes”, le dijo a Kitana, “convendría que le muestres tu cuello, y rápido, de ser posible”.
Kitana no comprendió demasiado bien, pero entonces se acercó al insecto, “Jade, baja la presión”.
Jade hizo caso, su jabalina probablemente hubiera arrancado las cuchillas de otra forma. Y Kitana mostró su cuello, enseñando la legendaria marca de los dirigentes Edenianos, heredada de su padre, aunque no tenía idea de que fuera eso.
Sylphid cuando la vio, guardo sus cuchillas, sino fuera porque Jade no hacia presión, eso hubiera sido más que suficiente para causarle la muerte. Luego se arrodillo en posición de obediencia, aun sin tener la menor idea de quien estaba frente a él.
“Levántate y di tu nombre, guerrero”, ordenó Kitana, con una voz de la que se sorprendió incluso ella.
“Sylphid, guerrero Heznaguh Edeniano”, dijo sin pararse el insecto humanoide, “y no merezco el honor de levantarme ante su presencia, sin embargo, debo intervenir para avisarle que no debe confiarse de ese sujeto”.
“Encima que te salvaste gracias a mi”, dijo Rain.
“Entiendo lo que dice, Sylphid”, dijo Kitana, “pero en estas circunstancias el no puede hacer nada en nuestra contra”.
Dalia llegó corriendo en ese momento, pero se quedó quieta, no sabía qué hacer ante esa situación.
“Viene conmigo”, dijo Sylphid, “es una aliada”, entonces se dirigió a la chica, “arrodíllate”.
“No es necesario”, agregó Kitana al notar la cara extrañada de Dalia, “me gustaría escuchar alguna explicación de que está pasando aquí”.
En ese momento todos fueron interrumpidos por una extraña esfera de energía azul, que cayó cerca, cuando se disperso el humo, vieron quien la había lanzado. Una mujer de pelo blanco, de unos cuarenta años, que se encontraba flotando en medio de la curiosa escena.
“Nunca había visto algo así”, dijo Jade asustada, “¿otro plan del emperador?”.
“No”, dijo Sylphid sin creer sus palabras, “es la reina Sindel”.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat, Batalla de los 6 reinos tercera temporada capitulo 18: “Madre”.

“¿Por qué habríamos de creerte?”, le preguntó Jade a Rain luego de que este terminara de hablar.
“Claro, puedes no hacerlo”, respondió el Ninja, “pero debes darte cuenta que no tiene sentido que la invasión haya comenzado con dos Mortal Kombats en contra”.
Jade refunfuñó, pero Kitana actuó sabiamente, “creo que deberíamos darle el beneficio de la duda”.
“Si él tiene razón, significa que tu madre está viva de nuevo, eso no tendría sentido”.
“El emperador no es tonto”, dijo Rain ignorando a Jade, “cuando asesinó a tu madre guardó su alma para usarla en un caso así, los poderes aumentados de Tsung le permitieron resucitarla en el Earthrealm, y ya que ella fue su reina antes, si es que podíamos llamarlo así, pudo exigir el derecho a recuperarla por la fuerza”.
Kitana tragó saliva, le costaba sobrellevar todo eso, y Jade intervino nuevamente, “¿cómo puedes saber eso?”.
“Tal vez tu tuvieras un pésimo lugar en el ejercito del emperador, pero algunos estamos más arriba en la escala”.
“Sigue sin convencerme”.
“No hay problema, a mí tampoco me convencería, pero debo decir que si uno sabe moverse, es fácil obtener toda la información, ya sea por oído propio, o de otro, y ni siquiera fue necesario matar a los informantes…, la mayor parte del tiempo”.
“Hagamos como que te creemos, ¿de qué nos sirve?”.
“También puedo resolver eso”, explicó.
Volviendo al presente, Sindel los observaba desde los cielos, pero sus ojos solo expresaban ira.
“Rápido, muévete”, gritó Rain al instante, “debemos intentar…”.
Antes de completar la frase, Sindel lanzó un potente grito sónico de su boca, que dejó a todos desorientados.
“Rain, sé que no debo confiar en ti”, dijo Sylphid sin ocultar que no estaba de acuerdo con lo que iba a decir, “¿pero cuál es el plan?”.
“Simplemente necesito llegar a ella”.
Sylphid no tuvo que esperar más para dar un gran salto hacia la reina, los oídos le sangraban, ya que ella seguía con su ataque, pero logró agarrarla.
“Perdone, mi reina”, dijo con respeto, “pero es por su bien”, entonces se preparó para dejarla inconsciente, pero sorprendentemente, el pelo de la mujer se movió, agarrándolo por la espalda, alejándolo, y estrellándolo en el suelo.
Sindel no dudaba en ir a atacarlo, pero entonces un rayo le impactó directo.
“Eso no era parte del plan”, le gritó Jade a Rain, que había generado ese rayo en el cielo.
“Dije que necesitábamos electricidad para anular el sello con el que Kanh la controla, pero si no podemos bajarla, tendré que hacerlo así”, Rain se preparó al instante para arrojar otro rayo, pero para sus sorpresa, Sindel lo esquivó sin problemas, y se propulsó hacia él a toda velocidad, “tiene que ser una broma”.
El impacto fue suficiente para encastrar a Rain en una roca.
“No te preocupes, nena, seguramente otro rayo es todo lo que necesito”.
Pero antes de que pudiera moverse, Sindel lanzó otro grito sónico, que hubiera sido mortal para el guerrero, de no ser porque Sylphid logró aparecer, dándole una patada a la mujer.
Kitana y Jade no sabían cómo reaccionar ante lo que pasaba, y menos que menos, Dalia.
Sylphid logró actuar rápidamente, y agarró a Sindel de los brazos cuando se levantó.
“Vamos, Rain, apúrate, no sé cuanto podre contenerla”.
Rain se preparó para lanzar un rayo desde donde estaba, pero se encontraba muy débil y no podía concentrarse, lo que causó que este callera del cielo a unos metros de su destino. Entonces, el pelo de Sindel se separó en un montón de pequeños cabellos que atravesaron el cuerpo de Sylphid, llenando con su sangre el suelo.
Todo esto fue perfecto para que la antigua reina volviera al cielo, y se preparara para otro grito. Fue entonces que, una figura apareció volando en el aire, dando un golpe directo, que la dejo inconsciente.
Jade se movió rápidamente para agarrar a la mujer, mientras Kitana observaba sin contener su asombro al sujeto que volaba.
“¿Liu Kang?”.
Pero no, no era Liu Kang, era Kung Lao, lentamente bajó hasta pisar el suelo.
“Kitana, ¿o me equivoco?”, preguntó.
“No”, respondió la mujer, “tienes razón, me sorprende verte, pero muchas gracias por haber ayudado”.
“No tenía demasiado claro lo que sucedía cuando llegue, pero Rayden me había dicho que tu compañera tenia buen corazón, así que corrí el riesgo de definir quién era el bueno aquí”.
Rain se fue preparando para usar sus poderes nuevamente, mientras Dalia se acercó a Sylphid.
“¿Qué ha pasado?”, preguntó este, con un gran dolor.
“Ha salido todo bien, no te preocupes”.
“Me alegro, no puedo creer que esa mujer sea Kitana, pensé que habría muerto hace mucho, pero me hace tan feliz ver que ella ha seguido adelante”, entonces llamó a Rain, que se acercó lentamente, “no sé qué pensar de ti, pero si esta vez estas del lado correcto, esperó que te mantengas allí”.
Rain no dijo nada, fue Kitana quien intervino, “muchas gracias, gran guerrero Heznaguh, espero que las puertas del cielo se abran para ti, ya que ninguno de nosotros olvidara tu espíritu en la batalla”.
Sylphid no dijo nada mas, solo en el fondo de su corazón pensó en que al fin podría reencontrarse con su familia, y conservaba la esperanza de que las cosas salieran bien al final, cerrando los ojos por última vez.
Dalia no pudo ocultar sus lágrimas, ella conocía al Heznaguh más que cualquier otra persona allí, y su muerte fue un gran dolor en su pecho. El resto del grupo se preparó para solucionar el último de los puntos.
Rain juntó una gran cantidad de energía, y la fue depositando en un pequeño sello que se encontraba en la espalda de Sindel, costaba drenarla de manera perfecta, para evitar causar daño a la mujer. Finalmente, el proceso terminó, mientras las gotas caían de la frente del Edeniano.
“Ahora solo resta esperar”, dijo muy cansado.
Pasaron varios minutos, sin que se escuchara nada más que las rápidas respiraciones de los presentes, para que Sindel abriera los ojos. Observó a varios lados, sin entender demasiado, cuando en su mente las cosas empezaron a cerrarse, y las lágrimas cayeron de sus ojos, en el fondo de su corazón, sabia quienes estaban frente a ella.
“Por Argus”, dijo con una sonrisa mezcla de felicidad y sorpresa, “mi amado tenía razón cuando me dijo que encontrarías la forma de seguir adelante”.
Kitana le dio un gran abrazo, que la madre continuó, prolongándolo varios segundos.
“Hay tanto para contar, madre, de todo este tiempo separadas”, dijo Kitana.
“Lo sé”, respondió Sindel, pero se puso seria al separarse de su hija, “pero aun conservo los recuerdos de mi tiempo bajo el control del Emperador, y sé que la batalla final debe pelearse ahora”, entonces se dirigió a Kung Lao, “gracias, noble guerrero, pero me sorprende que hayas podido volar, creía que era una habilidad que solo los más nobles guerreros Edenianos podían desarrollar, y no eres de mi reino”.
“Se sorprendería de saber de lo que somos capaces en el Earthrealm”.
“Si, perdona mi actitud, espero no haberte agredido”.
“Kung Lao”, dijo Kitana, “¿planeas ir en contra del Emperador?, déjanos ayudarte”, pero entonces notó que su madre se encontraba muy cansada, y decidió quedarse con ella.
“No se preocupen, en este momento solo espero la llegada de alguien”.
Kung Lao dirigió su mirada hacia una colina, lo que causo que todos siguieran mirando hacia allí, encontrándose con la figura de Liu Kang apareciendo.
“¿Qué significa esto?”, fue todo lo que dijo, Kitana quiso decir algo, pero la interrumpió Lao, “te dije que no siguieras adelante, Lao”.
Kung Lao se acercó a él levitando, lo que causo una sorpresa en su compañero, y le dio un golpe en la cara, “eres un idiota, ¿lo sabías?”, Liu Kang no respondió, “si, se que podrías bloquear ese golpe o destrozarme antes siquiera de que llegue a destino, pero entiéndelo, no estás solo en esto, y tal vez creías que eras el único que lloraba por Jonny, pero no lo eres, todos sufríamos lo mismo, y se supone que debías estar con nosotros, ¿acaso no puedes entenderlo?”.
Liu finalmente hablo, “tuve un encuentro con alguien…, no sé si podría decirte quien era, ya que ni yo mismo lo sé, pero él dijo algunas cosas…, y sé que tienes razón”.
“¿Lo sabes?”.
“Si, fui un idiota todo este tiempo, y me hubiera gustado darme cuenta antes, pero estaba tan cerrado en el hecho de que era mi misión, y solo mía, salvarlos, que no me di cuenta que estaba equivocado”, Liu Kang le dio un abrazo a Kung Lao en ese momento.
“Está todo bien”, le dijo Lao, “creo que es hora de terminar todo esto”.
Ambos comenzaron a avanzar hacia la puerta de la fortaleza, que abrieron de par en par, empezando a caminar por los pasillos.
“Me gustaría poder ir”, dijo Sindel, pero su cuerpo le dolía mucho.
Jade se quedó mirando a Rain, como esperando que este hiciera algo.
“No soy tan tonto como para arriesgarme, ellos podrán solos”, dijo el Ninja, y Jade tampoco se movió, aun no confiaba en él.
La que menos entendía todo no era otra que Dalia, así que simplemente se sentó al lado del cuerpo sin vida de su compañero, sin decir nada por varios minutos, hasta que unas pisadas le hicieron darse vuelta, y encontrarse con quien menos se esperaba.
Liu Kang y Kung Lao avanzaron por los pasillos, sabían lo que buscaban, y sentían esa presencia imponente, los estaba esperando.
La sala principal era todo lo que necesitaban cruzar.
“Sabes, ese poder que obtuviste es interesante”, le dijo Kang a Lao, “no pensé que podrías hacer algo así”.
“Hay cosas más ocultas que el Loto Blanco, incluso algunas mucho más peligrosas, es por eso por lo que no puedes acompañarme ahora”.
Liu Kang intentó decir algo, pero terminó en el suelo, no pudo siquiera sentir el golpe.
Varios pedazos de la piel de Lao de su brazo izquierdo se habían destrozado, pero a él no le importó, “perdona todo lo de antes, pero no quiero matarte a ti también”, e ingresó a la sala central intentando detener la sangre que brotaba de sus heridas.
Kanh estaba ahí, en un trono, que no expresaba opulencia, sino desgaste y pobredumbre, al igual que todo el resto de la invasión.
“Esperaba otra persona”, dijo sin siquiera sonar preocupado.
“Lo siento por ti”, dijo Lao, y al instante, todo su cuerpo empezó a cubrirse de un aura gigantesca, mientras que varias heridas se iban abriendo en él.
Hay cosas que las personas nunca deben encontrar, pero el poder los insta a buscarlas, el Loto Blanco fue creado de esa forma, y aun con todo lo que simbolizaba esa peligrosa técnica, algunos siguieron más allá, hasta un lugar del que no se pudo volver. El Loto Negro, un poder mas allá de lo que el cuerpo humano puede soportar, un poder olvidado, un poder que Lao encontró, y que mantuvo oculto hasta este día, solo hubo una vez que se planteo usarlo, pero no lo hizo, y un amigo suyo murió por eso…, pero ahora, ya no hay otra salida.
La energía es gigantesca, y a Kanh le cuesta llegar a notar cómo es que esta se produce. Lo primero que siente es sus costillas quebrarse por primera vez en siglos.

Continuara…

Avance: El Loto Negro explota, ¿sera suficiente?
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 371
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Lun, 14 Nov 2011, 05:27

Buenísimo episodio :> , Muy interesante lo de Sindel y el reencuentro con Kitana. y NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!! Como que murió Sylphid!!!!! D: , que triste T.T, pobre Dalia, lo incómoda que se ha de haber sentido estar entre tanto, podría decirse, desconocido. Que nostálgico.


y lo de Kung Lao me ha dejado simplemente con la boca abierta!! , esto se está poniendo buenísimo XD. Espero el siguiente episodio :D
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1650
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Mar, 15 Nov 2011, 01:51

Bueno, anteultimo capitulo de la temporada, fue un largo viaje, pero ha llegado el momento para que la ultima pieza de esta resubida se ensamble, espero que lo hayan disfrutado.

El corazón de Kitana se sentía feliz de verdad, por primera vez en toda su vida, era como si todo lo que había pasado anteriormente, hubiera sido simplemente una gigantesca broma, o un sueño, que no parecía terminar nunca.
Pero incluso teniendo a su madre a su lado, había algo que faltaba, y no era simplemente que la batalla aun no hubiera terminado, y la liberación de Edenia siguiera siendo un sueño.
Le faltaba alguien más, alguien con quien nunca se había llevado bien, pero que era su familia, y cada noche sufría de pensar que fue por ella que nunca más tendría su compañía.
Grande fue su sorpresa cuando su alma sintió la presencia de aquella persona, era algo extraño, pero siempre había sentido una conexión grande con ella, y ahora había vuelto a sentirla, más fuerte que nunca, palpitando, atrayéndola, y tenía que ir.
“Jade, cuida a mi madre”, dijo rápidamente, y sin esperar una contestación, se marchó, “Milenna está ahí”.
La morena se sorprendió al escuchar eso, pero fue Sindel quien hablo primero, “¿de quién habla?”.
“Su hermana, pero se supone que estaba muerta”.
“Eso no tiene sentido, yo nunca tuve otra hija”.
Jade dio un respingo, y observó hacia la fortaleza, ella siempre había tenido la idea de que ambas hermanas no se parecían en nada, pero ahora simplemente lo confirmaba, y no le gustaba para nada.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat, Batalla de los 6 reinos, tercera temporada, capitulo 19: “Honestidad”.

Kung Lao golpeaba, solo golpeaba, no le importaba si sus golpes terminaban rompiendo hueso, musculo, o piedra, solo quería destrozarlo todo sin parar, acabar de una vez con la amenaza que el Emperador significaba.
¿Quién era él?, el era Kung Lao, eso lo sabía, ¿pero que era?, un sobreviviente de los Monjes Shaolin del Loto Blanco, un descendiente de Él Grande, ¿pero que mas?, ¿era algo por su propio valor?
Liu Kang era quien salvaba al mundo, o al menos, lo había sido una vez, un lugar que Lao podría haber obtenido, pero falló, fue derrotado. Y no solo esa vez, Shang Tsung también lo derrotó, no importaba cuanto poder obtuviera, era derrotado, una y otra vez, no era más que una deshonra para sus ancestros.
Kanh estaba sangrando por primera vez en mucho tiempo, y eso no le gustaba para nada. La furia era condensada a través de su cuerpo, generando un calor intenso y destructivo.
Lao no estaba concentrado más que en golpear, su cuerpo le dolía demasiado, así que recibió un golpe con un hombro incandescente, que lo dejó estrellado en uno de los muros, que se deshizo en arena en segundos, solo por el calor.
El Emperador levantó el brazo, y su poderoso martillo llegó a él.
“Me sorprende un poder tan grande en tu persona”, dijo, “pero aun así, sigues siendo una sombra de tu compañero”.
Lao no esperó más tiempo para volver a atacar, su primer golpe fue frenado por el martillo, pero el segundo impactó en el pecho de su enemigo, en un lugar que ya había sido destrozado por un golpe anterior, solo las ondas ya fueron suficientes para mover pedazos de rocas enormes.
El emperador retrocedió, escupiendo sangre por la boca, pero algo mas salió de ella, una gran bola de picos, que el Monje frenó con la mano derecha. Gran error, el contacto fue suficiente para hacerla colisionar, destrozando los veintisiete huesos que la componían al instante, pero Lao no pareció inmutarse, y siguió adelante.
¿Acaso los celos eran los que le permitían continuar?, si piensas eso, francamente no lo conoces. Él es un guerrero, aunque lo niegue, pelea porque eso es para lo que nació, ignorar el dolor, pensar solo en su enemigo cayendo muerto, solo para lograr aquello que sueña, que aunque podría ser tomado como algo bueno, cada persona tiene su propio deseo, y a veces uno puede no estar de acuerdo, pero en la batalla los sentimientos no funcionan de la misma forma. Entonces, todo lo dicho antes, ¿dónde está?, está en la pelea, siempre esta, pero pensar en que eso es lo que arma cada movimiento, es estar errado. Lao no golpea a Kanh en este momento porque siente deseos de recuperar su honor, porque cree que debe ser mejor, ni siquiera para salvar al mundo, lo hace solo porque la pelea esta echada, y debe sobrevivir. Su cuerpo no le permite pensar en otra cosa, y el siempre lo supo, lo supo desde que encontró los antiguos pergaminos en los restos del templo, lo supo desde que dominó esas técnicas poderosas y mortales, lo supo desde que salió del vientre de su madre.
Kitana corrió por los pasillos, le parecía extraño el lugar, se veía demasiado decadente para lo que recordaba, pero tenía otras preocupaciones, encontrarla a ella.
Abrió una puerta con decisión, en el fondo de su mente, creía que lo que encontraría ahí, sería otro engaño de su falso padre, un intento vano de llevarla con él otra vez, a esa porquería de vida que tenía antes. Pero no, sentada en una cama, mirando por la ventana, se encontraba una mujer, igual a ella, solo que vistiendo un traje violeta, en vez de azul, su hermana, y estaba viva.
El primer acto de la princesa fue arrojarse de rodillas al suelo, “hermana, se que con todo lo que ha pasado nunca podrás perdonarme pero…”, Kitana no pudo ocultar las lagrimas, “siento tanto lo que pasó entre nosotras, no sé cómo es que has vuelto, pero déjame enmendar lo que pasó hace dos años”, Milenna no dijo nada, “todo este tiempo, he sufrido por lo que pasó, se que seguramente pensaras que no soy más que una debilucha, y que tu muerte fue solo algo que estaba destinado a pasar, en el clamor de la pelea, pero…”.
“Por favor, Kitana, es suficiente”, dijo Milenna, dejando a la chica de azul a la espera de una respuesta, “quítate tú velo”.
Kitana no comprendió lo que ella decía, pero recordaba que su padre les había prohibido sacarse las telas que cubrían sus rostros, como parte de su representación como asesinas más que como simples plebeyas, pero en esta situación no le importaba el pasado, e hizo caso a su hermana, dejando su bello rostro a la vista.
Milenna se dio vuelta finalmente, y se quedó unos segundos viendo a la otra chica, “ya veo, así es como eres”.
“Hermana, yo…”.
“Calla, Kitana, francamente no quiero escuchar nada mas acerca de ti en este momento”.
“Pero debes saber que Kanh no es nuestro verdadero padre. Sindel, nuestra madre, está viva de nuevo, podremos reconstruir Edenia”.
“Lo sé”.
“¿Lo sabes?”.
“No importa eso, ¿cómo puedes estar tan segura de lo que ves?”.
“Es más que simplemente mirarlo, es sentir, puedo notarlo, los Edenianos tienen esa pureza nata, nuestra alma no está diseñada para la maldad”.
“¿Me consideras una persona buena?”.
Kitana se quedó sin palabras, en todos los años que pasaron juntas, claramente podía decir muchas cosas de Milenna, pero definitivamente que fuera buena no era una, ya que hasta ahora, siempre la había visto asesinar sin piedad, adorar la pobredumbre y la tortura, “tu alma fue pervertida por el Emperador, pero seguramente en el fondo, sigue estando tu verdadera naturaleza”.
“Búscala”.
Kitana hizo caso, y utilizó sus poderes para entrar en lo profundo del alma de su hermana, y lo que sintió, fue extraño, destructivo, dañino, infeccioso. Incluso Rain, que tenía un alma tan rara, poseía los tintes Edenianos puros, pero Milenna estaba podrida por dentro, todo aquello relacionado con pureza, era cubierto por una sed de sangre incalculable, un deseo de destruir y asesinar incontrolable, más poderoso que cualquier otro sentimiento.
“No lo entiendo”, dijo Kitana.
“¿Sabes por qué morí hace dos años?”.
“No medí mi velocidad, fue un accidente y…”.
“No”, dijo Milenna tranquilamente, como si hablara con una pequeña niña, “Kanh fue quien me mató, el me dejó paralizada, tu solo terminaste el trabajo dando el golpe de gracia”.
“Pero eso no tiene sentido, eras como una hija para él”.
“Nunca me quiso, solo a ti”.
“Estas confundiéndote, todo debe ser un error, no confíes en Kanh”.
“El no me dijo nada, alguien mas fue”, Milenna colocó sus manos en su máscara, y lentamente fue retirándola de su rostro. El terror de Kitana era incalculable, “¿sigues creyendo que somos hermanas?”.
Milenna se veía igual a Kitana, salvo por sus dientes, horribles, afilados, como los de un…, Tarkata.
“Esto no puede ser, debe haber algún detalle que…”, intentó decir Kitana, pero Milenna la interrumpió con furia.
“¿No te das cuenta de la verdad?, maldita perra, tu si eres lo que dices ser, pero yo no, solo soy una mera copia tuya, mezclada con sangre Tarkata, para tenerte controlada, y al mismo tiempo, ser sanguinaria y vil, como cualquiera de esos inmundos seres”.
“¿Pero por que matarte?”.
“Porque soy solo un experimento, él quería a la original, y a mí solo me tenía como seguro para evitar que hicieras algo en su contra. No dudó en usar los poderes de Tsung para traerme a la vida, pero no esperaba que alguien me contara la verdad”.
“¿Quién?”.
“Nunca lo sabrás”, Milenna se lanzó contra Kitana, sacando sus sais lista para desgarrar la suave piel y los delicados órganos, pero por alguna razón, sus golpes no causaban daño, mientras su cuerpo titilaba extrañamente.
Una sombra negra se fue formando alrededor de la habitación, hasta metamorfosear en el cuerpo de un Ninja, Noob Saibot.
“Maldito”, rugió Milenna, “¿qué me has hecho?”.
“Es solo temporal”, le respondió el Ninja secamente, “que mates a Kitana va en contra de los planes de nuestros superiores, no queremos llamar la atención aun”.
“Idiota, no me importa”.
“Tal vez no, pero hay algo que si, y si matas a Kitana, nunca te diré donde esta”.
Milenna se quedó quieta al escuchar eso, y asintió levemente, para luego dirigirse a la puerta de salida. Antes de que Kitana pudiera siquiera mover un brazo, quedó inconsciente con un golpe de la sombra.
“Espero que no me mientas”, le dijo la Ninja violeta al extraño ser, una vez que los dos salieron.
“El acuerdo estaba hecho, y yo nunca rompo mis palabras”, no pasó mucho tiempo para que llegaran a una puerta, “no he entrado aun, pero si la información de Kano es fehaciente, debería estar aquí”.
Milenna abrió la puerta primero.
Dentro, había un montón de maquinas, haciendo ruidos muy extraños, mientras un leve sonido de latidos se escuchaba, y un cuerpo respiraba con dificultad en medio de una cama.
“Espera un momento”, dijo Noob Saibot, “este no era el acuerdo, se suponía que solo teníamos que llevarnos una persona, no me entregaron la energía como para mover todo esto a través de un portal”.
“No te preocupes”, dijo Milenna acariciando la figura que se encontraba en la cama, con miles de aparatos conectados a cada parte de su destrozado cuerpo, “no necesita nada de esto, al fin y al cabo, ha sobrevivido a cosas mucho peores, ¿no es así?, mi amado Baraka”.
Milenna no se había vuelto a poner el velo, y dio un beso con sus dientes sobresaliendo entre los labios, a los del susodicho Tarkata. Pese a que el cuerpo de este último se encontraba partido al medio, imposibilitando que se comunicara con el exterior, cualquiera podría haber dicho, que estaba sonriendo.
Del enorme salón principal de la fortaleza, poco y nada quedaba. Lao dio un puñetazo arrojando a Kanh detrás de una mesa, que este lanzó contra su enemigo, pero se carbonizó en el aire.
El Emperador ya no estaba para juegos, su cuerpo le dolía demasiado, tenía que terminar esta pelea pronto. Pero fue en ese momento, que frente a sus ojos, Lao volvió a verse como siempre, solo que magullado y sangrante.
El monje respiró con dificultad durante varios segundos en los que ninguno movió ni siquiera los parpados. Para luego actuar con rapidez arrojando su sombrero, que tenía en la espalda. No hubo éxito, la armadura de Kanh fue suficiente para frenarlo.
El emperador sonrió, su enemigo notó que ya había perdido la ventaja, su cuerpo no soportaba mas, e intentó salir del lugar, pero antes de que eso pasara, un martillo llegó volando, impactando directamente en sus vertebras lumbares, mientras se escuchaba un fuerte chasquido.
Luego de eso, el arma siguió girando hasta llegar a las manos del maligno líder, que lentamente, como regodeándose, caminó hasta el cuerpo agonizante de quien se había osado enfrentar a su persona.
“¿Realmente creías que podías hacerme daño?”, dijo el Emperador, Lao casi ni podía moverse, pero le escupió con la poca energía que le quedaba, manchándole la mano.
Este se limpio, y con gran fuerza, estrelló su puño contra el pecho de su enemigo, “contéstame”, gritó, y siguió golpeando, manchando todo su cuerpo con la sangre que brotaba, mientras los huesos crujían y los músculos se desgarraban, “¿por qué no me contestas?, ¿creíste que podías vencerme a mí?, eres un insulto para la humanidad, una piltrafa sucia e innecesaria, una basura que ni merece una nota al pie en la historia, bastardo”.
Liu Kang abrió los ojos, se sentía mareado, no llego a comprender que era lo que había pasado, cuando los ruidos de los golpes le hicieron darse cuenta al instante.
Caminó pensativo, pasando el portón, ingresando a una sala destrozada por una horrible pelea. Y allí, el Emperador se erguía, golpeando el demacrado cuerpo de Kung Lao, que yacía con los ojos en blanco.
Kanh dijo algo cuando lo vio, levantando sus brazos impregnados de sangre, pero Liu no estaba escuchando.
Su respiración se entrecortó, sus latidos se frenaron, su mente no pensaba en lo que sucedía, solo las imágenes de Jonny y Lao la cruzaban, el sufrimiento, el no poder hacer nada, el seguir viviendo.
Entonces, un corazón se escucho con fuerza…, pero ya no era el suyo.

Continuara…

Avance: Ha despertado.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 371
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Mar, 15 Nov 2011, 04:19

ésto es a lo que yo digo SUBLIME X3, que capítulo tan maravilloso. Me encantó! muy emotivo. varias rebelaciones D:

Intensa pelea entre Shao Kahn y Kung Lao, pero me tiene muy triste por que parece que que le hizo algo muy malo a Kung T.T. Espero que Liu Kang lo mate o le haga algo a Kahn DX, pero...uh quien despertó?!!!
y también nostalgia de que esta temporada ya casi acaba, pero con mucho gusto esperaré la otra resubida XD. Buenísimo capítulo!
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1650
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Mié, 16 Nov 2011, 01:02

No hay mas resubidas, esta temporada es la ultima que habia que resubir, la cuarta ya esta en el foro, igual todavia faltan los extras luego de esto, pero aqui cerramos temporada, y bueno, eso, creo que queria decir algo mas, pero avisare bien los temas cuando suba los extras.

El dolor era grande, se sentía en el pecho, y alrededor solo había oscuridad, opresiva, dominante.
Una figura se acercó al guerrero caído, y le tocó el hombro, este levanto la mirada, y vio que se trataba de Jonny, sonriendo, con sus lentes de sol reflejando una luz cuyo origen no era visible.
Pero entonces, desapareció, y cuando la luz nuevamente iluminó algo, el guerrero vio el cadáver de su amigo, en el suelo, con los ojos en blanco. No fue el único, al instante, Lao cayó también, tan tieso como su otro compañero.
Intento acercarse a ellos, pero por más que intentaba siempre estaban lejos. Viendo al cielo, notó los rostros de Rayden y seis figuras más, todos viéndolo con decepción.
Alrededor suyo, y también con esa expresión, aparecieron Jax, Sub Zero, Nightwolf, Kitana, Sonya y Kabal. No pasaron ni siquiera segundos para que todos cayeran muertos también, y al instante, cadáveres de miles de personas los acompañaban, incluyendo a los antiguos miembros del Loto Blanco.
Las risas empezaron en ese momento, la más fuerte era la del Emperador Shao Kanh, que se erguía, acompañado de todo su ejército, entre toda esta destrucción. Y dirigió su mirada al guerrero que observaba todo.
Este atacó con toda su furia, pero aunque sus golpes conectaban, no hacían daño, y al instante, Kanh lo agarró con uno de sus brazos del cuello, ejerciendo presión para romperlo.
Todos sus soldados se reían, pero sin siquiera parar, empezaron a quemarse, hasta solo dejar cenizas, y su amo les siguió en ese destino.
Liu Kang cayó al suelo, luego de que esos brazos lo soltaran, y vio a su salvador. Un poderoso dragón verde, no se lo veía furioso, solo paciente, y sabio.
El monje estiró la mano para tocar a esa bestia. En el momento que lo hizo, sintió un gran calor, se sentía tan bien.
El dragón movió sus brazos súbitamente, y antes de que el monje reaccionara, la bestia le quebró el cuello sin misericordia.

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat, Batalla de los 6 reinos tercera temporada capítulo final: “Evolución”.

Kanh observó el cuerpo del monje, tendido en el suelo, con el corazón detenido, y sin respirar. Debía ser honesto en el hecho de que se había decepcionado. Un gran guerrero, muriendo sin ninguna razón aparente. Sabía que la longevidad del Earthrealm era menor a la de su reino, pero no de una forma tan extrema.
¿Qué quedaba hacer ahora?, nada, aun tenía algo en su favor, los reinos seguían juntos, y no había manera de que alguien pudiera romper la unión, ya que era algo mas allá de lo que la mayoría de los seres podían aspirar, tendría que ser alguien muy especial. Lo que sí podrían era intentar contenerla, eso evitaría que llegaran más soldados del Outworld, tendría que esconderse hasta que no pudieran hacerlo más, ya que aunque podría vencer a los sobrevivientes sin problemas, los Shokans de seis brazos seguro volverían al notar que las cosas no cambiaban, y ahí sí que no podría hacer nada, mejor desaparecer lo más rápido posible.
Fue en esas circunstancias, que dejó pasar el hecho de que estaba perdiendo el conocimiento por sus grandes heridas, hasta que algo lo despertó de repente.
Se dio vuelta rápidamente, sin creer lo que su alma sentía, “la unión”.
Efectivamente, la unión entre reinos había sido rota, tal vez hubiera una oportunidad de repararla si llegaba a tiempo, no era el momento de preguntarse que había pasado, le estimaba solo unos minutos antes de que comenzara la separación.
Pero otra cosa llamó su atención, Liu Kang estaba erguido frente a él, con los ojos cerrados. Su corazón estaba palpitando nuevamente, pero se sentía distinto.
En el momento en que Kanh se acercó mínimamente, abrió los ojos, ojos amarillos y brillantes, y todo terminó allí.
La piel del monje se desprendió como una cascara, desvaneciéndose en un fulgor amarillo verdoso a medida que lo hacía. Dentro, había una especie de capullo brillante, que latía lentamente. Y se fue desenrollando, hasta terminar la forma de un largo dragón verde.
El emperador se convirtió en su presa, y como buen cazador que era, saltó directo hacia el cuello, pero no lograría llegar sin resistencia, frenado por un potente golpe aumentado por energía espiritual.
El dragón cayó al suelo, aunque parecía que el golpe le habría causado algún daño, nada más alejado de la realidad, solo estaba probando, y no estaba asustado.
El ataque real comenzó allí, con sus potentes dientes, se agarró del brazo izquierdo del Emperador, penetrando la dura carne con precisión quirúrgica, como si se tratara de simple papel, mientras que con su cola, ingresó, como una espada, en el abdomen de su enemigo, dañando órganos internos sin problemas.
Kanh vomitó sangre, pero aun en esa situación, maniobró para llamar a su martillo, y golpear al dragón, pero su arma se rompió al hacerlo. Sintiendo que todavía había rebeldía por parte de su enemigo, las patas delanteras del reptil empezaron a usar sus garras para desgarrar la tierna carne del pecho.
La presa lanzó una bola de energía de su boca hacia abajo, dando un impacto directo en la espalda del dragón, que cayó al suelo. Pero el cazador también tenia trucos así, y lanzó una ráfaga de fuego enorme desde su boca.
Desde una de las habitaciones de la fortaleza, Shang Tsung sentía lo que pasaba, y no le gustaba para nada, definitivamente todo terminaría ahí, tendría que armar mas planes, intentar encontrar la forma de que esto no fuera solo una derrota, pero la llegada de una figura destrozada, largando sangre a chorros, termino llamando su atención.
“Así que sigues vivo”, dijo sonriendo al verlo, “por lo que veo, tu cuerpo no soportó tanta cantidad de energía, pero la resistencia externa sigue siendo grande…, no te preocupes, el proceso será mejorado, y cuando llegue el momento, créeme, podrás encargarte de esa chica”.
Mientras, en la sala principal, el humo iba llenando cada lugar.
Las quemaduras en los brazos del dueño de la fortaleza, abarcaban la casi totalidad de los mismos, en el izquierdo no importaba demasiado, sus nervios habían colapsado y ya hasta la sangre había dejado de salir. Debido a la situación, no podía ver nada, y su instinto le impulsó a cerrar los ojos, e intentar oír algo, mientras que su mano derecha intentaba en vano parar la potente hemorragia que tenia a la altura del estomago.
No oyó nada antes de que sintiera un látigo golpeándolo con fuerza, dejándole una marca en el pecho, y estrellándolo contra uno de los muros, que se desplomó al instante, dando la vista al exterior.
El Emperador vio lo que había afuera, a lo lejos, todo se deshacía a una gran velocidad.
La respiración se le entrecorto, y notaba que el dragón se acercaba a él, “vamos, termina de una vez”.
Y nada hubiera sido más satisfactorio para el implacable ser, de no ser porque las extrañas emanaciones del exterior llegaron hasta allí, y en el fondo de su alma, un monje sin comprender nada, se había despertado debido a esto.
Y así, el dragón desapareció, dejando a Liu Kang en su lugar. Y aun con todo lo que había pasado, unos breves recuerdos invadieron su mente, más que imágenes, eran solo sensaciones.
“No eres más que una bestia esperando que el raciocinio le abra la puerta para salir a satisfacer sus bajos instintos”, dijo el Emperador sonriendo maliciosamente, pese al dolor, “pero no te preocupes, algún día, encontrare un lugar útil para ti, y me servirás”.
El Emperador levantó la mano, y un leve y extraño portal se formó, haciéndolo desaparecer. Todo el lugar empezó a colapsar, aunque Kang intentó llegar a su enemigo, fracasó, y se dio cuenta que debía salir de allí lo más rápido posible si quería sobrevivir.
Tsung también se dio cuenta, y al igual que su amo, generó un pequeño portal, marchándose junto con su recién encontrado compañero, y Ermac, que seguía allí, aunque nadie lo hubiera notado.
No pasó mucho tiempo para que la fortaleza empezara a convertirse en escombros, con el cuerpo de Lao desapareciendo entre todos ellos.
Kitana despertó ante tal destrucción, y precipitarse a la salida también fue su único pensamiento, pero sus intentos no parecían rendir frutos, y hubiera terminado sepultada, de no ser por Kang, que la encontró y logro levantarla con sus brazos, para llevarla hasta la salida.
Allí, Rain, Sindel y Jade esperaban, esta última reaccionó rápidamente para abrazar a Kitana cuando Kang le permitió bajar.
“¿Qué ha pasado?, ¿Milenna…?”.
“No te preocupes”, le respondió Kitana tristemente, “eso ya es solo una historia de mi pasado”, luego dirigió su mirada a Liu Kang, “gracias por salvarme, guerrero, y sobre todo, gracias por vencer al Emperador”.
“No”, dijo Liu Kang, “el sobrevivió”.
“No te preocupes”, le dijo Sindel sabiamente, “ninguna batalla termina con un solo encuentro. Esta fortaleza era falsa, la verdadera permanecía en el Outworld, con el resto del ejercito de Kanh, pero ahora, siento que Edenia también se separa”, Sindel juntó las manos, generando un montón de energía, “y todos los Edenianos iremos de vuelta a nuestra casa”.
“Madre”, le dijo Kitana preocupada, “¿tienes energía para hacer algo así?”.
“No soy solamente yo”, le dijo Sindel, “todos lo hacemos”.
Efectivamente, cada Edeniano en cualquier lugar del Outworld, sin importar si la región que habitaban formaba parte de la fusión o no, sintieron lo que pasaba, y se juntaron.
Ferrod, hermano del fallecido rey Jerrod, se incluía entre ellos, agarrando tanto a su mujer, como a su hija, “acércate, pequeña”, le dijo a esta, “has nacido en el Outworld, pero tu verdadero lugar siempre será Edenia…, gracias, reina Sindel, sabía que volverías”.
La energía de los Edenianos brilló con intensidad en cada rincón, llenando de luces el cielo.
En ese momento, Jax y los demás que estaban con él se levantaron, y presenciaron el extraño espectáculo. Mientras eso pasaba, a su alrededor, toda la ciudad se iba reconstruyendo pieza por pieza, cada planta volvía a crecer, cada edificio se armaba de nuevo, y así, en todo el globo.
Una vez que este proceso hubiera terminado, en los calabozos de la falsa fortaleza de Kanh, una urna gigantesca se partió, y miles de esferas de energía salieron, viajando por todo el mundo, hasta volver a sus formas verdaderas, las de cada uno de los humanos del Earthrealm.
“¿Hemos…, ganado?”, preguntó Jax, viendo como la gente se levantaba bastante atontada por lo ocurrido, y sin entender nada, mientras el cielo cambiaba del extraño rojo, al celeste de todos los días.
Stryker se sintió extraño, algo lo estaba llamando, el rostro de una mujer bastante adulta, de pelo largo, pero lo ignoró, y sin pensar en nada mas, salió corriendo, siendo seguido por sus compañeros.
Se encontraba lejos, pero no le importaba, corrió todas las cuadras que lo separaban, sin detenerse, haciendo caso omiso de las personas que le preguntaban si sabía que había pasado, hasta que llegó a su hogar. A su alrededor, sus vecinos estaban en la misma que el resto de la población, pero las casas se veían igual que siempre, como si nada hubiera pasado.
La puerta de la casa de Stryker estaba abierta, y el ingresó rápidamente, y al doblar una esquina, vio a su mujer, desorientada, y todavía en camisón.
“Querido, ¿qué fue lo que paso?”.
Stryker no respondió, solo la abrazó, mientras las lágrimas caían de sus ojos.
Su pequeña niña llegó a la habitación, “papi, mami, ¿pasó algo?, me siento extraña”.
Stryker la abrazó también, “no, todo está bien ahora, todo está bien”.
Aunque no ingresaron, Jax y Sonya parecían tener una idea de lo que pasaba, y se sintieron bien consigo mismos, todo había terminado.
“Parece que Lao y Liu lo hicieron”, dijo Sonya.
Una explosión se produjo al lado suyo, sorprendiendo a toda la gente que seguía dando vueltas, y Rayden apareció.
“Bien hecho, guerreros”, dijo.
“Rayden, al fin has aparecido, ¿se encuentran bien Liu Kang y Kung Lao?”, preguntó Jax.
“Liu Kang salió victorioso, pero Kung Lao…”.
Nadie dijo nada más por unos segundos.
“Al menos todo volvió a la normalidad, ¿no?”, dijo Kabal, pero todos sabían que nada volvería a ser como antes jamás.
“Por favor, ven con nosotros”, pidió Kitana, “la guerra contra el Emperador recién empieza, y nos serías de gran ayuda”.
“No”, le respondió Liu Kang, sin siquiera ponerse a pensarlo, “el Earthrealm me necesita, ya he fallado demasiadas veces”.
Kitana quiso insistir, pero su madre la detuvo, “déjalo, hija, tiene razón, los portales entre los tres reinos pueden ser abiertos sin tapujos dadas las circunstancias, Edenia tiene un gran ejercito, pero aquí, las cosas son diferentes, lo necesitan más”.
Kitana aceptó las palabras, y se despidió de Liu Kang con una reverencia.
“Ven”, le dijo su madre al final, “Edenia ya esta reconstruida, debemos irnos allí”.
Kitana, Jade, Rain y Sindel, empezaron a desaparecer lentamente, hasta que nada quedo detrás que hubiera confirmado su presencia alguna vez.
Liu Kang observó a su alrededor, todo volvía a ser como antes, salvo por sus aliados que habían muerto, y nunca volverían…, debía seguir adelante, así que se marchó, hacia un rumbo incierto, mientras algo dentro suyo, esperaba su próxima oportunidad para ser libre.
Sonya y Jax se presentaron a la base de los Special Forces al poco tiempo de que las cosas terminaran, Sub Zero y Kabal se habían marchado, y su despedida de Stryker había sido bastante reciente.
“Es una gran oferta la que me hacen”, les había dicho este último, “pero si los Special Forces se enfrentan cosas así todos los días, prefiero quedarme en mi trabajo actual, de todas formas, si me necesitan, no duden en llamarme”.
El informe de ambos miembros, fue detallado y directo, hasta lo mas mínimo fue comunicado, pero la respuesta no fue la esperada.
“¿Construir portales?”, preguntó Marx.
“Si”, le indicó Sonya, “los portales pueden ser abiertos ahora que los Reinos siguen en conexión permanente, debemos prepararnos para potenciales ataques como este”.
“Sabes que estás fuera del servicio activo, ¿no?”.
“Si, lo sé, pero no entiendo la relación con esto”.
“Tienes cinco minutos para dejar esta habitación y no ser despedida”.
“¿Qué?”.
“Eso, no tengo interés en gastar dinero de los contribuyentes, solo por ese invento tuyo”.
“Pero lo has sentido, la modificación de la realidad, la desaparición de algunas personas, ¿cómo puedes explicarlo?, además, tenemos la ubicación de la base de los Black Dragons, y del laboratorio del Doctor Malcolm, con No Face y Tasia capturados”.
“El mundo sigue girando, y no tienes pruebas de lo que dices, las cosas seguirán como yo lo diga, y tienen suerte de que si su información, aunque no como la obtuvieron, sea verdadera, no les cobre el coste del brazo del oficial Briggs, o el tiempo que me están haciendo gastar”.
Sonya intentó decir algo, pero se quedó callada, y se marchó con su compañero.
“No te preocupes, es un idiota”, le dijo Jax calmado, “pero su plazo como jefe se está acabando, felicidades por conservar la calma”.
Sonya lo miró de mala gana, “gracias”, dijo sin disimular su enojo, y se fue alejando.
“Sonya”, la intentó detener Icy, que pasaba por allí, sin éxito, el chico se desanimó un poco, pero luego vio a Jax, “parece que vamos a tener que reparar tu brazo otra vez”.
“Sí, tengo unas ideas sobre mejoras que tal vez te interesen”.
“Tendrán que esperar”, Icy le colocó un cuaderno en el pecho, “los satélites han detectado algo muy interesante en un desierto africano, podría sernos útil”.
La noche cubrió las calles de New York, la vida seguía su curso, y eso significaba que los ladrones volvían a realizar su tarea. Sin embargo, uno de ellos, se dio cuenta demasiado tarde de que había elegido un mal lugar, cuando un arma muy filosa pasó volando al lado suyo, y se clavó en un muro, luego de cortarle una pierna.
“Lo siento, chico”, le dijo Kabal, “pero estas en mi territorio, y acá, el crimen no será permitido”.
A tan solo unas cuadras de distancia, un ser se acurrucaba en un callejón, “el amo me matara, debo quedarme aquí”, sintió un extraño picor, y se quito la máscara, mostrando unas cada vez más pronunciadas escamas verdes, “ahora me ziento mucho mejor, zzzzi, mucho mejor”.
Liu Kang observaba la noche, cuando sintió la presencia de Rayden a sus espaldas, que quería decirle algo.
“Calla”, dijo Liu Kang, “en este momento las palabras no cambiaran nada”.
El dios aceptó lo que el guerrero le dijo, y simplemente, se marchó, dejándolo solo con sus tristezas.
“Tú eres mi reino”, dijo Kang, “y no te fallare de nuevo”.

Batalla de los 6 reinos, temporada 3: FIN.

Epilogo:
Milenna y Noob Saibot caminaban por un siniestro pasillo, decorado con huesos en todas partes, la chica se estaba impacientando.
“Vamos, estoy harta de esto”.
“Debes saber que el amo no te verá si continuas con esa actitud”.
Milenna no dijo nada, y finalmente llegaron a una gigantesca puerta, que se abrió de par en par, y el terror cubrió a la muchacha.
“No, yo no acorde para nada de esto”, intentó huir, pero unas manos esqueléticas salieron del suelo y la agarraron.
“Tranquilízate, Milenna”, dijo una figura siniestra que se acercaba a ella, “aun pese a tu pequeño desliz, sigues siendo parte de mi Hermandad, y siempre protejo a los míos”.
“Baraka ya ha sido llevado a la sala de operaciones”, dijo Noob Saibot.
“Excelente”, dijo un curioso sujeto calvo de piel muy blanca que apareció detrás del otro, “todo va según los planes”.
Las manos soltaron a Milenna y desaparecieron, la ninja no se movió por el miedo.
“Si, dentro de poco, los Elder Gods pagaran lo que me hicieron”, el rostro viejo y demacrado de Shinnok esbozo una sonrisa, cada vez faltaba menos para que los dioses se despidieran de la vida.

Continuara…
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 371
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Mié, 16 Nov 2011, 04:46

Me pongo de pie y aplaudo mil veces!!! (:clap) (:clap) (:clap). éste capítulo fue lo mas profundo y encantador!!, me gustó mucho la parte del Dragón Liu Kang. que emocionante fue eso!!! *.*, pero y Kung Lao?!!!! necesito saber que pasó con él!!!!. El epílogo bien interesante igual!!!

Todo estuvo muy bien de verdad que como disfruté éste fic, ahora solo esperar los extras.
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1650
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Jue, 17 Nov 2011, 06:27

Bueno, voy a tener que explicar detenidamente que sera a partir de ahora todo el universo (¿el que?). Con esto, la resubida de "batalla de los 6 reinos" termina, o sea, no hay mas fic escrito que no se encuentre en el foro en este momento (o algo asi, pero no voy a subir algunas cosas raras que no cuentan), la cuarta temporada ya esta subida, ya que no se perdio con la renovacion del foro:
http://www.mortal-kombat.org/foro/viewtopic.php?t=18917
Y tambien la segunda de "Los Otros":
http://www.mortal-kombat.org/foro/viewtopic.php?t=19041
Uno de mis principales puntos, es que siempre prefiero que la gente lea de la forma que fue posteado originalmente, como leer las fechas es un bajon, dire que se leen dos capitulos del fic comun, y uno de los otros, asi.

Batalla temporada 4, prologo
Batalla temporada 4, capitulo 1
Batalla temporada 4, capitulo 2
Los otros temporada 2, capitulo 1
Batalla temporada 4, capitulo 3
Batalla temporada 4, capitulo 4
Los otros temporada 2, capitulo 2...
Y asi, igual Los Otros no dura tanto, pero ahi pueden entender medio como es el tema.
¿Y despues que?, bueno, habra que subir la quinta, ¿pero cuando?, no estoy seguro, ya se que prometi que ni bien terminaba esto, saldria la quinta, pero estoy con muchos examenes y embarcarme en un proyecto de escritura seria dificultoso, ademas, esta temporada presenta muchos problemas para mi.

1) Seria la primer temporada en la que no conozco mucho el juego, ya que no lo he jugado creo que nunca. Asi que no esperen muchas referencias a tecnicas, fatalitys, trajes, escenarios, etc.
2) Todos los detalles de la historia los conozco, por ende, por el foro, y soy de mezclarme mucho (Maxi puso "me pregunto como la haras, ya que la historia parece ir para otro lado", o algo asi en el ultimo capitulo de la cuarta temporada, lo que ya me hace pensar que me mande una que otra cagada).
3) No, no hay 3.

El tema es que necesito documentarme un poco, ya me entere en estos tiempos que muchas cosas tremendamente importantes que tenia preparadas, se pasan la historia por el ****, que tampoco es que me importe tanto, pero bueh. Lo que si, ya que el prologo sera cortito, si todo sale bien vere de subirlo este finde, pero no prometo nada. Y los dejo con los extras finales de esta temporada, que aprovechen.

“Maldición”, dijo el sujeto, y todas las armas le apuntaron.
“No dejen que escape”, gritó el que dirigía a todos los armados.
Unos segundos después, todas las puertas explotaron, y un montón de soldados ingresaron, con Jax a la cabeza, pero ya era demasiado tarde… ¿o no?

Este no es nuestro mundo, este es el mundo de:
Mortal Kombat: Batalla de los 6 reinos capitulo extra 6: “Riesgos”.

Icy entrecerró los ojos, tenía mucho frio sin lugar a dudas, no estaba acostumbrado al trabajo de campo. Pero él quería meterse en esto, ¿cómo empezó todo?
“No permitiré otro fracaso de este estilo”, gritó Marx, “ya estamos hasta las manos con los recortes como para permitirnos perder miembros de maneras tan idiotas”.
“El soplo era bueno”, intentó excusarse Jax.
“¿Sabes cuánto me importa eso?, fuiste directo a una trampa de los Black Dragon e incluso el espía que infiltraste terminó muerto, y era el mejor en su trabajo, tienes suerte de que gracias a que capturaste a No Face y a Tasia hace un año logramos ubicar muchas guaridas, pero no más riesgos”.
Jax se fue de la sala sin demasiados ánimos, y se dirigió hacia el laboratorio.
“¿Las cosas no salieron como esperabas?”, preguntó Icy al verlo, dejando de trabajar en algo, que le dejó las manos llenas de aceite.
“No puedo esperar para que el maldito se vaya de una buena vez”.
“Ah, no hagas caso, está molesto porque no quiere tener problemas tan cerca de su retiro”.
“¿Y te crees que me importa?, solo espero que designen a alguien mejor”.
“Tal vez a ti”.
“Hablas en broma, ¿no?”.
“¿Por qué no?, eres un buen líder, y has tenido un registro bastante intachable, además, ambos sabemos que has sacrificado mucho por tu trabajo”.
Jax miró hacia sus costados, viendo sus brazos mecánicos, “igual, no creo que lo aceptaría, es demasiada responsabilidad, y prefiero seguir en los campos de batalla”.
“Te digo que lo harías bien”.
“Por cierto, ¿cómo va eso?”.
“¿La infiltración?, bien, aunque aún tenemos ciertas dudas, creo que hay muchas sospechas por allí todavía, ¿quieres que refine tus brazos?, parecen un poco agrietados”.
“Si, por favor”.
“Sabes, no sé por qué quieres eso que me pediste, si cambiáramos al diseño anterior serian más útiles, además, no sufrirías ningún malestar físico como el que debes estar sintiendo ahora”.
“No, déjalo así, por favor”.
“Está bien, igual no te preocupes, cuando realice la versión 2.0 ya no sufrirás por ese detalle”.
Icy estaba terminando los arreglos, cuando la teniente Sonya Blade ingresó, lo que lo dejó un poco nervioso.
“Ah, estas acá”, dijo al ver a Jax.
“¿Me andabas buscando?”.
“Si, mira, ¿a que no sabes quién se contacto con nosotros de nuevo?”.
“No sé de quién esperar”.
“Nuestro hombre en los Black Dragon, dijo que hay una reunión bastante importante por una subasta, no sabemos qué es lo que está a la venta, pero según los datos todos los miembros activos del Black Dragon estarán allí, será una manera perfecta de acabarlos definitivamente”.
“Supongo que hay un pero”.
“Supones bien, Marx no quiere movilizar ningún grupo sin estar seguro de que la información es verdadera, así que necesitamos meter a un sujeto adentro y que se mantenga hasta sacar algo lo suficientemente grande como para meter a la sombra por mucho tiempo hasta a los chicos nuevos que nunca hemos visto, y que pueda aguantar que lleguen las tropas”.
“Lastima, no tenemos muchos miembros activos para algo así, luego de lo que paso”.
“Yo iré”, dijo Icy, y los dos se lo quedaron mirando.
“¿Estás seguro?”, preguntó Sonya, la duda era bastante obvia en su rostro.
“Si, antes realizaba misiones de ese estilo”, dijo Icy fingiendo seguridad, aunque no la sentía, “aparte dudo que sea tan complicado”.
“Deja de intentar impresionar a Sonya”, pensaba en el fondo, “vas a terminar siendo un cadáver a este paso”.
“Bueno, supongo que no habrá problemas en ese caso, debemos comunicárselo a Marx”.
Y eso lleva al presente, con Icy esperando fuera del lugar elegido, pese a todos sus intentos no puede descifrar la contraseña que usan todos los sujetos al entrar, tendrá que ser de la manera complicada.
Decidió esperar media hora más en el frio sin ver a nadie ingresar antes de intervenir, con un poco de suerte, será el ultimo que entre.
“Hey, tu, detente ahí”, dice el hombre que guarda la puerta, grande y musculoso.
“Solo vengo a la subasta”, dice Icy, quitándose el sombrero que tapaba su rostro, la máscara de látex que llevaba puesta, repleta de cicatrices, causaría una impresión terrible en prácticamente cualquiera, pero el guardia no reaccionaba.
“El jefe me dijo que nadie más entra, así que retírate”.
“Perdona mi tardanza, pero créeme, el se molestaría mucho de no verme”.
“Dije que te fueras”, el guardia se preparó para atacar levantado sus fuertes brazos, Icy sacó una picana eléctrica que tenía preparada y le dio un fuerte shock en el pecho, tirándolo contra la puerta, que igual no se abrió.
“Uf, eso estuvo cerca”.
“Tal parece que ahora tendré que preocuparme más”, Icy se dio vuelta solo para ver como el hombre se levantaba y sin que pudiera esquivarlo, lo agarraba con sus enormes brazos, “me hiciste molestar mucho con eso”.
Icy intentaba soportar el forcejeo, pero su enemigo era muy fuerte, y sus huesos estaban a punto de quebrarse, entonces notó un leve brillo donde su arma había tocado al sujeto, y ya sabía qué hacer. Del fondo de uno de sus bolsillos sacó un pequeño magnetizador eléctrico, y simplemente lo prendió, al instante, el forcejeo se detuvo.
Luego del terrible esfuerzo para abrir esos gigantescos brazos, Icy tiró el cuerpo de su enemigo al suelo, en la parte en que la picana le había tocado, se veía una plancha metálica imitando musculo. Sea lo que fuera, era tecnología muy avanzada, sin embargo, sus mecanismos internos seguramente se habían roto por el efecto magnético al acercar el magnetizador. Sea quien sea el que financiaba todo esto, era alguien muy capaz, el diseño robótico era excelente, tal vez no fuera lo suficientemente avanzado como para desarrollar demasiadas funciones, pero su ensamblaje era perfecto. Lo curioso, es que le recordaba mucho a algo que había investigado recientemente.
Fue entonces cuando se dio cuenta de que estaba perdiendo horriblemente el tiempo, con una ganzúa abrió fácilmente la puerta, para su suerte, no había nadie en el pasillo al que daba, y se dirigió por varios caminos hasta llegar al final.
El lugar no dejaba de ser un galpón simple y llano, los distintos hombres y mujeres que Icy había visto entrar, permanecían parados. En un improvisado estrado se encontraba un hombre muy curioso, que se encargaba de mencionar las atribuciones de los extraños instrumentos subastados, guardados en cajas a su lado. Nada parecía respetar una lógica, cualquiera hubiera esperado armas, pero en vez de eso había extraños objetos, algunos sin ninguna utilidad aparente. Aunque muchos rostros del lugar eran fáciles de reconocer como Black Dragons que aun seguían libres, la mayoría eran desconocidos, y no se les podría adjudicar nada por estar actuando en algo como esto. Los Special Forces no se movilizarían hasta que Icy diera la señal, así que bien se podía quedar años esperando.
Para no generar sospechas, en varias oportunidades ofertó, e incluso llegó a quedarse con algunos de los elementos, como el dinero iba a ser cambiado por los bienes al terminar la subasta, no habría problema, a no ser que no hubiera nada ilegal. De todas formas, varios de los que se encontraban, ni se preocupaban por los extraños objetos, parecían suponer que había algo más grande, casualmente se trataba de la mayoría de los desconocidos.
Llegó un punto en que las cosas subieron un poco, y Icy decidió largar la señal lo más rápidamente posible, los comunicadores conectados a sus oídos le permitían recibir que su mensaje había sido escuchado, pero no hablar, por lo cual si no le daban indicaciones, no tendría la menor idea de cuánto tardarían en llegar. Los últimos diez objetos habían llamado su atención, ya que no se trataba de meros vehículos u obras de arte, ni siquiera de armas comunes. Eran cosas realmente desorbitantes, sistemas oculares de rayos laser, bombas explosivas que impregnaban el suelo de minas de tierra luego de explotar. Todo a un precio muchísimo más elevado que el de lo anterior, que aumentaba considerablemente por las múltiples ofertas. El antepenúltimo objeto ya no tenía el mas mínimo sentido, una armadura de batalla perfectamente equipada, poderosa y destructora, basada en un diseño robado de la base de los Special Forces, un diseño en el que Icy estaba trabajando desde hacía meses, era imposible no reconocerlo, ya que los brazos eran una versión extremadamente potenciada de los de Jax, pero estos aun no habían sido perfeccionados a tan alta escala, ¿de donde habían sacado eso?
“Bien, nuestro penúltimo objeto sorprenderá a muchos por su simpleza”, dijo el hombre del estrado luego de que el anterior objeto cayera en poder de un hombre calvo al que Icy no había visto jamás, y que había adquirido muchas de las armas, “pero sabrán que justamente he decidido guardarlo para este momento, para probarlo antes del gran final, no queremos correr riesgos”, Icy comenzó a retroceder, pero no podría llegar a tiempo a la puerta, y no había recibido noticias de sus compañeros, “un aumentador de ondas de radio”.
El hombre lo activó al instante, e Icy cayó al suelo quitándose los comunicadores, que le produjeron una fuerte interferencia, causando que sus oídos sangraran levemente.
“Maldición”, dijo cuando vio que todos los que estaban allí, sacaban armas y lo apuntaban con ellas.
“No dejen que escape” gritó el del estrado.
Unos segundos después, las puertas explotaron, y los Special Forces ingresaron con Jax a la cabeza, pero lo que encontraron fue demasiado sorprendente.
Aunque a la mayoría de sus subordinados les caía mal, todos asistieron a la ceremonia en honor a Marx, retirado luego de años de servicio a los Estados Unidos, su reemplazo ya había sido elegido, aunque muchos no esperaban un resultado así.
La oficina estaba prácticamente a oscuras, solo un pequeño rayo de luz proveniente del sol, a punto de desaparecer en el horizonte, la iluminaba.
Una mujer ingresó y prendió la luz, viendo a un hombre en el medio de la habitación.
“Sonya”, dijo este.
“Icy, me dijeron que ya habías salido del hospital, ¿cómo te sientes?”.
“Bien, los audífonos funcionan de maravilla”, dijo, señalando unos aparatos bastante pequeños detrás de sus orejas, “aunque me gustaría ver si podría diseñar unos internos, por si alguna vez quiero pelarme”.
“No quedan tan feos…, debo decir que fue una gran idea la tuya, pero corriste un gran riesgo, casi mueres”.
Icy recordó, unas pocas balas llegaron a dispararse, el Kevlar frenó las que podrían haber sido mortales, y entonces lo hizo, aumento al máximo su comunicador, intentando aunque sea un poco taparse los oídos.
El amplificador seguía funcionando, y el resultado de los dos combinados fue extremo. Cuando Jax y sus hombres llegaron, encontraron a un montón de personas aturdidas en el suelo, incluyendo al propio Icy, que estaba muy herido, la información que había obtenido gracias a unas cámaras colocadas en varias partes de su saco, serian suficientes para encerrar a la mayoría de los que estaban allí por compra, o intento de compra, de armas ilegales.
“Supongo que simplemente me gusta darlo todo”, dijo Icy finalmente, aun le dolían las costillas luego de los disparos recibidos, “aunque siento que no todo fuera perfecto”.
“¿De qué hablas?, has metido a prisión a gran cantidad de criminales, incluyendo a todos los Black Dragons activos que seguían libres, a excepción de Jarek, obviamente, pero eso es un caso aparte. Además de obtener miles de armas y el diseño de armadura que alguien nos robó”.
“Si, pero por lo que me dijeron hubo algunas cosas que no se encontraron, incluyendo el objeto principal de subasta, algunas armas que desaparecieron, y como el que organizaba todo se suicido antes de que Jax y los demás llegaran, no han podido saber quien fue el causante de todo”.
“Creemos que pudo ser tecnología obtenida del Doctor Malcolm, recuerda que sigue desaparecido, y aunque no estamos seguros de esto, puede que solo haya sido un farol lo del premio mayor, para atraer aun mas a los compradores”.
“No lo sé, me generó muchas dudas, no había ninguna otra caja a la vista”.
“Ya está, alégrate de que todo saliera bien y de que puedas seguir viviendo, eso es lo más importante…, yo también me deje llevar una vez por mis errores, pero tarde o temprano comprendí que era un error, ahora tal vez tenga un trabajo mediocre, pero es mucho mejor que nada”.
Sonya salió de la habitación, Icy se quedó pensando en el sujeto calvo, aunque claramente se había quedado sin la armadura, era el único que no había sido capturado, y su rostro no figuraba en ninguna base de datos, seguramente fuera alguien con una máscara, ¿pero quién?, “que diablos”, dijo finalmente, y empezó a correr hacia Sonya.
“Wo, ¿qué pasa?”, dijo esta al verla de nuevo.
“Nada, tengo que decirte algo”.
“¿Trabajo o personal?”.
“Se podría decir que un poco de los dos”.
La puerta se cerró lentamente mientras ellos se marchaban, la puerta que daba a la oficina de Icy, el nuevo director general de los Special Forces.

FIN.

Pocos guerreros han llegado tan lejos como él, pocos lo podrán superar algún día, el es una fuerza de la naturaleza, un poder mas allá de lo imaginado, el es…, JONNY CAGE.

Las aventuras de Jonny Cage capitulo 3: “Adiós”.

“Sabes, Jonny, muchas veces me pongo a pensar en la existencia. Nosotros existimos, eso lo sé, pero no siempre parece que hubiera un destino establecido, ya que muchos no llegan a cumplirlo, o no encuentran su rumbo, y caen en la desolación. Lo vimos muchas veces, ¿recuerdas?, tanta gente que no tiene para comer, o un techo que le permita vivir sin temor a que una simple tormenta acabe con su vida, pero por más poderosos que fuéramos no podíamos hacer nada. Y ese es el verdadero enemigo, porque no es alguien a quien podríamos golpear, o encerrar, o destruir. Es algo más allá de cualquiera de nosotros. ¿Cómo es que puedo tomar el lugar para el que estoy designado si no puedo con algo como esto? Eso es lo que no puedo entender, no puedo entender mi lugar. Se suponía que mi destino siempre estuvo claro, pero no lo está, soy un campeón de un mundo que no lo conoce, un mundo que sufre males que su guardián no puede frenar ni con todas sus fuerzas, un mundo podrido por sí mismo, un lugar donde pocos Dioses colocarían su confianza, ya que no hay demasiadas cosas que puedan ser protegidas. Pero tú siempre creíste en la esperanza, siempre confiaste, siempre quisiste. Tú eras el verdadero campeón, no yo. Las cosas nunca debieron darse como se dieron, debía estar allí por ti. Ha pasado un año ya, y aun así, sigo sin sentir que las cosas puedan seguir, necesito un rumbo, que alguien me diga mi destino, pero el único que podía hacerlo. Ese eras tú, Jonny, eras el más puro, y por eso este mundo te tomó muy pronto”.
Liu Kang mira de nuevo la tumba de su amigo y compañero, solo un recuerdo simbólico, ya que su cuerpo nunca fue encontrado. Todos los meses vuelve a este lugar, y siempre se marcha. Jax y Sonya llegan luego, pero nunca llegan a verlo. Ese es el castigo al que el campeón se somete, el castigo de no poder sentir, salvo durante esos minutos, en los cuales, desearía que él estuviera vivo, y que la bestia en su interior no despertase de nuevo.

FIN.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 371
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Vie, 18 Nov 2011, 04:45

Muy buena forma de concluir :D, ya desde aquí como que parece se empezaba a "cocinar" algo de lo que es la siguiente temporada.
Lo de Johnny del final fue muy emotivo, si se extrañó a Johnny en toda su ausencia T.T. Como me gustaron estos fics, muy interesantes y con buena historia!!!.
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Scorpion_ShaoKahn
Fuerzas de la Oscuridad
Fuerzas de la Oscuridad
Mensajes: 125
Registrado: Sab, 21 Jun 2008, 09:01

Re: Batalla de los 6 reinos tercera temporada completa

Mensaje por Scorpion_ShaoKahn » Mar, 28 Abr 2015, 19:42

Bueno, debo decir que me tarde casi 3 meses en leer toda esta 3era temporada junto con ''los otros'', ya que por falta de tiempo deje de leer muchos dias y hasta ahorita he leido completamente la Temporada, la narración es exelente como siempre y me ayudaste a entender muchas cosas que aun no me quedaban del todo claras.


1.- La muerte de Johnny Cage fue épica y dolorosa, se sintió la ausencia del personaje, ahora nadie hacia bromas.

2.- La pelea de Rain, Ermac y Scorpion VS Nightwolf, Jax y Kabal estuvo muy buena, claro que los ninjas eran superiores.

3.- Kung Lao se la rifó como los grandes pero lástima que no iguale el poder de Liu, el cual pudo triunfar gracias a Nightwolf quien le enseñó a despertar su lado animal.

4.- Me salte 1 o 2 capítulos de ''los otros'' para terminar antes ya que no me llamaba tanto la atención leer sobre Stryker, Ozymandias y el Travesti, pero pude entender muy bien la historia aun asi.

5.- El final de Kano en esta temporada nose como tomarlo, quizá me hubiera gustado leer una pelea tan detallada en lugar de que acabara muriendo por el propio poder que Kahn le dio, pero bueno, si asi es la historia que le vamos a hacer.

6.- La verdad sobre Mileena y Kitana estuvo muy pasional, pobre Mileena.

7.- Muy buena intro para la 4ta temporada, estoy anscioso por ver a Shinnok y a su chavo Quan Chi en acción.

8.- Te felicito Error Macros por tener una visión tan amplia sobre la historia de Mortal Kombat y sobretodo que hayas logrado darle ''vida'' o ''emoción'' a la historia, narrando como si se tratase de un guión de película, lograste lo que muchos(me incluyo) que hemos querido narrar la historia no hemos logrado conseguir. He leido mas de 5 veces la historia de MK contada por diferentes personas(incluso yo a los 16 intenté narrarla) pero tu estilo es el mejor.
Come Over Here!!!

Responder