MKC: El Lado Oscuro de los Reinos [Fic Interactivo]

Aquí podrás leer las creaciones literarias de los fans más alocadas y graciosas
Responder
Avatar de Usuario
Phyro
Fuerzas de la Luz
Fuerzas de la Luz
Mensajes: 45
Registrado: Sab, 10 Dic 2011, 03:19
Ubicación: Earthrealm

MKC: El Lado Oscuro de los Reinos [Fic Interactivo]

Mensaje por Phyro » Dom, 26 Jun 2016, 04:35

“...Luchar contra el destino, es como la espiga del trigo que se enfrenta a la hoz... Sea cual sea la ruta que tomemos, este nos enfrentara y si no tomamos la decisión correcta, perderemos más de lo que nosotros queramos....”
Desierto de Gobi, Dark Earthrealm

Dos figuras caminan entre la brutal tormenta de arena que azotaba el desolado desierto del Asia. Bajo la oscuridad de la noche, caminaban sin temor alguno. Un Hombre alto, de cabello negro y de piel pálida ennegrecida por tatuajes de aspecto tribal que cubrían su cuerpo vestido con solo pantalones negros rasgados, botas cubiertas por metales oxidados que aparentaban ser puntas filosas y cubriéndose solo con una capucha negra. A su lado, una mujer de cabellera larga y sedosa, de rasgos perfectos pero que emanaba una siniestra aura, con aire de superioridad, vestida de una larga túnica negra que ocultaba una armadura roja carmesí. Ambos caminaron hasta llegar a un punto muerto.

—¿Es aquí el lugar donde sentiste los cambios en los flujos energéticos?— dijo uno de ellos.

—Es aquí en donde lo vi Zhero, tan claro como tú puedes ver tu mano ahora.—

—¿Necesitaras de mucho tiempo para traer a los individuos necesarios?—

—Define tiempo— replico ella con calma —Trajiste lo que te pedi, ¿no es asi?—

—Todo lo que pediste.— dice sacándose un morral del hombro para entregárselo. Eran pedazos de cristal negro que no reflejaban nada

—Bien…— esbozaba una sonrisa—dijo sonriendo

—No creeras que traje esa bolsa de paseo, Cariño.— le dice mirando al cielo.—Una cosa más que pedirte. Deja caer unos
cuantos...digamos...Cerca de la provincia de Honan. Los Insurgentes están teniendo una gran batalla. Probablemente el niñato del Vejete este peleando ahi.—

—Lo estoy viendo en este instante y tienes razón.— dijo ella sonriéndole —Después de todo, el tonto está desesperado, sabes? está buscando formas de ganar la batalla...—

—Sera bueno si el niño se los lleva, así podría convencerlo y finalmente sacarlo de esa madriguera. El anciano dejara de ser un maldito ermitaño.— se agachaba y tomaba un poco de la arena para removerla en su mano. —Las cosas han estado bastante aburridas sin el en el campo de batalla...Procuremos preparar un buen espectáculo para nuestros nuevos invitados. Una vez
terminemos aqui, iremos a visitar a nuestro viejo amigo Raiden.—

—Entonces presta atención pequeño— dijo mirando a lo que tenía en frente, eran columnas del mismo material negro que parecía tener algo ahí dentro. —Tienes alguna idea de cómo funciona el mundo través del mundo?....o multiverso como lo llaman ustedes—

—Cada universo es un espejo...— le responde.

—Tal como lo dices.— dijo ella sacando uno frene así reflejándolo —Detrás de él, hay otro mundo que será diferente por el puro azar del destino— Ahí Zhero lo vio, el llamado "mundo de la luz" —Pero incluso en un mundo existen muchos de ellos, como las grietas de un espejo—

—Y precisamente eso quiero que hagas.— dice sintiéndose interesado. —Una alteración grande—

—Las alteraciones ya existen querido, incluso en este momento, yo lo veo todo— dijo y Zhero noto que el reflejo de Vladis lo miraba el —No podemos hacer una alteración tan drástica, eso causa...malas repercusiones, de modo que traeré gente de mundos eco, es decir universos con variaciones del que buscamos—

—Eres una aburrida, lo sabes?.— le dice Zhero pero despues se cruza de brazos

—Y tu un niño impaciente— replico -aprende bien lo que te digo, o quizás el viejo aceptaría mas gratamente mi ayuda, ¿no lo crees?

—¿Crees que el abuelo te aceptaría?. Por dios, Vladis, Ten algo de consideración. Estas usando el cadáver de su amante.—

— Es un hombre desesperado y ya sabes lo que dicen de ellos…tu deberías saberlo mejor que nadie — luego volvió su atención —estas personas vienen de reflejos del universo de la luz, desviaciones por pequeñas acciones realizadas en el universo anterior, aun no logran alcanzar su destino de modo que traerlos no crearía el efecto indeseado…De modo que si creamos una pequeña brecha de este modo.....— dijo Vladis, cortando uno de sus dedos, y de su sangre genero quiebres en los reflejos

--Se abrirá la brecha para traerlos aqui...— dice esbozando una sonrisa —¿Cómo reaccionaran cuando vean este mundo al revés...—

—Y eso no es lo más emocionante— dijo riendo —Estoy agarrando muchos universos a la vez, a medida que ellos se queden aquí.—

—…De eso estoy hablando…—

Poco a poco un hilo de sangre comenzó a caer de la palma de Vladis, bajando por la superficie del espejo hacia la arena....hacia las columnas de vidrio negro

—Ahora...tu espectáculo— dijo ella mientras Zhero veía imágenes en las grietas de diferentes sujetos. Las nuevas piezas en el juego de guerra…El hombre de las pupilas blancas sonreía de una manera macabra.

—...El Juego ha cambiado… Caos…Buenas Noticias…—

"Todo universo, tiene su contraparte. Si en una parte es vida, su contraparte es muerte. La Felicidad, es tristeza. La Vida, es muerte y La Luz, es Oscuridad. Este universo, es la contraparte de todo. El Darkrealm. El universo del caos. El Universo Oscuro. En donde hay Guerras interminables, conflictos con desenlaces fatales y desastrosos. Esa fue mi juventud. Por cada victoria que se obtenía, le vienen 3 derrotas. Los Jóvenes morían. Los viejos perduraban. Los Malos vencían. Los buenos perdían. Y todo rastro de cordura se perdía con el tiempo. Solo los más fuertes de corazón se mantenían firmes en sus convicciones. El resto, optaba por los caminos más fáciles. Unirse a las facciones caóticas, o la muerte, ya fuera por la mano de sus rivales o por sus mismas.Las constantes guerras que se desataban en lo que eran “ideas” de reinos eran casi tan eternas como la vida de los dioses. Lo peor de todo eran las Caídas de muchos amigos, padres, hermanos. Un infierno constante…

Mi nombre, era Hûo Yùzhào y era uno de los pocos “buenos” que quedaba en ese infierno. Fui alguna vez un monje de la orden Yuansu, quienes protegían el bien y trataban de reestablecer el balance de los mundos. Fui alguna vez el discípulo de un buen hombre que se ha perdido en la tristeza y en la amargura. El Tsu’Yagin. El Guerrero elemental. El Ultimo Gran Maestro de la Orden Yuansu…El Farol de luz dentro de un mundo oscuro…Un Padre…Un Amigo…Un Mentor. Ahora yace en el olvido, y fue por las manos de un desquiciado enfermo y psicótico asesino que gustaba ver arder el mundo y ver como se consumía la esperanza y la fe de los buenos. Una vez que mi hogar había sido destruido, me uní a la Alianza Insurgente. El ultimo bastión de las fuerzas del bien que luchaba contra el caos… Vivía al borde del precipicio entre la vida y la muerte. Cada misión era hacer o morir. Pensaba que mi destino terminaría en alguna misión fallida, pero no fue así… Mi destino marcaba algo mucho mayor… algo que involucraría a todos los universos de la existencia… pero lo mas importante… algo, que cambiaría el destino de todo…Esta es mi historia y la de los que fueron alguna vez mis compañeros…la travesía que ha marcado mi destino para siempre… La Historia del Lado Oscuro de los Reinos.”

---------------------------------------------------------------------------------------------------------
Este es un Remake del Fic Interactivo realizado dos años atras en Alt Fan Fiction, que se hara ahora en un formato colaborativo tanto en Facebook como aqui en el uso del Foro. Las Reglas son las siguientes.
1. No se permitirá a los participantes del rol escapar o viajar alguna dimensión espacio fuera del universo de este rol. El transcurso de la historia es en este universo y nada mas.
2. Se limitarán los poderes muy destructivos, propiedades curativas o magicas exageradas o habilidades que le confieran al personaje cierto grado de invulnerabilidad. La idea es tener equidad y balance con los demas personajes.
3. Cualquier acción que requiera involucrar cualquier cambio o evento significativo para algún personaje externo debe ser consultado al creador del rol (Groovenstein)
5. Si por alguna eventualidad el usuario quiere dejar el rol se dejará constancia del abandono además de la disposición de su personaje a un tercero o su eliminación del rol según lo que el usuario describa.
6. Cada usuario podrá manipular a minimo 2 personajes fijos de su propiedad y Maximo 4. Es importante que se distinga al menos un protagonista principal y un antagonista o rival. Esos personajes no serán expuestos a manipulaciones por terceros. cada participante deberá postear en este grupo a sus personajes con los siguientes datos:
SOBRE EL FORMATO.
1. Los participantes tendran que elegir un reino por el cual daran inicio a su aventura. En esta ocasion se podra elegir entre el Earthrealm y el Outworld.
2. El Rol involucrara dos tipos. Uno en vivo y otro por individual. Los roles en vivo se realizaran en dias especiales en donde todos los participantes o el mayor numero posible este conectado y se realizara via Facebook. El rol compilado sea posteado como un capitulo o fragmentado para que sea posteado por otro participante, o como se ponga de acuerdo. Se dara enfasis en estas escenas que involucren combates extensos o escenas donde esten presentes 3 o mas participantes.
3. En relacion a las escenas anexas, cada participante que desee puede hacerlo de forma individual, solo involucrando su personaje, o si lo desea, solicitando la ayuda de un tercero, si este involucra un personaje de otro participante.
4. En relacion a la manipulacion de personajes no jugables o NPC, deberan ser consultados al administrador del fic
Última edición por Phyro el Dom, 26 Jun 2016, 04:43, editado 1 vez en total.
Imagen
"That I am stricken and can't let you go"

Avatar de Usuario
Phyro
Fuerzas de la Luz
Fuerzas de la Luz
Mensajes: 45
Registrado: Sab, 10 Dic 2011, 03:19
Ubicación: Earthrealm

Re: Mortal Kombat: El Lado Oscuro de los Reinos

Mensaje por Phyro » Dom, 26 Jun 2016, 04:38

Usuarios Inscritos
-Phyro
► Show Spoiler
-Error Macross
► Show Spoiler
-JDMN
► Show Spoiler
-Icy
► Show Spoiler
-Subzeroellinkuei
► Show Spoiler
-Repzero
► Show Spoiler
-chino_mkm
► Show Spoiler
Imagen
"That I am stricken and can't let you go"

Avatar de Usuario
Phyro
Fuerzas de la Luz
Fuerzas de la Luz
Mensajes: 45
Registrado: Sab, 10 Dic 2011, 03:19
Ubicación: Earthrealm

Re: Mortal Kombat: El Lado Oscuro de los Reinos

Mensaje por Phyro » Dom, 26 Jun 2016, 04:41

-axel
► Show Spoiler
-Viseryon
► Show Spoiler
--Abaddon el Saqueador
► Show Spoiler
-Icy
► Show Spoiler
Última edición por Phyro el Sab, 02 Jul 2016, 02:21, editado 2 veces en total.
Imagen
"That I am stricken and can't let you go"

Avatar de Usuario
Sub-zero el lin-kuei
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 133
Registrado: Sab, 08 Mar 2008, 04:30
Ubicación: Que se yo... estoy re duro

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos [Fic Interactivo]

Mensaje por Sub-zero el lin-kuei » Dom, 26 Jun 2016, 23:19

Rorn recorría los pasajes del túmulo subterráneo. Se encontraba en un páramo olvidado por el Orden en Earthrealm, reino al que casi nunca había ido antes. Sin embargo esta era una oportunidad única: una pista que le había llegado a la Guardia del Seido había conseguido seguir el rastro del Culto del Kraken Negro hasta ese lugar, muy al norte en la Tierra.

Había sido difícil, y había tenido que matar bastantes guardias, pero, por fin, el Campeón Dorado logró infiltrarse en la tumba donde los sectarios se estaban refugiando. Dentro quedó asombrado: la estructura interna del túmulo era gigantesca, mucho más de lo que uno podría adivinar desde afuera, con un laberinto de túneles que desembocaban en cámaras gigantescas, llenas de ofrendas a los muertos y viviendas improvisadas con tiendas y telas donde encontró más enemigos, escondiéndose entre los cadáveres congelados hace milenos.

Poco a poco, a menudo que se internaba más en la fría y húmeda tierra, empezó a oír cánticos aterradores, en una lengua que él no entendía. Eran muchas voces que murmuraban, como una sola, alguna clase de ritual, el cual, al retumbar en las paredes, hacía eco por todos lados del pasillo en el cual se encontraba.

Finalmente, tras un gran arco de piedra, pudo presenciar claramente la ceremonia que los cultistas llevaban a cabo. Era un gran salón circular lleno de hombres con ropajes ceremoniales negros, y, en centro, parado y leyendo un grimorio rojo, se encontraba Dahl, quien antes había sido su mejor amigo. Reconocía su voz, que se alzaba por encima de todas las demás, a pesar de que todo su cuerpo estaba cubierto, ya sea por la tela, los guantes de cuero, o la máscara de pulpo que llevaba a todos lados, escondiendo sus laceraciones y mutilaciones.

Escondido, decidió encontrar un lugar para observar y esperar a que todo terminase. En cuanto todos los sectarios se dispersasen, él seguiría a Dahl Nur e intentaría acabar con él de una vez por todas. Sin embargo, en ese momento, una energía oscura empezó a llenar la sala, y el techo de la tumba comenzó a temblar. Sin saber si avanzar hacia los cultistas, los cuales empezaron a recitar sus cánticos de forma más frenética, o si retroceder y arriesgarse a perderlos para siempre, Rorn observó cómo unos tentáculos de oscuridad empezaban a salir desde los pies de Dahl, para empezar a engullir todo lo que se encontraba a su alrededor. El Kraken Negro, mientras tanto, sacó lo que parecía ser una estatuilla tallada, y, dejando el libro en un altar adelante suyo, la levantó sobre su cabeza, prosiguiendo con la ceremonia.

Esa escena continuó por un par de segundos que parecieron horas para Rorn, y de la nada, se escuchó un ruido sordo que indicaba que el ídolo había caído al piso, y se dio cuenta de que todos los cultistas habían desaparecido en su lugar. Incluso los tentáculos de oscuridad, que hacía solo un momento estaban cambiando de forma, bailando y agarrando todo lo que tenían a su alrededor, hombres y mujeres incluidos, ya no estaban. Pero el techo seguía retumbando. Decidido a escapar, el Campeón Dorado empezó a retroceder, pero entonces el arco por el cual había venido se derrumbó sobre su propio peso, tapando por completo la salida al pasillo, mientras que cascotes empezaban a caer del techo. Apresurado, Rorn empezó a caminar hacia alguna otra entrada. Ahí vio, justo al otro lado de la sala, una puerta que, tapada por los cultistas, antes no había llegado a percibir.

Apresurado, cruzó la habitación por el centro para acortar camino. En el camino, agarró el ídolo que Dahl había dejado atrás, tirado junto al altar, y el libro, esperando que le diese una pista de qué había pasado. Sin embargo, cuando Rorn agarró la estatuilla, luego del grimorio, sintió una punzada de dolor en la mano, que se extendió por todo el cuerpo rápidamente y lo paralizó, impidiéndole soltar el ídolo. Todo eso duró tan solo un minuto, durante el cual pensó que moriría. Sin embargo, se sorprendió al descubrir que el techo de la cueva ya no retumbaba, y cuando pudo moverse, notó que toda señal de derrumbe había desaparecido.

Mientras tanto, a muchos kilómetros de distancia, un montón de cultistas despertaban. El Kraken Negro observó sus alrededores. Algo había salido mal. No habían visto la puerta. ¿Por qué? Las visiones le habían llevado al túmulo, donde encontró el grimorio, pero no los había llevado al otro lado, sino… donde quiera que estuviesen en ese momento. Miró a su alrededor: una llanura verde. ¿Seguían en el Earthrealm? ¿Por qué no habían salido del reino? O quizá estaban en Edenia, Orderrealm, o tal vez incluso el Outworld. Rápidamente, tomó a sus confundidos seguidores y los calmó, empezando con la reorganización.
Sin saberlo, el ritual del Kraken Negro había funcionado, de alguna manera. Habían roto el velo más allá de la creación de los Elder Gods, como el culto se lo propuso, pero no lo suficiente. En lugar de ir a parar más allá de la realidad, donde las voces lo esperaban, Dahl había conducido a sus cultistas, y, por error, al Campeón Dorado, al Earthrealm del Reino Oscuro.
Imagen


Podría ser peor... podría ser yo.

Avatar de Usuario
jdmn
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 848
Registrado: Jue, 02 Oct 2008, 22:51
Ubicación: En los Bosques del Earthrealm

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos [Fic Interactivo]

Mensaje por jdmn » Lun, 27 Jun 2016, 02:50

-Estoy en la ultimas zonas de la mision, pronto sabre que ocurre con los aliados desaparecidos- Se decia a si mismo, la joven guerrera camuflandose entre el paisaje, esperando a ver algun enemigo o razon de las desapareciones, pero solo veia aun un bosque frondoso y una cueva cuvierta de vegetacion, debajo de la colina donde ella estaba localizada.

Bajando deslizandose en la colina, y entra rapidamente, pero pronto oye unos pasos y ella se decide esconder, tomo vista en una pequeña grieta, donde noto como estaba unos de sus lideres, Gran Aguila muerto, con multiples cortadas en el pecho, como de una Katana, ella tomo para esconderse detras de su antiguo aliado.

-Jijiji, este portal se ha abierto otra vez, lamento no haber conseguido alguna que otra arma que sepa usar, solo puras hachas, cuchillas y flechas, que es esto, donde quedaron las verdaderas armas....oh bueno.- Decia un hombre con una mascara de demonio, con 2 katanas en su mano, una armadura metalica negra, y una bolsa llenas de armas.-Al menos podre volver a donde de verdad conseguire el caos, espero que ese viejo aun tenga enemigos que matar.

Sonata se preparaba, no iba a dejar escapar a su enemigo que mato a varios aliados, pero no tenia aliados para ganar, con granada de humo en mano, se preparaba para atacar cuando lo vea necesario.

El guerrero se acerco al portal, y justo antes de entrar fue atacado por una granada de humo, paralizo sus piernas-Ahhh!- Gritaba la guerrera, que solo se notaba su sombra a traves del humo, la cual atizo con su daga clavandole en la espalda-

Jijiji, eso dolio!- Grito el espadachin, agarrando a la guerrera y empujandose ambos al portal.

Sonata cayo en el suelo, estaba en la misma cueva, su espalda le dolia, y su enemigo cayo en el portal.

-Demonios, le falle en esta a mi clan, no me decepciones Serena, tu tienes que ser la nueva guerrera del clan...aarghh!- Decia enraviada pisoteando todo.

Salio aun sigilosamente del lugar, pero noto todo el bosque diferente, estaba mucho mas muerto, la vegetacion mas podrida, como si hubiera una gran matanza alli, serana estaba soprendida, como si hubiera pasado mucho tiempo en la cueva, salio de alli y fue a buscar refugio en donde deberia estar su clan, para reportar lo que ha pasado.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Conque...los reveldes eh, sali de mi guarido por todo esto... En un mundo tan caotico como este...no puedo creer que aun haya oposicion alguna, tantas aldeas, tanta gente que ha perdido la esperanza, este mundo se basa en servir o morir, pero hay gente que aun no acepta esto...deberia buscarlos...-Decia un hechizero parado en medio de un antiguo campo de batalla donde solo quedaban restos podridos de soldados, y este con su cetro absorbia la poca energia que quedaba de alli.

Solo debo buscar donde haya caos, y me conseguire con esta rebelion..."Donde hay Humo hay fuego..dice el dicho"...-Salia del lugar, el hechizero
Jamones de Mar Natural a mi!

Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1663
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos [Fic Interactivo]

Mensaje por Error Macross » Vie, 01 Jul 2016, 05:17

Nupao se desperezó al salir de su carpa, y se alegró de ver un hermoso día, con el sol radiante, y unos pájaros que cantaban una bella melodía.

Luego de darse un baño en el río, se colocó y alisó su túnica, y se preparó para salir a dar un paseo, recoger algo de fruta, y tal vez cazar alguna presa, hacia bastantes días que no comía carne. Recorriendo los arboles fue que se sorprendió de escuchar unas risas, no era común en ese sector del bosque. Saltando entre los árboles, vio a dos niños jugando con espadas de madera. Sonrió, no le gustaban esos juegos bélicos, pero ver a chicos jugando en vez de haciendo algo que no correspondía a su edad no era tan común en el reino, y lo alegraba.

Con un rápido movimiento bajó de entre los árboles. Los niños se sorprendieron, y se lo quedaron viendo.

“Buen día, bravos guerreros, ¿Qué gesta heroica los ha traído a este bosque?”.

Ambos chicos no sabían bien que decir, uno de ellos tragó saliva, Nupao se rascó la cabeza.

“Lo siento si los he asustado, niños, solo quería sumarme a sus juegos”.

“No son juegos”, dijo el que se veía menos asustado, que parecía de mayor edad, “estamos entrenando”.

“Ya veo”, Nupao sonrió, puede ser que no lo vieran como un juego, pero antes se estaban divirtiendo, “no los molestare mas”.

Cuando se preparaba para alejarse, escuchó unos gritos, y al darse vuelta vio a un campesino con arco y flecha que salía de entre los árboles y se ponía por delante de los niños.

“No toques a mis hijos, sucio bastardo”.

“Discúlpeme, me estaba retirando”.

El sujeto se estaba enfureciendo, “no me mientas. Los tuyos solo quieren meter esa basura liberal en las cabezas de los demás, no entiendo porque las autoridades aun no se han deshecho de ustedes”.

“Papá, realmente se estaba yendo, solo nos vio entrenando”, intentó hablar el mas chiquito de los niños.

“Cállate, ya les dije que se alejaran de sujetos como este”, luego se dirigió a Nupao, “espiar a unos niños, eres un maldito perverso”.

“No tengo por qué seguir explicándome, señor, ya me ha quedado bastante claro que nada de lo que yo diga le hará cambiar su actitud”.

El sujeto solo refunfuña y se aleja llevándose a los dos niños, el más pequeño se queda observando a Nupao con ojos tristes. El monje sonríe, tal vez ese niño comprenda algún día lo que realmente acababa de pasar.

Nupao decidió serenarse, y volver al río para tomar un poco de agua. Ni bien se refrescó, una extraña sensación lo atrajo, algo que nunca había sentido antes. Avanzó con paso cauteloso. Finalmente entre las malezas vio una estructura extraña, un gran disco violeta que giraba intensamente, como si el viento tuviera color y formara un tornado horizontal. Sabía lo que era, le habían contado de esas cosas, era un portal, una puerta hacia un lugar distinto. Sabía que la presencia de algo como eso indicaba peligro, un peligro grande y posiblemente letal. Pero tambien sabía que debía confiar en su intuición, como sus compañeros siempre le habían dicho. Sentía a la lejanía sus esencias, hombres y mujeres que lo habían acompañado en algún momento de su larga vida. Y sabía que todos le dirían lo mismo, que salte. Y el saltó.




Comienza la música: https://www.youtube.com/watch?v=A3yCcXgbKrE

Cero tarareaba mientras agarraba y revisaba algunos instrumentos en su laboratorio, tenia puesto un guardapolvo repleto de manchas rojas, guantes, el de su mano izquierda negro, el de la derecha un típico guante de médico, y revisaba entre una bandeja de instrumentos buscando algo. Después de toquetear varias veces los mismos elementos agrietados y oxidados, se mueve hacia un armario, y lo abre. Varios cadáveres de animales cuelgan, algunos con elementos metálicos incrustados de diferentes formas y las tripas sacadas para afuera. Cero se rasca la cabeza, entonces levanta las manos con alegría, cierra el armario, y se dirige hacia un escritorio moviendo con alegría, abre uno de los cajones, agarra un cráneo de adentro y lo arroja lejos escuchándose un ruido de vidrios rotos, y toma un extraño y afilado torno.

“Perfecto”.

La música se detiene.

Cero se queda descolocado y toca varias veces su oreja izquierda, escuchándose unos leves sonidos similares a interferencia.

“Tendré que revisar eso más tarde”, entonces se dirige hacia una camilla de la que cuelga un brazo chorreando sangre, “disculpa la tardanza, pero esta todo bastante desordenado, y hay ciertos huesos del cuerpo que requieren instrumentos especiales para ser perforados sin dañarse más de la cuenta”, sonríe, esperando una respuesta, pero esta nunca llega, “ah, supongo que simplemente te has muerto”, medio entristecido arroja el torno lejos, se sienta sobre una vieja caja y suspira aburrido.

“Supongo que tendré que buscar otro candidato para probar si puedo inyectarle lava en las redes linfáticas”, tararea sin ganas su canción, hasta que un pitido lo saca de sus pensamientos, “no lo puedo creer, ¿ha llegado santa?”.

Se acerca hacia una maquina chispeante, que se encuentra en un rincón alejado de la habitación. Una pequeña luz titila con cada pitido. Cero se agacha y la abraza.

“Que singularmente novedoso, y yo que pensé que nunca pasaría de nuevo”.

Cero siempre quiso descubrir lo que había más allá de su realidad, mundos diferentes con nuevas posibilidades. Pero con el tiempo aprendió que solo la magia podría permitirle armar los caminos, y la magia y el tenían una relación bastante inestable, que había dado resultados bastante negativos (una pierna menos). Entonces se le ocurrió que si la ciencia no podía armar los caminos, al menos podría usarla para cruzarlos cuando alguien los hiciera. Y había sido un éxito, su máquina detectaba la apertura de portales, y le permitía a Cero colarse a través de ellos, así como mantenerlos abiertos el tiempo suficiente para que pudiera volver. Pero alguien no había estado de acuerdo. El sujeto se refirió a sí mismo como un Dios, y no se puso a investigar las cosas que Cero hacia, ni pareció importarle, simplemente era bastante claro: Los portales no debían ser algo en manos de cualquier mortal, y menos de alguien que ni siquiera los estaba haciendo el mismo. No podía desactivar la maquina, pero pudo hacer que no pudiera conectarse de nuevo con las redes mágicas. Pero ahora de nuevo había funcionado.

“Dime, muchacha, ¿Qué estas sintiendo?”, Cero acarició la maquina, toqueteando unos botones por debajo de una pantalla, la misma seguía con su intenso pitido, “ya veo, ya veo, esto es distinto, muy diferente, no es como las otras veces”, un largo papel comenzó a salir por una ranura, Cero lo fue leyendo a medida que lo iba sacando, “muy distinto, no es como las dimensiones que ese sujeto me dijo que no podía visitar, esto es como más lejano, pero a la vez está muy cerca, muy diferente, pero muy similar. Un camino que muy poca gente toma, por eso nunca se había abierto para mi tambien”, Cero vio un último detalle y comenzó a reír, “bueno, supongo que tendré que vestirme para la ocasión, que suerte que el traje ya salió de la lavandería”.

Al cabo de unos pocos minutos, Cero se encontraba con su vestimenta completa. Esta vez el portal en el que se iba a meter era distinto a los otros, no estaba seguro de que sus mecanismos le permitirían mantenerlo abierto y volver como había hecho las otras veces. Pero era lo mismo, esto era importante. No era un portal solo, eran muchos portales, todos de lugares muy diferentes confluyendo, no tenía acceso a todos ellos, algunos no tocaban su realidad ni cercanamente, pero los estaba sintiendo. Muchas cosas se estaban moviendo, y el quería saber porque no lo habían invitado a la fiesta tambien.

Al tocar un botón, la energía se fue condensando, no era un verdadero portal lo que se estaba formando, si los portales forman un túnel entre dos lugares, lo que el tenia ahí era una de las paredes del túnel, resquebrajándose para funcionar como una puerta adicional. Hasta ahora todas las personas que se había encontrado del otro lado habían sido muy interesantes, la mayoría se sorprendía de llegar a su destino con un acompañante indeseado.

Ninguna seguía viva.





“Come, es carne de Tarkata”, dijo Josephine con una sonrisa, mientras se servía una copa de vino muy oscuro.

El sujeto que estaba frente a ella rió nerviosamente, era casi calvo, bastante gordo, y vestía ropa fina para el promedio de los habitantes del Outworld, pero que eran unos harapos en comparación con lo que cualquier miembro del gobierno central usaba para irse a dormir, “es una broma, ¿verdad?”.

“¿Me crees una persona que hace bromas?”, Josephine lo miró seria, pero luego de unos segundos incómodos comenzó a reír, “tendrías que haber visto tu cara”.

El sujeto rió nerviosamente, “si, debo haber estado muy asustado”.

“Pero si es carne de Tarkata”.

De nuevo el silencio llenó la habitación, mientras Josephine seguía tomando.

“¿Habla usted en serio?”.

Josephine cortó y saboreó un bocado, “no es para cualquier paladar, es bastante dura y tiene un gusto salvaje. Pero me gusta que sea así”.

“¿Es legal?”.

“¿Qué no es legal aquí?”.

“Si, lo sé, tiene razón, señorita Angelus”.

“Bueno, dígame porque ha querido hacer este encuentro. Soy una persona muy solicitada, y aunque disfruto tener invitados, mi show debe continuar”.

“Si, su circo es muy famoso, y ha recorrido muchas ciudades y pueblos”.

“Es verdad, es todo un evento”, Josephine se limpió la boca con una servilleta con suma delicadeza, “mire, se quién es usted, y entiendo que quiere que su pueblo se divierta. Pero no puede pagar lo necesario para que hagamos nuestro espectáculo allí. No creo que siquiera pueda comprar un vino de la calidad de este que le estoy ofreciendo”.

“No, no es eso, es otra cosa”.

“Y le aseguro que si desea pasar una noche conmigo, no podría pagarla tampoco incluso si hubiera un precio”.

“No entiende…”.

“¿Sabe por que lo invité a cenar aquí conmigo?, ¿a degustar estos manjares que para una persona de su calaña están tan alejados?”.

“No…, no lo sé”.

“En primer lugar, no me gusta comer sola, y mis compañeros…, bueno, no tiendo a mezclarme con mis empleados, creo que es importante que sepan su lugar, de la misma forma que yo sé el mío”, Josephine jugueteó con la copa, “por otro lado, mi vida es muy aburrida, y hay veces que necesito un poco mas de emoción. Y cuando viene un sujeto como usted, gordo, calvo, nervioso, sin dinero. Se para que esta aquí”.

“¿Lo sabe?”.

“Dígame que fue, ¿su mujer?, ¿Un amigo?, ¿su hijo?”.

“Yo…, yo…”.

“Vamos, dígalo, no se lo guarde”.

“Fue mi hijo…”.

“¿Y cómo se llamaba?”.

“Blestang”.

“Creo recordar ese nombre…, ah, sí, un chico muy soñador, con una gran puntería y unas interesantes habilidades”.

“Usted le prometió cosas…, lo sumó a su grupo”.

“Si…, y al igual que muchos otros, me decepcionó”.

“No…, no puede decir simplemente eso. Lo que usted le hizo, no fue culpa suya. Usted es un monstruo”.

“Me han dicho mucho más por menos”.

“Él tenía sueños. Usted los pisoteó. No sé porque la siguió, pero pagara caro lo que le hizo”, el sujeto parece querer levantarse, pero en vez de eso se tambalea en su asiento.

“Lo que le hice es lo mismo que le estoy haciendo a usted. Se siente muy cansado, ¿no es verdad?”.

“Yo…”.

“Claro, con su hijo fui buena, solo lo llevé conmigo, y cuando ya su mente funcionaba bien, le dije que solo le dejaría volver con su familia si nos acompañaba un tiempo. Honestamente ya ni me acordaba de donde me lo había llevado, hasta que cerca de aquí intentó escapar hace unos meses, y bueno, usted sabe el resto, encontró su cuerpo”, el sujeto parece a punto de desmayarse, pero se esfuerza por seguir despierto, “con usted no seré misericordiosa, porque no creo que tenga nada que pueda ofrecerme. Además, creo que podríamos contarlo como que simplemente me estoy defendiendo, si es que tuviera que darle explicaciones a alguien, que sabemos que no es así”.

“No…, usted va a sufrir”, el sujeto, aun pese a su somnolencia, se rasga las vestiduras, y se puede ver un extraño símbolo que comienza a brillar debajo de su piel. Josephine se sobresalta al verlo.

“Si intentas hacer magia, debes saber que acá no funcionara, no eres el primero que lo hace, este lugar está protegido”.

“Esto no es magia común. En mi familia siempre hubo potencial para grandes cosas, como mi hijo supo lograrlo. Me tomó meses descubrir algo como esto, hurgando en el pasado, es algo que ni el glorioso Shang Tsung sabia de su existencia. He purgado mi cuerpo durante mucho tiempo, para poder llevar esta marca. La llevara a un lugar donde sufrirá para toda la eternidad por lo que le hizo a mi hijo”.

El destello se extiende cubriendo todo el lugar, y cuando se desvanece, Josephine ya no se encuentra allí, ni siquiera en la misma realidad. El sujeto sonríe, mientras una gran calma le llega.

“Vaya, no pensé que esto sería tan fácil, me pregunto porque alguien ocultaría este conjuro”.

Comenzó a levantarse, cuando sintió algo extraño, y entonces explotó, dejando sus órganos destrozados colgando por la habitación.

Del otro lado de la puerta, dos guardias se miran el uno al otro.

“La señorita Angelus debe estar divirtiéndose mucho”.








No es la primera vez que se encuentra en ese lugar, ya hace varios meses que viene por lo menos una vez por semana. La iglesia está abandonada desde hace muchos años, ningún cura pudo durar demasiado en este barrio olvidado por Dios, donde hasta los criminales tienen que andar con cuidado por las calles. Pero nada se ha intentado construir, solo se ha vuelto el hogar de ratas y algunos vagabundos, como ella.

Nunca entendió a la religión como tal, es una de esas cosas que se le escapan de la humanidad que la rodea. Sin embargo, siempre sintió que había algo más, algo que nadie podía sentir pero saber que estaba allí. Se podría decir que era una entidad superior, pero ni siquiera estaba segura de si se podía definir de alguna forma. Cada vez que miraba la cruz, con esa persona clavada en ella, cada vez mas descascarada, sentía que la respuesta no podía estar en ese lugar.

La única razón por la que venía era porque era un lugar alto donde podía llegar de manera normal, sin hacer esa cosa que solo ella puede hacer. Recuerda que hace mucho tiempo podía volar, pero con sus brazos. Pero ese recuerdo se pierde cada vez más, y hasta tiene sus dudas de si alguna vez realmente lo sintió.

Otra vez se encuentra parada en las alturas, y mira hacia abajo. Concreto puro. Su cuello se daría vuelta, su cráneo se partiría como una fruta pasada, sus restos se esparcirían manchando el suelo, posiblemente por mucho tiempo. Nadie se llevaría su cadáver, salvo tal vez para violarlo, o incluso algo peor. Pero tal vez si se tira pueda volar como antes, pueda sentir el aire recorriendo sus cabellos mientras se eleva, en vez de esa extraña sensación eléctrica. No sabe que versión prefiere.

Cada vez pasa más tiempo en la cornisa, dudando que hacer. La cabeza le martilla, como siempre. Hay veces que se olvida de ello, pero rara vez pasa.

Solo una vez se cayó de una gran altura, casi pierde un brazo, la cicatriz aun no ha terminado de cerrarse, probablemente lo haga algún día, pero no está segura, sus heridas no son como las de los demás. Pero no fue a esta altura, ¿y si esta caída no la mata?, es posible que su cabeza explote, pero no sabe si eso la mataría. Sería bastante irónico. Muchos humanos ansían la inmortalidad, pero no saben lo que eso conllevaría en realidad.

Decide que ya es momento de marcharse, por un segundo piensa dormir en la iglesia, pero no le gustan las ratas, a veces le muerden las costuras de las heridas. Además, parecería que va a llover. No puede enfermarse, y le gusta sentir el agua, es una de las pocas cosas que marcan una diferencia en su vida con el resto de los días.

Entonces al dar un paso, se tropieza, y cae para atrás, hacia el concreto que tanto observaba antes. Por un momento piensa en hacer algo, frenar su caída, no le costaría nada con sus poderes, pero no sabe que cambiaria eso. Nunca creyó en el destino, pero por una vez piensa que tal vez este momento, tenía que darse así.

Pero antes de tocar el suelo, un extraño portal se abre, llevándola más lejos que nunca.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
repzero1
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 263
Registrado: Sab, 06 Ene 2007, 02:01
Ubicación: Entre Calle Locura y Avenida de la Insanidad :D

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos [Fic Interactivo]

Mensaje por repzero1 » Vie, 01 Jul 2016, 22:19

El sonido de las ramas quebrandose inundaba el silencio del bosque nocturno. Cualquier criatura de la noche sabia, o mejor dicho, intuia que algo estaba por ocurrir, y querian evitar a toda costa estar presentes. Algunos arboles malditos hacian esfuerzos futiles por alejarse de ahi, y el resto se habian rendido a lo que habria de ocurrir, seas cuales fueran sus consecuencias.

Aquellos que eran la causa de las ramas quebradas habrian sentido curiosidad, pena incluso, si se hubieran dado cuenta de aquellos rastros de conciencia que los arboles malditos mantenian, pero su interes no estaba en las victimas del Kahn o de sus hechiceros, ni tampoco en los eventos que los llevaron a aquella condicion, o los que estaban a punto de ocurrir, su mayor preocupacion en estos momentos era encontrar lo antes posible al objeto de su busqueda frenetica.

El destino como granos de arena pse ha escurrido de entre mis manos en mas de una ocasion. No importa cuantas veces haya intentado cobrar venganza, siempre hubo algo interponiendose e mi camino, pero no esta vez... tengo que alcanzarlos antes que se difundan por esta tierra cual plaga destructiva...

La mirada reflejaba la fiereza con la que Shamsa planeaba cumplir su objetivo, una vez que alcanzara a aquel clerigo y su discipula mas fiel. No iba sola, despues de ser forzada a abandonar su hogar por la mala fortuna encontro aliados a lo largo de los reinos, y uno de ellos seguia su paso con igual determinacion. Si ella justificaba la venganza con el bienestar de los reinos, su aliado estaba convencido era necesario acabar con esos dos seres para prevenir mas caos.

Venganza, afrentas personales, furia ciega... en mis viajes he visto todo eso y sus consecuencias, se lo peligroso que es para ella dejar que siga este camino... pero he visto lo que aquellos seres han causado, su mera existencia es un peligro, sus palabras son peores que el veneno con la muerte mas agonizante, y su curiosidad solo puede engendrar desesperanza. Jamas he sentido el deseo de vengar una ofensa, pero puedo comprender lo que es perder el deseo de vivir, y si acabar con ellos salva una vida, es mas que suficiente para acompañarla...

Aquella entidad que a Shamsa acompañaba era, en palabras de la mayoria, una aberracion. No tenia memoria alguna sobre su vida, de donde proviene, o como es que adquirio sus poderes, aunque intento averiguarlo, la falta de informacion concreta lo habria llevado a la depresion. Sin embargo, siguio viajando con una debil esperanza de que encontraria la respuesta que buscaba, y si bien es cierto que hasta ahora no la habia encontrado, si pudo descubrir algo que le satisfacio, pudo encontrar en las maravillas de la vida y de los 6 reinos el motor que le permitiera vivir. Incluso en el maldito reino del Netherrealm, y los indescifrables misterios del Chaosrealm, para Repzero todo ello era solamente un reflejo incomprendido de las fuerzas que rigen el universo.

Ese odio que hacia si mismo alguna vez sintio pudo ser re-enfocado en aquellos individuos dedicados a la destrucción y conquista de los habitantes de cada reino, y en cuanto escucho y vio por si mismo lo que esos dos seres habian hecho, no dudo en acompañar a Shamsa tan pronto como fuera posible. Ambos esperaban contar con mas aliados presentes, habia un tercer combatiente que hubiera estado dispuesto a acompañarlos, pero en el momento estaba ocupado en sus propios asuntos.

La oscuridad del bosque cedio ante la tenue luz lunar que bañaba el claro a donde habian llegado. Las siluetas de los seguidores del caos comenzaban a definirse ante su mirada, y se vieron frente a frente a Umoja, la fiel aprendiz de la secta desquiciada, acompañada por uno de los ministros mas temidos dentro del mismo culto, una entidad conocida como Kroach.

Repzero sabia que su compañera no podria seguir un plan en presencia de ambos individuos, por lo que habia reflexionado y estaba preparado para lo que surgiera en la batalla, y tuvo razon, Shamsa siguio corriendo y con la daga en mano ataco a Kroach, solo para ser su ataque desviado por el esqueletico brazo de Umoja. Shamsa intento un segundo golpe, asi como usar el impulso para dar una patada, pero de nueva cuenta Umoja bloqueo ambos golpes, era claro que no la iba a dejar acercarse a su maestro. El saurio viendo los apuros de ella intento por su cuenta atacar al clerigo, pero de nueva cuenta Umoja fue capaz de bloquear el ataque con un solo brazo mientras Shamsa futilmente intentaba otro combo.

Con un ligero movimiento de cabeza, Kroach le indico a su seguidora que llevara a sus oponentes hacia una cueva cercana. El entraria primero para preparar el ritual. Con un movimiento de su mano, su cuerpo desaparecio dejando detras un cumulo de cucarachas que abandonaron el lugar en distintas direcciones, y aunque Shamsa intento perseguir algunas, Umoja bloqueaba cada uno de sus movimientos y bloqueaba el paso.

Repzero sin embargo, se dio cuenta que unas cuantas cucarachas se escondian en una cueva cercana al claro, fue detras de ellas, desconociendo que el ritual habia sido ya completado hace tiempo, solo requeria de la presencia de Kroach para estar activo.

Aunque sus habitantes no esten de acuerdo, estos reinos son de los mas pacificos... hemos entrado en una era de paz, y no podemos permitir que permanezca asi - el eco de cientos de voces en celebracion sucumbio tan rapido como inicio ante tal declamacion - una revelacion ha acontecido ante mi, la respuesta para quebrar la fe de todos los habitantes de los reinos - de nuevo el atronador eco sucumbe tan rapido como surge - los preparativos se han llevado a cabo, y tienen mi palabra maldita que pronto el Armageddon sera una realidad!

Para Kroach siempre le habia enfermado la actitud de Havik y su tendencia a buscar un beneficio personal por encima de los objetivos que Kochal deseaba. Pero no mas, lo que habia tardado siglos en llevarse a cabo esta a punto de concluir, el personalmente se encargo de educar y preparar a la "recipiente" que seria el nexo entre ambos mundos, solo tenia dudas sobre como ocurririan los eventos, auqella entidad no fue muy explicita cuando le explico su plan, pero eso no importaba ahora....

Habia visto lo que Vladis era capaz de hacer, y reconocia que Umoja era la unica adecuada para llevarlo a cabo, en la oscuridad de la cueva, Kroach espero con ansias mientras escuchaba los pasos de Repzero. No importaba, su presencia no era importante para el, se coloco en posicion de combate mientras su silueta se confundia con la penetrante negrura de la cueva. Repzero carecia de medios de producir luz por su cuenta, hubiera preferido esperar afuera, donde las condiciones eran mas favorables, pero Shamsa tardaria en darse cuenta de como resolver su dilema, por lo que se adentro a las profundidades que lo esperaban.

Umoja solo debia mover un brazo para evadir o desviar cada golpe de su oponente, pero esto estaba teniendo sus consecuencias, la ira de Shamsa comenzaba a causar estragos en su armadura de hueso, por lo que comenzo a huir en dirección a la cueva, seguida por Shamsa. Sus ataques de arena aunque golpeaban, parecian no afectar a Umoja, pero persistia. Intento cerrar la entrada de la cueva, pero fue muy tarde, su oponente ya estaba dentro, por lo que le siguio el paso, esperando encontrarla.

Si los musculos de su rostro funcionaran, Kroach mostraria una amplia sonrisa de exito, una vez que salio de la cueva, y el silencio era su unica compañia. Si todo era un exito, seria aquel el punto de inicio del Armageddon para este universo. Para la flora y la fauna presentes, no podian comprender lo ocurrido, pero intuian que el fin de su existencia podia estar a solo segundos de llegar.
Imagen
Imagen

Responder