Mi amigo Rayden y yo

Aquí podrás leer las creaciones literarias de los fans más alocadas y graciosas
Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Mar, 01 Feb 2011, 07:49

Bueno, como me voy de vacaciones, este sera el ultimo capitulo hasta que vuelva, a mi entender no es tan gracioso, pero a ver que piensan ustedes:

“Bien, veamos si falta algo, Rayden, ¿nachos?”, preguntó Tommy.
“¿Qué cosa?”.
“Triángulos imitación de queso”.
“Si”.
“¿Bebida carbonatada con gusto a algo que nadie sabe que es, y color negro?”.
“Aquí, si nadie sabe a que tiene gusto, ¿por qué…?”.
“¿Elemento de entretenimiento conectado?”.
“Si”.
“¿Temperatura?”.
“Normal”.
“¿Sistema de amplificación de participantes?”.
“¿El triangulo negro con cables?”.
“Si”.
“Entonces esta”.
“¿Controladores?”.
“4…, y en buen estado”.
“¿Temperatura de la habitación?”.
“No puedo sentirla”.
“Eso servirá, ¿iluminación?”.
“Prendida, y además estoy brillando más que de costumbre porque hay bastante humedad”.
“Si, está un poco pesado el día, creo que tenemos todo entonces, solo falta que lleguen”.
“¿Quiénes?”.
“Los guerreros de la oscuridad”.
Suena el timbre, se escucha la puerta que se abre, y al rato tres chicos ingresan a la pieza, uno se está sacando los mocos de la nariz.
“¿Y cuando llegan?”, pregunta Rayden.

Es fuerte,
Es callado,
Tira rayos cuando se enfada,
El es mi amigo Rayden.
UUUUUUHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
El me protege, no sé porque,
Se pelea con mis padres,
A veces no se en que piensa,
UUUUUUUUHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Comemos helado, a él no le gusta,
Vamos a bailar, a él no le gusta,
Asisto a clases, a mi no me gusta…, a él no sé,
UUUUUUUHHHHHHHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Mi amigo Rayden y yo.
“Deja de cantar, ya dije que no quería electrocutar a tu madre”.

Mi amigo Rayden y yo capitulo 4, “Los guerreros de la oscuridad”.

“Bueno, Rayden, te presento a los Guerreros de la oscuridad”, indica Tommy, “este de aquí es Charles, lo abras visto alguna vez en clase, ya que es compañero mío, aunque no resalta mucho”.
“Hola”, saluda Rayden, el chico tenía el pelo negro corto, y era bastante grasiento y encorvado.
“Me está saludando, dile que no me salude”.
“No lo saludes”, dice Tommy, y Rayden deja de mirar al chico, “este es Joshua”.
El chico en cuestión era pelirrojo, de pelo largo, y se veía bastante…, normal, llevaba una remera negra de una banda de rock desconocida para Rayden, y posiblemente para la mayoría de la gente, hizo un ademan de saludo con la mano.
“Y finalmente, Eric”, el chico que se sacaba los mocos, no saludo, no hizo nada, solo se saco los mocos, aunque en un momento dado se paro para ver a su alrededor.
“Epa, ya llegamos”.
Rayden no prestaba atención a lo que los chicos hacían, pero si lo hiciera, se preguntaría como era que podían pasar tantas horas seguidas sin hacer nada más que jugar juegos de mala calidad en los cuales simulan tocar guitarras, juegos de pelea sin sentido, y juegos de futbol en los cuales festejar goles parece ser bien visto, tan solo parando para picar alimentos que en el mejor de los casos les causaran la muerte en unos pocos años, y beber una sustancia que ni siquiera saben que es.
La madre de Tommy llego en un momento dado con pizza para todos, nadie se giro para verla y/o agradecerle, pero a ella lo único que parecía importarle era abrazar a su hijo mientras comía, y mirar con mala cara al Dios, que sentía algo extraño similar a una molestia por eso, pero no demasiado.
Eventualmente la racha siguió de igual forma, nada parecía indicar que fuera distinto, Rayden noto que Joshua perdía constantemente en la mayoría de los juegos, pero no le dio importancia.
Entonces, aunque sonara extraño, los chicos apagaron la maquina, y sacaron algo de la mochila de Charles. Una siniestra y horrible caja.
La siguiente hora es inentendible, pero veámosla del lado de la mente de Rayden.
Los chicos tiraban unos cuadrados al aire, y gritaban, entonces Charles, demostrando una capacidad que no había mostrado antes…, o sea, era prácticamente la primera vez que hablaba desde que llego, y se demostraba de una manera especial prácticamente teatral, siniestra, hasta el propio Rayden sentía algo de temor mientras sus terribles palabras resonaban.
Charles vociferaba, mientras sus imaginarias tropas, luchaban contra los tres guerreros, la practica inutilidad que Joshua parecía demostrar para el juego, sumado a que Eric la mayor parte del tiempo no se daba cuenta ni quién era, causaban que Tommy fuera el único que afrontaba la batalla.
Y ahí fue cuando algo raro paso, o sea, no había nada allí, eran solo cuatro chicos tirando cuadrados…, y uno sacándose los mocos de vez en cuando, y mirando a la nada el resto del tiempo, pero aun en esa nada…, de la nada, algo no nada paso, esperen, déjenme reformular esa frase…, nah, no tengo ganas.
Una extraña energía parecía provenir de Tommy, y luchaba contra la imaginaria, salvo para él, energía oscura de Charles, apresando, hasta que finalmente…
“Gane”, grito Tommy, y entonces todo volvió a la normalidad.
“No, sacaste un 6”, dice Charles secamente.
“Oh, maldición, vi mal”.
Eric se rió, aunque costaba definir si realmente tenía alguna idea de que estaba pasando, Joshua solo se sintió tocado por el hecho de que acababan de morir en ese juego, pero tampoco le importaba demasiado, así que la cosa quedo así.
Luego de eso, los chicos guardaron, y Charles volvió a su misteriosa y callada curvatura.
El resto de la noche paso sin pena ni gloria, con Charles mirando de vez en cuando a Rayden con cara mezcla de asco y miedo, Joshua riéndose de cada chiste, incluso de los que no estaban contados en serio, y Eric orinando en un lugar que mejor no decir, pensando que era el baño.
Por suerte no hubo accidentes, ya que el cartel que Rayden se colgó indicando “NO TOCAR”, sirvió bastante.
Eventualmente todos se retiraron, Charles lo hizo de una manera oscura y que podría parecer misteriosa, sino fuera porque tenía papel higiénico enganchado en su pie.
Joshua se marcho después, pero se quedo viendo a Rayden un tiempo.
“¿Lo sentiste?”, le dijo, y entonces se fue.
Antes de que Rayden llegara a darse cuenta de eso, Eric cometió el gran error de tocarlo.
Las camillas pasaron mientras Rayden y Tommy se encontraban en la sala de espera.
“Bueno, listo, ya agarre mi café”, dijo Tommy, mientras lo tomaba, “podemos irnos”.
“No entiendo porque tuvimos que venir acá por café”.
“Vamos, es el mejor, he estado tanto tiempo aquí contigo, y bueno, uno se da cuenta que es el más rico en comparación a su precio”.
“Mejor que vayamos rápido para tu casa, o tus padres se preocuparan”.
“No importa, que suerte que Eric tenia guantes de goma cuando te toco”.
“Por cierto, tengo una duda”, Rayden se tomo unos segundos para preguntarlo, “¿por qué tenía guantes?”.
“Realmente no quieres saberlo”.
Mientras eso pasaba, un medico pasaba con una camilla por el lugar, “bien, señora, parece que en unos pocos días estará bien, ¿tiene planeado que hacer para entonces?”.
La mujer observo a Rayden levemente mientras pasaba, y dijo algo inentendible por las vendas, pero que sonaría a, “matar a ese hereje”…, lo que no tendría sentido, porque era la profesora de Tommy, no su abuela, se me traspapelaron los escritos, bajón, tal vez algún día traiga la versión real, sos un mono.

Fin del capítulo 4.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The ST. Jimmy
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 2499
Registrado: Lun, 27 Abr 2009, 21:31
Ubicación: Lin Kuei

Mensaje por The ST. Jimmy » Mié, 02 Feb 2011, 03:44

A me me gusto mucho el capitulo, pero Tommy no tiene buenos amigos. Ese Charles me cae mal, no se porque xD El unico groso parece Joshua. Y vuelve la maldita profesora sexopata o algo asi, que Rayden la mate por el bien de Tommy.

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Mar, 22 Feb 2011, 06:48

OK, este capitulo es medio raro, como que me salio muuuuuy loco, pero anda a saber, manzana.

“Rayden, ¿tenias amigos antes?”, pregunta Tommy mientras la familia comía.
“No quiero responder eso”.
“Rayden, ¿tenias amigos antes?”, pregunta Tommy mientras están sentados en la escuela.
“No quiero responder eso”.
“Tommy, tienes un uno”, dice el profesor.
“Maldición”.
“Teóricamente, tienes varios”.
“Rayden, ¿tenias amigos antes?”, pregunta Tommy mientras se encuentran en el hospital.
“No quiero responder eso”.
“Espero que no hayas matado al presidente”.
“Tampoco hare comentarios sobre eso”.
“Rayden, ¿tenias amigos antes?”, pregunta Tommy mientras se encuentran sentados en un bote en medio de la nada.
“Mira, responderé solamente porque estoy harto de que lo preguntes”.
“Genial…, por cierto, ¿dónde estamos?”.
Un hombre lobo cae arriba del bote.

Es fuerte,
Es callado,
Tira rayos cuando se enfada,
El es mi amigo Rayden.
UUUUUUHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
El me protege, no sé porque,
Se pelea con mis padres,
A veces no se en que piensa,
UUUUUUUUHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Comemos helado, a él no le gusta,
Vamos a bailar, a él no le gusta,
Asisto a clases, a mi no me gusta…, a él no sé,
UUUUUUUHHHHHHHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Mi amigo Rayden y yo.
“Ya está muerto, no es necesario que sigas cantando”.

Mi amigo Rayden y yo, capitulo 5: “Amigos eran los de antes”.

“Bueno, entonces… ¿Tenias amigos antes?”.
Rayden lo razona unos segundos, por su rostro pasan varias figuras de distintos guerreros.
“Hay algunas personas…, pero en realidad son como sirvientes, los mando a batallas impensables en muchas oportunidades, me sorprende que sigan yendo, ¿qué piensas?”.
“Si, es un concepto parecido a un sirviente, aunque si lo hacen porque te quieren, podrían ser como amigos”.
“Dudo que me quieran, me ven como algo raro y extraño, más arriba de ellos”.
“¿Sera porque eres un Dios?”.
“Tal vez, pero no estoy seguro”.
“Bueno, y no tienes alguien que no te vea como algo superior”.
“Si…”.
“Que no sean tus superiores”.
“Ah, eso dificulta las cosas, pero creo que hay algunos…”.
“Genial, ¿cuándo los conoceré?”.
“Define conocer”.
“O sea, ¿cuándo los traerás aquí?”.
“Me parece que no es conveniente, tus padres ni siquiera están felices con que yo esté aquí”.
“Bueno, iremos al patio”.
“No creo que el concepto sea correcto”.
“No te preocupes, el perro no es muy sucio”.
“¿Tienes un perro?”.
“No me cambies el tema”.
Entonces los dos salen afuera, un Rootweiler gigantesco empieza a gruñirles.
“No te preocupes, sabe quién es su dueño”.
“¿Estás seguro?”.
“Si, mira, ¿quién es un buen chico?”.
De la nada, el perro corre contra un árbol golpeándose la cabeza y quedándose inconsciente.
“Hace mucho que responde así, al menos ya dejo de comerse los gatos del vecino, nuestros gatos, los novios de mi tía, mis sexys primas, cultivos de tomates y maquinas de cortar césped”.
“¿Tienes gatos?”.
“Deja de cambiarme el tema siempre, trae a tus amigos”.
“Teóricamente estábamos hablando de tu mascota, así que no cambie tanto el tema”.
“Quiero a tus amigos”.
“¿Estás haciendo un berrinche?”.
“No”, Tommy se golpea las piernas, “quiero a tus amigos ahora”.
“OK, pero espero que no te arrepientas luego”.
Se produce una gigantesca explosión, y cuatro misteriosas figuras aparecen, Tommy queda impresionado y sin poder hablar, hasta que uno de los que están ahí empieza a toser.
“Maldición, les dije que dejáramos de hacer esto”, dice sin ganas, Tommy se da cuenta que el sujeto está hecho de agua. Mira alrededor, y ve a un hombre de fuego, uno de roca gigantesco, y a…
“Hey, tú te ves normal”.
El sujeto tiene pelo blanco largo, pero fuera de que sus ojos brillan se ve bastante humano, “sabes, a veces tienes que tener cuidado con lo que dices”.
Pasan varios segundos incómodos, en los cuales nadie hace nada más que rascarse de vez en cuando.
“Rayden”, interrumpe Tommy el silencio, “¿no me los vas a presentar?”.
“Cierto, veamos…”.
“Lo harás mal”, dice el de pelo blanco, “mira, yo soy el sorprendente Fujin”, Tommy no se siente sorprendido con eso, por lo que antes de seguir, el sujeto mueve los brazos como para que lo vea mejor, “OK, no estás al tanto de los nombres de todos los poderosos Dioses que dirigen este universo, pero soy el Dios del Viento, ¿te sueno ahora?”.
“En realidad, hasta hace poco creía que Dios era uno solo”.
“…En serio, ¿qué le ha pasado al mundo?, te pasas protegiendo un maldito medallón, lo roban, pasas a estar encerrado unos años, y todo cambia, habrán sido a lo sumo cinco siglos”.
“En realidad desde el encierro, no tanto”, dice el de agua.
“Cállate, idiota, hablaba en general”.
“Bueno, creo que…”.
“Que te calles”.
“¿Cómo se llaman los otros?”, pregunta Tommy.
“Ellos no importan, son jefes mediocres, ¿para qué nos convocaste?”.
“Él quería conocerlos”, señala Rayden.
“…Nah, en serio, ¿para qué?”.
“DIOS DE LA ROCA TIENE CACA”, dice el de roca.
“Aguántate”, le recrimina Fujin, “se supone que solo deben convocarnos para matar a alguien, destruir cosas, y todo eso”.
“¿No son dioses?”, pregunta Tommy sorprendido.
“Si, obviamente”.
“¿Entonces porque necesitan ser convocados para aparecer?”.
Fujin se queda unos segundos quieto, “mira, niño, haces muchas preguntas y…”.
“El tema es que nos mandamos una cagada una vez”, explica el de Agua, “y no tenemos permitido salir del…”.
“¿Eres idiota o qué?, deja de hablar”.
“Pero el chico quería saber”.
“Estas arruinando mi escenificación”.
“Es un niño nada más”.
“Si, pero…”, Fujin se da vuelta, “a todo esto, ¿por qué estas con un niño?”.
“Tiene que cuidarme porque yo salvare al mundo del Armagedón”, dice Tommy haciéndose el héroe.
El viento se mece suavemente.
Fujin cae al suelo riéndose, el de agua no puede aguantarse y también se ríe, el Dios de la Roca se ríe sin parecer entender lo que pasa.
“Malditos, sufrirán mis poderes mágicos”.
“¿Qué?”, se sorprende Rayden, entonces el perro salta sobre Fujin.
“¿Qué es esta cosa?”, grita este, “quítenmelo, quítenmelo”.
Fujin se lo saca de encima y empieza a correr siendo perseguido por el perro, el Dios del agua y el de la roca lo siguen.
“Dime la verdad, ¿tu mandaste al perro?”, pregunta Rayden.
“No, le gusta la gente de pelo largo, por cierto, ya entiendo porque no querías presentármelos antes, no todos podemos tener un grupo súper cool de amigos como yo”, Tommy mira al de fuego, “sin ofender”.
“No importa”, responde este, “nos veremos otro día, Rayden…, idiota”, y desaparece.
“¿Quieres cenar?”, pregunta Tommy.
“No como”, responde Rayden, “además, son las cinco, ¿cómo es que se llama tu perro?”.
“Romeo”.
“…”.

Fin del capítulo 5.

After End.

Fujin, y los dioses de la roca y el agua, se encuentran subidos a un árbol.
“Maldito perro, suerte que ya se fue”, dice Fujin sin ganas, “¿alguna idea de cómo bajar?”.
“FUJIN MALO CON DIOS DE LA ROCA, FUJIN NO QUIERE DIOS DE LA ROCA”.
“No digas eso, sabes que en el fondo te quiero, aunque a veces me enoje contigo”.
“PUEDE QUE FUJIN TENGA RAZON”.
“¿Por qué no pruebas volar?, se supone que puedes hacer eso”, indica el Dios del agua como si fuera algo obvio.
“Cierto”, Fujin se va volando.
“FUJIN IRSE DEJANDO A DIOS DE LA ROCA Y DEL AGUA SOLOS, FUJIN NO QUIERE A DIOS DE LA ROCA”.
“Mi mujer me va a matar”.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The ST. Jimmy
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 2499
Registrado: Lun, 27 Abr 2009, 21:31
Ubicación: Lin Kuei

Mensaje por The ST. Jimmy » Mié, 23 Feb 2011, 04:27

Rayden no tiene amigos :P Solo al grupo de dioses esos, que no saben cuidar un medallon. Crei que apareceria el chupa medias de Liu para...ya sabes...chuparle las medias a Rayden xD Asi que, descubrimos que Tommy tiene un perro llamado Romeo, y que en el grupo de amigos, siempre hay uno que no entiende los chistes jaja

PD: Bienvenido de vuelta Error, ¿como anduvieron las vacas?

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 375
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Jue, 24 Feb 2011, 19:41

muy buen episodio macross XD, es muy divertida la mancuerna de tommy y rayden a pesar de ser tan diferentes. sube el otro episodio soon :wink:
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Sab, 12 Mar 2011, 23:16

Es gracioso, pero este capitulo surgio como una de las primeras ideas que tenia, una de las peores primeras ideas qeu tenia, y no daba ni dos mangos por el, esperaba una porqueria absoluta, que solo sirviera para que la gente vomitara, pero sorprendentemente, creo que salio mucho mejor de lo que esperaba, aunque sigue siendo una flores putrefacta..., flores.


“Ah, es lindo salir de la escuela y sentir que puedes comerte al mundo, ¿no, Rayden?”, pregunta Tommy.
“No creo comprender el argot”.
“¿Qué es argot?”.
“Tampoco lo comprendo, pero creo que ahora tiene sentido mencionarlo”.
“Guau, mira eso”, señala Tommy, ignorando a Rayden, “Bingo de viejos, con un gran premio”.
“¿Y?”.
“GRAN PREMIO”.
“Tommy, debes saber que eso no indica nada que…”.
“Indica dinero…”.
“No, indica…”.
“Debemos ir”.
“Tú no eres viejo”.
“Ay, ay, Rayden, Rayden, ¿es que me crees lo suficientemente idiota como para no pensar eso?”, Rayden se queda pensándolo, “Ok, ok, olvida eso, lo importante es que tengo un plan”.
“No me creo que tengas más de sesenta”, dice el guardia.
“¿Por qué lo dice, joven?”, dice Tommy vestido en un saco marrón que le queda grande, unos horribles mostachos negros, y polvo para el rostro puesto en el cabello para hacerlo ver blanco.
“Primero, sus bigotes se ven muy oscuros para ser viejo, segundo, no me ha mostrado su documento, tercero, aunque no lo demuestro, soy bastante anciano, gracias, ah, y cuarto, ese saco es muy feo”.
“Si, lo sé, es de mi madre”.

Es fuerte,
Es callado,
Tira rayos cuando se enfada,
El es mi amigo Rayden.
UUUUUUHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
El me protege, no sé porque,
Se pelea con mis padres,
A veces no se en que piensa,
UUUUUUUUHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Comemos helado, a él no le gusta,
Vamos a bailar, a él no le gusta,
Asisto a clases, a mi no me gusta…, a él no sé,
UUUUUUUHHHHHHHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Mi amigo Rayden y yo.
“No entendí, ¿la isla era el purgatorio o qué?”.

“Por favor, señor, en serio, tiene que dejarme pasar”.
“Lo siento, persona adulta que está llorando y con mucho polvo en su pelo, pero necesito documentos que confirmen tus datos”.
“Pero quiero el súper premio”.
“Yo también lo quería, pero no llegaba a los sesenta años reglamentarios, aunque no estoy lejos, siendo honesto”.
“Espera un segundo”, Tommy gritó como si tuviera la más grande idea desde que se invento el delivery y los autos voladores.
“Señor, se le cayó su bigote”.
“Ah, gracias”, Tommy se lo guarda, “salió muy caro”.
“El mío también”.
“Bueno, como decía, Rayden, ¿tú qué edad tienes?”.
“Mi edad no se puede medir con tus conceptos abstractos de tiempo”.
“Entonces participa tu”.
“Carezco de documentos”.
“No se preocupe, señor, me encargare de anotarlo”, dice el guardia.
“Que extraño, pensé que el decir que carecía de documentos simbolizaba ir a la cárcel, o al menos no ingresar a la competencia”.
“Su compañero tampoco los tiene, y no por eso llame a la policía”.
“Si, eso, Rayden, los indocumentados mandan”.
“Además, los rayos indican que le hicieron muchos electroshocks, debe haber tenido serios problemas de corazón, o sea, es viejo”.
“Un tío mío falleció a los treinta por un paro cardiaco”.
“Uno mío también, pero no por eso intento llamar la atención”.
“Lo siento”.
“Bueno, ¿dónde hay que firmar?”, pregunta Rayden.
“Solo pase, retire su cartón, y siéntese”.
“¿Puedo entrar también?”, pregunta Tommy.
“Si, toma, te daré un pase de acompañante, lo puedes cambiar por un pastel de zapallo a la salida”.
Rayden y Tommy entran, y el Dios retira su cartón.
“Pensé que nos cobrarían algo por entrar”, dice Rayden pensativo.
“Es una movida comercial para vender más”.
“¿Para vender qué?”.
“Ah, no importa”, Tommy se sorprende, “mira eso”.
“No lo puedo creer”.
“Una moneda de cinco centavos, genial”.
“Pensé que te referías a que tu abuela está enfrente de nosotros”.
“Ah, sí, eso también, salió del hospital ayer, se me paso decírtelo”.
Efectivamente, la anciana…, anciana, se encuentra parada frente a ellos, tose levemente, y a una velocidad muy lenta se acerca al Dios.
“Rayray”, dice lentamente, “tiempo sin vernos”.
“Anciana…, de nombre desconocido para mi persona”.
“¿Quién es tu compañero?”.
“Soy el gran Mustafar, venido de tierras lejanas que…”, empieza Tommy.
“Tommy, ¿qué haces aquí?”.
“…, Vengo a acompañar a Rayray”.
“No pensé que fuera tan grande para participar”.
“Esta emancipado”.
“Eso explica muchas cosas”, la abuela levanta su bastón y apunta a Rayden, “escúchame, niñito descarriado, esta noche vas a caer, y no solo frente a mí en el BINGO, sino también frente a la mano de Dios y Jesús”.
“Señora, con todo respeto, aun es de día, y este juego no me importa”.
“Guárdate tus insultos, ateo, solo Dios puede juzgarte…, y San Pedro, pero ya me has entendido”.
La anciana se va hacia su mesa, mientras yo busco en Wikipedia quien era San Pedro para saber si realmente juzgaba a la gente además de ser portero…, ni ganas, sigamos.
“Mi abuela puede que este loca, pero no podemos perder, ese premio debe ser mío”.
“Si, pero…”.
“Si, ya sé que debería haber dicho, nuestro premio, pero sabes que solo lo digo porque estoy emocionado”.
“En realidad solo iba a recordarte que este juego es de azar, no de habilidad, así que…”.
“Mucha palabrería, concéntrate en escuchar los números”.
El sujeto que canta los números se coloca lentamente en su estrado, se acomoda su moño, sus lentes, y muere de un paro cardiaco.
“Un segundo, por favor”, dice un sujeto que sale de atrás del telón, mientras los paramédicos se llevan al otro.
“¿Qué cosa?”, se escucha la voz de un anciano.
“Bueno, creo que es hora de dar comienzo a la competencia, y el primer número es…”.
Lo siguiente sería muy aburrido, ya que solo van en sucesión los distintos números, uno de los ancianos pregunta continuamente que se está diciendo, lo que encima es un chiste que acabo de hacer…, y nada más.
Lo importante de todo esto, es que la abuela de Tommy no deja de mirar con mala cara a Rayden, como penetrando en su débil, y llena de rayos, muy posiblemente, alma.
“Mi abuela quiere aumentar la tensión, pero no dejes que te venza”, dice Tommy.
“Lo sé”, Rayden siente algo extraño al ver a la anciana, deseos de ganar, de vencerla, y de otras cosas que mejor no decir acá, pero se encuentran relacionadas con comida coreana.
“Maldito vendedor de tapioca afeminado”, dice la abuela mientras mira a Rayden, “¿dónde estará ese chico, Rayray?, no lo veo desde que empezó todo”.
Tanto Rayden como la abuela van a avanzando a la hora de colocar los números, y a medida que pasa el tiempo, el sudor corre por sus frentes, lo que en el caso de Rayden, aumenta considerablemente las chispas, y prende fuego algunas personas, pero nada malo, digamos…
“Bueno, señores, el siguiente número será el último”.
“¿Qué cosa?”, grita un viejo.
“Que solo diremos un número mas”.
“¿Qué cosa?”.
Rayden nota que tanto a él como a la abuela de Tommy les falta un numero, la tensión, aumenta, el sudor, crece, la presión es enorme, pi es igual a…, no sé, a algo.
“YA LE DIJE QUE CANTAREMOS UN NÚMERO MAS Y SE ACABO”.
“Eh, no grite, que no soy sordo”.
“Y el numero final es…”.
Todos observan, esperan, la emoción continua, se desenfrena y…
“EL 89”.
El viento pasa por detrás de las personas, y el viejo sordo es el primero en hablar.
“Gane”.
Antes de que pase nade mas, Rayden se levanta y prepara un rayo, la abuela saca su pistola, y disparan.
“¿Por qué diablos le disparaste a mi abuela?”, pregunta Tommy.
“Perdona, es que fue la emoción del juego, tu sabes…”, intenta explicar Rayden.
“No, no sé, además, ninguno de los dos gano, y tenían el mismo número, hubieran terminado en empate de haber salido ese”.
“Puede ser, pero las posibilidades que el vasto universo tiene demuestran que…”.
“Hubiera sido empate”.
“Si, tienes razón”.
“Ahora nunca sabremos que fue el gran premio”.
“No te preocupes, habrá muchos más grandes premios en la vida”.
“Si, lo que siempre quise”, grita el sordo, “una vaca”.
“Felicidades, papá”, le dice el guardia, “ahora podremos ser una familia feliz nuevamente los tres”.
“¿Quién eres tú?”.
Mientras tanto, en un lejano hospital, una anciana cierra el puño, debe sobrevivir, para enfrentarse a su enemigo mortal, entonces deja de cerrarlo, porque es medio ilógico que lo haga, teniendo en cuenta que está siendo operada de urgencia y tal vez no sobreviva, ¿alguien quiere un sándwich de atún?

Fin del capítulo 6.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 375
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Jue, 17 Mar 2011, 19:42

Hubiera sido un error no incluir este episodio!. me ha gustado mucho. la explicacion del guardia de por que Rayden tiene rayos fue lo mejor XD . Este es mi episodio favorito XD. muy gracioso imaginar a Rayden jugando Bingo. no tardes en subir el siguiente capi macross :D
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
The ST. Jimmy
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 2499
Registrado: Lun, 27 Abr 2009, 21:31
Ubicación: Lin Kuei

Mensaje por The ST. Jimmy » Sab, 19 Mar 2011, 07:44

Waaaaaxxxxx Que joda ir al Bingo y vivir para contarlo jaja Bue, mas alla de que la abuela de Tommy siempre va al hospital, note que podria... TAN SOLO podria haber estado arreglado el juego, ya que el viejo era el papa del guardia. Quiza esto modifico el resultado. Pero mas alla de esto, se nota que Tommy no tiene nada mejor que hacer que jugar al bingo.
Despues de estos comentarios ilogicos, este capitulo me gusto porque tuvo bastantes chistes bien contados que me hicieron reir mucho (lastima que son las 4 AM y podria despertar a alguien). Espero que la abuela se ponga mejor, le enviare flores :D
Gran chapter, espero el prox.

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Jue, 21 Abr 2011, 01:53

Wooooooo, como me atrase, XDDDD, pero aqui al final para todos los que lo esperaban, un nuevo capitulo, que dara inicio a lo que podria decirce, la primera saga, XDDDDDD, pero bueno, me salio largo, pero a mi entender muy divertido.

“Tommy, no puedo dejar de pensar en algo extraño”, dice Rayden.
“¿En qué?”, pregunta el chico.
“Te has vestido muy bien, y te has dado un baño, lo que es aun más extraño”.
“Ah, me estoy preparando, hoy es un día especial”.
“¿Por?”.
“Ya lo veras”, dice Tommy con una sonrisa.
“Maldición”, grita Tommy mostrando un carnet a un guardia muy grande, mientras muchas personas esperan atrás, incluyendo a Eric, Joshua, Charles y Rayden, “aquí claramente dice que soy mayor de edad”.
“Y yo digo que no lo pareces”.
“Vamos a otro lado”, pide Joshua.
“Seguro es porque me vio pinta de negro, racista”.

Es fuerte,
Es callado,
Tira rayos cuando se enfada,
El es mi amigo Rayden.
UUUUUUHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
El me protege, no sé porque,
Se pelea con mis padres,
A veces no se en que piensa,
UUUUUUUUHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Comemos helado, a él no le gusta,
Vamos a bailar, a él no le gusta,
Asisto a clases, a mi no me gusta…, a él no sé,
UUUUUUUHHHHHHHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Mi amigo Rayden y yo.
“Elder Gods, la próxima vez pensare antes de aceptar una de sus misiones”.

Mi amigo Rayden y yo capitulo 7: “Bailando en la disco sin música”.

“Es que yo no entiendo, viene uno con su identificación falsa, toda la onda del mundo, y no lo dejan pasar”, dice Tommy enojado.
“Si, es un verdadero problema, me parece que…”, Joshua intenta hablar.
“Cállate, no te pregunte, ¿qué opinas?, Charles”.
Charles como siempre permanecía callado, y parecía estar perdido en alguna clase de pensamiento olvidado de la humanidad.
“Si”, dijo finalmente.
“Sabias palabras”.
“Lo sé, ¿por qué ha venido tu amigo también?”.
“No tiene casa”.
Charles observo fijamente a Rayden, que no se dejo vencer por la mirada.
Podría hablar hasta el final del choque entre miradas dominantes y poderosas, pero es aburrido, así que salteemos a la parte siguiente.
“Chicos, ¿no íbamos a ir a bailar?”, pregunta Eric, que era el único que vestía como cualquier otro día, Charles no estaba precisamente bien, ya que parecía un gótico con problemas para determinar su sexualidad, pero al menos no era la ropa normal.
“Eso intentamos, pero nos dejaron afuera”, dice Tommy.
“Conozco un lugar”, indica Joshua.
“Espero que no sea una basura”.
“No, esta bueno, lo juro”.
“Bueno, lo someteremos a votación, ¿Charles?”.
“Me abstengo de votar, Lucifer estará de acuerdo con lo que elijamos”.
“¿Qué?”, pregunta Rayden, siendo ignorado.
“¿Eric?”.
“¿Qué pasa?”.
“Listo, iremos, Joshua”.
“Bien, será genial y…”.
“No, no hables”.
El grupo empieza a caminar tranquilamente.
“Tommy, ¿puedo hacerte una pregunta?”, interviene Rayden.
“¿Si?”.
“Tengo entendido que la vestimenta importa en estos lugares, ¿puede ser eso lo que nos dejo afuera?”.
“Claro, ¿no tienes algo mejor?”.
“No me refería a mí, pero…”, cae un rayo sobre Rayden, y cuando este se desvanece, el Dios está portando un traje totalmente blanco, la alarma de un auto se prende al lado, mientras una pequeña llama crece rápidamente, “hace mucho que no usaba esto, ¿qué te parece?”.
“No está mal, deberías usarlo más seguido”.
“Creía que me hacía ver como algo superior, y a los mortales eso les molestaba un poco”.
“No, solo pareces un granjero brillante, quítate el sombrero”.
“¿Hablas en serio?”.
“Si, no quiero molestar, pero no te ves demasiado bien con él”.
“Bueno”, Rayden se quita el sombrero, y su melena blanca corre al viento, lo que es un decir, ya que no tiene piernas, además el día estaba bastante calmo.
Así, el grupo se dirige a donde Joshua dijo, la cola no es tan larga, por lo que al poco tiempo llegan.
“¿Identificación?”, pregunta el guarda.
“¿No te conozco de algún lado?”.
“MMM”, el guarda recuerda algunas ideas que incluyen juegos de azar y a su reciente vaca, la gorda Betty, “no, la verdad que no”.
“Lastima, ¿puedo pasar?”.
“No sin una identificación que no sea un pedazo de cartón con tu nombre, un numero dieciocho, y un pedazo de jamón”.
“Hey, me costó hacerla”.
“Igual no puedes pasar”, entonces mira a los demás, “Uy, ¿eres tú, Joshua?”.
“Si”.
“¿Vienes con estos chicos?”.
“Si, son mis amigos”.
“Entonces obviamente pueden pasar”.
El grupo ingresa, el lugar es un gigantesco boliche ultra exclusivo, con un barman preparando bebidas de alto calibre, precios bajos, chicas despampanantes bailando al ritmo de la música más genial, dentro de lo que se puede bailar, claro, y una iluminación estridente, pero que no molesta.
“Debo decir que el lugar esta interesante, Joshua”, menciona Tommy como si hubiera ido alguna vez a algo así.
Un grupo de personas saludan a Joshua, “bueno, chicos, me voy a saludar a unos amigos y vuelvo”.
“OK”, indica Tommy, y Joshua se va yendo, “que perdedor”.
“Totalmente”, agrega Charles.
“Tengo hambre”, dice Eric.
“Bueno, chicos, vayan a comprar las bebidas que yo veo si hay buena carne para cazar por aquí”.
“Dudo que en este lugar sepan preparar el doble heaven con extra de limón y esperanto”, dice Charles con aire de superioridad, y se va a la barra, evitando en lo posible el roce con otros seres humanos, Eric se queda sin pensar unos segundos hasta que lo sigue, mentira, sigue sin pensar.
“Bueno, Rayden, ¿has visto alguna buena presa?”.
“Solo veo humanos, y creo que el canibalismo está prohibido por las leyes de tu país”.
“No, me refiero a chicas, chicas que estén buenas”.
“Pensé que te gustaba Julia”.
“Bueno, sí, pero eso no evita que tenga una mente abierta a varias posibilidades”.
“¿Recuerdas que mañana a la noche es…?”.
“Espera, mira ese bombón de ahí”.
Rayden mira y observa a una mujer que se encuentra bailando con unos hombres musculosos, su cuerpo es extremadamente exuberante, y lleva ropa que no llega a la cantidad que se califica como poca.
“¿No es un poco mayor?”.
“A las mujeres les gustan los chicos, es parte de su instinto de madre”.
“Creo que lo estas inventando, ¿no se enojara tu madre si sales con alguien así?”.
“No hables de ella ahora”.
“¿Seguro que le preguntaste si te dejaba venir aquí?”.
“Si, si, no te preocupes, vamos allá, tu cúbreme por si se pasan de listo esos mequetrefes”.
Tommy se acerca, y toca el hombro de la chica, que se da vuelta.
“Hola, nena, resulta que…”.
“Oh, mi Dios”, dice ella refiriéndose a Rayden, “por favor, ¿me firmarías un autógrafo?”.
“Con mucho gusto”, dice el Dios, “pero no tengo papel”.
“Firma aquí”, dice la chica, sacando una lapicera y abriendo su escote hasta casi llegar a los pezones, señalando su pecho izquierdo.
Rayden cómodamente firma, mientras Tommy no entiende nada.
“Espero que te haya gustado”.
“No puedo creerlo, gracias, no sé ni que dice, pero tengo la firma de Christopher Lambert”.
“De nada”.
Alrededor de ellos, todos empiezan a mirar.
“Miren, es Christopher Lambert”.
“Te amamos, Christopher”.
“Eres inmortal, Christopher”.
“Guau, es más alto que el perdedor de Jonny Cage”.
“¿Qué está pasando?”, pregunta Tommy.
“No tengo la menor idea”.
“Lanza un rayo para asustar”.
Rayden lanza un rayo y parte una mesa al medio, lo que causa que la gente se aleje asustada.
“Ah, qué bueno, la soledad, vamos a la barra a ver que compraron los chicos”.
Charles se encuentra bebiendo una cosa extraña informe de un color marrón, verde y naranja, dependiendo el estado de ebriedad que tenga el que lo ve, Eric come una hamburguesa, y parece la persona más feliz sobre la faz de la Tierra.
“No puedo creer que hicieran esa bebida”, marca Tommy.
“Está mal, le falta el jimarron”, dice Charles de mala gana, “que pésimo servicio”.
“¿Y Joshua?”.
Charles señala hacia atrás, donde Joshua esta besándose con una chica hermosísima, de un cuerpo espectacular.
“Que perdedor”, dice Tommy, “seguro es un travesti”.
“Totalmente”.
“¿Alguno de ustedes realmente se ha enganchado a una chica en un lugar de estos?”, pregunta Rayden.
“No que recuerde”, dice Tommy, “pero alguna vez pasara, es mejor eso que levantarse esos feos travestis muy bien operados que se agarra Joshua siempre”.
Rayden fija su atención, y aunque el concepto de travesti esta fuera de su mente, sabe que no es uno eso que ve.
“Bueno, no importa, pidamos algo de tomar”, Tommy se dirige al Barman, “que es lo más fuerte que tiene”.
“Mi picana eléctrica”, dice el Barman, un gordo tuerto y pelado de prominente bigote, “la he usado para acabar con mucha gente antes desde que llegue de las heladas estepas”.
“Me parece que no entendió a lo que me refería”.
“Bueno, si lo que querías eran armas de fuego, veré que puedo hacer”.
El Barman se marcha a buscar algo, haciendo caso omiso a los gritos de Tommy, mientras Rayden mira fijamente la picana, tiene algo que le atrae, pero no sabe que es, acerca lentamente el dedo, y contacto.
“Rayden, ¿te pasa algo?, te ves extraño”, dice Tommy.
“¿Sabes algo?”, Rayden no parece estar prestando mucha atención a nada, “la vida es tan rara que…”, Rayden empieza a tener hipo, y con cada vez, arroja rayos que van destrozando el lugar.
“Rayden, ¿qué haces?”, grita Tommy, “vas a destrozar el local”.
“Soy el rey del mundo, JAJAJAJAJA”, Rayden levanta la picana eléctrica, y empieza a darse shocks con ella, riéndose cada vez más, “hip, eshto eshta buenísimo, la cosecha shalió genial ese año”.
“Rayden, deja eso”.
“No puedes detenerlo”, dice Joshua que se encuentra allí, “aun con tus poderes no puedes hacer nada”.
“¿Qué?”.
Antes de que Tommy pudiera seguir con la conversación, Rayden sale volando y va destrozando con sus rayos todo el bar, sin parar de reír.
“Ay, que dolor de cabeza”, dice Rayden cuando se da cuenta de la realidad, y se encuentra cerca de la casa de Tommy, “¿qué paso?”.
“Te he venido llevando desde hace cuarenta cuadras, no parabas de decir incoherencias sobre torneos mortales y chinos locos que dan patadas en el aire”.
“¿Y antes?”.
“Estuviste borracho, o algo así, honestamente no lo entiendo mucho”.
“Se sentía bien”.
“¿Crees que me importa?, rompiste todo el boliche, suerte que mis amigos salieron, la pasaron genial, pero yo no, me duele el cuerpo, y ya va a amanecer, debemos llegar antes de que mis padres se despierten, suerte que hoy es sábado”.
Rayden y Tommy entran por la ventana, y van a la pieza de este último.
“Queme casi toda mi electricidad, hacía años que no pasaba esto, pero ya está volviendo”.
“Al menos pude llevarte, ¿pero sabes lo que me costó?, ya estaba harto de escucharte decir cosas acerca de tipos que largan hielo por las manos”, Tommy se coloca en la cama, “por suerte ahora podre dormir hasta las seis de la tarde”.
“Si, y no te olvides que hoy es el cumpleaños de Julia”.
“Si, hoy es el… ¿QUÉ?”.
El barman llega a la barra arrastrando una gigantesca caja, “bueno, me ha costado, pero creo que estas bazookas podrían resultarle interesante”, entonces nota que a su alrededor todo el boliche está destruido, “no puede ser, alguien se llevo mi picana eléctrica, pero se quien fue, lo pagaras caro, Christopher Lambert”.

Fin del capítulo 7.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 375
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Mié, 27 Abr 2011, 18:21

jajaja, como me reí con este episodio XDXDXD. Rayden en una disco?, lo mejor!!!!.ahora si en esta historia Ray sacó el cobre XD.


Entendí mal o es el final? o se acerca el final?, no por favor está muy buena!!!!! :x . deberías considerar una secuela de Rayden y Tommy ya con mas edad. sería superbuenisima XD.
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Lun, 30 May 2011, 04:32

No me referia al final del fic, al final de la saga "Julia's birthday", que termina en el capitulo siguiente (bueno, no es taaaaan saga, pero bueh, XD).
La verdad este retraso fue un bajon, pero tuvo razones aparte, no solo el estudio, que si, me estaba matando, pero decidi hacerme tiempo para escribir, asi que esto deberia haber sido subido hace dos semanas, pero me esquinge el pulgar izquierdo, y escibir se volvio un bajon (al igual que todo lo demas), asi que estuve fuera mientras tuve el yeso (si, yeso), ahora me lo sacaron, tengo una ferula, pero no me dificulta mucho, asiq eu estoy de regreso, yupi.
Ah, este capitulo es bien flashero, no se porque salio taaaan flashero, pero salio flashero, asi nomas.

Christopher Lambert mira tranquilamente su copa de vino, se siente muy bien ser un actor ultra mega adorado, que vive en una casa lujosa, con todo lo que un ser humano siempre quiso, fama, dinero, mujeres…
Entonces, para su sorpresa, un hombre ingresa por su ventana destrozándola, es calvo, tuerto, y presenta un horrendo bigote, con un rápido movimiento de espada, corta el brazo del actor que tenia la copa.
“Lambert, pagaras caro por haberte llevado mi picana eléctrica”.
“¿Qué?, nunca te había visto antes”.
“Mientes”, pero entonces el hombre piensa unos segundos, “¿acaso ha sido,… James Remar?, perdona, parece que todo fue solo una confusión”.
“Pero me cortaste un brazo”.
“Te volverá a crecer, inmortal”.
El sujeto se marcha, dejando a Christopher solo, que hubiera dicho algo más, pero se desmayo por la pérdida de sangre.

Es fuerte,
Es callado,
Tira rayos cuando se enfada,
El es mi amigo Rayden.
UUUUUUHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
El me protege, no sé porque,
Se pelea con mis padres,
A veces no se en que piensa,
UUUUUUUUHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Comemos helado, a él no le gusta,
Vamos a bailar, a él no le gusta,
Asisto a clases, a mi no me gusta…, a él no sé,
UUUUUUUHHHHHHHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Mi amigo Rayden y yo.
“¿Qué es highlander?”.

Mi amigo Rayden y yo capitulo 8: “Shopping, shopping, nos vamos de shopping, oh si, a comprar, a comprar”.

“Maldición, Rayden, si me hubieras avisado antes no habría salido con mis amigos antes, y hubiera dormido antes para ir antes a comprar un regalo…, antes”.
“Lo siento, Tommy, pero pensé que estaría en tus cálculos”.
“Ni que fuera un genio”, luego se dirige al chofer del bus, “¿falta mucho?”.
“No” dice este, y la cabeza le gira como si fuera un muñeco, transformándose en un monstruo gigantesco. Tommy grita, y le pide ayuda a Rayden, pero la cabeza de este se cae.
“Tommy, el infierno vendrá por ti”, dice la cabeza, “pibe, levántate que ya llegamos”.
Tommy abre los ojos y está en el bus de nuevo, el conductor le está hablando.
“¿Qué paso?”.
“El señor obeso quiere que te bajes de su vehículo”, explica Rayden.
“Es un problema glandular”, dice este enojado.
“No lo dije de mala manera, hace varios años, la gordura era preciada, ya que garantizaba sobrevivir al invierno”.
“Rayden, bajémonos”.
“Me parece una excelente idea, adiós señor obeso”.
Ambos bajan del autobús, a Tommy le duele la cabeza y está muy ojeroso.
“Estoy pensando algo curioso”.
“¿Qué?”.
“Que no tengo la menor idea de donde estamos”.
“A mí me pasa eso todo el tiempo”.
“Hablo en serio, ¿por qué no me despertaste?”.
“Pensé que era parte de tu plan”.
“¿Cómo carajo quedarme dormido tenía que ver con comprarle un regalo a Julia?”.
“No sé exactamente, pero grandes guerreros duermen antes de que…”.
“Mira, normalmente lo que cuentas es muy, uh, que genial, pero estoy intentando no caerme dormido, además ya son las tres de la tarde… ¿las 3 de la tarde? ¿me dormí tres horas?”.
“Efectivamente”.
“¿Cómo puedes estar tan calmado?”.
“La paciencia es una virtud que deberías valorar y…”.
“Ya, veamos si podemos encontrar algún regalo”.
La oscuridad reina alrededor, nada la tapa, aunque sería difícil taparla si uno lo piensa, tal vez la luz la taparía, pero bueno, no hay luz, pero es un concepto medio errado.
“¿Ves algo Rayden?”.
“La verdad es que veo muchas cosas, mis ojos no son como los tuyos”.
“Genial, ¿hay alguna tienda abierta?”.
“No, tampoco cerradas de hecho”.
“Oigan chicos, ¿quieren comprar algo?”.
Rayden y Tommy se dan vuelta, y ven a un extraño sujeto, que viene de adentro de un callejón.
“Veo, eres totalmente un estereotipo de alguien que vende droga”, dice Tommy sin ganas.
“En realidad solo soy exhibicionista”.
“Tengo demasiado dolor de cabeza como para que me moleste”.
“Eso es porque no me has visto”.
“Perdone, señor”, interviene Rayden, “¿pero sabe de algún negocio abierto?”.
“No es de por aquí, ¿no?”.
“Es que no sale mucho”.
“Bueno, de todas formas creo que doblando esa esquina habrá algo, o no, ni idea”.
“¿Y por qué esta todo tan oscuro de repente?”, pregunta Rayden, “son las 3 de la tarde”.
“Menos idea con eso, es la primera vez que pasa, y mira que llevo mucho tiempo aquí, tal vez alguien junto las esferas del dragón o algo de eso”.
“Bueno, adiós”, dice Tommy, “gracias por las indicaciones”.
“De nada”, los dos se marchan, “diablos, Edgard, otra vez perdiste un potencial cliente de tus chocolates escandinavos…, y otra vez estás hablando solo”.
“Sabes, ese sujeto sí que fue muy amable al indicarnos el camino”.
“Si, solo espero que encontremos algo y…”, al dar vuelta la esquina, efectivamente todo estaba lleno de tiendas, ese no era el problema, el problema era lo que había en las tiendas.
Cabezas miniaturizadas, libros de vudú, ropa que no podría ser calificada ropa, aunque eso sí, de color negro, maquillaje extraño, piercings, tatuajes, y un gigantesco ejercito de góticos y darks, sea cual sea la diferencia…, no, ellos no están a la venta, solo caminan comprando cosas.
“Recuerdo una vez hace bastantes años, que pase por un lugar parecido, los Elder Gods me mandaron allí para evitar que los sujetos invocaran demonios, fue una gran matanza”.
“Estos no van a invocar demonios”.
“Lo sé…, los otros tampoco, pero lo hecho, hecho esta”.
“Bueno, veamos si podemos encontrar algo por aquí”.
Tommy entra y empieza a revisar en la primera tienda, saca una remera negra que se ve bastante normal por un lado, pero del otro tiene una araña viva caminando, y la suelta con un grito.
“¿Realmente la gente usa estas cosas?”, pregunta Rayden.
“Si, son la nueva moda”, dice una mujer pálida con un largo vestido negro.
“¿Realmente?”.
“No, pero si lo digo tal vez alguien lo compra, ¿qué andaban buscando?”.
“Algún regalo para una chica”.
“¿Qué le gusta?”.
“No sé, pero por lo que se, la alegría, las flores, esas cosas”.
“Dudo que encuentres algo por aquí… ¿por qué se ha dormido tu amigo sobre mis cosas?”, Tommy ronca soronamente mientras las arañas de las remeras le pasan por encima.
“Está un poco cansado, tuvo una mala noche, ¿causa alguna molestia?”.
“Claro que no, teniendo en cuenta que desde que ingresaron, un montón de personas entraron a verte”.
Rayden se da vuelta y ve que un montón de chicos…, o chicas, quien sabe, lo están mirando como embobados.
“¿Cuánto por el traje con rayos?”, pregunta uno.
“100 dólares, son los de a su izquierda”.
“Pero estos no tienen rayos”.
“Se cargan con un enchufe”.
“Este tiene una araña”, pregunta otro.
“Es la nueva moda”.
Los chicos no entienden nada, así que ponen el dinero en el mostrador, y se llevan las remeras súper contentos, lo que para su tribu urbana es lo mismo que estar deprimido.
“Bueno, creo que podría recomendarte un lugar”, le dice la mujer a Rayden, “queda al final de la calle, donde terribles peligros los aguardan”.
“¿Qué es?”.
“Es la tienda del viejo Smity, aun no se ha pervertido por la oscuridad que reina por aquí”.
“¿La del cielo?”.
“No, esa no sé de donde salió, recién son las cuatro”.
“Si, es muy extraño”.
Rayden se despide de la mujer, y levanta a Tommy, que sigue dormido todo cubierto de telas de araña.
A medida que el Dios camina por la calle, todo a su alrededor se va volviendo más tenebroso que antes, las tiendas dejan de vender simple vestimenta, para empezar a vender ropa hecha con carne humana…, OK, me fui al re carajo, pero ustedes me entienden.
“Alto, ser de rayos”, dice una persona, totalmente cubierta por un saco negro, rodeado de un grupo de personas agachadas, “este es mi territorio, y no podrás pasar por aquí si no me vences en un combate, luego de usar mis poderes demoniacos”.
Rayden le tira un rayo al sujeto, que explota.
“¿Qué demonios?”, grita uno de los compañeros.
“¿No era que tenia poderes demoniacos?”, pregunta Rayden.
“Solo era un rol”.
“Ah”, Rayden piensa con rapidez una manera de solucionar el problema pacíficamente, o sea, sin tirar mas rayos, “el mío también”.
Los otros se quedan mirándolo con cara de no entender nada, hasta que de repente uno habla, “guau, que bien hecho que estuvo todo”, y los demás asienten, Rayden sigue camino.
“Dale, Billy, ya sabemos que tu explosión fue simulada, deja de hacerte el muerto”.
Rayden continua su camino tranquilamente, un dragón de Komodo mascota de uno de los vendedores intenta morderlo, y se termina transformando en algo similar a un plato de iguana recién sacado del horno, solo que sin papas, y como si se hubiera pasado un poco.
Un sujeto lleno de piercings lo observa desde el lugar donde trabaja, con ojos llenos de furia.
“Debemos acabarlo”, dice un compañero suyo, “nadie debe llegar a la tienda del viejo Smity, ya no tiene lugar aquí desde que nosotros llegamos”.
“Lo sé”.
Ambos se quedan pensativos.
“Bueno, hazlo tu”.
“¿Qué?, ¿estás loco?, ¿encima que tengo toda la cara destrozada por estos pedazos de metal me quieres mandar a eso?, mato a la mascota de Death en tan solo unos segundos, y ni se dio cuenta que estaba ahí”.
“Si, pero o sea…”.
“¿O sea que?”.
“Bueno, no, dejemos que pase, tal vez al viejo Smity le vendría bien vender algo por primera vez en cuatro años…, fíjate si quiere algún piercing”.
“No, estas cosas apestan”.
“Tampoco entiendo la idea de que salgamos nosotros”.
“Se supone que somos un intento de burlarse de la cultura gótica, pero está saliendo mal”.
“Ya veo”.
Rayden observa a los dos sujetos, y ambos lo saludan alegremente.
Finalmente, el Dios llega al final de la calle, con Tommy aun durmiendo.
“Bien, he llegado”, pero descubre que no puede abrir la puerta, un gigantesco cartel se encuentra allí.
“CERRADO POR REFORMAS”.
Rayden mira por el vidrio de la puerta, y nota un esqueleto vestido como vendedor en el mostrador.
“Está bien, no esperaba esto”, dice Rayden, “parece que Smity se ha dejado llevar por la cultura gótica también”.
“Hey, tu, Billy no se hacia el muerto, tu lo mataste”, grita un sujeto que pasa por ahí, acompañado por varios chicos.
“¿Eh?”.
“Ahora sufrirás la ira de Lucifer”.
El sujeto se pone a mover las manos en el aire, pero se frena al notar la expresión de Rayden.
“Em, ¿estás bien, amigo?”.
“¿Cómo te atreves a hablar de Lucifer?”.
Rayden recuerda épocas antiguas, épocas en las que el…, se veía exactamente como ahora, pero ese no es el punto, tranquilamente se acerca a una bestia deforme y enorme, cuya descripción causaría que la gente perdiera los ojos, y luego los perdiera de nuevo.
“¿Cómo andas, Lucy?”, saluda Rayden lo más alegre que puede, o sea, no mucho.
“Ah, más de lo mismo”, dice el ser, o masomenos, no se entiende tanto, “torturar gente, y esas cosas”.
“Yo destruí Sodoma y Gomorra ayer”.
“Cool”.
Otro recuerdo pasa por su mente.
“Rayden”, dicen los Elder Gods, “Lucifer ha muerto”.
“Oh”, dice Rayden.
Volviendo al presente, el corazón de Rayden, de tener uno, sufre por dentro.
“No pueden hablar así de mi gran amigo, cuya horrible y desgarradora muerte me dejo mal por toda la vida, sobre todo porque no sé cómo fue”.
“Hey, mira, no quería hacerte daño, parece que soy alguien oscuro y todo eso”, empieza el chico, “en realidad solo estamos simulando, el traje negro, los piercings, es para sentirnos parte de algo, realmente no queremos que el mundo caiga en el infierno, o nos cortamos los brazos, bueno, en realidad eso son los emos, no los góticos, pero se entiende, ¿no es verdad, amigos?”, cuando el chico se da vuelta, se da cuenta que todos se han ido corriendo, al mirar a Rayden, comienza a sudar.
“Lo pagaras”.
Tommy se despierta tranquilamente, es genial no sentirse cansado, mira al cielo, el sol brilla alegremente. Así que comienza a estirarse, viendo como a su alrededor todo esta prendido fuego y destrozado.
“Guau, que buen vestido”, dice al agarrar un vestido verde brillante que está al lado suyo, donde Rayden se encuentra parado.
“Perdona, Tommy, me enoje, y las cosas se fueron un poco de control”.
“Yo debería pedirte perdón, estuve muy enojado con el sueño y eso, y este vestido que conseguiste es perfecto para Julia, seguro le encantara”.
“No sé de donde salió esa cosa, pero gracias”.
“Ahora habría que intentar ver cómo puedo llegar a mi casa para prepararme, si esto fuera una historia cómica, seguro ya sería el día siguiente y habría perdido el cumpleaños”.
“Pues no, solo han pasado unas dos horas desde que te dormiste”.
“Que genial, eres bueno consiguiendo vestidos”.
“Puedo llevarnos a casa teletransportandonos”.
“¿Vomitare?”.
“Es posible, pero lo más probable es que pierdas partes del cuerpo en el proceso”.
“Bueno, esas cosas pasan”.
Ambos se marchan, dejando tras de sí un paramo desolado, a excepción de una sola tienda, la del viejo Smity.
Un anciano sale de ella llevando un esqueleto de plástico en sus brazos.
“Maldición, justo que había empezado a comprar cosas góticas, toda la calle colapsa”.
“Dímelo a mí”, dice el esqueleto.
“¿Realmente me estás hablando?”.
“No, solo estas drogado”.
“Me parecía”.

Fin del capítulo 8.
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 375
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Lun, 30 May 2011, 21:20

JAJAJA, menos mal que no acaba y al contrario nos traes otro episodio XD.



Me encantó este capítulo, sobre todo toda la parte inicial de Christopher Lambert. simplemente buenísimo. Me divertí mucho con éste nuevo!!!.


no tardes en poner el siguiente, que me dejas con deseos de mas :(
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
The ST. Jimmy
Lin Kuei
Lin Kuei
Mensajes: 2499
Registrado: Lun, 27 Abr 2009, 21:31
Ubicación: Lin Kuei

Mensaje por The ST. Jimmy » Mié, 01 Jun 2011, 22:52

Jujuju. Hace mucho que no leia un capitulo de "Mi amigo Rayden y yo". Esta vez Rayden parece mucho mas humano. Al menos habla mas y vive mas situaciones de lo normal. Me divierte mucho la forma de ser de Rayden. En especial cuando lanza rayos sin sentido. Por otro lado, crei que era el callejon Diagon o como se diga de Harry Potter. Bue, al final pobre señor Smity, se le cago el negocio :S

Avatar de Usuario
Error Macross
Shirai Ryu
Shirai Ryu
Mensajes: 1632
Registrado: Lun, 20 Nov 2006, 01:04

Mensaje por Error Macross » Dom, 19 Jun 2011, 08:24

Bueno, llegamos al final de la historia del cumpleaños de Julia, me quedo algo largo a mi entender, y eso que me quede con muchas cosas fuera para ahorrar espacio, by the way, como el titulo indica, la historia esta ligeramente basada en hechos reales, a excepcion de cierto evento estrambotico que se vera, casi todo lo demas son exageraciones de cosas que me han pasado, especificamente en un cumpleaños sobre todo (aunque algunas son de otros).

“Bien, todo ha salido perfecto”, dice Tommy feliz, “tengo el regalo, me bañe, no tengo sueño, aunque tardare semanas en recuperar mi ciclo para dormir, y estamos llegando bien”.
“Si, debo decir que ha sido una escaramuza bastante exitosa”, marca Rayden.
“No me gusta esa pizza”.
“No es una pizza…”.
“Ah, no importa, mantente callado, no lances rayos, aplaude cuando los demás aplaudan, no te quites el sombrero, que no tengo ganas de verte firmar pechos de nuevo, y aléjate de las picanas eléctricas”.
“¿No puedo tocarlas aunque sea un poco?”.
“No”.
“Está bien”.
“¿Y si alguien pregunta…?”.
“No voy a decir lo de Estonia de nuevo”.
“Vamos, sabes que quieres”.
“No, no quiero”.
“Mi abuela no está aquí”.
“No tiene nada que ver, si alguien pregunta seré honesto”.
“Bueno, haz como quieras, en si lo mas importante es que no mates gente, ni que los dejes inválidos, ni juegues con sus cabezas haciendo malabares”.
“Nunca he hecho eso”.
“No pierdo nada por avisar”.
Al llegar a la puerta del lugar, todo se encuentra ambientado con un aspecto de edificio griego, muy lindo, y algo cheto.
“Perdonen, señores, pero solo pueden pasar con sus tarjetas de invitación”, indica el guardia.
“¿No te hemos visto ya en un Bingo?”, pregunta Tommy.
“Ya te dije en la puerta del boliche que no, denme sus invitaciones”.
“Me las deje en casa, ¿Rayden?”.
“Mira, Tommy, yo no puedo estar cuidando tus cosas todo el tiempo, mi misión es estrictamente evitar que te mueras, no ser tu niñera”.
“¿Pero las tienes?”.
“Si, toma”, Rayden le pasa una tarjeta, “me dijiste que la agarrara si estúpidamente te las olvidaras, completamente sacado de tus palabras, aun no comprendo que significa estúpidamente”.
“Buen chico”.
“Perdonen, pero acá hay solo una invitación”.
“Yo nunca he recibido una”, indica Rayden, “pero Julia dijo que estaba invitado”.
“Entonces pasa, esa es la clave secreta”.
“¿En serio?”, pregunta Tommy.
“No, pero me cae bien, ¿alguna vez te dijeron que te pareces a Christopher Lambert?”.
“Si, si, vamos para adentro”, indica Tommy, arrastrando a Rayden, pero algo le llama la atención al ingresar, “no puede ser”.

Es fuerte,
Es callado,
Tira rayos cuando se enfada,
El es mi amigo Rayden.
UUUUUUHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
El me protege, no sé porque,
Se pelea con mis padres,
A veces no se en que piensa,
UUUUUUUUHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Comemos helado, a él no le gusta,
Vamos a bailar, a él no le gusta,
Asisto a clases, a mi no me gusta…, a él no sé,
UUUUUUUHHHHHHHHHHHHH, mi amigo Rayden y yo, mi amigo Rayden y yo.
Mi amigo Rayden y yo.
“Si la música que escuchas es como recuerdo, prefiero que sigas cantando”.

Mi amigo Rayden y yo capitulo 9: “Basado en hechos reales, pero de en serio, o casi”.

“Mira eso”, señala Tommy, al lado de la puerta había una estatua viviente, que mediante un efecto, parecía tener la cabeza en la mano.
“Solo es una estatua”, marco Rayden, pero entonces la cabeza del sujeto se movió, sonriéndolos.
“Que buen efecto”, dijo Tommy, “lástima que no traje mi cámara, ¿vamos adentro?”.
“En mis años he visto muchas cosas, pero nunca nada como esto”, Rayden se acerco a la estatua viviente, “¿qué clase de criatura mágica eres?”.
Rayden se quedo observando al sujeto, que lentamente empezó a sudar.
“Se supone que no puedo hablar en el trabajo”, dice finalmente, “pero me estas asustando”.
“Dime tu secreto”.
“Solo soy un enano, el cuerpo que tengo atrás no es real, deja de mirarme”.
“No creo que…”.
“Deja de mirarme”, grito el sujeto, que empezó a llorar.
“Vámonos, Rayden”, insistió Tommy colocándose unos guantes de goma, nunca salgas de casa sin ellos, y llevándoselo con él.
Una familia ingreso después, viendo a la estatua viviente llorando.
“Que hermosa mezcla de Pagliachi con el jinete sin cabeza”, dice la madre.
“No moleste, vieja”, grita la estatua viviente, “y además se dice Pagliacci”.
Tommy y Rayden ingresan al lugar, en si se ve de una calidad muchísimo más avanzada que lo que Tommy está acostumbrado a ver. Muchas personas bien vestidas sonríen mientras degluten alimentos de alto renombre que se encuentran arriba de una mesa.
“No sabía que los cumpleaños humanos eran tan esplendorosos, me recuerdan a la casa de Luis XIV antes de la revolución francesa, no me caía muy bien”.
“Es algo que se hace cuando hay cumpleaños de quince”.
“¿Tenias idea de que iba a ser así antes de venir?”.
“No, pero hay comida gratis”, Tommy va corriendo hacia la mesa de recepción, “mira, salmón, trucha, cosas raras con caparazón”.
“Son pistachos, y no tienen caparazón”.
Tommy se da vuelta y ve a Joshua, “ah, hola, no sabía que estabas invitado también”.
“Conozco bastante a Julia, por cierto, deberías probarlos”.
“No, no tengo ganas de comer mariscos”.
“Ya dije que eran pistachos”.
“Por eso”.
“Tommy, puede que tu destino sea grande en el futuro, pero ahora, estas lejos de eso”.
Tommy solo asiente mientras come casi todo lo que encuentra a su vista.
“Perdone, muchachito, pero me va a tener que acompañar”, dice un sujeto que coloca su mano en el hombro de Tommy. Cuando este se da vuelta ve a un sujeto flaco de traje y pelo largo, rodeado por una serie de hombres musculosos.
“El no se ira”, dijo Rayden firmemente.
“No se meta, señor, solo hacemos nuestro trabajo”.
“No te preocupes, Rayden, si quieres, acompáñame, no he hecho nada malo”.
“Espero que tengas razón”.
“Me estoy muriendo de frio”, dijo Tommy, los hombres lo habían sacado afuera por una de las puertas de seguridad, y le habían quitado toda la ropa.
“Perdónenos señor y/o señora, pero creíamos que tendría drogas o alguna otra sustancia ilegal”.
“¿Parezco alguien que tenga eso?”.
“No, pero su compañero sí”.
“¿Y por qué no lo revisan a él?”.
“¿Es que no lo ve?, tiene rayos en todo su cuerpo, da miedo”.
“¿Doy miedo?”, pregunta Rayden.
“No importa”, se queja Tommy, “quiero entrar, no quiero llegar tarde al ingreso de Julia”.
“Me parece que ya está entrando”, indica el guardia.
“Entonces ábrame la puerta ahora”.
“No se puede por esta, solo se abre por adelante, vamos a la puerta principal”.
“…”.
Tommy entra con mala cara seguido por los guardias y Rayden, un enano que está ahí se queda viendo a este ultimo.
“Deja de mirarme”, grita.
Cuando Rayden y Tommy entran por la puerta, descubren que ya no hay nadie en la recepción, y al pasar por otra, ya sin los guardias, ven que están solo a unos metros de Julia, que está pasando por las mesas saludando a la gente. Varios de los ancianos de la primera mesa se quedan viéndolos.
“Mira eso, viejo, un granjero, como en mis sueños”, dice una anciana.
“Ya no veo nada”.
Tommy disimuladamente intenta llegar a su mesa, pero se lleva puesto unas sillas que sin ninguna explicación se encuentran en su camino.
Al sentarse en la mesa, se da cuenta que no reconoce a nadie más que a Rayden. Eventualmente Julia llega para saludar.
“Tommy, que bueno que viniste, y tu también Rayden”, dice esta saludando al chico, que solo llega a decir algunas semi palabras sueltas, pero luego no se acerca al Dios, “debo tener cuidado, recuerdo lo que paso con el conductor”.
“Grandes anécdotas”, marca Rayden.
La chica sonríe y se marcha a otras mesas.
“¿Viste eso?”.
“Si, no cometió el error de tocarme, es una chica inteligente”.
“Eso no, lo que tenia puesto”.
“Los conceptos de ropa se me escapan”.
“Tiene exactamente el mismo vestido que íbamos a regalarle”.
“Me di cuenta que mi nombre no figuraba en la tarjeta”.
“No importa eso, ¿dónde está?”.
“Lo puse en la pila de regalos de allá”.
“No, eso está mal”.
“¿Por qué?”.
“No podemos regalarle el mismo vestido que está usando”.
“Tal vez quiera otro”.
“No, Rayden, no quiere otro, las mujeres no funcionan así, es parte de su genética”.
“Veo, ¿qué sugieres?”.
“Debemos tomarlo”.
“Sera fácil”.
“Espera”.
“¿Qué?”.
“¿Usaras rayos?”.
“¿Cuál respuesta es la correcta?”.
“Que no”.
“Entonces me abstendré de contestar”.
En ese momento comenzó a sonar el vals, y Julia comenzó a bailar con un hombre, claramente su padre.
Las distintas personas fueron alternándose para bailar con la chica.
“¿No deberías ir tu?”, pregunta Rayden.
“¿Tienes algún conocimiento de cultura sobre estas cosas?”.
“No”.
“Entonces no hables”, Tommy gira la cabeza hacia la persona sentada a su lado, una chica medio rellenita con frenos que le mueve las pestañas alegremente, “creo que si iré”.
Para ese momento Julia ya había bailado con prácticamente todos sus familiares, y varios compañeros de Tommy se encontraban bailando con ella, cabe destacar que prácticamente todos se encontraban en mesas totalmente alejadas del chico. El que bailaba cuando este llego, se trataba de Kent.
“Ah, ¿acaso quieres bailar, Samuels?”, se burla este, “¿adivina qué?, llegue primero”.
“Sí, bueno, pero se supone que debe haber un recambio de gente de vez en cuando”.
“Si, pero…, eres un idiota”.
“Kent, me aprietas mucho”, dice Julia.
Al instante los guardias de seguridad se colocan alrededor de los dos que bailan.
“Em, creo que si podría dejarla”, dice Kent, pasándole a Tommy el baile con la chica, este empieza a ponerse rojo, y se mueve de manera muy tosca.
“Que bien que bailas”.
“¿Lo dices en serio?”.
“No, pero al menos no me estas pisando”.
“Gracias”.
“De nada”, sonríe Julia.
En ese momento les toman una foto, y Tommy sentía que se estaba muriendo si esto seguía así, cuando una mano en el hombro le indico que alguien más quería bailar. Sonriendo se preparo para entregar a Julia, pero en vez de eso el fue agarrado por una mujer gorda de rulos rojos mal teñidos, que lo acerco a ella, comenzando un baile totalmente descontrolado, mientras Julia se reía.
“OK, esto no me está gustando”.
En ese momento la música cambio, dando inicio al baile descontrolado, todas las personas vinieron para participar de él, menos el 90%, que se quedo sentada con mala cara.
“No llegue a bailar el vals”, se quejaba un chico gordo, “malditos 50 kilómetros”.
Pese a que intentaba, Tommy no podía zafarse de la mujer, que empezó a reírse como seguramente lo haría una ballena.
“Hola, Tommy”, saludo Rayden, “parece que lo estas pasando bien”.
“Rayden, ¿qué haces aquí?”.
“Note que varias personas venían, así que decidí ir también, es bueno obtener nuevas experiencias, aunque francamente no entiendo porque ponen gritos de gato como sonido de fondo”.
“¿No electrocutaste a nadie?”.
“Gran pregunta, pero no la contestare”.
Con gran esfuerzo, Tommy logra sacarse a la mujer, haciendo que agarrara a otro chico.
“Perdón, Joshua, pero debemos sacrificarnos por el bien común”.
“No hay problema”, llega a decir este, pero ni se le escucha.
“Ahora vamos a por mí regalo”.
Tommy se arroja corriendo entre la gente, Rayden no se mueve, y ve como el rostro del chico sobresale de a ratos entre la multitud.
“Rayden, ayúdame”, de repente Tommy desaparece, y vuelve a salir en otra parte, “ayúdame”.
“Bueno, gente”, se escucha una voz desde los parlantes, “es hora del primer plato”.
Al instante todas las personas dejan la parte central, a excepción de Tommy que queda en el suelo, y de Rayden, que no comprende mucho.
Al sentarse en la mesa nuevamente, Tommy ve algo extraño en su plato, y decide comenzar a comerlo, aunque se siente raro. Al girar el rostro, la misma chica de la otra vez vuelve a hacerle ojitos.
“Te llamas Tommy, ¿no?, soy la prima de Julia, Junia”.
“Ah, sí, que lindo, Rayden, ¿me cambias el lugar?, tengo poco aire aquí”.
“Está bien”.
La persona que está al lado de Tommy ahora es un chico rubio con cara de psicópata.
“Hey, tu eres compañero de clase de Julia, ¿no?”.
“Si, ¿por?”.
“¿Qué chica del curso es fácil?”.
“¿Qué clase de pregunta es esa?”.
“Vamos, seguro hay una que todos se la montan todos los días”.
“Em, creo que ella”, Tommy señala a una chica morocha de otra mesa, Betty Dudes, la más hermosa del curso.
“¿Seguro?”.
“Si”.
“¿Quién es ese chico con el que esta?”, pregunta el otro, señalando al novio de Betty.
“Su hermano”.
“Ah, ¿y seguro que es fácil?”.
“Si, yo me acosté con ella unas cuatro veces, y este que está a mi lado dos”.
“Si, no tengo un lugar de nacimiento real, pero se podría decir que el vacio es lo más cercano a eso”, conversa Rayden, cuando escucha lo que dice Tommy, “¿qué?”.
“Genial, entonces ya verá cuando se le presente un macho en serio”.
“Diviértete”.
Al rato empieza la nueva sección de baile, pasando exactamente lo mismo que la otra vez, Tommy siendo llevado por una avalancha de gente, Rayden mirando sin entender, y de nuevo a comer otro plato.
Tommy gira la mirada hacia el chico que se sienta a su lado, notando que tiene un ojo morado, seguro maquillaje o algo de eso, no le importa.
Y la fiesta sigue así por un buen rato más.
“Y la próxima vela es para mis compañeros de curso, con los que paso momentos muy divertidos”.
Tommy va sin demasiadas ganas a sacarse la foto, y luego vuelve a sentarse.
“¿Quién se queda la vela si la reciben varios?”.
“No sé”, dice Tommy, observando al chico de al lado, ahora con los dos ojos morados, “que maricon, usa mucho maquillaje” piensa Tommy, y luego se dirige a Rayden, “debemos hacer algo distinto, piensa”.
“Dadas las ultimas circunstancias, creo que no podremos hacer nada mas, estamos destinados a perder”.
“Tommy, ¿tienes hora?”, pregunta la chica que está al lado.
“Si, ya te digo, espera, ¿cómo sabes mi nombre?”.
“Lo decía tu facebook”.
“Ah, si…, espera, ¿cómo sabes mi facebook?”.
“Si me das un beso te lo diré”.
Tommy pone una cara de asco terrible, pero antes de contestar, da inicio el carnaval carioca, lo que causa que incluso la gente que no bailaba antes, se levante a agarrar objetos en algunos casos muy sexualmente provocadores, solo se queda sentado el chico rubio.
“Me voy a morir virgen”.
“Si, esta es la situación perfecta”, Tommy se coloca un antifaz, “dime, ¿parezco otra persona ahora?”.
“No”.
“Excelente, no me reconocerán, tu también ponte uno”.
Rayden se pone la cosa incomoda, pero solo logra tapar su vista, causando algunos accidentes, que serian muy graciosos de no ser porque la electricidad en grandes cantidades nunca lo es.
Tras varias vueltas, ambos llegan a la pila de regalos.
“Perfecto, ahora solo debemos tomar el mío, Rayden, ayúdame”.
“No veo, pero lo hare”.
“No, espera, seguro los electrocutaras o algo”.
“Tengo cierto control, aunque no se note demasiado”.
“Bueno, demuéstralo”.
Rayden se acerca a los regalos, se podría decir, pero entonces un sujeto cae aplastando cierta cantidad, y llamando la atención de los demás. Es el barman.
“Quítate la máscara, bellaco”, le indica a Rayden, apuntándole con un sacacorchos.
“¿Cómo osas…?”, empieza Tommy, pero el Dios ya se la quito.
“Ah, James Remar, al fin nos vemos”.
“¿Quién?”.
“El es James Remar, intento convencerme de que Christopher Lambert me había robado mi picana, pero sé que fue él”.
“¿De qué está hablando?”.
“Ni idea”.
“Mientes, también mataste a mi perro, y te llevaste mi meñique”.
“Tienes tus meñiques”.
“Lo sé, es parte de su plan”.
“¿Eh?”, Tommy no entiende mucho, pero se da cuenta que el sujeto no tiene nada para defenderse de Rayden, nada útil, claro está, aunque útil seria un tanque, y tal vez no, así que probablemente moriría al poco tiempo, “mira, te estás confundiendo, el estuvo toda la semana conmigo”.
“¿Son pareja?”.
“Claro que no”.
“Si dices que si me iré”.
“No voy a decir que si”.
“Anda, di que si”.
“No”.
“Bueno, entonces al menos dime quien fue si no”.
“A ver”, Tommy piensa, “fuiste tú”.
“Vamos, esa no tiene sentido, piensa más, tu puedes”.
“OK, OK”, un nombre llega a la cabeza de Tommy, “fue Carlos Pesina”.
“¿El de los videojuegos?”.
“Si”.
“Esa excusa me gusta, es más, ya no iré a por nadie, gracias a ti, he aprendido a ser una mejor persona, dedicare mi vida a hacer feliz a otros y…”.
Todos los guardias de seguridad se le tiran encima, y también una vieja y un burro.
“Eso fue raro”, dice Tommy, “además no se quien es James Remar”, de la nada, Julia lo abraza, quedándose rojo y sin poder moverse.
“Gracias, Tommy, si no hubieras estado aquí, quien sabe que habría hecho ese sujeto, has salvado mi cumpleaños”.
“¿Da?”.
“Lastima, me dijeron que solo se rompieron tu regalo y el de Rayden, ese mas, ya que ni quedaron restos, pero de todas formas no hay mejor regalo que el que hiciste ahora”.
“¿Do?”.
Julia le da un beso en la mejilla a Tommy, que coloca la mano allí como si fuera lo más preciado del mundo.
“Ah, De”.
El resto de la noche paso sin grandes sobresaltos, y así, ambos se dirigieron para la casa de Tommy luego de despedirse de Julia, y con un extraño souvenir de forma difícil de comprender.
“Bueno, todo fue perfecto, ¿no?”.
“Dip”.
“Mañana será un largo día”.
“Dup”.
“No obstante sigo sin comprender la naturaleza humana, guardan rencor por cosas re simples, como ese enano que me mira amenazador desde la ventana y que seguramente nunca volveremos a ver”.
Efectivamente, el enano ve a Tommy desde la ventana, pero mañana se va a Bruselas, y nunca, pero nunca, volverá a pasar por este fic, o tal vez si, qué bello es vivir.

Fin del capítulo 9.

Anexo: nada que ver con el capitulo, pero si estan interesados, realmente pense que los pistachos eran mariscos, y no los comi porque no queria correr riesgos, me sacaron afuera para ver si tenia droga, vi a una estatua viviente con la cabeza asi en la recepcion (creo que no era un enano), y convenci a un pibe que acababa de conocer que una compañera nuestra era facil (aunque ella no tenia novio), ah, y me toco una mesa colgada con un solo amigo en comun (que en este fic seria Rayden), tambien me paso en otro cumpleaños del que tome tambien algunos puntos para el capitulo (la diferencia es que ahi en ese cumpleaños, mi mismo amigo casi me vomita encima, y Rayden aca no lo hizo, XDDDDD, casi es porque solo me cayeron unas gotas en el pantalon a mi, que es el que estoy usando ahora, que flash).
- Las imágenes de firma: como máximo 2 imágenes por usuario y con un tamaño máximo de 500x225 pixels.
Lider de la asociasion Barras de Pescado, unetenos, quiquecomadreja@hotmail.com

Avatar de Usuario
The Shaolin Nun
Loto Blanco
Loto Blanco
Mensajes: 375
Registrado: Lun, 30 Ago 2010, 16:42
Ubicación: Wu Shi Academy
Contactar:

Mensaje por The Shaolin Nun » Dom, 19 Jun 2011, 20:56

Me encantó éste capítulo. ésta parte me hizo reir mucho

“Ah, no importa, mantente callado, no lances rayos, aplaude cuando los demás aplaudan, no te quites el sombrero, que no tengo ganas de verte firmar pechos de nuevo, y aléjate de las picanas eléctricas”.

Pobre Rayden ahora él es el que le toca recibir órdenes y no darlas XD
Future is coming from the past - Who is first and who is last?

Imagen

Imagen

Responder