MKC:DSOTR [Fic Interactivo Cerrado]

Aquí podrás leer las creaciones literarias de los fans más alocadas y graciosas
Responder
Avatar de Usuario
Abbadon el Saqueador
Hermandad de la Sombra
Hermandad de la Sombra
Mensajes: 488
Registrado: Lun, 24 Sep 2007, 21:21
Ubicación: ehhh tengo chaleco viteh

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos (FIC INT. CUPOS CERRAD

Mensaje por Abbadon el Saqueador » Sab, 25 Abr 2015, 04:38

D-Earthrealm,hora....No lo sabía, una gota de sangre que caída periódicamente de los restos de un cadáver colgado al techo eran su única referencia de tiempo, tampoco del lugar….podía saber que era estación Vogel-Tobias, pero si tenia algo claro....el olor de carne y sangre impregnando cada milímetro de ese lugar
-Oh….ya.....DESperto señor...jo...joseph- era imposible buscar esa voz, cambiaba a cada momento yasi que sencillamente no molesto en intentarlo- La....MENto....esta.....cir....CIR....cunstancias....me...han...dicho...que...son.....poco.....PLA.....centeras....-
-Ughh....D-Donde estoy...-- en aquel momento cerro sus ojos, como si tuviera lapsos de recuerdos en donde vio a sus camaradas asesinados. --¡Tasia! ¡Jarek! ¡No face!...Q-Que...Que clase de lugar es este?.---
-Sus...COM….pañeros fueron.....NE..Neu….TRAlizados....Al menos...uno.....sirvió...bien.....- parecía tener dificultad con las palabras, como si no fuera familiar con estas –Des….cuide…al menos….serán….UTIlizados-

-...No...-- apretó su puño todo lo que pudo en frustración, tratando de no pensar que significaba eso de ser “utilizado”. --... ¿Quién eres Engendro?.-
-Yo.....yo....- la voz se cerró por un momento y solo el sonido de algo chocando, como una fruta al caer....o un cadáver -Mucho mejor...mi nombre....no..tiene importancia- replico mientras un solo ojo se monstraba en la oscuridad -anteriormente me llamaron Necros.....si te sirve el nombre.....-
--...Tu..tu...F-Fuiste destruido!...-- le dijo Phyro, sorprendido al escuchar tal nombre. --...No es...Posible...--
El trato de mantener la compostura frente aquella abominación sin alma o esencia, si esto era un aliado de Darkblade entonces su amenazaba crecía a niveles perturbadores….necesitaba respuestas

--...Que es lo que quieres de mí?. Por qué no…has acabado conmigo...--
El ojo amarillento solo siguió ahí suspendido en la oscuridad, como tratando de adivinar sus siguiente movimiento
-No puede morir porque El así lo ordena...así que sencillamente elimine las barreras mentales en sus habilidades, espero que lo entienda…sobre que quiere el…ya se…revelara-

Eso dejara fuera el poder escapar por sus propios medios y comprobaba sus sospecha de que esta cosa cooperaba con Darkblade, ahora tenía que establecer algo más….
--...Tú y….esa abominación de metal….destruyeron Klamath...--
-De...pende de que estemos hablando- replico la criatura de un ojo –si hablamos del dios de la tierra, pues el caído lo neutralizo en un combate directo…..este era el único dios neutral y al parecer el único que disfrutaba de simpatía entre todos sus hermanos…ahora….si hablamos de la….ciudad que tomo su nombre, esta….colapso como efecto colateral-
-Ustedes. Malditos monstros...la gente de la ciudad….lo que sea que hayan hecho….-
.-Ellos no se fueron- respondió con toda la naturalidad del mundo y el enojo del Tsu,yagin no tuviera nada que ver con el –yo simplemente los llame a mi lado….aquí están-
Ahí los vio acercarse a la única luz que había…una...docena de personas, sus cuerpos parecían cansados peros sus ojos mostraban una enfermad vitalidad más allá de lo comprensible mientras no paraban de soltar lágrimas, era una mezcla de devoción con culpa

Por un momento no pudo sentía otra cosa que odio. Odio contra lo que fuera que lo tuviera prisionero. Sentia el miedo y horror de las víctimas, y lo convertía en combustible para su furia, con fuerza que no tenía logro liberarse de una de sus ataduras y rompiendo la de sus piernas, trato de saltar en contra de esa maldita criatura….

Un apéndice salió de la oscuridad, cerrando en una garra de hueso alrededor de su cuello, alzándolo como lo haría un niño…o un juguete

-Realmente…no sé cómo mi.....HER…mana....puede lidiar con tal cosa como CON…versación....pero me temo que no cooperas…-
El trato de calmarse, se había dejado llevar y ahora apenas lo contaba, no tenía sus poderes y esa cosa había mostrado un tiempo de reacción inhumano...habría que volver a su estrategia original

-Como….como los llamaste….-
-Ellos ya me sirvieron…..antes….mucho antes de que todo este conflicto apareciera….me servían a mí y a mis…Her…manos…cuando pedí su servicios…acudieron-
-Pero….eso fue hace….- trato de no decir la palabra pues las implicaciones empezaban a pesar en su mente
-Conceptos como el tiempo y el espacio raramente son una limitación…- el trato de entender lo que decía cuando una mención llamo su atención
-Hermanos…hay otros como tu…- aquello le hizo pensar lo peor –¿hay…otros como…tu…aquí en este universo….ahora?-
-Impresionante….llegaste a esa conclusión más rápido que las otras veces…quizás este método si funcione después de todo….en efecto, hay otra de mi…ES….pecie…por aquí, ya…a…contactado a otro como tu….-
-Y…me necesitas a mí para saber….que mejor que el sujeto que rompió el sello....es….astuto….lástima que no diré nada- respondió desafiante
-Irrelevante, señor Joseph- respondió como si aquello hubiera sido una pregunta –Ya había llegado a este conclusiones en nuestras otras dos…CON…versaciones...así que desde antes tome otras…medidas…-

Lo siguiente que sintió Phyro fue un dolor como ningún de la parte posterior de la cabeza mientras un pequeño cable salía y era jalado a la oscuridad –un falta información…pero ya nos has permitido crear un panorama general…-
-¿Que…te refieres con eso?- dijo venciendo el dolor, no podía sucumbir en un momento tan esencial –para que me mantienen vivos si no me responde….¿¡vamos, a que te refieres!?-
La criatura delibero por un momento y todo cayo en silencio excepto por las gotas de sangre que caían al suelo, él pensó usar ese momento para liberarse cuando en un simple momento la garra se aflojo y lo libero, dejando que cayera al suelo con naturalidad
-Ya te eh neutralizado las dos veces anteriores…..no veo porque no compartir la información- Phyro entendía entonces porque hablaba así: no entendía en lo absoluto las interacciones sociales, a lo que el respetaba, era como un científico tratando de hablar con una ameba o un bicho y ahora le mostraba sus resultados…

Cuando las luces se encendieron, se preguntó a si mismo que tanto asco podía sentir una criatura sin sucumbir.

Aquella era una caverna, con brazos pegados a las pares invocando flamas de las puntas de sus dedos a modo de antorchas, pudo ver para su horror como en una pared estaba los restos del black dragon, con pequeñas masas de carne parecidos a tumores pegados a ellos como parásitos, de ellas salían pequeñas agujas que enterraban en los restos de estos para mantenerlos vivos
-Tu….no…..puede…..-
-Lo sé- dijo una voz, ahora claramente sobre el –el resultado de mi investigación va muy lento para los resultados esperados, debo culpar eso a un agente de mi hermana que intervino de agarrar otro de mis fragmentos…no se preocupe, la correcta utilización de sus compañeros es una garantía para mi-

Phyro apenas escuchaba eso que decía, ahora que tenía luz suficiente quería ver al otro autor de la masacre de la ciudad, y su apariencia remarca bien con sus acciones: una masa amorfa, desorganizada de músculos y carne robada de varias personas, con rostros pegados a él sonriéndole en una mueva, unidas por un solo punto ocular y garras a los bordes para pegarse al techo, como una bestia lista para atacar…
-Que harás con…la información?…- tenía que pensar en un plan rápido, antes de que se le acabara el tiempo….o su paciencia con esta abominación

La respuesta a su pregunta llego a modo de pasos, una masa de personas, unidas en una especie de disco de órganos de ella una masa de órganos, tumores, venas y huesos sobresalía formando un patrón…una réplica de la ciudad con pequeños puntos en ella, conectadas habían unos corazones, cada uno con un nombre de un iluminado
-Gracias a tus...memorias.....hemos investigado a los llamados...iluminados así como sus contrapartes-
Él pudo verlos bien: Repzero al parecer junto a los demás…el resto parecía estar aún vivos en el torneo…desgraciadamente no tenía manera de saber que tanto había pasado…aun así le sorprendió saber que Jonathan y los demás no estaban tal lejos de donde estaba… ¿porque no los había atacado? La respuesta le pareció tan obvia como perturbadora: los probaba
-Pronto comenzara la insurrección…los tuyos ya se mueven, a saber que una copia tuya ah muerto en tu lugar…los dioses se aproxima y Jax aún no lo sabe…ahora cuando entiendas los términos de cooperación…
-No habrá cooperación- dijo dejando salir por fin su indignación escondida –Regresa del agujero que saliste monstruo….tengo una misión por cumplir...--
-Eso…es….INACEP….table...no hemos alcanzado cooperación- dijo mientras otro apéndice con garras aparecía -esperaba que saliera mejor que la dos veces anteriores-

El lo entendía con mas claridad, ya tenia pensando algo...asi que mientras canalizaba un aura a su alrededor, decidió preguntar una vez mas:
-¿Que…te refieres con dos veces anteriores?-
-Esta conversación se tuvo ya dos veces en las últimas horas, primer intento acabo resultado acabo en intento de ataque, segundo intento termino con amenaza de destruirte a ti mismo y a todo el lugar….recalibre mis reacciones, resultados favorables al momento…-
“Hasta que haga algo que lo contradiga” pensó, claramente no veía problemas en decir cosas como esas ante él, era solo un sujeto de prueba a lo que concernía, quizás por el momento tenía una ventaja
--...No busco negociación....sino...Busco una salida.--
-Términos no negociables- repitió mientras su apéndice despertaba de nuevo -retitera tu posición o me veré obligado a usar métodos de incapacitacion a tu persona….-
--...no quiero ser hostil, Necros- el respiro profundo, tenía que escoger bien sus palabras -...Simplemente rectifico mi decisión...No soy tu prisionero...Ni soy tu colaborador. —
El fuego comenzó a intensificarse aún más, generando un aura pequeña alrededor del guerrero elemental, manteniéndose firme, sin atacar a quien era su captor
--...Ahora...a mi salida...--

En aquel momento, la majestuosa obra de Necros, la ciudadela, los nombres, y futuros datos, comenzaban a temblar, como si se tratase de una interferencia.
--Soy el Tsu'Yaghin...El Guerrero elemental..--
Nuevamente el fuego comenzó a apoderarse del cuerpo de Phyro, pero esta vez, comenzó a correr
y nuevos apéndices salieron de los muros de carne, creados por quien era su captor, listos para neutralizarlo. El panorama se extendía como un túnel horrendo de sangre, y vísceras palpitantes, mientras las filosas y letales armas creadas por el Necros seguían el paso del guerrero elemental
--Yo...No Soy... ¡TU ESCLAVO!--
Insensata, era la actitud del guerrero, frente a tal majestuoso oponente, sabiendo que la muerte o una peor tortura vendrían por delante, cuando las garras finalmente lo tocaron el…ya no estaba ahí….había sido una ilusión,

Había asumido erróneamente que los poderes de él se basaban solamente en una manipulación de los elementos, mas su entrenamiento como Tsu´yagin le habían dado otros trucos… Pese a su terquedad e insensatez, el anciano era ingenioso, como un viejo diablo. Su "tercer intento" fue un señuelo, para deshacerse de aquellos parásitos con su poder...aquella fue la razón de la interferencia.
Necros podía seguirlo…pero solo se quedó ahí, observando los recuerdo de Phyro como un niño ve
unos insectos en sus manos

“Nota de observación: sujeto Joseph Willians, nombre código: Tsu,yagin, muestra habilidades de luchas variadas, mente enfocada en objetivo y amplia gama de habilidades, cualidad de oponente: considerable… Debilidad del sujeto: valoración al poder, sujeto incapaz de valorar algo más que no sea una muestra de de poder, tácticas de coerción, lógica y cooperación han probado inconclusas….recuerdos adquiridos muestran una figura cercana femenina.....figura muestra rastros de esencias similares a ella......nombre reconocido de los recuerdos…sujeto…Karmilla….Conexión.....pareja de Tsu´yagin....informante de Vladis......valor de captura....incalculable.... Nuevo método de aproximación....ofrecimiento...”
"dejad que arda todo. solo deja que arda todo..."

Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Viseryon
Atacante
Atacante
Mensajes: 18
Registrado: Lun, 17 Nov 2014, 05:36
Ubicación: Earthrealm babus
Contactar:

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos (FIC INT. CUPOS CERRAD

Mensaje por Viseryon » Dom, 26 Abr 2015, 09:32

Habíamos salido del lugar de aquella batalla. Estabamos agotados y heridos, no de gravedad, pero necesitábamos recuperar fuerzas para continuar... hacia donde sea que estemos yendo. Nos sentamos cerca de unos escombros entre uno de los largos pasillos de la arena, recuperando el aliento después de la batalla. Sentía un dolor horrible en la cabeza; cuando esa cosa me tacleó creo haberme golpeado al caer. Sentí como todo me daba vueltas al momento de sentarme en el suelo, así que cerré mis ojos, escuchando nada más que las voces de mis compañeros desvaneciéndose cada vez mas, llegando entonces al punto de ser solo silencio. ¿Me habré dormido? ¿Desmayado?

Creo escuchar murmuros pero no los entiendo.

---

--¡Papi!-- una niñita de largos cabellos negros y mejillas sonrojadas corría hacia los brazos de su padre, riéndose al abrazarlo con fuerza --¡Te extrañé mucho!-- le decía ella, besandole ambas mejillas. Aquel hombre, de algunos 40 años, robusto, cabello negro y corto, y de rostro amable, alzó a su hija en sus brazos y le sonreía de igual forma.
--¿Ah, si? No te creo, ¿qué tanto me extrañaste?-- le preguntó el padre --¡Mucho, ya te dije!-- ella frunció el ceño, molesta. --Ya iba a ir a buscarte si no volvías--
--No, no, ya sabes que no debes salir de casa.-- le advirtió el hombre severamente --Hay gente mala que le gusta robar niñas bonitas como tú-- su padre le tocó su naricita con el dedo.
--¡Entonces tu tampoco salgas!-- la niña replicó --Tambien puede haber gente mala que robe papás como tu
--¿Eso crees?
--Hay gente que no tiene papás... están solos y se llevan a los papás de otras personas
--Pero si no salgo de casa, ¿como te compraré tus vestidos y tus juguetes?
--Puedo... uhm... ¡jugar con piedras! y... ¡y usaré la misma ropa todos los días!

Aquel hombre rió al escuchar a su hija, y besó su frente con ternura. Se dirigía hacia la pequeña cabaña donde solo ellos dos vivían, aun con su hija en brazos, que le abrazaba el cuello --Ya no quiero que me dejes sola, papá-- le dijo su hija, escuchando su tono de voz algo triste.
--Pero no estás sola, la señora Maeda viene a cuidarte cuando no estoy-- el padre le dijo, arqueando una sola ceja
--¡No es lo mismo!-- la pequeña volvió a alzar su voz, molesta, negando muchas veces con la cabeza
--Muy bien, te propongo algo-- en eso, el hombro dejó a su niña en el suelo, incándose para quedar su nivel, y tomándola de ambos hombros --Después de cazar, te llevaré conmigo la próxima vez que vaya al pueblo, si me prometes no quedarte dormida antes de salir.--
--¡No lo haré! ¡Me voy a quedar despierta y te ayudaré a subir las pieles!--El padre le sonrió, y volvió a besar su frente. --Bueno, eso lo veremos...-- dijo, tomando una de sus manitas, y retomando su camino hacia su hogar. La pequeñita caminaba, dando saltitos, emocionada por aquella propuesta de su padre.

La noche llegó rápido, y el viento cálido de la tarde se tornó frío. La niñita yacía sobre el pecho de su padre, con los ojos cerrados, escuchando la nana que solía cantarle todas las noches, hasta que se quedó plácidamente dormida.
--Buenas noches, Ryu... mi bello sol-- el hombre le dijo en voz baja, recostándola con cuidado en el futón, y besó su cabecita.


---

Fue un sueño solo eso... ¿un recuerdo? Un doloroso recuerdo de mi pasado que mi cerebro quiso que reviviera de nuevo para hacerme sufrir con la idea de que esto jamás volverá a ocurrir. Ya no se qué es peor: estos sueños o las pesadillas de siempre. No logro diferenciarlas.

Poco a poco comenzé a recobrar la razón, sintiendo algo caer sobre mi rostro, sucio por la tierra e incluso de mi propia sangre. Era solo un poco escombro que caía del techo... Me incorporé de nuevo mirando a mi alrededor, buscando al resto. Había perdido la noción del tiempo y aun me sentía mareada y adolorida. Cuando por fin los distinguí entre toda aquella oscuridad, me di cuenta que también dormían... era obvio que estaban agotados después de la tremenda paliza que nos dieron.

Estaban dormidos...

--Qué conveniente...-- me dije en voz baja. Estaban indefensos así. Taparles la boca y deslizar mi cuchillo en sus cuellos sería una buena forma para que me dejaran en paz de una buena vez. No era tan mala idea, pero por un segundo lo dudé...

Si los mato ahora, el resto irá tras de mí...


No, lo harán si no se enteran...


De alguna forma se enterarán, y la sentencia será de las peores...


Cortes rápidos, no les dará tiempo ni de gritar...


No valen la pena... no, no lo valen... pero sus armas sí. En especial esa espada del samurai, puedo vendérsela a alguien por un alto precio y desaparecerme por un largo tiempo. Me acerqué sigilosa a aquel guerrero que conservaba su espada a un costado suyo. Algo fácil, tomar la espada e irme de ahí sin dejar rastro. Me agaché para tomarla... pero... sentí que me mareaba de nuevo, y perdí el equilibro antes de poder agarrar la katana del samurai, y...


*Plof!*


Caí justo en cima de él.


Genial.


--¡Agh! ¡Mierda!-- me quejé, no solo por el resbalón, sino porque había arruinado todo.
--¡Hey!-- escuché la voz de Blackwill sobre mi, claro, es obvio que despertó. --¿¡Qué diablos haces!?--
--Tomando el sol... ¿qué crees? Tropecé.-- le mentí, era lo único que podía hacer ahora. --Estorbas mucho-- le volví a reclamar, tratando de reincorporándome.
--Uh...-- escuché la voz de Faired quejarse, volteando mi cabeza hacia el... al parecer lo había despertado tambien... estaba mirándonos... Maldita sea, todo me sale mal. --Consigan un cuarto, ¿no?-- dijo el chico que recién despertó.
--Cierra la boca-- le dije, molesta. Rápidamente me aparté del samurai, y regresé a donde estaban mis cosas, tomando mi carcaj y colgandolo en mi espalda, junto con mi arco y me alejé de ellos.

--¿Y ahora a donde crees que vas?-- Blackwill me preguntó, con un tono severo en su voz
--Me largo-- le dije sin voltearlo a ver
--¿Y a donde piensas ir? No podemos salir de este lugar si no...
--Encontraré la forma yo sola...-- lo inetrrumpí mientras me alejaba de ellos, pero entonces sentí como me tomaban fuertemente del brazo y me jalaban hacia atrás. El samurai había ido tras de mi para detenerme; sin pensarlo, saqué mi cuchillo y lo presioné en su cuello, pero me tomó por sorpresa al encontrarme con el acero de su katana de la misma forma.

--Déjame ir...-- mi voz se tornó como un gruñido y lo desafié con la mirada.
--No abandonarás al grupo
--¿Eres el líder ahora? Ten en cuenta que yo no sigo las órdenes de nadie, Blackwill
--Y aun así, estás aquí...
--¿Y qué piensas hacer si me voy? ¿Matarme?

Pronto su mirada se alejó de la mía, y sentí como el filo de su katana se alejaba de mi garganta. Hice lo mismo. --Hm... eso pensé-- le dije, soltando un bufido
--Tenemos que seguir en esto, Ryu... seguir en el torneo-- me dijo el samurai, sin dirigirme la mirada aún
--¿Tenemos? La ciudad está casi destruida ¿De verdad aun crees que seguirá habiendo un maldito torneo?-- El guerrero abrió la boca para responderme, pero...
--¡HEY! ¡CHICOS!-- escuchamos la voz de alguien gritar desde lejos. Todos dirigimos nuestra vista hacia donde provenía la voz y vimos a Slash venir hacia nosotros, con Logan apoyándose en su hombro. En cuanto más se acercaban, mejor pudimos apreciarlos.
Estaban bastante heridos, incluso peor que nosotros.
--¡Max! ¿Qué les ha pasado?-- Faired le preguntó, mientras Slash dejaba al otro en el suelo con cuidado.
--Nos atacaron...-- Slash respondió --...no sabemos realmente qué o quién, pero al parecer tiene mucho odio contra Logan...
--¿Puedes callarte ya?-- Logan se quejaba, realmente se le veía bastante mal. Tenía golpes por todo el rostro y la sangre brotaba de su cabeza, nariz y boca.
--¿Los atacaron? ¿Qué clase de "cosa" los atacó?-- Blackwill le preguntó a Logan con severidad, pero este pareció palidecer cuando escuchó aquello
--No quiero hablar de eso, ¿sabes? No ahora que estoy... todo jodido...-- el chico le respondió, sonando algo molesto... ¿quién no lo estaría?
--Bien, aquí estarás a salvo ahora... Un momento ¿Y Ciro? ¿No estaba con ustedes?-- decía el samurai, viendo hacia varias partes detrás de ellos, como si esperara verlo
--Lo perdimos cuando peleabamos contra eso...-- Slash le respondió, encongiéndose de hombros
--¿Perdieron a Ciro?-- Faired dijo, sonando algo confundido
--Sseehh... Podría decirse que sí...

Me impresiona la falta de tacto de este chico.

--Bien, será mejor que ustedes dos vayan a buscarlo.-- Blackwill nos señaló a mi y a Faired para encargarnos del asunto.
--Yo no iré-- le respondí, cruzándome de brazos
--Es tu compañero
--¿Crees que me importa? Creo que quedó claro que ya no quiero formar parte de esto. Ustedes encárguense de toda esta mierda, yo me largo.
--Woa, woa, ¿qué? ¿en serio te irás?-- Max me interrumpió de repente, poniéndose frente a mi, como si intentara hacerme recapacitar
--No es tu problema, Slash-- lo aparté fuera de mi camino, haciéndolo a un lado con fuerza. --Y si intentan seguirme, no dudaré en clavarles una maldita flecha en su natillas...
--No hay honor en lo que haces, cazadora...-- esuché la voz de Blackwill hablarme
--A la mierda tu honor...--

Me había alejado de ellos y había salido de aquel coliseo, siempre atenta a si alguien me seguía.

No lo hacían. Creo que dejé todo muy en claro.

Ahora que por fin me libré de mis "compañeros", solo tenía que encontrar un nuevo camino que me regresara de vuelta a mi mundo.


Muy fácil.
Imagen

Don't turn your back... or expose your neck...

Avatar de Usuario
Icy.
Fuerzas de la Luz
Fuerzas de la Luz
Mensajes: 63
Registrado: Mié, 27 Sep 2006, 22:21
Ubicación: Some frozen place...
Contactar:

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos (FIC INT. CUPOS CERRAD

Mensaje por Icy. » Jue, 07 May 2015, 05:36

Q-Qué era eso!!... Los prisioneros... qué paso con ellos! ...

Pensamientos sobrecogedores recorrían la mente de Sophitia, mientras corría junto a Nagini, Repzero, Mazatzin, Bi-Han y los prisioneros sobrevivientes. Imágenes perturbadoras recorrían su cabeza... la gente que acababan de salvar estaba muriendo, y de la forma más horrible que ella pudiera imaginar. Por qué?... Por qué todo tenía que ser de ese modo? ... los niños, sus sonrisas... despedazadas en un sólo instante. La vista se le nublaba, a pesar de que había una lugar iluminado no muy lejos de allí. Escuchó a Bi-Han mencionar que se trataba de la estación, y corrió con más fuerza, tratando de alcanzarla. Quizás sólo así podrían iluminar de vuelta sus almas, pues lo que habían presenciado era un acto lleno de oscuridad absoluta... una oscuridad que, por un momento, pareció inundar el corazón de quien fuera llamada la más pura y luminosa del grupo.

La desesperación llenó por completo a Sophitia. Su cuerpo no respondía más que a correr por su vida y la de los prisioneros restantes, sin siquiera imaginar la posibilidad de mirar atrás. Llegar a la luz era lo único que importaba. Sus ojos, llenos de lágrimas de rabia, frustración y también de terror, le hacían preguntarse por qué estaba allí y por qué le tocaba vivir un destino así de cruel. La felicidad de ser una chica normal de pronto se le era arrebatada para luchar por su vida y la de personas desconocidas, en un mundo donde el caos se alzaba reinante.

Es... el destino...

Cuando finalmente llegaron a la estación, ayudaron a subir a los prisioneros al andén. La estación estaba desierta, pero totalmente iluminada. Una falsa sensación de paz se dejó sentir entre los presentes, pero el pánico aún estaba ahí. Sophitia, sin poder aguantarlo, se alejó un poco del grupo. Se tapó la cara con ambas manos y quebró en llanto.

Por qué me pasa esto a mi?... por qué pasa esto con estas personas?... por qué no puedo ayudarlos?... por qué soy tan debil?... -Sophitia no paraba de cuestionarse mientras lloraba en silencio, alejada del resto-

La confusión atormentaba su mente. No podía explicarse el por qué de todo lo que estaba ocurriendo, y eso la frustraba. Una mano femenina se posó sobre su hombro. Sin decir una palabra, y aguantando sus propias lágrimas, Nagini abrazó a Sophitia.

Por qué, Nagini.... por qué!!... -Decía Sophitia, sin quitar las manos de su rostro, mientras lloraba desconsolada-

No estés triste, Sophitia... eres más fuerte de lo que crees... -Dijo Nagini. Sophitia olvidó que ella bien podría leer su mente- Tenemos que ser fuertes, hoy más que nunca... esa gente nos necesita, nuestros compañeros nos necesitan... Phyro nos necesita.

Sophitia salió de los brazos de Nagini. Enjugó sus lágrimas y, sin mirar al resto (para que no notaran su tristeza), se recompuso.

Quisiera entender... quisiera saber por qué estamos aquí y por qué nos toca vivir todo esto -Decía Sophitia, aún afectada- Ya no quiero seguir aquí... no se cuánto más aguantaré, pero tienes razón... hay gente que nos necesita y no podemos fallarles en un momento como este...

Nagini le sonrió, pues como Sophitia ella pensaba similar. Ambas divisaron al grupo, y notaron que había gente herida. Especialmente, Bi-Han seguía herido tras su pelea con Kenshi y sangraba profusamente. Nagini y Sophitia se miraron y, asintiendo, ambas se unieron al grupo. Sophitia sabía exactamente qué debía hacer. Se acercó a Bi-Han, quien le recibió algo adolorido.

Guerrera... creo que nunca supe bien tu nombre... -Dijo Bi-Han, con dificultad-

Sophitia, señor... - Respondió Sophitia, mientras una esfera de agua brillante se formaba en su mano-

Sólo llámame Bi-Han -Dijo el guerrero Lin Kuei- Qué es lo que harás con esa esfera?

El agua tiene propiedades curativas -Dijo Sophitia, aplicando su esfera en la herida de Bi-Han- es lo primero que aprendí cuando recibí este don

Dicho esto, la esfera se consumió y la herida de Bi-Han desapareció. Bi-Han se sorprendió de su poder, pues no sintió dolor alguno, sino más bien una sensación de paz. Era posible que esta iluminada aún permaneciese pura y sin oscuridad en su alma?

Guerrera... transmites paz, y una calidez que nunca he visto en ningún otro guerrero antes -Dijo Bi-Han- Gracias por curar mis heridas. Hay más gente que seguro quisiera verte.

Sophitia se levantó y, alzando sus manos juntas hacia el suelo, creó un torrente hacia el techo, que luego se disolvería en una lluvia curativa. La gente, sorprendida de ver cómo sus heridas sanaban y sus energías se reestablecían, se acercaban a la guerrera en agradecimiento.

Se le hacía extraño a Sophitia haber estado aterrorizada un momento, y luego recapacitar para ayudar al resto y recibir tal agradecimiento. Si... era su destino vivir esa clase de atrocidades, pero también lo era ayudar a la gente, a los suyos, y ser reconocida por ello.

Pero la felicidad momentánea se vió interrumpida. Alguien más, aparte de ellos, parecía haber llegado a la estación también. Su espada, ensangrentada, era suficiente como para darse cuenta de que había vuelto por más. Esta vez, los eliminaría a todos cueste lo que cueste... Kenshi no dejaría a nadie vivo...
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y bien... el torneo seguirá, o no?

Meh... como si me importase realmente...

Yami Iris y Thamara observaban la ciudadela ardiendo desde la punta de un edificio cercano.

La ciudad ardiendo me parece preciosa -Dijo Thamara, con una sonrisa malvada-

Añádele un poco más de caos y sería la perfección pura -Dijo Iris-

En ese momento, escucharon una explosión proveniente de un lugar no muy lejano.

Será que vayamos a ver, no te parece? -Dijo Iris- Quien sabe, quizás encontremos más diversión haciendo que viendo

Si ese haciendo implica hacer arder las cosas, por mi está bien -Dijo Thamara-

Ambas se dirigieron al lugar de la explosión. Desde lejos, podían ver un agujero gigante en el piso, y cuatro sujetos a lo lejos tratando de convencer a una muchacha de algo que no estaban seguras de qué era. Sin embargo, la muchacha parecía confiada en querer irse de allí.

Esos no son los iluminados del torneo? -Dijo Thamara-

Exactamente, ellos son! -Dijo Iris- Esta oportunidad es perfecta... cuando la arquera se vaya...

La haremos decir todo lo que queremos saber sobre los iluminados! -Dijo Thamara, sonriendo malvadamente-

En ese momento, Ryu dio la vuelta y siguió su camino por su propia cuenta.
Imagen
A soul that's cold as ice... could there be someone strong enough to warm such a frozen heart?

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 380
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos (FIC INT. CUPOS CERRAD

Mensaje por The Shaolin Nun » Mié, 13 May 2015, 18:06

Iris y Jho miraban perplejos a los extraños guerreros que iban hacia ellos. A diferencia de Kina, quien más bien tenía una sonrisa maliciosa.

—¡Aléjense! —indicó Kina a sus compañeros, a pesar de que estaban en guardia, preparados para atacar.

Desconcertados, le hicieron caso y se apartaron del lugar. Su sorpresa fue mayor cuando notaron que los guerreros los ignoraron y se fueron directo a la mujer de amarillo. Esta sujetó firmemente su espada y cortó el cuerpo de cada uno de ellos muy fácilmente.

Parecían autómatas, como si estuviesen hechos de barro, con movimientos burdos y torpes. Kina los partía a la mitad, y en vez de que les brotara sangre, escurría lava de sus cuerpos, que se volvía roca en cuanto tocaba el suelo.

Exterminó a todos de inmediato. No fueron ningún obstáculo para ella, pues esos "guerreros" eran tan solo un truco inservible de alguien que buscaba hacerle "pasar un mal rato"

—¿Qué rayos fue eso? —preguntó Iris, mirando los restos de esos seres extraños, esparcidos por todo el suelo.

—Estoy segura de que esto fue obra de alguien a quien simplemente no le agrado —contestó Kina, como esperando a que alguien emergiera de la entrada del lugar.

—¿De qué hablas? —cuestionó Jho.

Kina hizo una seña para que guarden silencio, y miró atenta a la entrada.

—¡Muéstrate! —exclamó, segura de que alguien más estaba ahí.

De pronto, una nubosidad rojiza comenzó a formarse ante los ojos de los tres guerreros, cerca de la entrada del lugar, en donde estaba muy obscuro, pues la iluminación había sido dañada por los guerreros de lava.

Después de unos instantes, los tres luchadores pudieron apreciar que la nubosidad se había materializado en algo. No pudieron ver qué era; sin embargo, pudieron notar que de la penumbra sobresalían lo que parecían ser unos ojos que emitían un intenso resplandor rojo.

—Lo sabía... sabía que era ella —dijo Kina.

Se distinguía una silueta de una persona, portadora de esos inquietantes ojos brillantes, que comenzó a caminar lentamente hacia ella.

—Vaya manera de hacerme perder mi tiempo —dijo la luchadora de amarillo —. ¿De dónde sacaste esas rocas caminantes que tan solo sirvieron para ensuciar el suelo?

—Un viejo truco que aprendí de un colega de mi "padre", en otra realidad —contestó una voz femenina, proveniente de la persona que se acercaba.

Posteriormente la mujer salió de la obscuridad, logrando que Iris y Jho la miraran extrañados. Era una dama de cabellos negros como la noche, y ropas de seda tan roja como la sangre.

—Ina —susurró Kina.

La misteriosa mujer hizo un gesto colérico y cruzó los brazos.

—Ante ti, soy Anathema —contestó furiosa —. No vuelvas a llamarme por mi nombre real.

Kina soltó una carcajada, pero pronto se puso seria de nuevo.

—No has dejado de acosarme. Sé que me has estado siguiendo desde hace un tiempo.

Anathema se frotó el mentón sutilmente, mirando a Kina con odio y desprecio.

—Me dijeron que había alguien que era una "copia" de mí misma, y simplemente sentí repulsión al saber que eras tú.

Kina rió ligerame y colocó sus manos en la cintura.

—¿Por qué habría de provocarte tal sentimiento?

—Luces tan débil y tan insignificante. Te estuve siguiendo para saber qué clase de persona usurpa mi identidad, y no sabes lo decepcionante que eres.

Anathema la miró fijamente por unos segundos, para después romper el macabro silencio.

—Te asesinaría ahora mismo, pero no voy a cometer una estupidez. Me eres muy útil, sobre todo por esa cosa que llevas siempre contigo —dijo con un aire de maligno misterio.

El rostro de Kina adquirió una expresión de extrañeza y ladeó su cabeza, tratando de averiguar lo que quería decir su doble.

—Tú sabes a qué me refiero —aseguró Anathema, como si hubiera adivinado su desconcierto.

La mujer de ropas rojas se giró para retirarse, y dándole la espalda a Kina, le dirigió una última sentencia.

—Tarde o temprano nos volveremos a encontrar, y entonces te destruiré; tenlo por seguro.

Kina, al verla caminando para retirarse, recordó que hacía breves instantes su doble malvada usó la palabra "padre". Súbitamente, una gran inquietud se apoderó de ella y de inmediato quiso detenerla para hacerle unas cuestiones.

—¡Espera! —le gritó, casi suplicando.

—Muy tarde —respondió la diabólica mujer e inmediatamente desapareció, dejando una nubosidad rojiza en donde antes estaba parada, la cual se disolvió después de algunos segundos.

En su desesperación, Kina miró a su alrededor, tratando de encontrar con la vista, inútilmente, a Anathema.

Jho e Iris se miraron extrañados el uno al otro y caminaron hacia su compañera.

—Vámonos —dijo la guerrera de amarillo, tratando de evitar que le hicieran cuestiones.

Ellos comprendieron, y dejaron ese tema atrás, continuando con su camino, pero sin poder evitar sentir un gran desconcierto.
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1663
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos (FIC INT. CUPOS CERRAD

Mensaje por Error Macross » Mié, 20 May 2015, 05:55

Ryu se había marchado, todos nos quedamos algo extrañados ante esa situación.

“¿Y Slash?”, me habla Faired, “¿no vas a ir a luchar por tu amor?”.

“Hay muchos peces en el rio, y no todos son pirañas con arco y flecha”.

“Debemos ir a buscar a Ciro”, interviene Blackwill, “ahora que somos menos tal vez sea mejor que vayamos todos”.

“¿El muchacho?”, pregunta Faired, “seria perder el tiempo, deberíamos ir a por Cage”.

“El es un compañero”.

“Ryu también”.

“Ella nunca tuvo interés en tenernos como compañeros ni terminar con lo que empezamos, no nos abandona para hacer las cosas por su cuenta, nos abandona simplemente por un capricho, Ciro en cambio si es un aliado”.

“El chico ya estará muerto, no entiendo que quiso hacer en primer lugar viniendo con nosotros”, me duele escuchar esas palabras de Faired, pero es verdad, seguro tiene razón.

“No cambia mi decisión”.

“Te digo que está muerto”.

“Entonces le haremos un entierro digno, pero para eso hay que encontrar su cuerpo”.

“Las cosas siempre funcionan así para ti, ¿verdad?, si van a perder el tiempo yo también me largo”.

“No lo harás”.

“¿Y por que no?”.

“Logan y Max se encuentran en mal estado, antes para ti no había problema en separarte, pero ahora las cosas son diferentes”.

Faired nos observa a mí y a Logan, se ve tan homosexual, “ok, ok, me quedo, pero solo hasta que vea que pueden manejarse solos, no creas que eso significa que te considero nuestro líder o algo similar”.

“Eso me servirá, intentare llevar a Logan”, este seguía malherido aunque al menos ya no se quejaba tanto y respiraba normalmente, “¿Max, recuerdas el camino?”.

“Sí, creo que era por”…, No, no, el no puede estar acá.


Oni observa con detenimiento a la figura que se encuentra en frente de él, algo no le gusta, no es que sienta miedo, pero lo más similar a eso que puede llegar a su alma, lo estaba consumiendo.

“¿Qué clase de demonio eres?”.

El ojo de Ciro brilla con intensidad mientras su cuerpo se mantiene encorvado en una extraña posición, algo de su musculatura y altura se ha aumentado, aunque levemente.

“Solo soy yo”, se escucha un pequeño chasquido y una gigantesca ráfaga de fuego cubre completamente a Oni haciéndolo retroceder.

“Maldito bastardo”, con un rápido movimiento Oni deshace las llamas, no lo han quemado, pero el calor si lo afectó, no es un fuego normal. Arroja una esfera de energía, pero Ciro no está donde está cae ya que se corre rápidamente hacia el costado, su extraña aura aumenta cada vez mas.

Entonces una misteriosa figura tira a Oni hacia el costado con una patada.

“¿Quién eres tú?”.

“Mi nombre es Jonathan Blestang, jovencito”, dice el sujeto mientras se pone en posición de pelea, “almirante del ejercito de la luna llena. Tú y tu compañero son peligrosos, y he venido aquí para terminar con este desastre de parte de Jax”, al girar su rostro, nota que Ciro ya no se encuentra allí, “¿dónde se fue el otro borrego?”.

A Oni no le importa eso ahora, “no me hagas perder el tiempo, payaso”, arroja una esfera de energía, pero Jonathan la frena con una mano.

“Interesante”, dice, las venas de su rostro se marcan hasta que finalmente absorbe la esfera, por unos segundos le crece una gran cantidad de pelo en el cuerpo que luego desaparece, “parece que no eres un enemigo común, bien, hace tiempo que no tenía una gran batalla”, con un rápido movimiento se arranca la remera, exhibiendo su musculoso pecho, “ven, vamos a bailar”.



NADIE no mira a Max, aunque sus ojos parezcan posarse en el, solo se mantiene allí, como si el mundo no existiera, sin embargo, sus pies tocan el suelo. Así que el mundo existe.

“No, no, debemos irnos”, Max se desespera, ya no le importan sus heridas ante esta circunstancia, “no debemos acercarnos a ese tipo”.

Blackwill nota que el misterioso sujeto porta una espada, esta parece estar hecha de lo mismo que forma su cuerpo, pero no deja de ser una espada. Desenvaina la suya, y avanza hacia él.

“Estúpido samurái, ¿qué haces?”.

Blackwill se pone en guardia frente a NADIE, “no sé quién eres, pero si eres un enemigo, ponte en guardia”.

NADIE coloca su arma como imitando al guerrero, pero su rostro sigue sin ver realmente.

El movimiento de Blackwill es rápido, y el de NADIE lo imita a la perfección, pero las espadas no chocan, se atraviesan limpiamente, y atraviesan al enemigo de cada uno, sin hacerle nada.

Blackwill cae al piso arrodillado, y toma su antebrazo izquierdo con su mano derecha, por su rostro se ve que intenta aguantar el dolor, lo que es extraño, ya que la espada ni siquiera pasó por allí. Extrañamente NADIE sigue con la espada en alto, pero no se mueve.

“¿Que fue eso?”, dice Faired, que toma de la chaqueta a Max al notar que estaba intentando irse.

“Tenemos que escapar”, le grita este.

“¿Quién es este sujeto?, dilo, tu sabes algo”.

“Yo…, yo…”.

Faired tira a Max al suelo, causándole dolor por las heridas que ya tenía, y dirige su mirada a NADIE, pero al pestañear, este pasa a estar en frente suyo flotando a solo unos pocos centímetros.

“¿Qué demonios?”, la figura lo mira fijamente, Faired no sabe que le pasa, pero en esa mirada perdida nota algo extraño, “¿te…, te conozco?”.

NADIE levanta la mano, y como si tuviera temor, la acerca lentamente a Faired, que por alguna razón no se mueve, pero en su caso no por miedo, no es por nada.

“Muévete de una vez”, una patada tira al costado a Faired.

“¿Quién?”, se sobresalta Faired como volviendo a entender la situación, “ah, eres tú, ¿qué diablos haces aquí?”.

Corvus Blestang sonríe mientras suena sus nudillos, “vine a que tengamos nuestra pelea, no me esperaba que volvieras al coliseo”.

“¿Nuestra pelea?, imbécil, el torneo terminó, no tengo interés en pelear contra ti”.

“Claro, ahora mismo no porque estas ocupado, pero déjame, yo me encargare de esta sombra”, Corvus se da vuelta hacia NADIE, este sigue con la mano levantada, y mirando para el lugar donde hace un segundo estaba Faired antes de ser arrojado lejos, “hey, mírame, el gran Corvus Blestang va a luchar contra ti”.

“Faired”, ninguna mente piensa en ese nombre, “Faired…, Nagini…, Phyro…, Bles…, Bles…, Blestang…, Blestang”.

“BLESTANG”, grita la voz mientras se arranca la cara con un rápido movimiento.

“Oh, diablos”, dice Max, que aprovechando la situación se había metido detrás de unos escombros, lentamente sentía los mismos mareos que en su encuentro anterior con NADIE, “otra vez no”.

Pero la figura que se forma debajo de la sombra negra esta vez es distinta, como un hombre desnudo sin órganos sexuales de piel blanca, con un aura a su alrededor, y dos ojos negros como su único rasgo notable, lentamente se eleva en los cielos, y cuando habla, su voz llega a la mente de todos aunque no haya una boca para decirla, “esta alianza me necesita, tú me has quitado mi lugar”.

Al mover su mano, todo el lugar empieza a moverse, las paredes del coliseo se parten en pedazos, Logan, Blackwill, Faired y Corvus comienzan a ser arrojados lejos, pero solo una figura queda en el medio, sin verse afectada, Max.

Este intenta defenderse arrojando una esfera de energía, pero se deshace antes de llegar a la extraña figura, que con un movimiento de su mano, lo levanta por los aires.

“Por Blestang, Wolf, Shamsa, Cedric, y todos mis demás compañeros, recuperare mi lugar”.

En el aire, Max comienza a sentir como si unos dedos inexistentes comenzaran a apretar su garganta.


Oni y Jonathan intercambian golpes con rapidez, el primero no decidió volver a usar esferas de energía luego de lo que sucedió. Oni logra impactar un puñetazo en el pecho de su rival, haciéndolo retroceder, Jonathan escupe sangre. Tiene varios moretones en el cuerpo, y algunas partes hinchadas.

“Este es tu final, viejo”, se jacta Oni, “mis golpes te han herido, los tuyos no me hacen nada”.

“¿Eso dices?”.

Oni nota un liquido que pasa por sus labios, al tocarse, se da cuenta que es sangre que comienza a salirle de la nariz.

“¿Cómo te atreves…?”.

“Eres fuerte, lo admito, mucho más fuerte que yo, pero eso no quita que pueda ganarte”, varias partes del cuerpo de Jonathan comienzan a cubrirse de pelo, sus dientes se agrandan, y le salen garras de sus manos. Sus siguientes movimientos son mucho más rápidos, y logra realizar pequeñas heridas y cortes a Oni, esto lo enfurece mucho más, pero por más rápido que intenta ser, Jonathan lo es más, y ninguno de sus golpes parece poder embocarle.

“Estate quieto”, Oni arroja una esfera de energía al piso y esto hace volar pedazos de escombros y tierra para todos lados en grandes cantidades, formando un gran cráter. La onda expansiva tira lejos a Jonathan. Al levantarse, su cuerpo vuelve a ser normal, y jadea en gran cantidad mientras la sangre gotea por varias heridas.

“Me estas llevando a mi limite, dime tu nombre, quiero recordar este momento”.

Oni no quiere hablar, está furioso, ese sujeto le está haciendo doler, y eso le molesta cada vez más.

Entonces llegan los otros, muchos guerreros, hombres y mujeres, todos en general con un aspecto similar al que tenia Jonathan hasta hace poco. Su nivel no es tan grande como su líder y Oni los noquea con facilidad, pero son muchos, y comienzan a tener ventaja.

Una mujer se acerca a Jonathan, “¿se encuentra bien, almirante?”.

“¿Quién les dio permiso para intervenir?”.

“Lo siento, almirante, pero sabe que a Jax no le gustan las heroidicidades, sus ordenes indican que debemos intervenir cuando su vida corra peligro”.

“No corro peligro”, Jonathan se levanta, viendo la batalla.

Oni ha vuelto a usar sus esferas de energía, las necesita para mantener a tantos rivales a raya, al parecer ninguno de ellos puede absorberlas como Jonathan, sin embargo, varios tienen un nivel aceptable, y han logrado llegar a herirlo, no le conviene quedarse aquí. Da un último vistazo al almirante, y se marcha con un gran salto alejándose rápidamente.

“Aun con sus heridas ha alcanzado esa velocidad”, se sorprende la muchacha que esta con el almirante.

“Sea lo que sea no es algo común”, dice Jonathan, “rastréenlo, pero no lo ataquen, intenten ver si esta solo o no, cuando sepamos eso intervendremos, y que quede claro, el es mío”.


Axel continua esto (lo de Max, Faired y compañia).
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
repzero1
Zaterrano
Zaterrano
Mensajes: 263
Registrado: Sab, 06 Ene 2007, 02:01
Ubicación: Entre Calle Locura y Avenida de la Insanidad :D

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos (FIC INT. CUPOS CERRAD

Mensaje por repzero1 » Mié, 27 May 2015, 02:27

El repentino animo encontrado por los antiguos prisioneros se habia tornado en horror al ver a Kenshi llegar a la estación. El, mejor que cualquier otra persona en el equipo de Jax sabia de la ubicación de las estaciones, cobraria venganza por su derrota y llevaria los cadaveres de la resistencia ante el Dictador.

Sophitia estaba ocupada curando a los heridos, Bi Han no estaba recuperado por completo mientras que Mazatzin aun resentia el cansancio de su batalla contra Kenshi. Kenshi dio unos pasos y con su espada destruyo el panel de control de la estación. Conocia sus ubicaciones, los planos, sabía los lugares bajos los cuales pasaban los vagones especiales de Jax, y sabia de las compuertas de sellado.

Las luces y alarmas comenzaron a sonar en paredes y techo, mientras ambas salidas de la estación eran selladas por grandes compuertas hexagonales, y una perpetua luz roja sustituyo la iluminación blanquecina que segundos antes inundaban la estación.

Kenshi tomo su espada del panel de control, y en segundos su cuchilla comenzo a brillar con un resplandor carmesi. Nagini y Repzero dieron un paso adelante mientras los prisioneros, Sophitia, Bi Han y Mazatzin retrocedian.

El primer movimiento del espadachin iba cargado de ira, fue lento, sin embargo dejo una marca en el piso en cuanto Repzero lo esquivo. Su siguiente movimiento fue mas rapido y Nagini estuvo cerca de ser cortada. Kenshi avanzó y dio 2 cortes rapidos con su espada que Repzero y Nagini pudieron a tiempo evadirlos.

El reptil uso una ice ball contra su oponente, pero la espada de Kenshi pudo partirlo en mitad del aire sin ser congelado, Nagini intento hechizar la cuchilla y separarla de su portador, pero habia algo que le "bloqueaba". Por unos instantes, Nagini sintió como si un demonio le estuviera hablando. El espadachin no se perturbo, y avanzo de nuevo hacia Nagini, pero ella lanzo esferas verdes que obligaban a Kenshi a defenderse.

Su espada lograba desviarlas, y Repzero aprovechó la distracción sin éxito, al darse cuenta el espadachin de su situación y desviar una de las esferas en su contra. Antes que el Zaterrano se recuperara, la hechicera decidio acercarse y luchar contra Kenshi de frente, él se vio sorprendido por la cercania de su oponente pero no habia nada que pudiera hacer con la espada, Nagini no le dejaba el suficiente espacio para blandirla en contra de ella, y de una patada Nagini arrojo el arma lejos de Kenshi.

Este aprovecho estar libre de la espada para devolver los golpes a Nagini, dos golpes rápidos al estomago y uno e nel pecho de la hechicera la obligaron a retroceder, Kenshi con un movimiento de su mano quiso atraer su espada sin éxito, pues yacía cubierta de hielo en el piso, incapaz de alcanzar la mano de su portador.

Repzero cerro sus manos y creo una forceball lenta, mientras Nagini se reponía y daba una patada a Kenshi, seguido de otra serie de golpes. Este quiso recuperarse pero la Forceball le impacto con suficiente fuerza para hacerlo saltar en el aire, momento en el que Repzero saltó para darle un golpe que lo hizo descender con estruendo. El sonido de costillas quebrándose fue audible para todos, solo opacados por los gritos del espadachín desarmado, mientras Nagini se acercaba con magia cargada en sus manos, dispuesta a destrozarle la garganta.

- Detente! . la voz de Bi Han llego a tiempo, mientras Nagini se arrodillaba hacia su oponente derrotado – Si el muere y Jax se entera, pondremos en riesgo a nuestros compañeros en el torneo! – Kenshi había avisado a los guardias conscientes que ocultaran lo ocurrido ante Jax, el se encargaría en persona de los rebeldes y los prisioneros escapados, llevando sus cabezas ante Jax.

Sin Saberlo, Bi Han estaba salvaguardando el plan de Phyro, y Nagini, aunque deseaba matarlo, terminó aceptando la decisión de Sub Zero.
Repzero, sin embargo, mantuvo sus dudas. Mazatzin no había sido capaz de acabar con su vida y eso puso en riesgo a todos, solo salvar a los prisioneros y escapar del centro de detención habían sido un milagro.

- Será mejor lo inmovilicemos sin matarlo, es un milagro no nos descubrieran antes cuando fingimos ser ciudadanos – Sophitia estaba curando a una señora con un brazo marcado con cicatrices y quemaduras, mantuvo por un breve instante contacto visual con Nagini, recordando lo que hace tan solo unas horas había ocurrido con Johnson, mientras seguía curando.

Aquello termino de convencer a Nagini, pues sería más fácil si necesitan información de Kenshi o sus huellas. Mazatzin también expreso su duda en cuanto a dejarlo con vida, se sentía parcialmente culpable por dejarlo vivo cuando tuvo l oportunidad, pero gracias a sus compañeros todos estaban a salvo. Repzero seguía también con sus dudas, pero, a diferencia de Nagini o Sophitia, desconocían todos los protocolos de seguridad que Jax implementaba en la ciudad, y no podían ver en Kenshi la misma utilidad que sus compañeras.

Aun así, la decisión estaba tomada, Kenshi seguía quejándose y ocasionalmente gritaba en contra de sus captores, pero Repzero se aseguro de congelarlo contra la pared, sin cubrirlo por completo de hielo para prevenir una hipotermia en el espadachín.

Sus costillas destrozadas, sin embargo, representaban otro problema que Sophitia iria a curar, había acabado con la señora, y ahora estaba con un señor de menos de 30 años, con una herida faical purulante. Las luces rojas de emergencia seguían encendidas, y sin el panel de control los guerreros desconocían como podrían salir de ahí. Nagini intento inspeccionarlo, sin éxito, pues desconocía la forma de reparar tecnología semejante. Intento entrar a la mente de Kenshi, pero no solamente aquella prescencia “demoniaca” le impedía el paso a sus conocimientos mas profundos, además, en lo poco que en la mente de Kenshi podía ver, estaban los planes del torneo y la comunicación de rebeldes capturados, nada sobre los planos de las estaciones o el panel de control.

Bi Han se levantó, con cierto dolor aun persistiendo, pero recuperado gracias a los poderes de la joven griega. Si bien el guerrero lin kuei no tenia profundos conocimientos como para reparar el panel, si los tenía sobre los poderes del hielo y la escarcha, con los cuales consiguió congelar la union de dos de los paneles de la compuerta hexagonal, el hielo logró entrar en las ranuras, y un golpe fue suficiente para abrir un hueco del tamaño suficiente para una persona. Bi Han observó hacia fuera, parte de las luces que iluminaban las vías se habían apagado, pero a la distancia podía ver que las luces no se habían visto afectadas por el ataque de Kenshi.

Al regresar, la gente comenzó a mostrar señales de tranquilidad, a pesar de los insultos de Kenshi, a los que Nagini pronto puso fin induciéndole una fuerte jaqueca. Sophitia tampoco tuvo mayores problemas para sanar las costillas del espadachín, y una inspección al aparato extraño le indicó a Repzero que era cerca de la media noche.

Los guerreros se dispusieorn a montar guardias por turnos, Mazatzin y Bi Han serían los primeros al haber recuperado sus fuerzas, seguidos por Repzero y Nagini, Sophitia descansaría para reponerse de haber curado a tantas personas. Sin señales de Phyro ni de los otros equipos, lo único que podían hacer era esperar cualquier señal que les indicara su siguiente acción.

En una de las paredes, Bi Han logro encontrar el cuarto de supervisión de la estación. Desde ahí, pudo reactivar las luces normales en el pasillo y la estación, sin embargo, el bloqueo de las puertas permanecía. Una serie de cámaras de vigilancia le permitían ver los tuneles inmediatos, uno de ellos todavía con rastro de aquellos prisioneros afectados por el misterioso mal de la carne.

Y también, pudo ver como, doblando la esquina en uno de aquellos tuneles, 3 siluetas tomaban dirección rumbo a la estación. Bi Han se acercó a la salida , y Mazatzin ya estaba en posición de guardia. Los prisioneros ya estaban durmiendo, Kenshi también permanecía en silencio, secretamente esperando fuera ayuda para el, cuando los nervios de ambos guerreros se tranquilizaron.

Frente a ellos, Johnathan, Kina e Iris, con señales de una batalla ocurrida hace horas caminaban hacia la estación.

La sorpresa de los 3 guerreros fue mayor al ver a Kenshi atrapado con el hielo a la pared, pero Sub Zero rápidamente les contó lo ocurrido, desde que escucharon a Phyro a través del reloj, hasta la segunda batalla contra el espadachín, y a su vez, Jhonathan le puso al corriente de sus encuentros con los mismos afectados, y una hechicera desconocida, pero familiarizada con Kina.

Kina permaneció en silencio, mientras veía con cierta angustia a la abertura. Aun cansada, ella decidió hacer guardia junto a Mazatzin y Bi Han, mientras sus compañeros descansaban. Iris le pidió la despertara para la siguiente ronda, y poder relatar los eventos a Repzero y Nagini.

Jhonathan en cambio decidió relajarse, algo vendría, no podía discernir como lo sabia, pero esta misión estaba cada vez empeorando, y la situación no era la que esperaba. Podrían matar a Kenshi y él usaría sus poderes para fingir ser él, pero pudo ver con las palabras de Bi Han la razón de su argumento.

La mente del espadachín no seria una experiencia agradable, ni para el mas entrenado de los telepatas.

-------------------------------------------------------------------------------

- No, comandante, el general Kenshi se encuentra en estos momentos realizando una inspección a los prisioneros, tenemos también reporte de que los cuerpos de Tasia y Tremor han sido traídos al centro de detención y llevados inmediatamente para su inspección por el qeuipo médico. pUnicamente esperamos la aprobación de Kenshi, y tendrá los resultados mañana antes de la tarde.

El capitán Matthew estaba a cargo en la ausencia del General. Curioso, Matthew había examinado ambos cuerpos, pero temía que la búsqueda de venganza de Kenshi fuera infructuosa y el tuviera que responder ante Jax. Por otro lado, si Kenshi moría y recuperaban su cadáver Matthew tendría al fin el ascenso que tanto había deseado…. Y, junto con el dinero ganado por apostar a aquel equipo de 6 personas, con la arquera y el pirómano, podría en poco tiempo mudarse a los departamentos cercanos al coliseo. Sus nervios estaban a punto de traicionarlo, y una leve sonrisa apareció por su rostro, al oír en la televisión holográfica que la arquera sería entrevistada en el show de Cage.
Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Phyro
Fuerzas de la Luz
Fuerzas de la Luz
Mensajes: 45
Registrado: Sab, 10 Dic 2011, 03:19
Ubicación: Earthrealm

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos (FIC INT. CUPOS CERRAD

Mensaje por Phyro » Sab, 30 May 2015, 04:20

  • ¡Shakhar...Jkahmbrum....Tsukarh'm....Yanghin....Maahrum...

    —De que demonios sirve que diga esas estupidas palabras...no veo que ocurra nada.— dijo Nezahualcoyotl, cruzandose de brazos —Solo quiero salir de esta maldita cueva para acabar con ese maldito cervatillo....—

    ¡Shakhar...Jkahmbrum....Tsukarh'm....Yanghin....Maahrum...

    —...Lo mismo digo. Esto es una perdida de tiempo.— dijo Draco

    —Por el contrario...Veo que la energia comienza a fluir..—miraba Subtile, interesado —.El flujo sigue concentrandose...El Nigromante al parecer esta haciendo un buen trabajo.—
La Ilusion de Zhero, se mantenia firme y sonriente, mientras el Nigromante Stabros, de su libro, continuaba repitiendo el conjuro y las luces azules y destellos negros rebordaron el lugar. se sintio un frio penetrante en cada uno de los cuerpos presentes y de aquel negro pozo, salio una mano, cubierta de detalles rojizos, y los gritos ensordecedores de las almas atormentadas, hacian temblar los cimientos de aquella cueva.
  • ¡Shakhar...Jkahmbrum....Tsukarh'm....Yanghin....Maahrum...

    —...Un...Ente del Netherrealm...— dijo Subtile —.¿Quien es, Tsu'Marum?.—

    —...Una nueva asociada a nuestro convenio.... La contraparte de la cazadora...Kurama...sangre de dragon es la que corre por sus venas....—

    —...Interesante...— dijo Draco —...Has traido a esta perra del infierno para ayudarnos?—

    —...El hechizo se esta completando...Solo cierra la boca.— le dijo Subtile

    ¡¡¡Shakhar...Jkahmbrum....Tsukarh'm....Yanghin....Maahrum...!!!!
Poco a poco de aquel Pozo, emergia la figura de una Mujer de piel grisacea, la cual, dio un grito de furia y en su piel se marcaba las lineas infernales de color rojo. Su boca expulsaba fuego y azufre hasta que logro salir de aquel pozo maldito, cayendo al suelo y su piel escamosa se volvia suave pero de un tono grisaceo oscuro. su jadeo constante fue calmandose hasta que alzo su mirada con furia y sed de sangre, pero la mano del ente oscuro la detuvo.
  • HYEAAAAAAAAAAGHH!!!!

    —...El hechizo esta listo...— dijo Stabros —...Ya he cumplido mi parte...—

    —...Muy bien stabros...— respondio Zhero —...Ese libro contiene mas de lo que tu imaginas....espero que sus nuevas paginas te sean utiles.— en eso volteo hacia la mujer arrodillada —Kurama...sangre de dragon...Ellos, no son tu alimento, o tus victimas... Son tus aliados y yo, he sido quien te ha llamado.—

    —...Yo...No Poseo...Maestro alguno....¿¡Quien eres tu para darme ordenes, mortal!?— respondio la mujer

    —....Quien soy yo?....Solo soy un hombre, que busca ofrecerte...el poder ilimitado.—

    —Ya lo poseo...Provengo de un mundo maldito, el cual ni siquiera tu, te has enfrentado...¿Que te hace pensar que necesito mas poder.—

    —...Tu contraparte....un Iluminado...—

    —....Un Iluminado...¿Dices?....—

    —..Asi es...Un Iluminado que puede acabar con tu existencia y tu "poder".— le dijo Zhero —...Aun hay forma de que puedas deshacerte de el... y soy yo quien te ofrece esa oportunidad...y la de saciar tu sed y hambre de sangre.—

    —....¿Que debo hacer?...—

    —...Tu....y estos caballeros....iran a Neo Deacon...la ciudad que dara comienzo a una masacre de proporciones epicas...— la Ilusion del Tsu'Marum Comenzaba a desaparecer —...La batalla esta por comenzar...—
—¡NO!—

"Acaso...Eso era Zhero?...Me pude conectar a el?. No puede ser. Si lo que vi es cierto, Zhero esta por invadir Neo Deacon....algo trama. No pude ver con claridad pero se que el estuvo al tanto de esto...Estoy en un sector derrumbado, cubierto por escombros y humedad. Con el torso desnudo y mis heridas al descubierto, intente recomponerme de aquel horrendo lugar al cual estaba sometido. Sentia que aun esas malditas porquerias que estaban incrustadas en mi brazo y nuca seguian conectadas, por lo que me sente con calma y comenze a meditar. deje que el fuego fluyera dentro de mi, quemando toda conexion o resto de aquel monstruoso ente que estaba controlandome. Tras unos minutos de meditacion, Procedi a levantarme. Sentia todavia el cansancio en mi cuerpo envejecido y rezaba para que no hubiera enemigo alguno que pudiera atacarme. Me sentia vulnerable en cierto modo, por usar gran parte de mi energia pero debia reponerme. por suerte, tenia a mano una de las ampollas con pociones restauradoras, asi que la bebi y segui mi camino, tomando un viejo trapo cercano que use como una manta. Me oculte como pude en lo que eran los subterraneos abandonados, y mientras intentaba recuperar mi transmisor para ponerme en contacto con el grupo."
  • —...Vamos...Conecta maldita basura...— dijo el guerrero elemental cuando, vio que el transmisor finalmente se conecto. —...Alguien me copia?, Jonathan?, Iris?, Kina?, Sophitia?, ¿Nagini?....Me copian?, Aqui Phyro, me copian?.—

    —¡¿Phyro?!, es usted!?— dijo una voz caracteristica de Iris —¡Diablos! ¡Creiamos que estaba muerto!—

    —.Tsu'Yaghin?, Se encuentra bien?.— Pregunto Jho

    —...Vivo...pero apenas caminando. Estoy en los subterraneos...¿Donde estan ustedes? ¿Estan a salvo?.

    —...Mas de lo que crees, Viejo amigo..— respondio otra voz. Era la de Bi-Han

    —..Bi-han?..Me alegro que estes bien...¿Que hay de Repzero y mazatzin?—

    —Salimos con vida, junto a varios prisioneros. El sistema de los DRAP se habia activado pero de algun modo, logramos safarnos de eso. Ahora estamos refugiados en el ala Oeste...y tenemos un enemigo derrotado y cmo nuestro prisionero.—

    —..¿QuieN?...—

    —Kenshi.—
Phyro se sorprendio bastante, al oir de que uno de los altos subordinados de Jax fue tomado como prisionero por ellos. Esto era bueno, sobre todo para avanzar con el plan
  • —...Excelente...Yo....—
En eso, cuando volteo hacia la izquierda, se fijo en un gran espacio que era como un refugio, y vio a varios prisioneros sentados, y entre ellos, estaba su grupo. Repzero, Mazatzin, Sophitia, Jho, Nagini, Iris y Kina, todos a salvo, junto a Bi-Han. El grupo de Iluminados se sorprendio y fue al encuentro del viejo maestro, quien estaba debilitado.
  • —.¡Maestro Phyro!.— dijo Sophitia con mucha alegria y emocion —...Que bueno que salio con vida! Oh!...pero esta muy mal herido!.—

    —¡Maestro Phyro!— dijo Nagini, ayudandolo a sentarse —...Tiene muchas contusiones. Sophitia, aprovecha de curar sus heridas con tu magia.—

    —Si, Enseguida!—respondio la guerrera grecorromana

    Sophitia comenzo a conjurar un hechizo de aguas purificantes que cubrio las heridas y magulladuras del guerrero elemental, logrando curarlas de forma lenta, mientras el se sentaba agradecido

    —...Gracias, Dulce Sophitia...Gracias, Nagini.—

    —...Señor Phyro, me da gusto verlo con vida.— dijo Mazatzin —...Hemos cumplido lo que usted los pidio.—

    —...Tsu'Yaghin.— le dijo Repzero —...Veo que tuvo una gran pelea...—

    —Eres un hueso duro de roer, viejo lobo.— le dijo Bi Han

    —...Me da gusto volver a verlos, a todos...—

    —No sabiamos donde ir exactamente, pero nos guiamos por Sub Zero— dijo Kina —Hasta ahora, llegamos a este sector.—

    —.Intente seguir lo que tu tenias planeado Phyro. No has recibido noticia alguna del otro grupo?—

    —.Nada aun...pero lo que se, es que debemos reunirnos todos. Los planes han cambiado de forma abrupta.—dijo Phyro

    —¿Como?. ¿A que se refiere? —pregunto Nagini

    —Hay una amenaza inminente, mucho peor de lo que imagine. Por ahora debemos ir a un lugar mas seguro, con ese bastardo como prisionero.—

    —..Donde iremos Phyro?— le pregunto Bi Han

    —...A la guarida de la resistencia...Ya es tiempo, Bi-Han...Un gran peligro se acerca...no es un buen lugar para discutir nuestros nuevos movimientos...—
Todos miraron con sorpresa las palabras de Phyro. Una base de resistencia aqui mismo en Neo Deacon?. Pues asi era. Y el sabia su localizacion. Si queria detener a Zhero y organizar ahora mismo la forma correcta en el que debian recuperar el Kamidogu, era el llegar a aquella base. El tiempo se hacia corto...y una gran batalla, se hacia inminente.
Imagen
"That I am stricken and can't let you go"

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 380
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos (FIC INT. CUPOS CERRAD

Mensaje por The Shaolin Nun » Lun, 15 Jun 2015, 07:47

Tras varios retos llenos de tensión y peligro, los guerreros al fin tuvieron la oportunidad de descansar, reflexionar, meditar. Pero estaba claro que, de acuerdo a la advertencia de Phyro, tenían que estar alerta. Kina estaba preocupada por ello. Sentía mucha curiosidad por saber qué era lo que Phyro temía.

A su alrededor, sus compañeros conversaban, otros frotaban sus cansados músculos, y algunos otros trataban de conciliar el sueño. Mientras tanto, Kina, sentada en el suelo, vio a Phyro aislado del grupo, revisando el correcto funcionamiento de unos dispositivos.

Las ansias y curiosidad se apoderaron de ella, por lo que se puso de pie y caminó hacia él.

—Phyro —dijo la guerrera, logrando una pequeña distracción del hombre, pero sin dejar de hacer la labor que estaba realizando—, ¿por qué los planes han cambiado de repente? ¿cuál es la amenaza de la que nos habló?

Phyro negó con la cabeza, sin dejar de revisar el dispositivo que tenía en sus manos.

—Todo a su tiempo, Kina —contestó, dejando en claro que no le daría ningún tipo de información al respecto.

—Pero, ¿qué puede ser peor que todo lo que hemos enfrentado? —insistió vanamente.

Phyro dejó el objeto, y miró a Kina con una expresión dura.

—Sólo concéntrate en prepararte para lo que viene. Las preguntas vendrán después.

La respuesta del maestro logró que al fin se diera por vencida, y optó por no insistir en cuestionarle sobre ese tema.


El guerrero de nuevo centró su atención en el dispositivo, lamentando dejarla con incertidumbre. Pensó que al hacerle entender que no había nada que discutir se retiraría, pero no fue así.

Kina se quedó a su lado en silencio, por algunos instantes. Parecía querer comunicarle algo, pero se notaba indecisa.

—Maestro… —se animó a decir—, una mujer… Ina, ¿la conoce?

Phyro se quedó inmóvil tras escuchar esas palabras.

—Ina —dijo—, he escuchado hablar de ella.

Kina pasó saliva con dificultad y tras aclarar su garganta, continuó con la conversación.

—No deja de seguirme. Ni siquiera sé si en estos momentos me está acechando —le comentó, mirando a su alrededor, con el ceño fruncido.

Phyro estaba pensativo. Aunque él nunca la había encarado, tenía más que claro que era la doble perversa de Kina y que, por supuesto, no tenía buenas intensiones.

—Debes tener mucho cuidado con ella. Sabías que es tu copia malvada, de esos seres de los que les hablé hace tiempo, ¿verdad?

—Sí, maestro.

—Ya lo sabes: Esa mujer, como las copias de los demás guerreros, busca tu destrucción. No bajes la guardia.

Kina asintió, cabizbaja, y reflexionó un momento.

—Amenazó con matarme, pero dijo que aún no lo hacía porque… poseo algo que la beneficia. Supongo que se refiere a mi medallón, pero, ¿usted tiene idea de en qué puede servirle?

Phyro negó con la cabeza, pues ignoraba por completo las intensiones de Ina con el medallón.

—No lo sé. Esa guerrera está llena de muchos misterios, así como tu misma vida. Ten por seguro que te encontraras con ella a menudo. Si supieras cuantos retos vienen…

Las palabras de Phyro y su mirada llena de incertidumbre hicieron que Kina se desconcertara.

Estaba intranquila, pues sentía que el peligro la acechaba en cada lugar, a cada instante. Sabía que en cualquier momento se presentarían difíciles desafíos, no solo lo dicho por Phyro, pues también tenía a esa enemiga perversa, quien sin duda representaba muchos problemas para ella.

Decidió dejar al maestro continuar con su labor, y se fue a sentar, de nuevo, al piso, preparando su mente y cuerpo para luchar junto a sus compañeros cuando sea necesario.
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Abbadon el Saqueador
Hermandad de la Sombra
Hermandad de la Sombra
Mensajes: 488
Registrado: Lun, 24 Sep 2007, 21:21
Ubicación: ehhh tengo chaleco viteh

Re: MKC: El Lado Oscuro de los Reinos (FIC INT. CUPOS CERRAD

Mensaje por Abbadon el Saqueador » Mar, 20 Oct 2015, 05:42

-Bueno, esto fue una experiencia definitivamente....desagradable-

Stabros estiro sus manos y sintió el amargo aroma del infierno darle un ligero cosquilleo por el cuerpo, mientras miraba con esos 3 malditos fenómenos y su maldito líder en esa maldita caverna perdida en alguna parte de esta aún más maldita realidad, al menos podría sacar provecho al hablar con la no tan maldita mujer…

-Hola,hola,hola, qu bueno es bueno verte aquí- dijo acercándose y sacando su sonrisa más falsa posible frente a la tal “Kurama” como la llamaban, ella tenía una expresión de furia tan fascinantemente parecido a la chica del arco.
-Tu...resucitador....ese.....- ella tomo un respiro mientras intentaba inútilmente articular las palabras o siquiera levantarse, era el pequeño precio de no tener un cuerpo físico por quien-sabe-cuánto.

-Pues si….un resucitador, un pequeño don dado no hace mucho… ¿Qué te puedo decir?- respondió cuando noto que el frio aumentaba artificialmente a su alrededor, no tuvo que voltearse para saber que eran los dos esclavos de Zhero que empezaban a inquietarse -¿Ahora que quieren?

-Que respondas algunas preguntas- comento Subtile agarrando firmemente su arma con una mano –Como de donde rayos viene ese libro-
-Y más importante- comento Draco con los brazos bajo pero la mirada fija -y de donde mierda salió ese libro – ¿A quién mierda sirves en realidad?
-WOW, de verdad son observadores, ya veo porque a mi maestro les agrado tanto aquella vez...- los ojos de Stabros se perdieron por un instante en la nada mientras esbozaba una sonrisa
-¿De que hablas?- dijoel doble de Faired – ¡Responde!-
-Mi maestro- respondió sacudiéndose su expresión perdida –la respuesta a ambas preguntas es mi maestro-
-Un…..Un Harai- replico Kurama con voz quebrada mientras se apoyaba en Nezahualcoyotl
-has hecho un trato…..con un ser………..exterior....-

Ninguno de los 3 guerreros sabía exactamente a qué se referían pero a este punto no hacía falta saberlo en lo absoluto, puesto que Stabros ya se había hartado de subterfugios al fin y mostro el toque de su maestro en sí, su ojos tomaron un tono rojo enfermizo mientras su piel se tornaba en un tono amarillento y verdoso con sus venas moviéndose y enroscaban en su cuerpo como un tatuaje, pero lo más inquietante era la despreciable aura que mostraba a su alrededor, cambiando desde el rojizo al verde nauseabundo a un amarillo repelente

-Efectivamente Sangre de Dragon!- dijo aplaudiendo -eh hecho un trato con un Ser exterior….un aprendizaje más bien…y la verdad, no deberían sorprenderles en lo absoluto ya que había hecho pública mi lealtad cuando este miserable que tienen por líder me llamo para liberarte...me pregunto qué dirá Vladis de todo esto...si es que ella supiera que están acá…-
el mosto una mueca en forma de sonrisa mientras dejaba la implicación en el aire.
-¡Ella sabe dónde estamos.....no es así?- pregunto Nezahualcoyotl mirando a Zhero que permanecía silencioso y vigilante ante todo esto

-Por supuesto que no, bruja de segunda- replico Stabros estirándose con toda la calma del mundo -¿porque crees que están ustedes y no otros?...porque son sus agentes, él los quiere a ustedes para poder infiltrarse...el giro de los eventos han pasado más rápido para su gusto y más precisamente su control, ya mi colega a derribado al dios de la tierra golpe a golpe, mi maestro esta ahora debajo de la ciudad humana, apunto de engullirlos a todos…¿no es lo que esperabas no?-
Zhero solo se acercó lentamente, mirando al demente a los ojos en expresión solemne

-La chica esta libre del vínculo de Vladis, puedo liberarlos a ellos también como tú quieres…pero tiene un precio, y lo sabes también como yo-

Los 3 se miraron entre si y luego miraron a su “Lider” si lo que decía era cierto, tenía menos opciónes de la que esperaban….
-------------------------------------------------------------
Stabros salió del portal, cayendo de golpe al suelo, escupiendo ceniza y sangre de su boca
-bueno eso fue rudo- comento viendo en donde estaba, una especie de campo de exterminador, por el agua que caía y la falta de iluminación se diría que era subterráneo, el solo aspiro y sintió el olor inconfundible de muerte por doquier.
-Esto...si es más cómodo- dijo sentándose en un grupo de cadáveres que estaban amontonados entre sí, era bueno tener comodidades en esos tiempos tumultuosos mientras la el chillido en su cabeza lo llamaba

-Ya voy, ya voy- replico con calma sacando lo que tenía en el saco: era su propia cabeza decapitada, estaba sin parpados, limpia y con los ojos arrancados pero claramente era el mismo en la palma de su mano
-Pobre…de haber jugado mejor ¿quizás abrías ganado algo en esta competencia de ser o no ser?- él sonrió mientras marcaba la frente del cráneo con sangre.
"Informe" dijo la cabeza está una simple voz monótona como era de esperarse, para ser un ser exterior podía ser tan aburrido para ciertas cosas
-Las malas es que...no tengo el báculo, uno de los agentes de Vladis intervino en mi contra...-

Él no tardo medio segundo en caer al suelo mientras su cuerpo se convulsionaba como un perro lastimero al sentir de repente el equivalente a una pequeña aguja perforando y jugado su cerebro mientras su sistema nervioso se revelara desde el interior
"Y Zhero?" dijo ignorando el dolor que acaba de provocar a distancia, el trato de levantarse, dándose cuenta que había perdido control de su cuerpo por un instante, había manchado sus pantalones y vomitado sobre el cadáver de una pequeña
-Sí, escuche su llamado en el libro….muchas gracias por avisarme- dijo una vez la presión había cedido, quitándose los pantalones manchados y arrojándolos sobre una pila, quizás uno de esos cuerpos podía darle ropa…–traje dos muestras de sangre…el...Dragon de hielo y el cambiante, además les avise de mi naturaleza-

Espero otro chillido en su mente, que intentara por un momento mover sus órganos en su cuerpo mientras seguía vivo...más nada paso

"¿Porque?" pregunto la cabeza rompiendo el silencio de ese lugar, a lo cual la carcajada de Stabros rompió en eco

-¿Tanto maldito poder y aun no entiendes a los sujetos que usas no es así? pues es simple, si Zhero requiere mi ayuda...es prueba de que no confía en Vladis...,prefirió debernos una deuda antes que de ella...está intentando jugar el uno contra el otro, consciente que si esto se le escapa de las manos su destino estará sellado...ahora dejemos de lado tu falta de educación y muéstrame lo que has hecho tú y Darkblade...-

Stabros lamento no haber dicho "dime" en vez de "muéstrame" cuando las imágenes llegaron en su mente atreves de convulsiones: la carcasa de un dios devorándose desde adentro, un viejo con llamas en los ojos siendo agarrando, el grito familiar de su hermano visto por cientos de ojos al mismo tiempo....

"Despierta" dijo la cabeza decapitada "ahora"

El abrió los ojos....o ¿los había cerrado alguna vez? había sufrido un espasmos a toda velocidad mientras veía lo que su maestro habría presenciado, no pudo sino preguntarse si su cerebro había estallado y su maestro lo hubiera tenido que armado de nuevo, era una posibilidad entre muchas...

"el fragmento de mi ser, eventualmente volverá, Te te dará lo que pides cuando la misión este completa, continua leyendo el libro y espera el movimiento siguiente"

Stabros se fastidio, sabía que no podía confiar en alguien más allá de lo que podía enterrarlos pero en este caso ya se había comprometido...
"dejad que arda todo. solo deja que arda todo..."

Imagen
Imagen

Responder